14.2 C
Tijuana
lunes, enero 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Impunidad y balaceras

La madrugada del lunes 9 de enero, dos menores de 14 y 15 años de edad resultaron gravemente lesionados por disparos de arma de fuego en La Paz. En compañía de sus padres, los adolescentes llegaron a cenar tacos aproximadamente a la una de la mañana en Alta Tensión y Colosio, Colonia Costa Azul.

Al cabo de unos minutos, un masculino de aproximadamente 45 años se emparejó a su mesa desde un automóvil color gris, quien empezó a exigirles que movieran su auto, pero al negarse la familia por estar cenando, sacó una pistola por la ventana y disparó en repetidas ocasiones.


Publicidad


“Las víctimas llegaron a cenar a una taquería, donde minutos después discutieron con un hombre de aproximadamente 45 años de edad, quien se encontraba en el lugar y accionó un arma de fuego contra las víctimas, para luego salir huyendo del lugar con rumbo desconocido”, confirmó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Los jóvenes Daniel y Guillermo recibieron disparos en pierna izquierda, espalda y rozón en la cabeza. Habían pasado el domingo en las dunas.

Desconcertado por lo ocurrido, el familiar de uno de los menores salió a perseguir al agresor, ya casi por darle alcance, fue interceptado por una patrulla de la Policía Municipal de La Paz, que más que ayudar, lo dejó huir.


Publicidad

 


Los patrulleros están bajo investigación por de alguna manera proteger al agresor.

“Pasa el incidente y me voy detrás del agresor, no pensé, sólo lo seguí, no sé si para detenerlo, que no creo, o bien, para saber dónde se metía y llamar a la patrulla para que lo detengan, porque hizo algo grave, pero cuál fue mi sorpresa al llegar a Alta Tensión y 5 de Febrero: veníamos los dos pasándonos los altos a alta velocidad, lo acepto, pero no se vale”, declaró ante el Ministerio Público el hermano de una de las víctimas.

A continuación, parte de la conversación sostenida entre el hermano de uno de los jóvenes y  los agentes:

– Oficial, no me detenga, vengo siguiendo al que disparó a mi hermano.

“Nada de eso, lo vamos a detener, se viene pasando los altos”.

– Sí, vengo siguiendo al que le disparó a mi hermano.

“Aquí se va a tener que esperar”.

– Vengo siguiendo a ese del carro gris.

Mientras el hombre era detenido, el agresor de su hermano se alejaba poco a poco por la avenida y los elementos no hicieron el intento de voltear, perseguir o por lo menos reportar a otras unidades el incidente.

 “Esa es la parte complicada, se supone que ya tenían el reporte por disparos de arma de fuego, conocían del incidente y más cuando una de las víctimas te está diciendo que va siguiendo al agresor. Creo que no es la manera de actuar, eso es sospechoso, porque van los dos carros muy cerca uno del otro,  sólo detienen al joven hermano de los agredidos y a quien disparó lo dejan huir”, explicó un agente estatal de Investigación Criminal de la PGJE.

Volver a la nota anterior

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas