16.9 C
Tijuana
viernes, junio 14, 2024
Publicidad

Reducción de horas de trabajo generaría 20% de pago adicional de nómina: Canaco-Tijuana

La iniciativa aprobada por la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados para reducir de 48 a 40 las horas de trabajo semanales quedó trabada en el Congreso de la Unión. Sin embargo, en caso de que su discusión se retome en el próximo período ordinario de sesiones, podría derivar en “una carga económica para las empresas, mayor a la que actualmente se tiene”, según advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Tijuana, Julián Palombo Saucedo.

El líder empresarial, quien rindió protesta este jueves 27 de abril como presidente reelecto de la Canaco-Tijuana, explicó que de por sí el sector empresarial debe hacerle frente al aumento del salario mínimo en 20%, de las vacaciones en 100% (de 6 a 12 días el primer año de trabajo), así como de la sobretasa de impuesto a la nómina; aprobados recientemente.


Publicidad


Afirmó que la tentativa integrada a la iniciativa de reducción de horas laborales, referente a establecer dos días de descanso por cada cinco de trabajo, podría generar 20% de pago adicional de nómina.

“Por cada cinco trabajadores que tengamos en una empresa necesitamos cuando menos una persona para los sustituir los descansos extras que incluirían en esa modificación a la ley y en ese sentido, además del 20% adicional que estaríamos pagando de nómina también se incrementaría las cuotas de seguro social, las cuotas de Afore, las cuotas de Infonavit y sobre todo, todos los impuestos que pagamos, relacionado con lo que es el personal de las empresas”, refirió a ZETA el representante del sector comercio.

Julián Palombo Saucedo

El coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier Velazco, afirmó ayer en conferencia de prensa que en el actual período de sesiones ya no había tiempo para someter a la consideración del pleno en el Palacio Legislativo de San Lázaro reformas de carácter constitucional.


Publicidad

 


Palombo Saucedo asumió que en caso de que en el siguiente período prosperara la iniciativa presentada por Movimiento Ciudadano, consistente en modificar el apartado A del artículo 123 Constitucional, algunos negocios en Tijuana podrían reducir sus días de apertura: “Van a tener que cerrar un día o dos para poder cumplir con esa nueva norma”.

Ello en el menos peor de los casos, pues otra alternativa sería “cerrar sus puertas e integrarse a la informalidad”, alertó.

Aprovechó para pronunciarse porque los comerciantes informales finalmente se integren al padrón fiscal: “El piso debe ser parejo para todos, uno como establecido tiene todas las obligaciones de tributar, de pagar impuestos, de pagar seguridad social y de pagar todas las obligaciones que tenemos que hacer y, la informalidad, no vemos quién le dé seguridad social a sus empleados”.

Habló de corporativos informales que operan con “varios puestos o varios carritos en diferentes puntos de la ciudad” y que poseen “grandes industrias para preparar los alimentos o los productos que expenden en la vía pública”.

De ahí insistiera en que de una vez por todas se regularicen. “Están haciendo negocio y no los tocan, creo que para que el suelo esté parejo y no toda la carga fiscal recaiga en quienes estamos establecidos deben de considerar ya integrar a todos esos que están en la informalidad y que son casi el 50% de la productividad en cuanto a negocios informales”, remató.

Autor(a)

Eduardo Andrade Uribe
Eduardo Andrade Uribe
Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con certificado de terminación de la maestría en Cultura Escrita otorgado por el Centro de Estudios Sor Juana. Activo en semanario ZETA dese 2005.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas