15.9 C
Tijuana
martes, enero 31, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Juez ampara a ‘El Gato’, presunto líder de los Beltrán Leyva en NL y de los más buscados del FBI

Juan Mateo Brieba de Castro, titular del Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal, concedió una suspensión provisional contra la extradición inmediata a Estados Unidos, a José Rodolfo Villarreal Hernández, alias “El Gato”, presunto líder del Cártel de los Beltrán Leyva en Nuevo León, y quien se presume participó en el homicidio de Juan Jesús Guerrero Chapa, abogado de Osiel Cárdenas Guillén -ex líder y fundador del Cártel del Golfo-, crimen cometido en Texas.

La medida cautelar ordena que “El Gato” permanezca recluido en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur, en la Ciudad de México, y que su libertad personal quede a disposición del juez de amparo, motivo por el cual no puede ser extraditado.


Publicidad


Villarreal Hernández fue detenido el domingo 8 de enero de 2023, en las inmediaciones de la alcaldía Venustiano Carranza, en la Ciudad de México, y era uno de los 10 fugitivos más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

La detención de “El Gato” fue con base en una orden de detención provisional con fines de extradición, la cual fue cumplimentada por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la Fiscalía General de la República (FGR), pertenecientes a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e INTERPOL (Organización Internacional de Policía Criminal o Policía Internacional), en colaboración con la Secretaría de Marina (SEMAR), la Coordinación Nacional Antisecuestro (CONASE) y la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de Nuevo León.

“El Gato” es hermano de Ramón Villarreal Hernández, alias “El Mon”, operador del Cártel de los Beltrán Leyva, quien fue entregado a Estados Unidos en marzo de 2020, para ser juzgado en el estado de Texas, por el homicidio de Juan Jesús Guerrero Chapa, abogado de Cárdenas Guillén.


Publicidad

 


Según las autoridades estadounidenses, “El Gato” está involucrado en la conspiración para asesinar al citado litigante en Southlake, Texas, razón por la que fue solicitada la extradición, por su probable responsabilidad en los delitos de acecho interestatal y asociación delictuosa para cometer homicidio.

Supuestamente, el abogado de entonces 43 años de edad -asesinado el 22 de mayo de 2013- fue el encargado de entregar 50 millones de dólares en efectivo y en propiedades al gobierno estadounidense, como parte de un acuerdo a cambio de reducir la condena de Cárdenas Guillén.

Una reconstrucción del crimen perpetrado por sicarios a sueldo, relata que la víctima fue asesinada a tiros mientras estaba sentada en el asiento del pasajero de su vehículo particular, una camioneta marca Range Rover, afuera de un exclusivo centro comercial en Southlake, al norte de Texas.

En su momento, el diario The Dallas Morning News, informó que tras el asesinato de su padre, “El Gato” contrató en 2011 a dos hombres para encontrar y matar a Guerrero Chapa, abogado de Osiel Cárdenas Guillén, fundador y líder del Cártel del Golfo.

Según las investigaciones de las autoridades estadounidenses, los hermanos Villarreal Hernández formaban parte de un grupo de criminales, dedicado al espionaje en contra de grupos antagónicos y empleados de gobierno, caracterizándose por utilizar rastreadores GPS en los vehículos de sus víctimas. Asimismo, eran considerados generadores de violencia en Southlake.

En el 2020, el FBI indicó que, presuntamente, “El Gato” es quien mantenía el control de la plaza en los municipios de San Pedro y Monterrey, en Nuevo León, donde desde el 2016, desató una situación de violencia en el área metropolitana neoleonesa, al disputar el control de plaza con Héctor Huerta Ríos, alias “La Burra” o “El HH”.

Asimismo, las autoridades locales neoleonesas revelaron que “El Gato” tenía nexos con un grupo llamado “Los Rudos”, que operaba en el municipio de San Pedro, a quienes también se les relacionaba con el secuestro y asesinato del ex diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), Hernán Belden Elizondo, ocurrido el 7 de octubre del 2012, en Monterrey.

El 13 de octubre de 2020, el FBI, adscrito al Departamento de Estado de Estados Unidos, entonces encabezado por Mike Pompeo, ofreció una recompensa de hasta un millón de dólares por información que lleve a la detención de José Rodolfo Villarreal Hernández, presunto miembro del Cártel de los Beltrán Leyva. Asimismo, lo inscribió a “El Gato” en su lista de los 10 fugitivos más buscados.

El Gobierno estadounidense consideraba que Villarreal Hernández ocupaba una posición de liderazgo activo en el Cártel de los Beltrán Leyva, en la región de San Pedro Garza García, Nuevo León. Según las autoridades de EE.UU., “El Gato” supervisaba la importación de cocaína y mariguana de México a Estados Unidos, además de que cometía actos violentos para mantener el estatus del Cártel de origen sinaloense.

¿QUIÉN ES OSIEL CÁRDENAS GUILLÉN?

Osiel Cárdenas Guillén, ex líder y fundador del Cártel del Golfo, se encuentra recluido desde 2010, en la prisión de máxima seguridad Florence ADMAX, en Colorado, pagando una condena de 25 años por narcotráfico, lavado de dinero y extorsión a agentes federales de Estados Unidos.

El 7 de marzo de 2005, el Gobierno de México concedió la extradición de Cárdenas Guillén, sin embargo, su entrega no fue inmediata. Finalmente fue extraditado el 19 de enero de 2007 a los Estados Unidos, donde enfrentó 19 cargos en una Corte Federal de Houston, Texas.

Luego, en julio del 2009, durante su juicio, Cárdenas Guillén se declaró culpable de un cargo por narcotráfico, uno por lavado de dinero, y tres por extorsión e intento de asesinato de agentes federales estadounidenses.

A cambio de ello, al ex líder del CDG le fueron retirados otros 12 cargos en 2010, y se le dictó una sentencia de 25 años de prisión, así como una multa de 50 millones de dólares en efectivo, así como la entrega de ranchos y aeronaves.

En abril del 2017, una investigación realizada por el diario estadounidense The Dallas Morning News, señaló que la declaración de culpabilidad acordada entre Cárdenas Guillén y el Gobierno de EE.UU. provocó “una violenta ruptura” entre los cárteles del Golfo y Los Zetas, su ex brazo paramilitar.

Ante ello, Los Zetas -siendo ya un grupo criminal autónomo- comenzaron a pelear el territorio con el Cártel del Golfo, lo que condujo a la muerte de miles de personas en México y a lo largo de la frontera con Texas, según señaló el rotativo estadounidense.

Por su parte, para la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), el CDG ha perdido fuerza, y durante los últimos años, además del tráfico de marihuana y cocaína, se ha expandido hacia el mercado de la heroína y las metanfetaminas, cuyos principales destinos son Houston, Texas; Detroit, Michigan; y Atlanta, Georgia.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarez.mx/
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas