14.2 C
Tijuana
lunes, enero 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

José María García Lara, Protector de migrantes

José María García Lara o “Chema”, como lo conocen sus migrantes, es originario de Puebla y llegó a Tijuana hace 35 años; de comerciante ambulante y taxista en el Centro de la ciudad, se convirtió en uno de los principales defensores y salvaguarda de esta comunidad que llega, ya sea por deportación o con la esperanza de cruzar a Estados Unidos.

En 2012 fundó el albergue Movimiento Juventud 2000 y desde entonces no ha dejado de ayudar.


Publicidad


En un principio, el enfoque del albergue era auxiliar a mexicanos deportados y michoacanos, así lo hizo hasta 2016, cuando llegó la primera caravana de haitianos; el refugio de “Chema” comenzó a atender a la comunidad extranjera, pero entonces se enfrentó a un problema: la falta de espacio.

El refugio tenía dos baños, una oficina y un cuarto donde cabían 35 personas, insuficiente para albergar a los haitianos, por lo que, con un par de lonas donadas, “bastante grandes” y con algunas casas de campaña, amplió el espacio.

Al tiempo y gracias a donaciones de empresas, José María no sólo amplió su albergue, también adquirió otro espacio pequeño. A la fecha, da refugio a hasta 200 migrantes en el albergue original y 60 en el segundo, destinado sólo para hombres de origen extranjero.


Publicidad

 


“Este espacio era un lote baldío, hablé con las personas encargadas del lugar, que son familia, e inicié con el proyecto poniendo casitas de acampar en el terreno y unas lonas de unos amigos que me donaron; así atendimos a 243 mil 200 haitianos y 43 sudafricanos. En diciembre de 2016 pasó una tormenta que nos dejó todo destrozado; en 2017 llegó una organización y nos puso baños equipados y el piso; otra que hace naves industriales nos puso la infraestructura de arriba y el techo, todo llegó así”, narró el activista

uno de los primeros pro migrantes que habló de temas incómodos para las autoridades, como la falta de apoyo gubernamental para los deportados, quienes a pesar de apoyar a México con sus remesas de millones de dólares, al ser retornados a suelo mexicano se enfrentan al nulo acompañamiento y ayuda económica. También abusos de grupos criminales y de la Policía.

“Nosotros relacionamos a nuestros deportados con la comunidad en situación de calle, mucha gente no lo quiere ver; creamos un movimiento para alzar la voz más fuerte para que se avanzara, sí se avanzó un poco, pero no como quisiéramos. Algunas cosas han cambiado en operatividad, pero no quiere decir que no se siga abusando de nuestros migrantes”, señaló uno de los principales defensores que identificó el fenómeno migratorio michoacano generado por la violencia.

“Lo detectamos en 2016; yo tocaba mucho el tema, trataba de que eso se escuchara, pero era más el tema de la comunidad haitiana. Desafortunadamente no tenía una respuesta, sin embargo, aquí estamos. Alzamos la voz, hacemos manifestaciones, movimientos sociales para que nos escuchen y se trate de solucionar el problema de nuestros connacionales”, dijo José María.

“CON O SIN APOYO, VAMOS A SEGUIR AYUDANDO”

En 2018, a la llegada del Presidente Andrés Manuel López Obrador, todos los apoyos económicos a las organizaciones de la sociedad civil fueron eliminados. Pero eso no ha sido impedimento para Lara.

“Seguimos haciendo nuestra labor; llevamos cuatro años sin recursos económicos y no nos hemos detenido; las asociaciones civiles estamos obligadas a buscar quien te ayude, y aparte, demuestras trabajo y la ayuda llega sola. Hemos sobrevivido, todo lo que me llega de apoyos lo guardo, incluso cuando siento que tenemos cosas de más, reparto despensas y las comparto con la comunidad de la zona”, externó.

A la fecha, miles de migrantes nacionales, deportados y extranjeros han encontrado un espacio en este albergue para resguardarse.

“Chema” compartió su sueño para ampliar su albergue y ayudar a más:

“Sigo con mi visión de que esto sea un gran edificio para que el albergue tenga todas las adecuaciones, con literas, cerrado completamente; que tenga varios pisos donde tengamos oficinas de todas las organizaciones de la sociedad civil concentradas en un mismo punto cerca de la garita. Sigo soñando con eso; ojalá algún día se pueda lograr”. 

Por su ardua labor, compromiso y dedicación con la comunidad migrante, el activista Jose María Lara García es para ZETA, Personaje Destacado 2022.

Etiquetas: ZETA, Semanario ZETA, Libre Como El Viento, Migrantes, Movimiento Juventud 2000, Chema, José María García Lara

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Ana Karen Ortiz
Licenciada en Comunicación por la UABC con diplomado en Periodismo de Investigación por Voces Emergentes. Me interesan los temas de protesta social. Reportera desde 2021 en Tijuana, Baja California.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas