16.4 C
Tijuana
viernes, marzo 31, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Ebrard asegura que ex embajadora en EU es “rencorosa”; Martha Bárcena es “conservadora”, dice AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló, el 14 de febrero de 2023, que Martha Elena Federica Bárcena Coqui, titular de la Embajada de México en Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2018 al 12 de febrero de 2021, ya estaba del lado del “conservadurismo”, mientras que Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aseguró que la ex diplomática le tiene “rencor”.

“Es el Día del Amor y la Amistad, entonces voy a ser cuidadoso en la respuesta. La ex embajadora se ha dedicado, desde que dejó su cargo, a calumniarme donde ha podido. Es un rencor obsesivo, diría yo. Pero su gran objetivo no es la verdad, sino ver cómo me hace daño todos los días”, señaló el canciller, cuestionado al respecto, durante la conferencia de prensa matutina presidencial, llevada a cabo desde el Salón Tesorería, del Palacio Nacional.


Publicidad


Bárcena Coqui confirmó, el 9 de febrero de 2023, lo dicho por Michael Richard “Mike” Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. durante la Administración del presidente Donald Trump -del 26 de abril de 2018 al 20 de enero de 2021-, quien afirmó en una autobiografía que se publicó, el 24 de enero de 2024, titulada ‘Never Give An Inch’ -‘Nunca cedas ni una pulgada’, en español-, que Ebrard Casaubón le pidió que se ocultara un acuerdo para poner en marcha el programa de devolución de migrantes ‘Quédate en México’.

Al respecto, el titular de la SRE comentó que durante el Gobierno de Trump se trató de imponer a México el tratado del “Tercer País Seguro” por diversas formas intimidatorias, como la imposición de aranceles comerciales, lo cual López Obrador no aceptó.

Al contrario, según señaló el canciller, Bárcena Coqui habría pactado la implementación de la política del “Tercer País Seguro” si se pagaba a México por los migrantes que recibía, tal y como suscribió el Gobierno turco con la Unión Europea, lo que desencadenó la desconfianza hacia la ex diplomática.


Publicidad

 


“Salía yo a informarle al presidente López Obrador cada paso que íbamos dando. Nunca hubo una decisión o acción que tomara yo ocultando la información al presidente. No sería yo canciller ahorita. Pero también se lo informamos al Senado antes de ir yo a Estados Unidos, fui al Senado de la República y les dije a los senadores: van a querer imponernos el tercer país seguro, para eso es el arancel. Necesitamos un acuerdo político, unánime, cosa que se logró, ahí están los documentos”, aclaró el titular de la SRE.

“Todo mandamos, todo informamos. ¿Qué se logró al final? No tuvimos los aranceles y no tuvimos el Tercer País Seguro. Ella, en cambio, ya les había dicho, nunca le tuve confianza a ella por eso y qué bueno que no se la tuve, porque ve lo que está diciendo ahorita y la ingratitud con el Gobierno que la nombró embajadora en Washington, la Embajada más importante de México, ya les había dicho ella que sí al tratado este [Tercer País Seguro] siempre y cuando fuera como en Turquía”, acusó Ebrard Casaubón.

Asimismo, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores enfatizó que está orgulloso de formar parte de la Administración del presidente López Obrador y de lo que se ha logrado con el Gobierno de Estados Unidos, en condiciones, según él, extraordinariamente difíciles.

Por su parte, el político tabasqueño acusó a Bárcena Coqui de estar “en el bloque conservador”, además de que advirtió “que cada quien es responsable de su actos y la historia nos juzgará”. Sin embargo, aseguró que no se arrepiente de haberla nombrado embajadora en Washington, ya que señaló que cada quien es libre de tomar un camino, y que es “muchísimo mejor que la simulación, que la hipocresía”.

“¿Se arrepiente de haberla nombrado?”, le preguntó un reportero al mandatario mexicano. “No, no, pero si está diciendo cosas, que no son cosas, pues no es más que ejercer el derecho de réplica […] Es normal que se den estas cosas, son posiciones distintas, contrapuestas.

“¿La embajadora ya se definió ya por el conservadurismo?”, se le insistió. “Pues yo creo que sí, yo creo que están en ese bloque, con nosotros, no”, respondió el titular del Poder Ejecutivo Federal. “¿Lo traicionó?, siguió cuestionando el periodista.

“No, no, es que cada quien es libre, aquí no se obliga a nadie, cada quien es responsable de su acto y la historia nos juzgará. Quien quiera tomar un camino, que lo siga, quien quiera tomar otro camino, es libre, es maravilloso eso, es muchísimo mejor que la simulación, que la hipocresía”, dijo López Obrador.

En entrevista exclusiva para el podcast de Univisión Reporta, conducido por el periodista León Rodrigo Krauze Turrent, la ex diplomática mexicana expuso que hasta que apareció el libro de las memorias de Pompeo, “en donde yo simplemente ratifico que siempre se me engañó y que se me engañó en el sentido de no decirme que esto había sido un acuerdo, una negociación entre Ebrard y Pompeo, y [Kirstjen] Nielsen [ex jefa adjunta de gabinete de la Casa Blanca y ex secretaria de Seguridad Nacional, durante el Gobierno de Trump]”.

No obstante, a pregunta expresa de un asistente a la conferencia de prensa matutina, el titular del Poder Ejecutivo Federal señaló a Krauze Turrent de ser un adversario de su Gobierno y aseguró que sus entrevistas y reportajes son en contra de su Administración.

“No tiene ningún fundamento, es el derecho a manifestarse, la libertad de expresarse, pero no es más que una conjetura y quien la entrevista, como tú mismo lo están señalando, Leon Krauze, es enemigo de nosotros, es adversario, para no exagerar, son de los que están molestos porque eran los predilectos del régimen anterior, del antiguo régimen. Entonces todo lo que reportan, todas sus entrevistas, como sucede en México en la mayoría de los medios es en contra de nosotros”, dijo el mandatario mexicano.

EX EMBAJADORA DE MÉXICO EN EU NIEGA HABER ACEPTADO EL “TERCER PAÍS SEGURO”

Luego de las declaraciones de Ebrard Casaubón en la conferencia de prensa matutina presidencial, la ex embajadora de México en EE.UU., replicó en su cuenta de la red social Twitter, que ella dijo la verdad y desmintió al canciller mexicano respecto a que ella aceptó el acuerdo del “Tercer País Seguro”.

“Ni calumnia, ni rencor, ni ingratitud. Mentiras de nuevo respecto al acuerdo de Tercer País seguro. Miente
@m_ebrard de nuevo. Sabe que yo pare la negociación del acuerdo de tercer país seguro en el Departamento de Estado”, tuiteó Bárcena Coqui.

“Siempre estaré agradecida con el presidente @lopezobrador por la confianza al nombrarme embajadora ante el gobierno de EU. Y ahí cumplí con honor y con la verdad […] Justamente porque fui embajadora ante Türkiye (Turquía) siempre me opuse al acuerdo de tercer país seguro. Quédate en México es diferente y fue lo que aceptó”, indicó la ex diplomática.

“Como dice el presidente no es falta de respeto ni rijoso decir la verdad. Y yo dije la verdad respecto a Quédate en México […] Nunca acepté el acuerdo de tercer país seguro. @m_ebrard miente. En el Departamento de Estado en junio de 2019 fui yo quien paré la negociación que los estadounidenses querían imponernos. La mentira es el único recurso de Ebrard y la impulsan sus paleros […]”, agregó Bárcena Coqui.

EBRARD ‘ES UN COYOTE EN EL GALLINERO’ Y SÍ SE “DOBLÓ” ANTE TRUMP, AFIRMA EX EMBAJADORA DE MX EN EU

Martha Elena Federica Bárcena Coqui, titular de la Embajada de México en Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2018 al 12 de febrero de 2021, confirmó lo dicho por Michael Richard “Mike” Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. durante la Administración del presidente Donald Trump -del 26 de abril de 2018 al 20 de enero de 2021-, quien afirmó en una autobiografía que se publicó, el 24 de enero de 2024, titulada ‘Never Give An Inch’ -‘Nunca cedas ni una pulgada’, en español-, que Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), le pidió que se ocultara un acuerdo para poner en marcha el programa de devolución de migrantes ‘Quédate en México’.

En entrevista exclusiva para el podcast de Univisión Reporta, conducido por el periodista León Rodrigo Krauze Turrent, la ex diplomática mexicana expuso que hasta que apareció el libro de las memorias de Pompeo, “en donde yo simplemente ratifico que siempre se me engañó y que se me engañó en el sentido de no decirme que esto había sido un acuerdo, una negociación entre Ebrard y Pompeo, y [Kirstjen] Nielsen [ex jefa adjunta de gabinete de la Casa Blanca y ex secretaria de Seguridad Nacional, durante el Gobierno de Trump]”.

La titular de la Embajada de México en Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2018 al 12 de febrero de 2021, consideró que con dichas decisiones, cambió la llamada estrategia humanista del presidente Andrés Manuel López Obrador, en materia migratoria.

“Hay que ver cuáles eran las ambiciones personales de Ebrard, porque para él, y creo que ahorita la realidad nos los demuestra, lo único importante ha sido el ser el candidato a la presidencia y convertirse en presidente. Y todas las demás decisiones estaban sujetas a esa, a esa ambición personal”, declaró Bárcena Coqui, en la citada entrevista.

Asimismo, la ex embajadora calificó a Ebrard Casaubón dentro del gabinete presidencial de López Obrador, como “el coyote en el gallinero”, por su experiencia, a diferencia de la mayoría del resto de los funcionarios federales, que trabajan o laboraron durante la presente Administración.

“En su libro reciente, el ex secretario de Estado, Mike Pompeo, dice que el programa ‘Quédate en México’ fue producto de un acuerdo entre ambos gobiernos. La versión en México ha sido que se trató más bien de una decisión independiente de Estados Unidos. Usted estuvo ahí, ‘¿Quédate en México’, embajadora. ¿Fue una imposición de Estados Unidos o fue un acuerdo privado con el gobierno mexicano, como lo dice Pompeo?”, preguntó Krauze Turrent.

“A mí lo que me dice Ebrard un día antes de que yo comparezca ante el Senado, estando en relaciones, me dice ‘ven a mi oficina’; me dice, ‘para que mañana no te pesquen en curva. Te quiero informar que Kirstjen Nielsen nos acaba de avisar que mañana va a decir que van a imponer, van a poner en práctica una parte de su ley de migración y nos van a empezar a regresar solicitantes de asilo’.”, recordó la ex diplomática.

“Me dice ‘¿Y tú que opinas?’ Le dije, ‘pues yo opino que por razones humanitarias tendríamos que recibirlos, siempre y cuando sepamos por cuánto tiempo y cuántos de ellos. Porque no tenemos capacidad en México de aguantar estos retornos. Y segundo, esto significa una violación de Estados Unidos al principio de no devolución, que es la base de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados’”, indicó Bárcena Coqui.

“Bueno, es que queríamos conversar un poco más de la comparecencia y de esto me dice: ‘yo me tengo que ir a mi oficina y yo voy al día siguiente al Senado, estoy en el Senado y al salir del Senado tengo más de 10 llamadas telefónicas de un alto funcionario de Palacio Nacional preguntándome que qué era lo que estaban anunciando los americanos, que si yo tenía idea’”, abundó la ex embajadora.

“Yo dije ‘no tengo idea de lo que me dijo ayer Ebrard’. Después, ya en Estados Unidos, en diversas conversaciones con Kirstjen Nielsen, con otros funcionarios me decían ‘pero es que ya lo acordamos con Ebrard’ y yo seguía, ‘no, pues es que esto es unilateral’, porque eso es lo que me decían de México”, agregó la ex diplomática mexicana.

“Hasta que apareció el libro ‘Guerras en la frontera’ y ahora las memorias de Pompeo, en donde yo simplemente ratifico que siempre se me engañó y que se me engañó en el sentido de no decirme que esto había sido un acuerdo, una negociación entre Ebrard y Pompeo y Nielsen”, indicó Bárcena Coqui.

“De acuerdo con Pompeo, el acuerdo se hizo literalmente a espaldas suyas. Usted que era embajadora, dice Pompeo. Y lo cito aquí que usted estaba radicalmente opuesta a un plan como este. Usted se oponía a un plan como el ‘Quédate en México’, embajadora. ¿Tiene razón Pompeo cuando da esta versión?”, cuestionó el periodista mexicano.

“Mira. No, no, no, no, solo yo. León, yo creo que había otros servidores públicos en México que también se oponían y que no voy a dar sus nombres porque les corresponde a ellos hablar. Porque por lo que ya dije, porque lo que era un principio era una violación al principio de no devolución, era aceptar una situación para la que México no estaba preparada porque no tenemos las instalaciones en la frontera para atender a esas personas”, enfatizó la ex diplomática.

“Simplemente todos los retornados estaban en albergues que maneja la sociedad civil y que tienen números muy limitados y que por lo tanto lo que estábamos haciendo era exponer a esos migrantes, a esos solicitantes de asilo a la vulneración de sus derechos. Yo estaba convencida y sigo convencida, que eso violaba la política de derechos humanos de México, que siempre hemos defendido a los más vulnerables”, dijo la ex embajadora mexicana en EE.UU.

“Y segundo, que eso también violaba la intención del gobierno del presidente López Obrador de tener una política migratoria más humana y menos sujeta a la corrupción. Y lo que hizo la aceptación de ‘Quédate en México’ y posteriormente todas las medidas de disuasión fue justamente hacer a los migrantes más vulnerables a la corrupción y a la violación de derechos humanos. Es decir, para mí esto fue una traición a los principios que siempre México había mantenido en materia de migración”, señaló Bárcena Coqui.

“En la negociación del acuerdo que daría paso al ‘Quédate en México’ cambió la estrategia humanista que había prometido Andrés Manuel López Obrador en campaña y luego como presidente en los primeros meses. ¿Por qué lo hizo Marcelo Ebrard en esa negociación? ¿Por qué aceptó esa negociación?”, preguntó Krauze Turrent.

“Yo creo que sí cambió y yo creo que uno hay que ver cuáles eran las ambiciones personales de Ebrard, porque para él, y creo que ahorita la realidad nos los demuestra, lo único importante ha sido el ser el candidato a la Presidencia y convertirse en presidente. Y todas las demás decisiones estaban sujetas a esa, a esa ambición personal”, respondió la ex embajadora.

“Pero Andrés Manuel López Obrador visitó Estados Unidos, publicó un libro y durante años prometió que el trato a los migrantes sería distinto si él llegaba a la presidencia. ¿Cómo explica usted que López Obrador haya tomado la decisión de aprobar, de una manera u otra, medidas como ‘Quédate en México’, que son claramente violatoria de los derechos de los migrantes? ¿Cómo lo explica usted?”, le insistió el periodista.

“Pues yo no sabría explicarlo, si no estuve presente, porque no estuve presente en las conversaciones de Ebrard con el presidente López Obrador. Desconozco cómo le informó Ebrard al presidente López Obrador de los acuerdos. Desconozco si le dijo, igual que a mí, que esto era una medida unilateral y que había que tomar las cosas. Lo que sí sé también es que fue muy crítico del primer director del Instituto Nacional de Migración y que con mucha gente dijo que él era el responsable de estos flujos migratorios, lo cual es totalmente falso”, señaló Bárcena Coqui.

“Entonces este es un patrón que hemos visto en ante un Gobierno muy sin experiencia, como el Gobierno, el presidente López Obrador cuando tomó posesión que llegaron, pues mucha gente muy bien intencionada, preparada académicamente, pero muchos que no habían servido en la administración pública durante muchos años, pues Ebrard sí tenía toda la experiencia del mundo, entonces digamos que era el coyote en el gallinero”, advirtió la ex diplomática.

“Entonces, lo que usted quiere decir en función del papel que ha tenido Marcelo Ebrard con su relación con el Gobierno de Donald Trump, es que Ebrard negoció todo lo que negoció, pensando antes en su beneficio político que en ninguna otra cosa, pensando en el 2024”, preguntó Krauze Turrent. “Es la impresión que yo tengo”, contestó la ex embajadora.

“TRUMP FUE RESPETUOSO CON NOSOTROS”, DICE AMLO, TRAS DICHOS DEL EX MANDATARIO DE EU EN INICIO DE CAMPAÑA

El presidente Andrés Manuel López Obrador, justificó, el 30 de enero de 2023, las declaraciones del ex mandatario estadounidense, Donald Trump, quien en su primer evento oficial de campaña recordó la forma en cómo impuso el programa “Quédate en México” al Gobierno de México.

El titular del Poder Ejecutivo también defendió a Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien, según aseguró el mandatario nacional, ha tenido una buena actuación al frente de la Cancillería mexicana.

“Marcelo [Ebrard] actuó muy bien y sigue actuando muy muy bien como secretario de Relaciones Exteriores, y fue muy buena la relación con el expresidente Trump y su equipo”, dijo el político tabasqueño, durante la conferencia de prensa matutina, llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

Michael Richard “Mike” Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. durante la Administración del presidente Donald Trump -del 26 de abril de 2018 al 20 de enero de 2021-, afirmó en una autobiografía que se publicó, el 24 de enero de 2024, titulada ‘Never Give An Inch’ -‘Nunca cedas ni una pulgada’, en español-, que Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), le pidió que se ocultara un acuerdo para poner en marcha el programa de devolución de migrantes ‘Quédate en México’.

El también ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) -del 23 de enero de 2017 al 26 de abril de 2018-, indicó en el capítulo 7 de su libro de memorias, titulado ‘La Soberanía Americana Importa’, que el supuesto pacto se habría mantenido lejos de la opinión pública y del conocimiento de Martha Elena Federica Bárcena Coqui, titular de la Embajada de México en Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2018 al 12 de febrero de 2021.

No obstante, Ebrard Casaubón negó, el 26 de enero de 2023, las declaraciones del ex secretario de Estado de Estados Unidos, respecto a que solicitó ocultar el acuerdo ‘Quédate en México‘, para que migrantes indocumentados esperaran en territorio mexicano su proceso de ingreso legal a EE.UU.

A través de una carta publicada en su cuenta de la red social Twitter, el canciller mexicano atribuyó las declaraciones de Pompeo a “una campaña basada en ideas anti mexicanas, que buscan presentar a nuestro país como una amenaza ante la cual hay que construir un muro”.

“Claro, ya empezaron las campañas en Estados Unidos, y ya empiezan a decir que ellos iban a ponernos en cintura, que ellos sí saben cómo someternos, que ya nos habían doblado y ya saben cómo hacerle, dando a entender que los otros no. Yo estimo mucho al presidente Trump porque fue respetuoso con nosotros, fue buena la relación, les puedo decir que fue buena para el pueblo estadounidense y muy buena para el pueblo de México”, expuso López Obrador.

“Tuve con el presidente Trump un solo encuentro en Washington, mg productivo y hablamos como 11 o 12 veces por teléfono, y además de que seguramente por cuestiones de Estado, esas llamadas las tiene grabadas, pues fueron llamadas muy importantes, respetuosas y en bien de los dos pueblos y de los dos países. Hasta describí esas llamadas en mi último libro”, reveló el político tabasqueño.

El titular del Poder Ejecutivo Federal de México reconoció que el momento más difícil de la relación fue cuando se anunció que se gravarían exportaciones mexicanas, si no se contenía el flujo migratorio, lo que al final, según él, se logró resolver.

“El momento más crítico fue cuando la amenaza de los aranceles, afortunadamente se llegó a un acuerdo y Marcelo hizo un buen trabajo. Fue una semana muy difícil, porque él fijó una fecha para iniciar el cobro de impuestos a mercancías de México. Nosotros ya teníamos decidido qué artículos de Estados Unidos íbamos a gravar, íbamos a contestar igual y había yo convocado a un mitin a Tijuana [Baja California], para que entrando en vigor su resolución, entraba la nuestra”, recordó.

Durante su primer evento oficial de campaña en las primarias del partido Republicano, para regresar a la Casa Blanca en las elecciones de 2024, Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, desde el 20 de enero de 2017 hasta el 20 de enero de 2021, reveló, el 28 de enero del 2023, que presionó al Gobierno encabezado por López Obrador.

Además, el magnate neoyorquino presumió de las presiones a las que supuestamente sometió al Poder Ejecutivo Federal mexicano, para que aceptara el polémico programa “Quédate en México”, creado en 2019 y que obligaba a migrantes y refugiados a permanecer en México, mientras se resolvían sus peticiones de asilo.

Trump recordó que amenazó a México con aplicar aranceles a todas las importaciones mexicanas si no cumplía con dos condiciones: aceptar el programa “Quédate en México” y usar a miembros de las Fuerzas Armadas para frenar a los migrantes en su camino al norte.

Según narró el ex mandatario estadounidense, cuando llegó la hora de negociar, “un representante de México entró en la sala, un tipo muy agradable y que me cae muy bien aunque es un socialista”. Sin embargo, aseguró que aprovechó para comunicarle sus peticiones.

“Necesitamos 20 mil soldados y queremos que todo el mundo se quede en México y que nadie venga a Estados Unidos. Y le dije: ‘mira, si no lo aprueban, vamos a imponer aranceles a todos los vehículos que estáis vendiendo en nuestro país, unos aranceles del 25 por ciento, y vamos a imponer aranceles del 25 por ciento a todos los productos que hacéis en México’”, dijo Trump, según su propio relato, al representante mexicano, al cual no mencionó por su nombre, aunque Ebrard Casaubón fue quien estuvo al cargo de la mayor parte de las negociaciones.

Siempre según lo narrado por el magnate neoyorquino, después de escuchar sus reclamos, el representante mexicano hizo una llamada telefónica a López Obrador y, a continuación, anunció que el Gobierno mexicano aceptaría el programa “Quédate en México” y que destinaría a miembros de las Fuerzas Armadas para labores de contención de la migración.

EBRARD PIDIÓ OCULTAR ACUERDO DE EXPULSIÓN DE MIGRANTES, AFIRMA POMPEO EN LIBRO; CANCILLER LO NIEGA

Michael Richard “Mike” Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. durante la Administración del presidente Donald Trump -del 26 de abril de 2018 al 20 de enero de 2021-, afirmó en una autobiografía que se publicó, el 24 de enero de 2024, titulada ‘Never Give An Inch’ -‘Nunca cedas ni una pulgada’, en español-, que Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), le pidió que se ocultara un acuerdo para poner en marcha el programa de devolución de migrantes ‘Quédate en México’.

El también ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) -del 23 de enero de 2017 al 26 de abril de 2018-, indicó en el capítulo 7 de su libro de memorias, titulado ‘La Soberanía Americana Importa’, que el supuesto pacto se habría mantenido lejos de la opinión pública y del conocimiento de Martha Elena Federica Bárcena Coqui, titular de la Embajada de México en Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2018 al 12 de febrero de 2021.

El ex miembro de la Cámara de Representantes, por Kansas -del 3 de enero de 2011 al 23 de enero de 2017-, describió en su libro autobiográfico, una reunión entre ambos funcionarios ocurrida el 15 de noviembre de 2018, llevada a cabo en Houston, Texas, dos semanas antes de que iniciara el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y de que Ebrard Casaubón ocupara el cargo de canciller.

“Marcelo, este es el trato: si el Estado y el Departamento de Seguridad Nacional no pueden regresar a casi todos los solicitantes de asilo a México en 14 días, vamos a cerrar por completo la frontera mexicana […] Puedes decirle a tu jefe que llame al presidente [Trump]. Él sabe que te estoy haciendo llegar este mensaje, pero fue muy claro. 14 días o nada”, escribió Pompeo.

Según el secretario de Estado de EE.UU., en un inicio Ebrard Casaubón habría dicho que haría llegar las condiciones al político tabasqueño, además de advertir que no funcionaría, pero Pompeo explicó en su libro de memorias, que ofreció ayudar a México en el cuidado de los expulsados, así como decir a las naciones de Centroamérica que también regresarían a sus migrantes, con lo que podrían reducirse los campamentos y centros de detención en tierras mexicanas.

“Marcelo, no necesitamos tu permiso para hacerlo. Queremos que haya cooperación, pero no es un requisito […] Estos migrantes no permanecerán en los Estados Unidos en catorce días. Hemos hecho el trabajo de nuestro lado para asegurar eso. Estoy feliz de volar para reunirme con tu presidente para discutir, pero nuestros equipos deben comenzar a trabajar en estos temas de inmediato”, agregó Pompeo.

Aunado a lo anterior, el secretario de Estado estadounidense recordó, que, después, el actual titular de la SRE habría preguntado si la aceptación a estas condiciones debía hacerse pública, o bien si el gobierno de México podría afirmar que se oponía y negar que existiera un acuerdo.”No me importa lo que hagas allá”, le habría dicho el secretario de Estado de EE.UU.

Según lo dijo Pompeo en su libro autobiográfico, tanto él como Ebrard Casubón hicieron todo lo posible para ocultar esta decisión a Bárcena Coqui, debido a que consideraban que a más personas enteradas, aumentaría el riesgo de una filtración.

“No podía trabajar con su nueva embajadora en los Estados Unidos. porque se oponía radicalmente a pensar siquiera en un concepto como este. Hicimos todo lo que pudimos durante nuestras discusiones para mantenerla en la oscuridad. Mantuvimos a otros en la oscuridad, también, sabiendo que la probabilidad de fugas crece exponencialmente según el número de personas que están enteradas del tema”, apuntó Pompeo.

Asimismo, ambos funcionarios también habrían discutido cómo publicar el programa ‘Quédate en México’, tomando en cuenta las reacciones que despertaría en cada país, ya que Trump, según relató Pomepo, quería anunciar a los estadounidenses que había logrado un cambio significativo en la política de asilo, pero López Obrador no podía reconocer que había sido doblegado.

“Marcelo sabía de la importancia de desalentar la migración […] El Gobierno de México podía quedar bien. Podía quejarse de nuestra política y fingir que no la había aceptado y avalado […] Las habilidades diplomáticas [de Ebrard Casaubón] en defensa de su país, eran realmente magníficas”, narró Pompeo.

“No obstante, el Secretario de Relaciones Exteriores, Ebrard, tuvo varios desafíos. El primero estaba relacionado con la política doméstica: Tenía que proteger a su jefe de que se observe como si hubiera cedido ante ‘El Norte’”, aseveró el ex director de la CIA.

Por otra parte, Pompeo elogió a Ebrard Casaubón, e indicó el canciller mexicano podría convertirse en el próximo presidente de México, ya que es una persona muy brillante y también muy “marxista”, así como también lo tildó de ser una persona afable, capaz, y pragmático, ya que consideró que entendía al poder y los riesgos, que había estado determinado a poner a su país primero.

“El ex alcalde de la Ciudad de México, Marcelo es muy brillante y muy marxista. También es afable y capaz, y bien puede ser el próximo presidente de México. Habiendo dirigido una de las ciudades más grandes del mundo, era un pragmático. Entendía el poder y el riesgo”, escribió el político estadounidense.

“También estaba decidido a poner a México en primer lugar, exactamente como debería hacerlo. Él y yo ya habíamos establecido una buena relación, así que cuando le pedí verlo, aceptó reunirse conmigo a medio camino entre las dos capitales. Me encantó trabajar con él”, enfatizó Pompeo en su libro de memorias.

EBRARD REVIRA A POMPEO; NIEGA HABER SOLICITADO A EU OCULTAR ACUERDO ‘QUÉDATE EN MÉXICO’

No obstante, Ebrard Casaubón negó, el 26 de enero de 2023, las declaraciones del ex secretario de Estado de Estados Unidos, respecto a que solicitó ocultar el acuerdo ‘Quédate en México‘, para que migrantes indocumentados esperaran en territorio mexicano su proceso de ingreso legal a EE.UU.

A través de una carta publicada en su cuenta de la red social Twitter, el canciller mexicano atribuyó las declaraciones de Pompeo a “una campaña basada en ideas anti mexicanas, que buscan presentar a nuestro país como una amenaza ante la cual hay que construir un muro”.

Ebrard Casaubón enfatizó que todas las discusiones con funcionarios extranjeros se informan y consultan con el presidente de la República y el Senado, para posteriormente ser dadas a conocer públicamente.

“El objetivo central de la administración Trump fue siempre la firma de un acuerdo de tercer país segur […] esto nunca se aceptó a pesar de que ciertas voces, que pensaban que era mejor la firma de un acuerdo similar al de Turquía con la Unión Europea, en el que México aceptara dinero a cambio de un compromiso que, en nuestro caso, resultaba de costos incalculables. Haber evitado la imposición de un acuerdo de tercer país seguro es un logro del presidente López Obrador”, aseguró el canciller mexicano.

Asimismo, Ebrard Casaubón explicó que durante la reunión a la que alude Pompeo, no se aceptó acuerdo alguno, sino que se escuchó la posición estadounidense de cerrar los puertos de entrada y devolver a la frontera a los solicitantes de asilo sin la cooperación de México, en caso de que no se aceptara el acuerdo de tercer país seguro.

“La postura del Gobierno de México fue y continúa siendo la de rechazar la firma de un acuerdo bilateral que nos comprometa de manera permanente”, aseguró el canciller mexicano, quien también insistió en que el Gobierno Federal mexicano ha planteado a EE.UU. la necesidad de invertir en el sur de México y el norte de Centroamérica, para impulsar el desarrollo de las comunidades de origen migrante y con ello evitar su movilización al norte del continente.

“ESTÁN EN CAMPAÑA”, RESPONDE EBRARD A KUSHNER, QUIEN DIJO QUE MÉXICO “SE DOBLÓ” ANTE TRUMP

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dijo, el 3 de agosto del 2022, que las declaraciones de Jared Kushner, yerno y asesor especial de Donald Trump -ex presidente de Estados Unidos desde el 20 de enero de 2017 hasta el 20 de enero de 2021-, respecto a que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se “dobló” ante el magnate neoyorquino, fueron realizadas porque se encuentran en campaña para las elecciones intermedias en EE.UU.

“Están en campaña, ¿sí? Son documentos hechos para ganar votos. Yo diría, brevemente, lo siguiente: lo que quería el gobierno de Trump era que México aceptara el tercer país seguro, eso es lo que quería; sólo basta con revisar lo que fue el debate en esa época, y México les dijo que no”, aseguró el canciller, en entrevista con diversos medios de comunicación.

El funcionario federal señaló que las declaraciones del esposo de Ivanka Trump se deben a una estrategia electoral de los republicanos para ganar votos en las elecciones de noviembre del 2022. Asimismo, aseguró que Kushner se refería únicamente a la solicitud de convertir a México en un tercer país seguro, es decir, uno en el que los solicitantes de asilo esperan mientras EE.UU. procesa sus casos.

“México nunca concedió el ser un tercer país seguro, ser un tercer país seguro es un tratado. Llegamos a un consenso en el Senado de la República con todos los partidos, yo estuve ahí, y les dijimos: eso no lo vamos a admitir. Entonces, ya todo lo demás es campaña. Lo que querían era el tercer país seguro, yo sé lo que te digo”, indicó el canciller.

‘MÉXICO SE DOBLÓ’, REVELA JARED KUSHNER, YERNO Y ASESOR ESPECIAL DE TRUMP, EN LIBRO DE MEMORIAS

Jared Kushner, yerno y asesor especial de Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos -desde el 20 de enero de 2017 hasta el 20 de enero de 2021-, confirmó en un libro de 497 páginas de extensión -titulado ‘Rompiendo la Historia: Memorias de la Casa Blanca’, mismo que está programado para salir a la venta en inglés el 23 de agosto bajo el sello Broadside Books-, que el Gobierno encabezado por su suegro “dobló” al de su entonces homólogo Andrés Manuel López Obrador.

El 23 de abril del 2022, Trump presumió que en 2019 “dobló” al Gobierno de México, ya que a cambio de no gravar con 5 por ciento de impuestos a las importaciones mexicanas, la Administración encabezada por el político tabasqueño aceptó desplegar en su frontera norte y sur más de 25 mil elementos de la Guardia Nacional y dar inicio a la implementación de los Protocolos de Protección de Migrantes (PPM) conocidos como “Quédate en México”.

La Administración encabezada por Trump propuso en 2018 un pacto al Gobierno de López Obrador, para ayudarlo con sus prioridades políticas, si México se enfocaba en reducir los flujos migratorios hacia Estados Unidos, según reveló el esposo de Ivanka Trump en un nuevo libro de memorias, en el que también detalló que, él mismo, junto al entonces Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ofrecieron dicho pacto al Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana, durante una cena privada llevada a cabo en Washington D.C.

“Nuestra relación [con el Gobierno encabezado por López Obrador] va a ser muy simple. Pongan atención a estos datos [de cruces ilegales]. Si suben, vamos a tener problemas. Si bajan, tendrán un increíble socio aquí [en Estados Unidos) que les ayudará con cualquier prioridad que tengan”, dijo Pompeo a Ebrard Casaubón en la cena, según dijo Kushner en el libro, en el cual afirmó, también, que el político tabasqueño accedió al pacto, luego de que el yerno de Trump le advirtiera, durante una cena llevada a cabo el 19 de marzo del 2019, que el entonces presidente de EE.UU. podría tomar represalias.

“Hice un viaje de 12 horas a la Ciudad de México para darle mi mensaje directamente a AMLO: si México no actuaba de inmediato para reducir los cruces fronterizos ilegales, todas las apuestas estaban canceladas, incluido el T-MEC”, escribió Kushner, quien abundó que, tras las amenazas, Ebrard Casaubón viajó a Washington D.C. para explicar las medidas que México podría para contener la migración irregular y detener la amenaza de aranceles, incluyendo el despliegue de más de 25 mil elementos militares. “Tu truco funcionó, le dije [a Trump]. El canciller me mostró sus cartas. México se doblará”, agregó el yerno del magnate neoyorquino.

Meses después de haber evitado la crisis de los aranceles en junio del 2019, Kushner rordó en su libro de memorias otro viaje de Ebrard Casaubón a Washington D.C. en septiembre de ese mismo año, cuyo objetivo central, según escribió el yerno del ex presidente de Estados Unidos, era presentarle a Trump los resultados del reforzamiento del control migratorio mexicano.

“Me di cuenta de que Ebrard estaba nervioso cuando entramos a la Oficina Oval [de la Casa Blanca] el 10 de septiembre [del 2019]. Trump lo saludó cálidamente y le indicó [al canciller mexicano] que se sentara en una de las sillas frente al Escritorio Resolute”, recordó Kushner, refiriéndose al escritorio en el despacho presidencial.

Según narró el esposo de Ivanka Trump en la anécdota, el entonces presidente de Estados Unidos inició la conversación con Ebrard, compartiéndole que esa misma mañana había despedido a John Bolton de su puesto como Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, por bromear al sugerirle invadir México, como respuesta a la crisis migratoria.

“Trump hizo una pausa y miró directamente a Ebrard: ‘Esta mañana, John vino a mi oficina y dijo: señor presidente, todo está listo. Tenemos que invadir México; no están haciendo lo suficiente en la frontera sur’, y dije: ‘John, eso es demasiado. Esa es la última gota. Jamás le haría eso a mi amigo AMLO ni al gran pueblo de México. Estás despedido’. Ebrard estaba estupefacto. Pero cuando me vio reírme del chiste, esbozó una sonrisa y se relajó”, relató Kushner.

‘QUÉDATE EN MÉXICO’ FUE “NEGOCIADO Y ACEPTADO” POR EBRARD EN NOVIEMBRE DE 2018, AFIRMA EX EMBAJADORA

Martha Bárcena Coqui, ex embajadora de México en Estados Unidos, de diciembre del 2018 a febrero del 2021, reveló que el programa Quédate en México fue negociado con EE.UU. y aceptado por el ahora canciller Marcelo Ebrard Casaubón, días antes de la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República.

En entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga Velandia, en Radio Fórmula, Bárcena Coqui aseveró que quien llevó a cabo dichas negociaciones fue Javier López Casarín, actual diputado por el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM) y quien en ese momento era una persona “con influencia y cercanía” con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Lo que hay que decir, y ya lo he dicho, es que el programa Quédate en México había sido ya negociado y aceptado por el secretario Marcelo Ebrard a través del señor Javier López Casarín, hoy diputado por el Partido Verde”, señaló la ex embajadora.

“Pero esto es para dar un ejemplo de la entrada que tenía sin tener un cargo oficial el señor López Casarín […] Ese representante negocio los términos y se aprobó en una reunión en Houston entre el secretario Ebrard y el secretario [Mike] Pompeo en noviembre de 2018”, antes de la toma de posesión de presidente López Obrador, insistió Bárcena Coqui.

La diplomática mexicana apuntó que López Casarín tenía tanta cercanía con Ebrard Casaubón que, incluso, intentó abrir una oficina alterna del Gobierno mexicano a la Embajada en EE.UU. en la ciudad de Washington, lo que, a final de cuentas, fue detenido por el presidente López Obrador.

“Casarín era una gente con tanta influencia o cercanía al canciller que hubo un momento antes de que fuera enviada a Washington, de que estaba abriendo una oficina paralela a la Embajada con la autorización del secretario Ebrard, y eso no se hizo porque hablé con el presidente y el secretario Ebrard y les dije ‘en estas condiciones no voy, no puede haber una oficina paralela a la Embajada de México en los EE.UU. porque es irregular y va contra las instituciones’. Y la oficina se paró”, contó Bárcena Coqui.

El programa Quédate en México, conocido oficialmente como Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, en inglés) lo inició en enero de 2019 el Gobierno del entonces presidente estadounidense Donald Trump, en donde EE.UU. devolvía a territorio mexicano a los solicitantes de asilo a la espera de que se resolvieran sus casos en territorio estadounidense.

“NO DEJAREMOS QUE UTILICEN A MÉXICO COMO PIÑATA”, CONTESTA AMLO TRAS DICHOS DE TRUMP

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó, el 25 de abril del 2022, que sea una falta de respeto el que su ex homólogo estadounidense Donald Trump presumiera haber “doblado” a su Gobierno. Asimismo, señaló que el republicano le cae bien aunque es “capitalista”. También aseguró que no permitirá que partidos en Estados Unidos traten a México como piñata.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional aseveró que hay candidatos y partidos políticos en Estados Unidos que buscan sacar raja de las fobias y racismo, por lo que pidió a la comunidad hispana no votar por partidos que maltraten a México.

“Pues a mí me cae bien el presidente Trump aunque es capitalista […] Este año van haber elecciones en Estados Unidos, se va renovar una parte del Senado y también va haber elecciones de gobernador en algunas entidades de la Unión Americana, entonces tanto los de un partido como de otro, están queriendo y ojalá y cambien de parecer, poner a México en sus temas de debate”, dijo.

“No vamos a permitir a ningún partido, de los dos en Estados Unidos, ni a ningún candidato, que utilicen a México como piñata y que nos van a tener que tratar con respeto, como lo hacemos nosotros, que somos respetuosos con otros pueblos y otros gobiernos”, insistió.

“Decirle a nuestros paisanos que tienen origen mexicano y votan en Estados Unidos, y no solo a los mexicanos, a todos los hispanos, que tienen también ciudadanía estadounidense, que si se maltrata a México, no voten por esos partidos y esos candidatos, sean del partido demócrata o republicano, que no olviden sus orígenes”, pidió el político tabasqueño.

“Cuando alguien se exceda y ofenda, lo vamos a señalar para que nuestros paisanos nos ayuden, que son 40 millones los mexicanos que viven en Estados Unidos, es la comunidad hispana más grande”, refirió el titular del Poder Ejecutivo Federal.

López Obrador descartó falta de respeto del ex mandatario estadounidense, quien dijo que dobló al Gobierno de México tras amenazarlo con imponer aranceles a las importaciones mexicanas en 2019, si no endurecía sus medidas de control a la migración indocumentada.

“¿Se excedió?”, le preguntó al presidente una reportera. “No, no, él es así y hay que ver las circunstancias”, respondió el titular del Poder Ejecutivo Federal. “¿Fue falso lo que dijo?”, insistió la periodista. “No voy yo a polemizar sobre eso, en mi libro cuento cómo fue la relación”, contestó.

Por su parte, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) negó, en su cuenta de la red social Twitter, que haya aceptado que México fuera “tercer país seguro”, tras las amenazas de aranceles que quería imponer el entonces presidente Trump. También indicó que es “patriota” y no tiene nada de que avergonzarse.

“En cuanto a las declaraciones del ex presidente Trump me consta el patriotismo del Presidente Lopez Obrador en aquellos momentos críticos. Ante la amenaza de aranceles no aceptó el tercer pais (sic) seguro que era la condición de EU para no imponerlos. Abro hilo”, tuiteó el canciller.

“Fue precisamente la entereza de Andrés Manuel la que hizo posible excluir el capítulo de integración energética en el TMEC que ya habia (sic) negociado Trump con el equipo del Gobierno saliente. De haberse aceptado sería imposible la autonomía que hoy tenemos”, insistió.

“Tampoco habríamos podido diferir con EU sobre Venezuela y dejar atrás la triste actuación del gobierno anterior en el Grupo de Lima. Menos aún, rescatado a Evo del peligro extremo y otras relevantes acciones de la politica (sic) exterior actual en defensa de América Latina y el Caribe”, escribió Ebrard Casaubón.

“Lo de ayer es un hombre en campaña agitando el anti-mexicanismo que lo caracteriza. Lo que nos califica son los hechos no sus dichos […] En este gobierno somos patriotas y no tenemos nada de que avergonzarnos. Muy orgulloso de servir a México y formar parte del equipo del presidente López Obrador”, finalizó el titular de la SRE.

TRUMP ASEGURA QUE AMENAZÓ A AMLO Y OBTUVO EL DESPLIEGUE DE 28 MIL SOLDADOS EN LA FRONTERA

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró, el 23 de abril del 2022, que amenazó al Gobierno mexicano, encabezado por su homólogo Andrés Manuel López Obrador, con imponer aranceles a importaciones de México, para lograr un despliegue militar “gratis” de 25 mil 500 soldados en la frontera entre ambos países y contener la migración.

Durante un mitin en Ohio, Trump relató la negociación que se llevó a cabo con una delegación encabezada por Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para que el Gobierno de México desplegara 28 mil soldados en las fronteras sur y norte, e iniciara el programa “Quédate en México”.

“Vino [a verme] el máximo representante de México justo debajo del [cargo] más alto, justo debajo del jefe que resulta ser el presidente [de México]”, dijo Trump respecto a la visita de Ebrard Casaubón a Washington D.C., entre el 2 y el 7 de junio del 2019, que buscaba parar la amenaza de aranceles a las importaciones mexicanas.

“Entró [a mi oficina] y [el representante de México] se ríe de mí cuando le digo: ‘Necesitamos 28 mil soldados en la frontera, gratis’. Él me miró y me dijo algo como ‘¿[Desplegar soldados] gratis?’ ‘¿Por qué haríamos eso en México?’ Le dije: ‘necesitamos algo llamado ‘Quédate en México’”, narró Trump.

Sin que coincidan fechas o detalles, Trump enfatizó haberle hecho una amenaza en persona al representante del Gobierno mexicano, el viernes 7 de junio del 2019, asegurando que EE.UU. impondría los aranceles a las importaciones mexicanas iniciando el siguiente lunes por la mañana.

“Después de eso [Ebrard Casaubón] me miró y me dijo: ‘¡Señor: sería un honor tener 28 mil soldados en la frontera! ¡Sería un honor tener ‘Quédate en el maldito México’! ¡Queremos tener ‘Quédate en México!’”, relató Trump.

Después de la visita de la delegación mexicana a Washington D.C., el 24 de junio del 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) aseguró haber desplegado 25 mil 500 elementos del Ejército y de la Guardia Nacional en labores de contención migratoria. Un total de 10 mil 500 en la frontera sur y 15 mil en la norte.

Aunado a lo anterior, la Administración encabezada por López Obrador también accedió a colaborar con el programa “Quédate en México”, por el cual Estados Unidos regresó a territorio mexicano a 71 mil solicitantes de terceros países entre los años 2019 y 2021, para esperar ahí sus procesos de asilo estadounidenses.

Por otra parte, durante el mitin de Ohio, el ex mandatario de EE.UU. elogió al presidente López Obrador, calificándolo como uno de los políticos “socialistas” con los que le gusta trabajar. Trump aprovechó la mención para atacar también a los líderes demócratas en el Capitolio, la congresista Nancy Pelosi y el senador Chuck Schumer.

“El [presidente de México] es un tipo muy agradable. Me cae muy bien. Es socialista, pero me gusta. Es uno de los socialistas que me gustan. No me gusta Nancy Pelosi. No me gusta Schumer. Pero me gusta el socialista que encabeza México”, señaló.

“Y ahora [mis críticos] van a decir: ‘¡Es terrible!, ¡Es subversivo! ¡Le gusta el Presidente de México!’ Pero lo que [no me agradaba] son estos horribles seres humanos que están destruyendo nuestro país”, enfatizó Trump.

Asimismo, el ex mandatario estadounidense destacó su labor en la frontera de Estados Unidos con México, y criticó la medida que tomó el actual presidente Joseph Biden, para poner fin al Título 42. “Construimos casi 500 hermosas millas de muro fronterizo exactamente como querían las agencias de protección fronteriza”, presumió.

Además, el ex presidente destacó que la amenaza que hizo a López Obrador para el despliegue de 28 mil soldados llevó a “los mejores números” en la historia de la frontera. “Muchas gracias México”, agregó el magnate neoyorquino.

REUNIÓN CON JARED KUSHNER FUE EN CASA DE BERNARDO GÓMEZ, DE TELEVISA, INFORMA AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con el estadounidense Jared Kushner en el domicilio particular de “un amigo en común”: Bernardo Gómez Martínez, Co-presidente Ejecutivo de Grupo Televisa y miembro de su Consejo Asesor, para hablar sobre las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos.

En el encuentro, celebrado la noche del 19 de marzo del 2019, en la Ciudad de México, estuvieron presentes el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, así como el entonces encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos, John Creamer.

Durante su conferencia de prensa matutina del 20 de marzo del 2019, el mandatario nacional comentó que habló con el asesor y yerno del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respecto a cooperación, desarrollo y el fomento a la inversión para impulsar el crecimiento. La conversación, según aseguró el político tabasqueño, se desarrolló en un ambiente mutuo de respeto y colaboración, y adelantó que los encuentros serían permanentes.

“Estuvimos cenando hasta las 10 u 11 de la noche […] básicamente abordamos lo de la cooperación para el desarrollo, el que podamos firmar un acuerdo bilateral para garantizar inversiones en Centroamérica y en el país, del orden de 10 mil millones de dólares, para que haya empleos, que haya trabajo y que la migración sea opcional, no forzada por la falta de oportunidades o la violencia”, dijo López Obrador.

Además, añadió el presidente, con Kushner reafirmaron el compromiso de que se aprobara el Tratado comercial entre Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC) y la disposición de Estados Unidos para revisar los aranceles al acero. Asimismo, descartó que se haya abordado el tema del muro fronterizo, y que al contrario, se fomentaría el empleo para reducir flujos migratorios.

“No, [el muro] no esta en la agenda , estamos hablando básicamente de atender las causas y nosotros tenemos la convicción de que con los programas que se están implementando en nuestro País va a ser cero la migración de mexicanos, no van a tener necesidad los mexicanos de ir a trabajar a Estados Unidos porque va a haber trabajo, ya estamos creando empleos en el país”, acotó López Obrador.

El encuentro entre López Obrador y Kushner se dio luego de que el Gobierno de México otorgó su beneplácito para que Christopher Landau fuera el embajador estadounidense en nuestro país. El 30 de noviembre del 2018, en el marco de la Cumbre del G20 que se llevó a cabo en Argentina, y durante uno de sus últimos actos como presidente, Enrique Peña Nieto entregó a Jared Kushner la Orden Mexicana del Águila Azteca -el mayor reconocimiento que el Gobierno de México da a un extranjero-, decisión muy criticada en nuestro país.

Kushner está casado con Ivanka Trump, la hija del presidente de Estados Unidos y fungió como asesor especial del titular de la Casa Blanca. Además, formó parte del equipo de consejeros de su suegro durante la campaña electoral presidencial del magnate neoyorquino.

Se dice que fue él quien ideó la estrategia de que el entonces candidato republicano visitara a México, en agosto de 2016, cuando fue recibido por Peña Nieto en la residencia oficial de Los Pinos, donde ambos ofrecieron una conferencia de prensa conjunta.

Trump asumió en esa ocasión una actitud soberbia contra México, los mexicanos y el propio presidente Peña Nieto, a quien se le vio nervioso durante una conferencia conjunta en la residencia oficial mexicana. El resultado fue desastroso: “un error histórico”, tal como lo calificó el diario The New York Times.

LA DEFENSA DE EPN, VIDEGARAY Y AMLO A KUSHNER

Peña Nieto aseguró que quería darle la condecoración de Águila Azteca al yerno de Donald Trump, debido a que “es una atribución del Presidente y la quiero dar, porque quiero hacer un reconocimiento a quien ha sido un gran aliado de México y construido realmente a que logremos el acuerdo, el entendimiento”.

“Ha sido un actor importante en este propósito de tener un buen entendimiento con el nuevo Gobierno que entró hace dos años y por eso es que hoy conociendo la labor y lo que ha hecho es que quiero entregar este reconocimiento”, argumentó el entonces presidente mexicano.

Por su parte, Luis Videgaray Caso, entonces titular de la SRE, justificó la decisión del Gobierno mexicano de entregar la Orden del Águila Azteca a Kushner, ya que sin él, según aseguró el canciller mexicano, “hoy no tendríamos el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá” y nuestro país habría perdido “millones de empleos”.

Entrevistado por el periodista Carlos Loret de Mola Álvarez, el entonces canciller mexicano y amigo personal de Kushner, dijo que las críticas contra el anuncio de la condecoración es porque se desconocía el “trabajo tan arduo” que el yerno de Trump hizo en la negociación del acuerdo comercial.

Videgaray Caso aseguró que la participación del esposo de Ivanka Trump fue muy importante lograr un nuevo acuerdo con EE.UU. Incluso dijo que sin el estadounidense “hoy no tendríamos el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá”. El titular de la SRE también destacó que sin la participación de Kushner “en México se hubieran perdido millones de empleos que dependen de nuestra capacidad de exportar libremente a Estados Unidos”.

“Fue gracias a su intervención en momentos muy difíciles, de gran incertidumbre, que se logró que Estados Unidos en lugar de salirse del tratado, como lo pensaba Trump, y así lo había anunciado durante su campaña, optara por intentar una negociación”, precisó Videgaray Caso.

“El hecho de que tenga una relación de trabajo y familiar con Trump no es un motivo válido para criticarlo o hacer criticable el contenido de la condecoración; me parece incluso discriminatorio que por su relación familiar con alguien que ha tenido posturas agraviantes con los mexicanos, se descalifique a alguien que ha tenido una labor muy importante por el bien de la relación”, abundó el entonces canciller.

Por su parte, el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, calificó como “ajustada a la realidad” la decisión del Gobierno de Peña Nieto por la aportación del yerno del mandatario estadounidense en la negociación del T-MEC, porque Kushner “siempre estuvo presente” en las negociaciones del acuerdo comercial.

“Él ayudó en la negociación durante el tratado. Si ese es el argumento que está utilizando el Gobierno mexicano, considero que es algo apegado a la realidad, o que se ajusta a la realidad. En las negociaciones del tratado siempre estuvo él presente”, dijo el entonces presidente electo al diario La Jornada.

“Cada gobierno tiene su forma de actuar; para ellos (el Gobierno de Peña) fue importante la participación de este señor, ese es un enfoque, por eso el reconocimiento. Ellos lo han tratado más, yo no tengo nada en contra de él, nada en contra del postulado a la medalla”, añadió el político tabasqueño.

“El señor Kushner desempeñó un papel fundamental a lo largo de todo el proceso, apoyando de manera decidida el desarrollo de las conversaciones comerciales entre ambos países, lográndose con ello resultados satisfactorios en un nuevo acuerdo en materia económica para los tres países”, indicó la SRE en un comunicado.

“La participación del señor Kushner fue determinante para dar inicio al proceso de renegociación del TLCAN, evitando una salida unilateral de Estados Unidos de dicho tratado, y su constante y eficaz involucramiento fue clave para lograr un cierre exitoso de las negociaciones”, señaló la Cancillería mexicana.

“El nuevo T-MEC, que sustituirá al TLCAN en caso de que así lo apruebe el Senado mexicano, ofrece un importante elemento de estabilidad para la economía nacional, y da certidumbre a millones de trabajadores mexicanos cuyo empleo depende de las exportaciones de bienes y servicios de México a Estados Unidos y Canadá”, abundó la SRE.

EBRARD PIDIÓ OCULTAR ACUERDO DE EXPULSIÓN DE MIGRANTES, AFIRMA POMPEO EN LIBRO; CANCILLER LO NIEGA

Michael Richard “Mike” Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. durante la Administración del presidente Donald Trump -del 26 de abril de 2018 al 20 de enero de 2021-, afirmó en una autobiografía que se publicó, el 24 de enero de 2024, titulada ‘Never Give An Inch’ -‘Nunca cedas ni una pulgada’, en español-, que Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), le pidió que se ocultara un acuerdo para poner en marcha el programa de devolución de migrantes ‘Quédate en México’.

El también ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) -del 23 de enero de 2017 al 26 de abril de 2018-, indicó en el capítulo 7 de su libro de memorias, titulado ‘La Soberanía Americana Importa’, que el supuesto pacto se habría mantenido lejos de la opinión pública y del conocimiento de Martha Elena Federica Bárcena Coqui, titular de la Embajada de México en Estados Unidos, del 21 de diciembre de 2018 al 12 de febrero de 2021.

El ex miembro de la Cámara de Representantes, por Kansas -del 3 de enero de 2011 al 23 de enero de 2017-, describió en su libro autobiográfico, una reunión entre ambos funcionarios ocurrida el 15 de noviembre de 2018, dos semanas antes de que iniciara el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y de que Ebrard Casaubón ocupara el cargo de canciller.

“Marcelo, este es el trato: si el Estado y el Departamento de Seguridad Nacional no pueden regresar a casi todos los solicitantes de asilo a México en 14 días, vamos a cerrar por completo la frontera mexicana […] Puedes decirle a tu jefe que llame al presidente [Trump]. Él sabe que te estoy haciendo llegar este mensaje, pero fue muy claro. 14 días o nada”, escribió Pompeo.

Según el secretario de Estado de EE.UU., en un inicio Ebrard Casaubón habría dicho que haría llegar las condiciones al político tabasqueño, además de advertir que no funcionaría, pero Pompeo explicó en su libro de memorias, que ofreció ayudar a México en el cuidado de los expulsados, así como decir a las naciones de Centroamérica que también regresarían a sus migrantes, con lo que podrían reducirse los campamentos y centros de detención en tierras mexicanas.

“Marcelo, no necesitamos tu permiso para hacerlo. Queremos que haya cooperación, pero no es un requisito […] Estos migrantes no permanecerán en los Estados Unidos en catorce días. Hemos hecho el trabajo de nuestro lado para asegurar eso. Estoy feliz de volar para reunirme con tu presidente para discutir, pero nuestros equipos deben comenzar a trabajar en estos temas de inmediato”, agregó Pompeo.

Aunado a lo anterior, el secretario de Estado estadounidense recordó, que, después, el actual titular de la SRE habría preguntado si la aceptación a estas condiciones debía hacerse pública, o bien si el gobierno de México podría afirmar que se oponía y negar que existiera un acuerdo.”No me importa lo que hagas allá”, le habría dicho el secretario de Estado de EE.UU.

Según lo dijo Pompeo en su libro autobiográfico, tanto él como Ebrard Casubón hicieron todo lo posible para ocultar esta decisión a Bárcena Coqui, debido a que consideraban que a más personas enteradas, aumentaría el riesgo de una filtración.

“No podía trabajar con su nueva embajadora en los Estados Unidos. porque se oponía radicalmente a pensar siquiera en un concepto como este. Hicimos todo lo que pudimos durante nuestras discusiones para mantenerla en la oscuridad. Mantuvimos a otros en la oscuridad, también, sabiendo que la probabilidad de fugas crece exponencialmente según el número de personas que están enteradas del tema”, apuntó Pompeo.

Asimismo, ambos funcionarios también habrían discutido cómo publicar el programa ‘Quédate en México’, tomando en cuenta las reacciones que despertaría en cada país, ya que Trump, según relató Pomepo, quería anunciar a los estadounidenses que había logrado un cambio significativo en la política de asilo, pero López Obrador no podía reconocer que había sido doblegado.

“Marcelo sabía de la importancia de desalentar la migración […] El Gobierno de México podía quedar bien. Podía quejarse de nuestra política y fingir que no la había aceptado y avalado […] Las habilidades diplomáticas [de Ebrard Casaubón] en defensa de su país, eran realmente magníficas”, narró Pompeo.

“No obstante, el Secretario de Relaciones Exteriores, Ebrard, tuvo varios desafíos. El primero estaba relacionado con la política doméstica: Tenía que proteger a su jefe de que se observe como si hubiera cedido ante ‘El Norte’”, aseveró el ex director de la CIA.

Por otra parte, Pompeo elogió a Ebrard Casaubón, e indicó el canciller mexicano podría convertirse en el próximo presidente de México, ya que es una persona muy brillante y también muy “marxista”, así como también lo tildó de ser una persona afable, capaz, y pragmático, ya que consideró que entendía al poder y los riesgos, que había estado determinado a poner a su país primero.

“El ex alcalde de la Ciudad de México, Marcelo es muy brillante y muy marxista. También es afable y capaz, y bien puede ser el próximo presidente de México. Habiendo dirigido una de las ciudades más grandes del mundo, era un pragmático. Entendía el poder y el riesgo”, escribió el político estadounidense.

“También estaba decidido a poner a México en primer lugar, exactamente como debería hacerlo. Él y yo ya habíamos establecido una buena relación, así que cuando le pedí verlo, aceptó reunirse conmigo a medio camino entre las dos capitales. Me encantó trabajar con él”, enfatizó Pompeo en su libro de memorias.

EBRARD REVIRA A POMPEO; NIEGA HABER SOLICITADO A EU OCULTAR ACUERDO ‘QUÉDATE EN MÉXICO’

No obstante, Ebrard Casaubón negó, el 26 de enero de 2023, las declaraciones del ex secretario de Estado de Estados Unidos, respecto a que solicitó ocultar el acuerdo ‘Quédate en México‘, para que migrantes indocumentados esperaran en territorio mexicano su proceso de ingreso legal a EE.UU.

A través de una carta publicada en su cuenta de la red social Twitter, el canciller mexicano atribuyó las declaraciones de Pompeo a “una campaña basada en ideas anti mexicanas, que buscan presentar a nuestro país como una amenaza ante la cual hay que construir un muro”.

Ebrard Casaubón enfatizó que todas las discusiones con funcionarios extranjeros se informan y consultan con el presidente de la República y el Senado, para posteriormente ser dadas a conocer públicamente.

“El objetivo central de la administración Trump fue siempre la firma de un acuerdo de tercer país segur […] esto nunca se aceptó a pesar de que ciertas voces, que pensaban que era mejor la firma de un acuerdo similar al de Turquía con la Unión Europea, en el que México aceptara dinero a cambio de un compromiso que, en nuestro caso, resultaba de costos incalculables. Haber evitado la imposición de un acuerdo de tercer país seguro es un logro del presidente López Obrador”, aseguró el canciller mexicano.

Asimismo, Ebrard Casaubón explicó que durante la reunión a la que alude Pompeo, no se aceptó acuerdo alguno, sino que se escuchó la posición estadounidense de cerrar los puertos de entrada y devolver a la frontera a los solicitantes de asilo sin la cooperación de México, en caso de que no se aceptara el acuerdo de tercer país seguro.

“La postura del Gobierno de México fue y continúa siendo la de rechazar la firma de un acuerdo bilateral que nos comprometa de manera permanente”, aseguró el canciller mexicano, quien también insistió en que el Gobierno Federal mexicano ha planteado a EE.UU. la necesidad de invertir en el sur de México y el norte de Centroamérica, para impulsar el desarrollo de las comunidades de origen migrante y con ello evitar su movilización al norte del continente.

“ESTÁN EN CAMPAÑA”, RESPONDE EBRARD A KUSHNER, QUIEN DIJO QUE MÉXICO “SE DOBLÓ” ANTE TRUMP

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dijo, el 3 de agosto del 2022, que las declaraciones de Jared Kushner, yerno y asesor especial de Donald Trump -ex presidente de Estados Unidos desde el 20 de enero de 2017 hasta el 20 de enero de 2021-, respecto a que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se “dobló” ante el magnate neoyorquino, fueron realizadas porque se encuentran en campaña para las elecciones intermedias en EE.UU.

“Están en campaña, ¿sí? Son documentos hechos para ganar votos. Yo diría, brevemente, lo siguiente: lo que quería el gobierno de Trump era que México aceptara el tercer país seguro, eso es lo que quería; sólo basta con revisar lo que fue el debate en esa época, y México les dijo que no”, aseguró el canciller, en entrevista con diversos medios de comunicación.

El funcionario federal señaló que las declaraciones del esposo de Ivanka Trump se deben a una estrategia electoral de los republicanos para ganar votos en las elecciones de noviembre del 2022. Asimismo, aseguró que Kushner se refería únicamente a la solicitud de convertir a México en un tercer país seguro, es decir, uno en el que los solicitantes de asilo esperan mientras EE.UU. procesa sus casos.

“México nunca concedió el ser un tercer país seguro, ser un tercer país seguro es un tratado. Llegamos a un consenso en el Senado de la República con todos los partidos, yo estuve ahí, y les dijimos: eso no lo vamos a admitir. Entonces, ya todo lo demás es campaña. Lo que querían era el tercer país seguro, yo sé lo que te digo”, indicó el canciller.

‘MÉXICO SE DOBLÓ’, REVELA JARED KUSHNER, YERNO Y ASESOR ESPECIAL DE TRUMP, EN LIBRO DE MEMORIAS

Jared Kushner, yerno y asesor especial de Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos -desde el 20 de enero de 2017 hasta el 20 de enero de 2021-, confirmó en un libro de 497 páginas de extensión -titulado ‘Rompiendo la Historia: Memorias de la Casa Blanca’, mismo que está programado para salir a la venta en inglés el 23 de agosto bajo el sello Broadside Books-, que el Gobierno encabezado por su suegro “dobló” al de su entonces homólogo Andrés Manuel López Obrador.

El 23 de abril del 2022, Trump presumió que en 2019 “dobló” al Gobierno de México, ya que a cambio de no gravar con 5 por ciento de impuestos a las importaciones mexicanas, la Administración encabezada por el político tabasqueño aceptó desplegar en su frontera norte y sur más de 25 mil elementos de la Guardia Nacional y dar inicio a la implementación de los Protocolos de Protección de Migrantes (PPM) conocidos como “Quédate en México”.

La Administración encabezada por Trump propuso en 2018 un pacto al Gobierno de López Obrador, para ayudarlo con sus prioridades políticas, si México se enfocaba en reducir los flujos migratorios hacia Estados Unidos, según reveló el esposo de Ivanka Trump en un nuevo libro de memorias, en el que también detalló que, él mismo, junto al entonces Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ofrecieron dicho pacto al Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana, durante una cena privada llevada a cabo en Washington D.C.

“Nuestra relación [con el Gobierno encabezado por López Obrador] va a ser muy simple. Pongan atención a estos datos [de cruces ilegales]. Si suben, vamos a tener problemas. Si bajan, tendrán un increíble socio aquí [en Estados Unidos) que les ayudará con cualquier prioridad que tengan”, dijo Pompeo a Ebrard Casaubón en la cena, según dijo Kushner en el libro, en el cual afirmó, también, que el político tabasqueño accedió al pacto, luego de que el yerno de Trump le advirtiera, durante una cena llevada a cabo el 19 de marzo del 2019, que el entonces presidente de EE.UU. podría tomar represalias.

“Hice un viaje de 12 horas a la Ciudad de México para darle mi mensaje directamente a AMLO: si México no actuaba de inmediato para reducir los cruces fronterizos ilegales, todas las apuestas estaban canceladas, incluido el T-MEC”, escribió Kushner, quien abundó que, tras las amenazas, Ebrard Casaubón viajó a Washington D.C. para explicar las medidas que México podría para contener la migración irregular y detener la amenaza de aranceles, incluyendo el despliegue de más de 25 mil elementos militares. “Tu truco funcionó, le dije [a Trump]. El canciller me mostró sus cartas. México se doblará”, agregó el yerno del magnate neoyorquino.

Meses después de haber evitado la crisis de los aranceles en junio del 2019, Kushner rordó en su libro de memorias otro viaje de Ebrard Casaubón a Washington D.C. en septiembre de ese mismo año, cuyo objetivo central, según escribió el yerno del ex presidente de Estados Unidos, era presentarle a Trump los resultados del reforzamiento del control migratorio mexicano.

“Me di cuenta de que Ebrard estaba nervioso cuando entramos a la Oficina Oval [de la Casa Blanca] el 10 de septiembre [del 2019]. Trump lo saludó cálidamente y le indicó [al canciller mexicano] que se sentara en una de las sillas frente al Escritorio Resolute”, recordó Kushner, refiriéndose al escritorio en el despacho presidencial.

Según narró el esposo de Ivanka Trump en la anécdota, el entonces presidente de Estados Unidos inició la conversación con Ebrard, compartiéndole que esa misma mañana había despedido a John Bolton de su puesto como Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, por bromear al sugerirle invadir México, como respuesta a la crisis migratoria.

“Trump hizo una pausa y miró directamente a Ebrard: ‘Esta mañana, John vino a mi oficina y dijo: señor presidente, todo está listo. Tenemos que invadir México; no están haciendo lo suficiente en la frontera sur’, y dije: ‘John, eso es demasiado. Esa es la última gota. Jamás le haría eso a mi amigo AMLO ni al gran pueblo de México. Estás despedido’. Ebrard estaba estupefacto. Pero cuando me vio reírme del chiste, esbozó una sonrisa y se relajó”, relató Kushner.

‘QUÉDATE EN MÉXICO’ FUE “NEGOCIADO Y ACEPTADO” POR EBRARD EN NOVIEMBRE DE 2018, AFIRMA EX EMBAJADORA


Publicidad_


Martha Bárcena Coqui, ex embajadora de México en Estados Unidos, de diciembre del 2018 a febrero del 2021, reveló que el programa Quédate en México fue negociado con EE.UU. y aceptado por el ahora canciller Marcelo Ebrard Casaubón, días antes de la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República.

En entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga Velandia, en Radio Fórmula, Bárcena Coqui aseveró que quien llevó a cabo dichas negociaciones fue Javier López Casarín, actual diputado por el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM) y quien en ese momento era una persona “con influencia y cercanía” con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Lo que hay que decir, y ya lo he dicho, es que el programa Quédate en México había sido ya negociado y aceptado por el secretario Marcelo Ebrard a través del señor Javier López Casarín, hoy diputado por el Partido Verde”, señaló la ex embajadora.

“Pero esto es para dar un ejemplo de la entrada que tenía sin tener un cargo oficial el señor López Casarín […] Ese representante negocio los términos y se aprobó en una reunión en Houston entre el secretario Ebrard y el secretario [Mike] Pompeo en noviembre de 2018”, antes de la toma de posesión de presidente López Obrador, insistió Bárcena Coqui.

La diplomática mexicana apuntó que López Casarín tenía tanta cercanía con Ebrard Casaubón que, incluso, intentó abrir una oficina alterna del Gobierno mexicano a la Embajada en EE.UU. en la ciudad de Washington, lo que, a final de cuentas, fue detenido por el presidente López Obrador.

“Casarín era una gente con tanta influencia o cercanía al canciller que hubo un momento antes de que fuera enviada a Washington, de que estaba abriendo una oficina paralela a la Embajada con la autorización del secretario Ebrard, y eso no se hizo porque hablé con el presidente y el secretario Ebrard y les dije ‘en estas condiciones no voy, no puede haber una oficina paralela a la Embajada de México en los EE.UU. porque es irregular y va contra las instituciones’. Y la oficina se paró”, contó Bárcena Coqui.

El programa Quédate en México, conocido oficialmente como Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, en inglés) lo inició en enero de 2019 el Gobierno del entonces presidente estadounidense Donald Trump, en donde EE.UU. devolvía a territorio mexicano a los solicitantes de asilo a la espera de que se resolvieran sus casos en territorio estadounidense.

“NO DEJAREMOS QUE UTILICEN A MÉXICO COMO PIÑATA”, CONTESTA AMLO TRAS DICHOS DE TRUMP

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó, el 25 de abril del 2022, que sea una falta de respeto el que su ex homólogo estadounidense Donald Trump presumiera haber “doblado” a su Gobierno. Asimismo, señaló que el republicano le cae bien aunque es “capitalista”. También aseguró que no permitirá que partidos en Estados Unidos traten a México como piñata.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional aseveró que hay candidatos y partidos políticos en Estados Unidos que buscan sacar raja de las fobias y racismo, por lo que pidió a la comunidad hispana no votar por partidos que maltraten a México.

“Pues a mí me cae bien el presidente Trump aunque es capitalista […] Este año van haber elecciones en Estados Unidos, se va renovar una parte del Senado y también va haber elecciones de gobernador en algunas entidades de la Unión Americana, entonces tanto los de un partido como de otro, están queriendo y ojalá y cambien de parecer, poner a México en sus temas de debate”, dijo.

“No vamos a permitir a ningún partido, de los dos en Estados Unidos, ni a ningún candidato, que utilicen a México como piñata y que nos van a tener que tratar con respeto, como lo hacemos nosotros, que somos respetuosos con otros pueblos y otros gobiernos”, insistió.

“Decirle a nuestros paisanos que tienen origen mexicano y votan en Estados Unidos, y no solo a los mexicanos, a todos los hispanos, que tienen también ciudadanía estadounidense, que si se maltrata a México, no voten por esos partidos y esos candidatos, sean del partido demócrata o republicano, que no olviden sus orígenes”, pidió el político tabasqueño.

“Cuando alguien se exceda y ofenda, lo vamos a señalar para que nuestros paisanos nos ayuden, que son 40 millones los mexicanos que viven en Estados Unidos, es la comunidad hispana más grande”, refirió el titular del Poder Ejecutivo Federal.

López Obrador descartó falta de respeto del ex mandatario estadounidense, quien dijo que dobló al Gobierno de México tras amenazarlo con imponer aranceles a las importaciones mexicanas en 2019, si no endurecía sus medidas de control a la migración indocumentada.

“¿Se excedió?”, le preguntó al presidente una reportera. “No, no, él es así y hay que ver las circunstancias”, respondió el titular del Poder Ejecutivo Federal. “¿Fue falso lo que dijo?”, insistió la periodista. “No voy yo a polemizar sobre eso, en mi libro cuento cómo fue la relación”, contestó.

Por su parte, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) negó, en su cuenta de la red social Twitter, que haya aceptado que México fuera “tercer país seguro”, tras las amenazas de aranceles que quería imponer el entonces presidente Trump. También indicó que es “patriota” y no tiene nada de que avergonzarse.

“En cuanto a las declaraciones del ex presidente Trump me consta el patriotismo del Presidente Lopez Obrador en aquellos momentos críticos. Ante la amenaza de aranceles no aceptó el tercer pais (sic) seguro que era la condición de EU para no imponerlos. Abro hilo”, tuiteó el canciller.

“Fue precisamente la entereza de Andrés Manuel la que hizo posible excluir el capítulo de integración energética en el TMEC que ya habia (sic) negociado Trump con el equipo del Gobierno saliente. De haberse aceptado sería imposible la autonomía que hoy tenemos”, insistió.

“Tampoco habríamos podido diferir con EU sobre Venezuela y dejar atrás la triste actuación del gobierno anterior en el Grupo de Lima. Menos aún, rescatado a Evo del peligro extremo y otras relevantes acciones de la politica (sic) exterior actual en defensa de América Latina y el Caribe”, escribió Ebrard Casaubón.

“Lo de ayer es un hombre en campaña agitando el anti-mexicanismo que lo caracteriza. Lo que nos califica son los hechos no sus dichos […] En este gobierno somos patriotas y no tenemos nada de que avergonzarnos. Muy orgulloso de servir a México y formar parte del equipo del presidente López Obrador”, finalizó el titular de la SRE.

TRUMP ASEGURA QUE AMENAZÓ A AMLO Y OBTUVO EL DESPLIEGUE DE 28 MIL SOLDADOS EN LA FRONTERA

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró, el 23 de abril del 2022, que amenazó al Gobierno mexicano, encabezado por su homólogo Andrés Manuel López Obrador, con imponer aranceles a importaciones de México, para lograr un despliegue militar “gratis” de 25 mil 500 soldados en la frontera entre ambos países y contener la migración.

Durante un mitin en Ohio, Trump relató la negociación que se llevó a cabo con una delegación encabezada por Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para que el Gobierno de México desplegara 28 mil soldados en las fronteras sur y norte, e iniciara el programa “Quédate en México”.

“Vino [a verme] el máximo representante de México justo debajo del [cargo] más alto, justo debajo del jefe que resulta ser el presidente [de México]”, dijo Trump respecto a la visita de Ebrard Casaubón a Washington D.C., entre el 2 y el 7 de junio del 2019, que buscaba parar la amenaza de aranceles a las importaciones mexicanas.

“Entró [a mi oficina] y [el representante de México] se ríe de mí cuando le digo: ‘Necesitamos 28 mil soldados en la frontera, gratis’. Él me miró y me dijo algo como ‘¿[Desplegar soldados] gratis?’ ‘¿Por qué haríamos eso en México?’ Le dije: ‘necesitamos algo llamado ‘Quédate en México’”, narró Trump.

Sin que coincidan fechas o detalles, Trump enfatizó haberle hecho una amenaza en persona al representante del Gobierno mexicano, el viernes 7 de junio del 2019, asegurando que EE.UU. impondría los aranceles a las importaciones mexicanas iniciando el siguiente lunes por la mañana.

“Después de eso [Ebrard Casaubón] me miró y me dijo: ‘¡Señor: sería un honor tener 28 mil soldados en la frontera! ¡Sería un honor tener ‘Quédate en el maldito México’! ¡Queremos tener ‘Quédate en México!’”, relató Trump.

Después de la visita de la delegación mexicana a Washington D.C., el 24 de junio del 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) aseguró haber desplegado 25 mil 500 elementos del Ejército y de la Guardia Nacional en labores de contención migratoria. Un total de 10 mil 500 en la frontera sur y 15 mil en la norte.

Aunado a lo anterior, la Administración encabezada por López Obrador también accedió a colaborar con el programa “Quédate en México”, por el cual Estados Unidos regresó a territorio mexicano a 71 mil solicitantes de terceros países entre los años 2019 y 2021, para esperar ahí sus procesos de asilo estadounidenses.

Por otra parte, durante el mitin de Ohio, el ex mandatario de EE.UU. elogió al presidente López Obrador, calificándolo como uno de los políticos “socialistas” con los que le gusta trabajar. Trump aprovechó la mención para atacar también a los líderes demócratas en el Capitolio, la congresista Nancy Pelosi y el senador Chuck Schumer.

“El [presidente de México] es un tipo muy agradable. Me cae muy bien. Es socialista, pero me gusta. Es uno de los socialistas que me gustan. No me gusta Nancy Pelosi. No me gusta Schumer. Pero me gusta el socialista que encabeza México”, señaló.

“Y ahora [mis críticos] van a decir: ‘¡Es terrible!, ¡Es subversivo! ¡Le gusta el Presidente de México!’ Pero lo que [no me agradaba] son estos horribles seres humanos que están destruyendo nuestro país”, enfatizó Trump.

Asimismo, el ex mandatario estadounidense destacó su labor en la frontera de Estados Unidos con México, y criticó la medida que tomó el actual presidente Joseph Biden, para poner fin al Título 42. “Construimos casi 500 hermosas millas de muro fronterizo exactamente como querían las agencias de protección fronteriza”, presumió.

Además, el ex presidente destacó que la amenaza que hizo a López Obrador para el despliegue de 28 mil soldados llevó a “los mejores números” en la historia de la frontera. “Muchas gracias México”, agregó el magnate neoyorquino.

REUNIÓN CON JARED KUSHNER FUE EN CASA DE BERNARDO GÓMEZ, DE TELEVISA, INFORMA AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con el estadounidense Jared Kushner en el domicilio particular de “un amigo en común”: Bernardo Gómez Martínez, Co-presidente Ejecutivo de Grupo Televisa y miembro de su Consejo Asesor, para hablar sobre las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos.

En el encuentro, celebrado la noche del 19 de marzo del 2019, en la Ciudad de México, estuvieron presentes el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, así como el entonces encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos, John Creamer.

Durante su conferencia de prensa matutina del 20 de marzo del 2019, el mandatario nacional comentó que habló con el asesor y yerno del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respecto a cooperación, desarrollo y el fomento a la inversión para impulsar el crecimiento. La conversación, según aseguró el político tabasqueño, se desarrolló en un ambiente mutuo de respeto y colaboración, y adelantó que los encuentros serían permanentes.

“Estuvimos cenando hasta las 10 u 11 de la noche […] básicamente abordamos lo de la cooperación para el desarrollo, el que podamos firmar un acuerdo bilateral para garantizar inversiones en Centroamérica y en el país, del orden de 10 mil millones de dólares, para que haya empleos, que haya trabajo y que la migración sea opcional, no forzada por la falta de oportunidades o la violencia”, dijo López Obrador.

Además, añadió el presidente, con Kushner reafirmaron el compromiso de que se aprobara el Tratado comercial entre Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC) y la disposición de Estados Unidos para revisar los aranceles al acero. Asimismo, descartó que se haya abordado el tema del muro fronterizo, y que al contrario, se fomentaría el empleo para reducir flujos migratorios.

“No, [el muro] no esta en la agenda , estamos hablando básicamente de atender las causas y nosotros tenemos la convicción de que con los programas que se están implementando en nuestro País va a ser cero la migración de mexicanos, no van a tener necesidad los mexicanos de ir a trabajar a Estados Unidos porque va a haber trabajo, ya estamos creando empleos en el país”, acotó López Obrador.

El encuentro entre López Obrador y Kushner se dio luego de que el Gobierno de México otorgó su beneplácito para que Christopher Landau fuera el embajador estadounidense en nuestro país. El 30 de noviembre del 2018, en el marco de la Cumbre del G20 que se llevó a cabo en Argentina, y durante uno de sus últimos actos como presidente, Enrique Peña Nieto entregó a Jared Kushner la Orden Mexicana del Águila Azteca -el mayor reconocimiento que el Gobierno de México da a un extranjero-, decisión muy criticada en nuestro país.

Kushner está casado con Ivanka Trump, la hija del presidente de Estados Unidos y fungió como asesor especial del titular de la Casa Blanca. Además, formó parte del equipo de consejeros de su suegro durante la campaña electoral presidencial del magnate neoyorquino.

Se dice que fue él quien ideó la estrategia de que el entonces candidato republicano visitara a México, en agosto de 2016, cuando fue recibido por Peña Nieto en la residencia oficial de Los Pinos, donde ambos ofrecieron una conferencia de prensa conjunta.

Trump asumió en esa ocasión una actitud soberbia contra México, los mexicanos y el propio presidente Peña Nieto, a quien se le vio nervioso durante una conferencia conjunta en la residencia oficial mexicana. El resultado fue desastroso: “un error histórico”, tal como lo calificó el diario The New York Times.

LA DEFENSA DE EPN, VIDEGARAY Y AMLO A KUSHNER

Peña Nieto aseguró que quería darle la condecoración de Águila Azteca al yerno de Donald Trump, debido a que “es una atribución del Presidente y la quiero dar, porque quiero hacer un reconocimiento a quien ha sido un gran aliado de México y construido realmente a que logremos el acuerdo, el entendimiento”.

“Ha sido un actor importante en este propósito de tener un buen entendimiento con el nuevo Gobierno que entró hace dos años y por eso es que hoy conociendo la labor y lo que ha hecho es que quiero entregar este reconocimiento”, argumentó el entonces presidente mexicano.

Por su parte, Luis Videgaray Caso, entonces titular de la SRE, justificó la decisión del Gobierno mexicano de entregar la Orden del Águila Azteca a Kushner, ya que sin él, según aseguró el canciller mexicano, “hoy no tendríamos el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá” y nuestro país habría perdido “millones de empleos”.

Entrevistado por el periodista Carlos Loret de Mola Álvarez, el entonces canciller mexicano y amigo personal de Kushner, dijo que las críticas contra el anuncio de la condecoración es porque se desconocía el “trabajo tan arduo” que el yerno de Trump hizo en la negociación del acuerdo comercial.

Videgaray Caso aseguró que la participación del esposo de Ivanka Trump fue muy importante lograr un nuevo acuerdo con EE.UU. Incluso dijo que sin el estadounidense “hoy no tendríamos el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá”. El titular de la SRE también destacó que sin la participación de Kushner “en México se hubieran perdido millones de empleos que dependen de nuestra capacidad de exportar libremente a Estados Unidos”.

“Fue gracias a su intervención en momentos muy difíciles, de gran incertidumbre, que se logró que Estados Unidos en lugar de salirse del tratado, como lo pensaba Trump, y así lo había anunciado durante su campaña, optara por intentar una negociación”, precisó Videgaray Caso.

“El hecho de que tenga una relación de trabajo y familiar con Trump no es un motivo válido para criticarlo o hacer criticable el contenido de la condecoración; me parece incluso discriminatorio que por su relación familiar con alguien que ha tenido posturas agraviantes con los mexicanos, se descalifique a alguien que ha tenido una labor muy importante por el bien de la relación”, abundó el entonces canciller.

Por su parte, el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, calificó como “ajustada a la realidad” la decisión del Gobierno de Peña Nieto por la aportación del yerno del mandatario estadounidense en la negociación del T-MEC, porque Kushner “siempre estuvo presente” en las negociaciones del acuerdo comercial.

“Él ayudó en la negociación durante el tratado. Si ese es el argumento que está utilizando el Gobierno mexicano, considero que es algo apegado a la realidad, o que se ajusta a la realidad. En las negociaciones del tratado siempre estuvo él presente”, dijo el entonces presidente electo al diario La Jornada.

“Cada gobierno tiene su forma de actuar; para ellos (el Gobierno de Peña) fue importante la participación de este señor, ese es un enfoque, por eso el reconocimiento. Ellos lo han tratado más, yo no tengo nada en contra de él, nada en contra del postulado a la medalla”, añadió el político tabasqueño.

“El señor Kushner desempeñó un papel fundamental a lo largo de todo el proceso, apoyando de manera decidida el desarrollo de las conversaciones comerciales entre ambos países, lográndose con ello resultados satisfactorios en un nuevo acuerdo en materia económica para los tres países”, indicó la SRE en un comunicado.

“La participación del señor Kushner fue determinante para dar inicio al proceso de renegociación del TLCAN, evitando una salida unilateral de Estados Unidos de dicho tratado, y su constante y eficaz involucramiento fue clave para lograr un cierre exitoso de las negociaciones”, señaló la Cancillería mexicana.

“El nuevo T-MEC, que sustituirá al TLCAN en caso de que así lo apruebe el Senado mexicano, ofrece un importante elemento de estabilidad para la economía nacional, y da certidumbre a millones de trabajadores mexicanos cuyo empleo depende de las exportaciones de bienes y servicios de México a Estados Unidos y Canadá”, abundó la SRE.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarez.mx/
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas