21.6 C
Tijuana
jueves, julio 25, 2024
Publicidad

En UABC no hay demanda para ingenierías

Rector de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) a partir del 27 de enero de 2023 y durante los próximos cuatro años, el maestro Luis Enrique Palafox Maestre habló con ZETA sobre el nuevo examen de admisión, de las auditorías federales y estatales a la Máxima Casa de Estudios del Estado, así como de los planes de crecimiento y la vocación profesional de la región.

Además, de las enfermedades mentales en estudiantes a partir del encierro por la pandemia de COVID-19, de las denuncias de acoso, de una propuesta de Ley de paridad que, dijo, se hará sólo si la comunidad universitaria así lo decide, que para eso es la autonomía. En contraparte, refiere que una elección abierta de rector no sería muy favorable.

El próximo 25 de mayo, la UABC estrenará un examen de admisión elaborado por la misma institución. El rector Palafox explicó en entrevista con este Semanario:

“Lo desarrollamos propiamente en el Instituto de Investigación y Desarrollo Educativo de la Universidad en Ensenada, y obedece a las necesidades que tenemos precisamente de medir, de valorar el perfil de ingreso de los jóvenes que ingresan de bachillerato y buscan un lugar, un espacio en nuestra institución. El examen está compuesto por tres grandes áreas, mide razonamiento matemático, lectoescritura y lectura de comprensión, que sabemos son áreas o habilidades comunes que se requieren en todos los perfiles. Es un mismo examen estandarizado para todas las carreras, no hay cuestionamientos o preguntas diferenciadas de acuerdo al perfil”.

Luis Enrique Palafox Maestre, rector de la UABC 2023-2027, Foto: Jorge Dueñes

— ¿Qué debilidades encontraron para hacer el cambio?

“Hay debilidades muy fuertes en matemáticas en los niveles de educación media superior y el tema de la lectura de comprensión, no hemos encontrado un área fuerte de oportunidad de los niveles educativos previos. Inclusive en nuestros estudiantes seguimos tratando de fortalecer estas habilidades para que en el egreso tengan mejores oportunidades de desarrollarse profesionalmente”.

¿Estas debilidades son en general o las han detectado más en la escuela pública o en la privada?

“Son en general. No tienen relación con la institución de procedencia. No es una regla de que los privados o los públicos sean mejores. Hay de todo”.

Una parte del sector empresarial se queja de la falta de ingenieros, de técnicos. ¿Qué está haciendo la UABC con sus planes de estudio para adecuarlos a las necesidades de la vocación empresarial y de negocios de la región?

“El tema con las ingenierías no es la falta de espacios en la universidad. Pocos aspirantes realmente se quedan fuera de las ingenierías. El problema es que las preferencias vocacionales de las y los jóvenes que egresan del bachillerato van orientadas a otras carreras tradicionales. Hay alta demanda, por ejemplo, en salud, en Derecho, pero en ingeniería les puedo decir que en Valle de las Palmas este semestre de enero, que iniciamos en enero, quedaron 400 lugares sin utilizarse porque no tenemos demanda”.

—  ¿Está entre sus planes ampliar la oferta académica?

“Más allá de ampliar la oferta académica, trabajar con las vocaciones para que estos 400 espacios, por ejemplo, se aprovechen; y cuando te hablo de 400 espacios estoy hablando de carreras como ingenierías en Energías Renovables, Aeroespacial, Civil, en Computación. Abrimos una nueva licenciatura, llamada Licenciatura en Ciencia de Datos en Ensenada, donde entre otros aspectos, se abordan temas de inteligencia artificial, pero lamentablemente no ha tenido la demanda que esperamos. En esta convocatoria que abrimos en semanas anteriores y que ya se cerró, solamente tuvimos 22 aspirantes que van a hacer examen”.

¿Existe un plan, estrategia o política pública para darle la vuelta a eso?

“Lo que tenemos, hablando de acciones y política pública, nos hemos acercado al sector empresarial, a las cámaras empresariales para buscar alianzas que nos ayudan a acercarnos nosotros a los niveles educativos previos para fortalecer la difusión de lo que estos programas de ciencia, tecnología, tienen como ventajas, para que el empresariado nos ayude a comunicar las oportunidades que hay de desarrollo profesional en la región de Baja California. Y desde luego, algo que yo como rector en estas pocas semanas que tengo en el cargo he estado buscando, es posicionar a la Universidad a nivel internacional para que se identifique como un área de Baja California donde hay talento para atraer mayor inversión y se generen más empleos no nada más para profesionales de educación superior, sino todo este efecto se multiplica para el resto de la población y de la sociedad.

Foto: Jorge Dueñes

“Entonces, parte de lo que estamos haciendo, buscando acercamientos con el empresariado, generar alianzas para acercarnos a los niveles educativos previos. Y no estoy hablando desde bachillerato; hay que agarrarlos más abajo para ir despertando ese interés. Hemos desarrollado ya algunos eventos de divulgación de la ciencia, por ejemplo, y hay otras jornadas donde nos vamos a acercar a escuelas, principalmente públicas: primarias, secundarias, para divulgar la ciencia y lo que puede traer; lo que trae en beneficio de la humanidad”.

Con 138 programas de licenciatura en la UABC, ¿hacen falta más?

“Estamos haciendo un estudio, ahorita no te puedo decir cuáles. Estamos por abrir Fisioterapia, por ejemplo, una licenciatura en Fisioterapia. De ingenierías, tenemos 13 programas de ingenierías, además de este que comentaba de Ciencias de Datos; una licenciatura en Sistemas Computacionales que, si bien no es una ingeniería, es considerada del área de Ciencia y Tecnología. Abrimos también, ahorita que comentábamos de nuevos programas, un programa que se llama… una licenciatura en Inteligencia de Negocios, por ejemplo, que al igual que la de Ciencia de Datos, sigue en etapa de consolidación; la matrícula o la demanda no han despuntado”.

MIL 800 ESTUDIANTES EN EL CUES

En el bienio gubernamental del entonces morenista Jaime Bonilla Valdez, este cedió el edificio del Gobierno del Estado en Zona Río Tijuana a la UABC. El rector explica lo que ahí se realiza:

“Este edificio ya es parte de la infraestructura de la Universidad. Tenemos capacidad para atender a más de 2 mil 200 estudiantes; actualmente mil 800 estudiantes asisten todos los días a este centro a cursar programas en el área de la salud: Medicina, Odontología y Enfermería. Son estudiantes que ingresaron tanto a la Unidad Valle de las Palmas como Unidad Otay, y en los primeros semestres cursan sus carreras en el CUES: Centro Universitario para la Educación en la Salud.

“Además, tenemos cuatro clínicas odontológicas: hay 32 sillones dentales que dan servicio de muy bajo costo a la comunidad, centros odontológicos. Esta oferta de servicios odontológicos no la van a encontrar en otra parte más que en la universidad y es una importante labor social la que se está haciendo”.

SAN FELIPE, SIN DEMANDA EDUCATIVA

¿Tienen planes para crecer la infraestructura en San Felipe y San Quintín, municipios de nueva creación?

“Sí, sí. El crecimiento de la infraestructura depende mucho del crecimiento de la demanda. Desde luego, hay planes. En San Quintín el año pasado construimos un edificio. San Quintín es un caso que nos llena de mucho orgullo porque es una comunidad con condiciones difíciles en comparación a otros municipios, y es una comunidad donde pudimos por primera vez crecer la oferta educativa para atender a toda la demanda; es decir, en San Quintín, por lo menos hasta la última convocatoria de ingreso, ningún estudiante se quedaba fuera. Y eso es gracias precisamente a la inversión que ha hecho la Universidad.

“San Felipe ha sido muy diferente, ha sido muy difícil porque ha habido una inversión importante: hemos incrementado programas educativos, abrimos Derecho, Gastronomía, Gestión Turística, por las mismas vocaciones del puerto de San Felipe… pero no hubo demanda. Si ahorita van a San Felipe no hay un grupo de Gestión Turística porque no hubo precisamente demanda. Y en Gastronomía, hicimos un gran esfuerzo por no cerrar el grupo; permanece abierto, pero son grupos muy pequeños. Hay un interés de la Universidad de que detone, de generar profesionistas para que detone la economía del puerto”.

Estudiantes con más problemas de salud mental …seguir leyendo

FEDERACIÓN Y ESTADO AUDITAN A LA UABC

De acuerdo al cálculo del rector Luis Enrique Palafox Maestre, el presupuesto de la Máxima Casa de Estudios de Baja California asciende a 5 mil 500 millones de pesos al año. El 79 por ciento de esos recursos proviene de fondos públicos, 50% del Gobierno Federal y 50% del gobierno estatal.

A diferencia de la deuda histórica que se generó a partir del gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, y trascendió al de Jaime Bonilla Valdez, aunque al final de su bienio la liquidó con un crédito, en la actualidad la UABC no arrastra una deuda, explicó Palafox Maestre.

El 21% restante del presupuesto proviene de ingresos propios y se integra así:

“Una parte importante de las cuotas que pagan los estudiantes, sorteos universitarios, productos que comercializa la Universidad, cursos de educación continua, diplomados y servicios en general que ofrece la Universidad; por ejemplo, en el Instituto de Ciencias Agrícolas se vende, tenemos ganado: vendemos carne, producimos quesos… son cosas que de repente no se conocen mucho.

Parte de los grandes retos que tenemos: incrementar la capacidad de generar recursos por parte de la UABC. Y traemos un proyecto, precisamente, de un restaurante-escuela en El Porvenir en el Valle de Guadalupe, donde podamos comercializar productos que produce la propia institución: vinos, quesos, carne y alimentos preparados por los mismos estudiantes y maestros de la Facultad de Enología y Gastronomía”.

Por Ley, todos los organismos que reciben dinero público son revisados por el Poder Legislativo o los órganos de fiscalización; sin embargo, Usted comentó que no iría al Congreso del Estado a sentarse en el banquillo de los acusados. ¿Sigue siendo esa la postura? ¿Debe rendir cuentas el rector al Estado?

“Quizás esa aseveración que hice a mi llegada a la Rectoría pudo haber sido malinterpretada. Una cosa es que auditen a la Universidad y otra que la acusen sin fundamentos de no ofrecer los recursos de manera transparente. En ese sentido iba mi comentario. Nos audita a nosotros la Federación, nos audita el Estado, enviamos reportes del ejercicio de gasto, enviamos al Congreso del Estado los estados financieros auditados y avalados por un contador público independiente. Hasta hay ya espacios asignados y reservados dentro de la institución para personal de auditoría del Estado.

“Además, aunque no es nuestra obligación, como universidad pública enviamos los estados financieros auditados al Congreso de la Unión; todo esto lo hacemos. Desde luego, las obligaciones de transparencia, somos de las pocas entidades públicas que cumplimos al 100 por ciento con ellas, según nos lo comunica el Instituto de Acceso a la Información Pública de Baja California; de hecho ayer entregamos el Informe Anual de Transparencia a nuestro propio instituto, lo van a ver en nuestras redes sociales publicado próximamente”.

Si lo invitan a comparecer en el Congreso, ¿asistirá?

“No veo necesidad de comparecer, siempre y cuando estemos entregando toda la documentación. Y así ha sido. Aparte les voy a comentar que hay una página de la Dirección General de Educación Superior Universitaria e Intercultural; no es un portal de la UABC, es un portal de la Subsecretaría de Educación Superior, donde aparecen todos los estados y qué Gobiernos del Estado tienen adeudos con la institución. Es un portal de Transparencia, también. Viene mes a mes qué gobierno ya pagó y cuáles están pendientes. Entonces, es información que está publicada”.

“PRONTO VA A HABER UNA MUJER RECTORA”

En el caso de la posibilidad de que haya paridad en el tema de administrar/gobernar la UABC, ¿qué postura tiene al respecto?

“Pues creo que la paridad está dada”.

Foto: Jorge Dueñes

¿A qué se refiere cuando dice  “está dada”?

“En mi equipo de trabajo, por ejemplo, hay 13 mujeres y seis hombres. A eso me refería. Y no hemos construido equipos con base en una cuota de género; la Universidad no ha trabajado, no ha seguido esa línea y nos hemos ido más por la capacidad de las personas que forman parte de estos cargos de toma de decisión. Y sucede que en esta administración hay 13 mujeres muy talentosas coordinando en las vicerrectorías. Considero que pronto, más pronto que después, va a haber una mujer rectora”.

No ha habido una mujer rectora…

“No”.

El diputado Juan Manuel Molina presentó dos oficios en Rectoría para reiterar su solicitud de una iniciativa de reforma a la Ley orgánica para introducir el principio de paridad precisamente en la designación de autoridades. ¿Esos documentos del diputado tienen alguna posibilidad de ser aprobados?

“El proceso legislativo, al modificar la Ley orgánica con base en lo que establece la Ley General de Educación Superior, establece que debe haber una consulta previa a la comunidad universitaria sobre esta reforma. Aquí lo que ocurrió, creo que el año pasado, es que la iniciativa de la reforma se dio; hay un documento, un borrador, que se dio antes de consultar a la comunidad universitaria, lo cual transgrede nuestra autonomía.

“Esa parte es complicada y preocupante: que haya una iniciativa sin antes consultar a la comunidad universitaria, como lo establece la Ley General de Educación Superior.

“Considero que en cualquier tema, por algo somos autónomos, pero en cualquier tema, incluyendo la paridad de género. La Universidad tiene la capacidad de establecer sus propias normas y, en un momento dado, bajo una etapa de análisis, de discusión, de foros, discusión académica, desde luego, podrá generarse una iniciativa en la cual la Universidad decida modificar su normativa para generar estas cuotas de género, si esta es -valga la redundancia- la decisión que se llega de manera colegiada, de manera institucional. Pero esto debe surgir desde dentro de la institución, no desde fuera”.

ELECCIÓN ABIERTA DE RECTOR NO HA SIDO DEL TODO FAVORABLE

Ahora que lo menciona, siempre una inquietud por parte de algunos académicos y estudiantes de que los universitarios deberían decidir quién es su rector, abrir la elección del rector hacia la comunidad universitaria. ¿Qué piensas sobre eso?

“Pienso que ha sido una opinión muy focalizada por parte de algunos académicos, pero no ha sido un consenso universitario, como sería lo que se requiriera. Ahora, este modelo de elección abierta, donde todos participen, en el sentido de estudiantes, profesores, ha sido probado en otras instituciones y los resultados no han sido del todo favorables”.

¿En cuál universidad, por ejemplo?

“Caray, creo que Sinaloa; hace tiempo lo manejaban, desconozco si todavía, pero es una forma, un proceso que de alguna manera abre la posibilidad a que corrientes externas se metan o intervengan en la definición de quienes forman parte de las autoridades universitarias. Y eso, pues, también pudiera interpretarse como un riesgo. Este modelo de democracia representativa, que es en el cual intervienen el Consejo Universitario al elegir a los miembros de la Junta de Gobierno; y la Junta de Gobierno, al elegir a las autoridades universitarias, sí es un modelo que se utiliza en otras universidades, inclusive en la UNAM, que es el referente nacional dentro de las universidades públicas a nivel nacional, valga la redundancia”.

¿Existe la posibilidad de que en su cuatrienio se consulte a la comunidad universitaria para el tema de la paridad de género  y para la elección del rector con un sistema abierto?

“En este momento no vislumbro que se puedan abordar estos puntos como parte de una consulta”.

Da la impresión que la UABC está lejos de las causas sociales, ¿cómo la Universidad se vincula con el Estado para participar en temas de análisis o propuestas de soluciones en fenómenos como el tema criminal, migratorio, la salud, los temas urbanos?

“Yo diferiría de esa percepción de que la Universidad está alejada de estos problemas sociales. Hay expertos en las diferentes unidades académicas sobre temas de movilidad, por ejemplo; hay acercamientos en estos sentidos. Nos han invitado los comités y formamos parte de los comités de movilidad en los ayuntamientos. Hablando del tema particular de la movilidad, en temas de salud, por ejemplo, nuestros estudiantes de internado, servicio social, están en los hospitales públicos; nuestros profesores están en los hospitales públicos.

“También hacemos brigadas de salud donde ofrecemos estos servicios de odontología. Comentando: llevamos a las comunidades, vamos a San Quintín, por ejemplo, muy seguido. Asesoría jurídica: ofrecemos en los buffets jurídicos de las facultades de Derecho. Entonces, definitivamente todo es perfectible y podemos incrementar esa oferta de servicios y es parte de lo que me tocará a mí trabajar, pero hay una fuerte presencia de la Universidad en la comunidad en las diferentes áreas de conocimiento que manejan”.

¿Y en este análisis de la problemática?

“En el análisis de la problemática también. Tenemos, por ejemplo, en el tema de la contaminación del agua, de las playas, hemos estado trabajando con organizaciones no gubernamentales y con las propias organizaciones gubernamentales. Por ejemplo, en Ensenada hemos estado trabajando con el Ayuntamiento. Las veces que se consulta a la Universidad hay esa voluntad, esa disposición y esa expertise para contribuir en nuestras problemáticas”.

— ¿Y la UABC, en lugar de esperar que la consulten, sino que intervenga?

“Ha faltado probablemente el acercamiento de estos cuerpos académicos, de estos cuerpos colegiados que tienen el conocimiento para contribuir en esa problemática en particular. En el tema de COVID no hubo un requerimiento específico, fue la Universidad quien por iniciativa propia tomó esta postura proactiva en la generación, por ejemplo, de estas barreras faciales que no me acuerdo cuántos miles producimos en la universidad para entregar en los hospitales, y muchas otras actividades que hemos estado desarrollando”.

Muchas gracias, rector.

“Muchas gracias a ustedes”.

Autor(a)

Adela Navarro Bello
Adela Navarro Bello
Directora general del semanario ZETA, Consejero de Artículo 19 y del CPJ para las Américas, entre otros reconocimientos, tiene el Maria Moors Cabot 2021 de la Universidad de Columbia.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas