21.4 C
Tijuana
lunes, junio 17, 2024
Publicidad

Unidades K9 en Baja California: de calidad, pero insuficientes

A pesar de que cada corporación policiaca tiene su unidad K9, ésta resulta insuficiente para cubrir las necesidades en el Estado, así como en Tijuana, en el caso de una contingencia, o bien, para la búsqueda de personas desaparecidas.

Las unidades caninas de las corporaciones de Baja California son de las más condecoradas y ganadoras de premios, tanto en México como en Estados Unidos; sin embargo, la realidad es que si se registrara una tragedia, como un sismo, no habría suficientes perros de Búsqueda y Rescate.


Publicidad


Faltan perros de rescate

Actualmente, la Dirección de Bomberos de Tijuana cuenta con dos binomios K9 para esta labor, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana sólo tiene uno; es decir, que sólo hay tres perros de rescate en la ciudad.

Sorpresivamente, la Cruz Roja delegación Tijuana no cuenta con una unidad K9 desde 2020; no sólo por el costo que implica tener este departamento, sino por el entrenamiento, mantenimiento y consultas veterinarias.


Publicidad

 


Al respecto, Valeria De la Torre, coordinadora de Socorristas de la institución, señaló que quien se encargaba del área canina antes de la pandemia, tenía a sus propias mascotas entrenadas, laborando cuando se requería.

Son las más condecoradas y ganadoras de premios, tanto en México como en Estados Unidos.Fotos: Cortesía

“Hubo una reestructuración de esa división, porque es una División; fue principalmente por la pandemia: se empezaron a dirigir todos los esfuerzos a los pacientes COVID, ya que esa era la necesidad en ese momento”.

“Los caninos oficiales de Cruz Roja ya fallecieron y es algo a lo que, definitivamente, no se le dio seguimiento; porque (el encargado) tenía entrenados a sus caninos personales… es un área que sale de la Coordinación de Socorros, sin embargo, tiene a su encargado y él puede tomar ese tipo de decisiones”, afirmó.

Luis Gabriel García Barrón, capitán de Bomberos y manejador canino de la corporación, comentó a este Semanario que la unidad K9 tiene 20 años en Tijuana; comenzó con tres perros, y ahora ya van tres generaciones.

Los perros de Bomberos vienen directamente de Estados Unidos ya entrenados, a través de un acuerdo con perreras o refugios de perros rescatados, y si algún animal tiene las condiciones que se buscan, se adoptan y entrenan.

Actualmente, Bomberos cuenta con Montesito, como perro activo, y Gema, la cual es voluntaria; ambos son utilizados para la búsqueda de personas en deslaves o derrumbes. Además de Max, perrito jubilado que se extravío a finales de 2022 y cuya búsqueda se hizo viral.

“Definitivamente, dos perros son pocos a la hora de un evento grande; ahorita afortunadamente no ha pasado nada, pero si llegara a haber un terremoto o algo, serían muy pocos perros. Incluso en Turquía tienen departamentos de rescate insuficientes”, dijo.

De igual manera, la Fiscalía General del Estado cuenta con seis perros activos: tres para búsqueda de narcóticos y tres más para cadáveres, situación que ha puesto en aprietos a la corporación, sobre todo cuando se han requerido a los perros para apoyar a colectivos en búsquedas simultáneas.

“Nosotros creemos que siempre tendríamos que estar planeando la forma estratégica de cualquier tipo de contingencias: si ahorita se enferma uno -perro- y hay un colectivo que quiera hacer una búsqueda, sólo tendremos una alternativa; o si un colectivo quiere hacer una búsqueda en Tijuana, pero otro quiere hacer otra en Mexicali, no podemos decirle ‘como él se apuntó primero, a ti no te puedo atender hoy’ y cambiarle la agenda”, dijo Ricardo Iván Carpio Sánchez, fiscal general del Estado.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado tiene 11 agentes caninos activos y 11 más en entrenamiento; sin embargo, de ellos, sólo uno está destinado a la búsqueda de personas vivas y/o muertas.

Kenzi Chong, agente del departamento de operaciones caninas de la dependencia, comentó a este Semanario que a la mayoría de los perros se les da entrenamiento para detectar narcóticos y explosivos, el cual tarda cuatro meses, mientras que el de Búsqueda tarda el doble; “tenemos dos para explosivos, ocho para narcóticos y uno para cadáveres y búsqueda de personas”.

Disminuyen presupuesto

Tras la muerte de Proteo, perrito rescatista en Turquía, salió a relucir la disminución de presupuesto en el alimento de las unidades caninas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), misma que inició en 2017, pero que la administración federal actual ha mantenido.

Al respecto, Kenzi Chong entre los 22 agentes se comen alrededor de 52 costales de comida al mes, de 15 kilos cada uno, es decir, que en un mes se gastan alrededor de 140 mil pesos.

Además de la alimentación, el Estado gasta 12 mil pesos al mes por baños normales y medicados, y veterinario.

Por otro lado, Carpio Sánchez mencionó que hay seis nuevas unidades caninas que acaban de llegar a la entidad, para suplir a las que están por jubilarse; cada una de ellas tuvo un costo de 141 mil pesos, lo cual incluye veterinario, entrenamiento y alimento por un año.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública en Tijuana dio a conocer que en 2022 se invirtieron 62 mil 292 pesos en servicio veterinario de los 10 agentes K9, y 919 mil 10 pesos en alimento, para un total de 981 mil 302 pesos.

En entrenamiento

Todas las corporaciones consultadas coinciden en que es necesario incrementar las unidades caninas; todas tienen perros en entrenamiento: seis unidades por parte de la FGE, 11 más por Seguridad del Estado y dos en Bomberos de Tijuana.

Aunque la coordinación estatal sólo tiene a un perro en búsqueda de personas, Chong admitió que esta área en específico es nueva, pues tiene apenas dos años, pero se espera ampliar pues han visto su necesidad.

Asimismo, Valeria De la Torre, coordinadora de Socorristas de la Cruz Roja, adelantó que se está preparando un proyecto para reactivar esta división en la institución, el cual esperan presentar en las próximas semanas ante el Consejo; de aprobarse, a finales de año podrían tener de nuevo un perro de rescate.

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas