15.5 C
Tijuana
viernes, enero 27, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Detienen a Messina Denaro, capo más buscado de Italia, jefe de la ‘Cosa Nostra’; 30 años prófugo

Matteo Messina Denaro, considerado como el “jefe de jefes” de la ‘Cosa Nostra’, la mafia de Sicilia, el criminal más buscado del país, prófugo de la justicia desde hace más de 30 años, fue arrestado, el 16 de enero de 2023, por los Carabineros, según medios italianos.

“Hoy, 16 de enero de 2023, los carabineros Grupo Operativo Especial del Comando territorial de la región de Sicilia, en el marco de la investigación coordinada por la Fiscalía de Palermo, arrestaron al fugado Matteo Messina Denaro, dentro de un recinto sanitario al que había acudido para someterse a tratamiento médico”, anunció el general Pasquale Angelosanto, de la Policía Nacional.


Publicidad


Por su parte, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, confirmó la detención del último de los padrinos corleoneses, misma que calificó de “una gran victoria para el Estado” y que demuestra que “el Estado no se rinde ante la mafia”.

Asimismo, Meloni destacó que el arresto se produjo el día después del aniversario de la detención hace 30 años de Totó Riina, otro jefe del crimen organizado. Además, agradeció a “las fuerzas policiales y, en particular, a los Carabineros, a la Fiscalía Nacional Antimafia y a la Fiscalía de Palermo, por la captura del máximo exponente de la delincuencia mafiosa”.

En tanto que el presidente de la República, Sergio Mattarella, cuyo hermano Piersanti, presidente de la región de Sicilia, fue asesinado a tiros por la mafia a principios de la década de 1980, envió “sus felicitaciones” a las fuerzas del orden.


Publicidad

 


El jefe de Cosa Nostra, la mafia siciliana padecía cáncer de colon y tenía metástasis en el hígado, por las que se sometía a ciclos periódicos de tratamientos de quimioterapia, para lo cual usaba supuestamente utilizaba el apellido Bonafede, según indicaron fuentes citadas por agencias.

Al momento de ser detenido, Messina Denaro no estaba postrado en cama, sino sometiéndose a sus exámenes médicos. Nacido en Castelvetrano, en la provincia siciliana de Trápani, el capo, de 60 años de edad, debe cumplir varias cadenas perpetuas por los atentados de 1993 en Florencia, Roma y Milán, en los cuales murieron diez personas.

También se le considera el autor intelectual de las bombas que provocaron la muerte de los dos magistrados antimafia en 1992, Paolo Borsellino y Giovani Falcone, así como la esposa de éste último, Francesca Morvillo, y ocho agentes de la escolta.

En una última sentencia, se reconoce el papel de Messina Denaro en la llamada estrategia de los atentados de Cosa Nostra para presionar al Estado en la década de los ‘90 del Siglo XX y prueba su participación tanto en los de 1992, reivindicados por “Totó” Riina -alias “La Bestia”-, así como en los ataques de 1993, encargadas por otro jefe mafioso, Bernardo Provenzano.

Después de dichos atentados Messina Denaro desapareció. Sin embargo, tras la detención de Riina y Provenzano, se consideró que seguía liderando a la Cosa Nostra desde su escondite. A pesar de ser el hombre más buscado de Italia, esto no le impidió viajar a Barcelona, en España, para operarse de la vista, como han demostrado varias investigaciones. Además, acumuló más de 4 mil millones de euros, mismos que las autoridades han confiscado a su entorno.

De él, solo se tenían pocas fotografías de hace 30 años y el último retrato robot incluye nuevos detalles confiados a la Policía por parte de algunos de los detenidos de su entorno. La nueva imagen le describe algo más anciano, con el pelo teñido de negro, con algo más de peso, pero sobre todo sin las gafas oscuras con las que se le conocía debido a problemas de vista.

Según la agencia AFP, el capo de Cosa Nostra logró pasar años y décadas escondido en una isla como Sicilia, debido a que no utilizaba móviles ni comunicaciones electrónicas. Solía usar trocitos de papel, que se pasaban unos a otros en un apretón de manos, y que se pueden eliminar tragándoselos sin especial dificultad, llamados ‘pizzini’.

FALLECE TOTÒ RIINA, “CAPO DE CAPOS” DE LA COSA NOSTRA; INSPIRÓ ‘EL PADRINO’

Salvatore “Totò” Riina, alias “La Bestia o “El Capo de capos”, quien fuera el mayor jefe de la Cosa Nostra, la mafia que impera en la isla de Sicilia, en el sur de Italia, y cuyo cumpleaños fue ayer, falleció la madrugada del 17 de noviembre de 2017, en el área penitenciaria de un hospital de Parma, a los 87 años de edad.

“La Bestia” nació el 16 de noviembre de 1930, en Corleone. Las autoridades italianas creen que fue el responsable intelectual de más de 150 muertes entre las décadas de los setentas y noventas del Siglo pasado -40 de ellos ejecutados por sus propias manos-, por lo que había sido condenado a 26 cadenas perpetuas.

Totò Riina había sido inducido a un coma porque padecía de cáncer de riñón, una enfermedad cardíaca y el mal de Parkinson. Se encontraba en la cárcel desde 1993, un año después de que en el marco de su “guerra contra el Estado”, mandó a matar a dos jueces antimafia: Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.

Estos últimos habían conseguido llevar ante los tribunales a 300 mafiosos durante la década de los ochenta del Siglo pasado, en el famoso “Maxiproceso” de 1986. Lo que obligó a los jueces a vivir el resto de sus días escoltados por guardias de seguridad, medida que no tuvo éxito, ya que en 1992 ambos murieron junto a sus guardaespaldas, cuando sus carros explotaron en sendos atentados, en Palermo.

Tras los atentados contra los magistrados, Riina pensó que el Estado negociaría y escribió el ‘Papello’, con 12 condiciones para dejar de matar. Sin embargo, el Estado italiano no cedió a sus exigencias.

Totò Riina fue capturado en el centro de Palermo a bordo de un automóvil, cuando estaba parado en un semáforo de la calle. Estaba desarmado y llevaba documentación falsa. Cuando los policías lo detuvieron, dijo: “Se equivocan de hombre”.

Desde la cárcel, donde permaneció 24 años, Riina ordenó que se acabara con la vida de un adolescente de 13 años de edad. El menor había sido secuestrado como una advertencia para que su padre no revelara información sobre la mafia. Fue estrangulado y su cuerpo, disuelto en ácido.

“La Bestia” nació en un humilde hogar de campesinos en la localidad de Corleone, de donde era originario el personaje ficticio de la obra literaria de Mario Gianluigi Puzode, ‘El Padrino’, que después sería llevado al cine en una trilogía por el director estadounidense Francis Ford Coppola.

Con tan sólo 13 años de edad, perdió a su padre y a su hermano, cuando intentaban extraer la pólvora de una bomba de la Segunda Guerra Mundial sin explotar. Seis años después, “La Bestia” fue quien le infligía la muerte a su primera víctima, para ganarse el derecho de entrada a la mafia local. Pero no fue hasta la década de los setentas cuando se hizo con el control de la Cosa Nostra.

Otros de sus crímenes incluyeron el asesinato del presidente de la región siciliana, Piersanti Mattarela, que murió en Palermo en los brazos de su hermano, el actual presidente de Italia, Sergio Mattarella.

Después, tras un discurso del Papa Juan Pablo II, en Sicilia, exigiendo a los mafiosos que se arrepintieran, estallaron bombas en iglesias y la basílica de San Juan en Letrán, sede del Papa en Roma.

También asesinó a varios jueces, así como al general Carlo Alberto Dalla Chiesa, nombrado prefecto de Palermo, junto con su esposa, y el líder del partido comunista siciliano, Pío La Torre. Además hizo estallar varias bombas, atentados en los que murieron al menos 10 civiles.

Y con los mafiosos que colaboraban con la justicia, como Tomasso Buscetta y Salvatore Contorno, aplicó la estrategia de exterminar a sus amigos y parientes “hasta el vigésimo grado, incluidos niños y adolescentes”, tal como “La Bestia” ordenó.

Riina pasó sus días bajo un severo régimen carcelario que en Italia se aplica sólo a los mafiosos. Sin embargo, vivía obsesionado en los últimos años con poder morir en su Corleone natal. Amparado en su grave enfermedad pidió su liberación hace algunos meses y el Tribunal Supremo advirtió que tenía “derecho a morir dignamente”, lo que generó un escándalo social, que impidió su salida de la cárcel.

En una conversación interceptada por las autoridades meses atrás, el ex capo siciliano afirmaba que no se arrepentía “de nada”. “Nunca podrán conmigo, aunque me condenen a 3 mil años” de cárcel, añadió. De hecho, la Fiscalía Antimafia italiana seguía considerándolo como el jefe de la Cosa Nostra.

“La piedad ante la muerte no nos hace olvidar lo que fue en vida. Las manos de Riina están manchadas con la sangre de nuestros mejores hombres de Estado y de la sociedad civil. Nunca ha colaborado, pero no pararemos de buscar hasta el final el fondo de la verdad. Nunca”, escribió este viernes en su cuenta de Twitter, Pietro Grasso, presidente del Senado italiano y magistrado que formó parte del grupo antimafia de Falcone.

Las autoridades italianas creen que el sucesor de Salvatore Riina al frente de Cosa Nostra, será Matteo Messina Denaro, alias “Diabolik”, 55 años de edad, padrino de Trapani -grupo de criminales- y considerado el líder mafioso en Sicilia y Europa.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarez.mx/
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas