25 C
Tijuana
martes, junio 25, 2024
Publicidad

Cártel de Sinaloa asesina policías

Entre los días 15 y 23 de enero, asesinaron a dos agentes municipales y otros ocho elementos policiacos fueron lesionados en cuatro ataques armados en Baja California. Los sicarios identificados, fueron ubicados como traficantes del Cártel de Sinaloa de diferentes células criminales en Tijuana, Ensenada, Tecate y Rosarito.

Tres de las agresiones armadas fueron clasificadas como topones (criminales y agentes tuvieron un encuentro fortuito) por las versiones dadas por las víctimas y el fiscal general del Estado, Ricardo Carpio. Sólo en el caso de Roberto Drew Cortez, jefe de la Policía Turística de Rosarito, refirieron un ataque directo.


Publicidad


“Fueron matones aliados al Cártel de Sinaloa, aún no sabemos si del lado de Los Arzate o de ‘El Peter’, o si hubo otros policías involucrados, p ero fue delincuencia organizada”, expuso un investigador respecto al asesinato en Tijuana, de Roberto Drew Cortez, jefe de la Policía Turística de Rosarito.

¿Por qué descartar al Cártel Jalisco Nueva Generación?, cuestionó ZETA.

“Es poco probable, porque ellos no tienen fuerza en Rosarito, y otros uniformados a su alrededor también fueron asesinados el año pasado”, destacó un investigador integrado a las mesas de Coordinación por la Paz y Seguridad.


Publicidad

 


Drew Cortez, jefe de la Policía Turística de Rosarito, fue atacado a balazos a las nueve de la noche del lunes 23 de enero, en el entronque de Bulevar Cuauhtémoc y Calle Popocatépetl, a un costado de Tacos La Sierra en la colonia del mismo nombre. Sus compañeros manifestaron indignación.

De acuerdo a la versión de la familia, el agente estaba en su casa en Colinas del Rey cuando su hijo de 17 años le habló porque se había quedado sin batería y fue en su auxilio. Una primera versión indicaba que había sido al revés. Extrañamente, cuando personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegó a la escena del homicidio, ya no estaba el teléfono del agente asesinado dentro del auto de la familia; el menor resultó herido.

Las cámaras de la zona muestran a ambos masculinos en el interior del carro durante cinco o diez minutos previos a la balacera. Durante ese tiempo no se registra que hubieran intentado hacer maniobras en el motor del auto, del cual no salieron. Lo que se ve, es cómo los asesinos se acercan, les disparan y huyen. En el lugar quedó el vehículo con el parabrisas perforado y ocho casquillos calibre .223.

La misma noche del lunes, al ser informado del deceso del elemento, el secretario de Seguridad Ciudadana de Rosarito, Francisco Arellano, comentó que el agente estaba suspendido -la versión extraoficial fue que habían tenido un desacuerdo porque el secretario movió gente de la turística sin acordar con el jefe-, sin embargo, al día siguiente en conferencia de prensa, Arellano cambió la versión y declaró que estaba activo, que no había denunciado ninguna amenaza y su familia recibiría todo los beneficios a los que tiene derecho. 

La mañana del martes 24 de enero, poco antes de las ocho de la mañana, la Policía de Tijuana reportó haber encontrado una camioneta similar a la que se denunció en el ataque al oficial, una Honda Odyssey placas 4lQU030 color beige, abandonada en Avenida Aguaje de la Tuna de la colonia Llamas Amaya, con casquillos.223 en su interior.

SU CUÑADO Y MÁS POLICIAS ASESINADOS

En la primera fase de la investigación, lo único que resalta la FGE es el hecho de que el hermano de la esposa de Drew Cortez -Jorge Gustavo Villanueva Cantú- fue asesinado apenas seis meses atrás, el 21 de julio de 2022. El mismo día, en el estacionamiento de una tienda de conveniencia de la colonia Lomas del Río, encontraron una cabeza de cerdo dentro de una mochila negra y un narcomensaje, acusando a los agentes de Rosarito de corruptos y amenazándolos.

El 19 de julio de 2022 habían asesinado a otro agente municipal en la colonia Lucio Blanco de Rosarito. Y un mes antes, el 17 de junio, en la colonia Linda Vista mataron al ex director de la Policía de ese municipio, Carlos Meza Ávila.

“Varios policías en Rosarito, no andan bien y no es ahorita, Francisco Arellano -secretario de Seguridad Ciudadana Municipal- lo sabe, y los tiene de jefes y subjefes. Entre junio y agosto de 2021 dijeron que los iban a investigar, señalados de ejecutar levantones y asesinatos al servicio de Sinaloa y los hermanos Alfonso y René Arzate.

“El jefe César Pedro Silva Hernández -criminales secuestraron a tres de sus familiares- no tuvo consecuencias en la secretaria, y al entonces director Carlos Meza Ávila sólo loremovieron de su puesto”, recordó un investigador, quien mencionó se revisará la hipótesis relacionada con la corrupción de la Policía del quinto municipio bajacaliforniano.

“EL PETER” Y LA TURÍSTICA DE ROSARITO

Adicionalmente, el 24 de diciembre de 2022, tras la captura de Pedro Herrera Estrada “El Viejón”, surgió información que relacionó a la célula criminal encabezada por Pedro Stanley Herrera Jelinek “El Peter” -hijo del detenido- con policías de Rosarito.

“Un subjefe de la Turística que encabeza un grupo de policías, quienes por órdenes de ‘El Cucho’- Eduardo Antonio Romero Gómez-, cabecilla de matones de ‘El Peter’ ejecutan homicidios y privaciones de la libertad de narcomenudistas, rivales o descarriados de su grupo, y se los entregan para que los torture o los mate”.

Eduardo Antonio Romero Gómez fue detenido por un cargo de homicidio el 3 de enero de 2023.

“Los asesinos de Drew Cortez pudieron haberse dejado llevar por esta información, aun sin corroborar y atacar al jefe policiaco”, comentó un jefe policiaco.

El nombre del jefe de la Turística, Roberto Drew Cortez no se mencionó de manera específica relacionado con este grupo criminal. De hecho, los señalamientos directos fueron en contra de un subjefe de la Turística y de algunos otros los elementos, algunos de los cuales participaron oportunamente, el 24 de enero, en coordinación con elementos de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC), en la captura de diez personas en el fraccionamiento Punta Azul de Rosarito, en posesión de ocho armas de uso exclusivo del Ejército y tres paquetes de marihuana.

En este caso, los detenidos fueron Armando Sánchez (Ciudad Juárez, Chihuahua), Randy Mariscal y Enrique Sánchez Jr. (Los Ángeles, California), presuntamente relacionados con la pandilla “Los Sureños” y “Mafia Mexicana (M)”, quienes presuntamente colaboran con Alberto Rubio González, Luis Alfredo Rodríguez Trejo, Gerardo Vanderas Gutiérrez y Fernando Antonio de Anda Álvarez en Tijuana; así como Luis Julio Romero y Erick Cervantes Heredia (Michoacán). Uno tiene orden de aprehensión por homicidio, pero la FGE no ha informado quién. 

  Capturan a sujeto que tenía 31 denuncias por robo a Oxxo …seguir leyendo

Los policías de Rosarito que se coordinaron con la FESC fueron felicitados por el secretario de Seguridad del Estado, Leopoldo Aguilar, y no están bajo sospecha.

La fiscalía estatal investiga la mencionada célula de “El Peter” y su relación con la Policía Turística rosaritense, al tener testimoniales que ubican a este grupo criminal como presunto responsable del asesinato de cinco hombres y una mujer -secuestrados el 2 de diciembre en Rosarito- y abandonados el 19 de diciembre de 2022 en una camioneta en Plaza Conquistador en Tijuana.

De igual manera, con el intento de privación de la libertad cometido por una docena de sujetos el 14 de diciembre en Calle Jesús Leyva de la colonia Lucio Blanco en Rosarito, en contra de Jorge Alberto Ramos Morales, quien resultó ser hermano de José Luis Ramos Morales, víctima del séxtuple homicidio del día 19.

DEL “TOLIN”

El sábado 2 de julio de 2022, un numeroso grupo de matones presuntamente integrado por policías corruptos y sicarios de la mafia de Sinaloa al servicio de los hermanos René y Alfonso Arzate García, habrían intentado matar a uno de los integrantes de su cártel, Héctor Eduardo Infante y/o Luis Édgar Herrera “Tolín”.

La orden de eliminarlo fue interna, habría llegado de sus jefes, en este caso, Jesús Alexander Sánchez Félix “El Ruso” e Ismael “Mayo Zambada”.

“Tolín” sobrevivió y fue capturado minutos después, cuando intentaba llevar al hospital a su hijo menor, herido en el ataque. “La versión al interior de la corporación es que tanto Drew como su cuñado, pertenecían a un grupo de policías que presuntamente se portó bien con ‘El Tolín’ cuando lo tuvieron detenido, le ofrecieron alimentos y agua, platicaron con él, se ignora si le dieron otras facilidades”.

Ni Drew ni su cuñado firmaron el Informe Policiaco Homologado de la captura de Infante, “aunque se sabe que los que firmaron documento, no fueron los que realmente lo capturaron”, expusieron desde una de las corporaciones locales.  

Aunque revisaran el caso, los investigadores consideran improbable que sea una venganza por el asunto de Infante en el caso de Drew, porque no van esperar cinco meses para vengarse; y en el de Villanueva porque los policías de Rosarito aseguran fue quien mejor se portó con ese detenido.

POLICÍAS DE TECATE BALEADOS POR SINALOENSE 

Valle de las Palmas en Tecate, lleva casi dos años convertido en “tierra de nadie”, vecinos de la zona han informado que son intervenidos por civiles armados para cuestionarlos por trasladarse o estacionarse en algún punto de la zona, incluso han denunciado la instalación ilegal de retenes por parte de criminales.

En esa zona, de acuerdo al organigrama en poder de la FGE, quienes sostienen una pugna son Antonio Rubio “El Max”, principal operador del Cártel de Sinaloa y Jesús Alfonso Trapero por el CJNG.

El jueves 19 de enero, a las 18:20 horas, regresó la violencia. Se reportó una balacera en la calle principal del poblado, a unos metros del espacio considerado como delegación de Policía, que también alberga otras oficinas de gobierno. Está a 28 kilómetros de la mancha urbana y con ello justificaron que paramédicos y policías de apoyo tardaran más de 40 minutos en llegar, pues los atacados eran la única autoridad en la zona.

Ante la incidencia homicida, la Secretaría de la Defensa Nacional había establecido bases militares en Valle de las Palmas y Testerazo, pero las quitaron unos días antes del ataque.

Vecinos reportaron haber escuchado más de 30 detonaciones antes de darse cuenta que una patrulla con tres policías había sido atacada y uno de los uniformados, José Francisco Tizcareño Pérez, había quedado muerto a un lado de la unidad.

Las primeras versiones indicaron que los agentes iban llegando a la caseta policíaca cuando fueron acribillados. Las declaraciones de los sobrevivientes indican que al llegar a la zona vieron un auto que circulaba con las luces apagadas y los intervinieron, cuando Tizcareño bajó de la unidad empezaron a disparar, no tuvo oportunidad.

Sus compañeros, Eleazar Lugo y Pedro González, se defendieron, repelieron la agresión y uno de los atacantes que bajó del auto fue herido antes de huir.  

La hipótesis inicial de los investigadores fue que el ataque resultó de un topón con integrantes de una célula local de narcomenudistas, “estaban armados y no querían que los detuvieran”.

Pero, por haber sido vistos manejando sin luces en la zona de la delegación, no descartarán la posibilidad de que “pudieron haber estado esperando la llegada de los policías”, quienes refirieron no haber sido amenazados previamente.

En este caso, la fiscalía está en posesión de pruebas materiales y testimoniales que identifican al agresor herido con nombre y apellido, es nativo de Sinaloa presuntamente y relacionado con la célula de “El Max”.

En el operativo de búsqueda de los agresores, militares y municipales intervinieron una casa abandonada en Calle 5 de mayo, de la que aseguran, un hombre no identificado les disparó en tres ocasiones, y al ver en peligro su vida, lo “abatieron”. El revólver del muerto no tenía relación con el ataque a los policías y su cuerpo que quedó tirado bocabajo, presentaba dos balazos en un costado, por la espalda, los cuales fueron reportados en hombro y estómago.

El auto de los atacantes, un Kia, se localizó en el camino vecinal Héroes del Desierto, a un costado de Rancho El Abuelo en Ampliación Testerazo.

Los casquillos de arma larga recuperados en la escena son de mala calidad, pero mostraron que el arma se usó en la balacera reportada al mediodía del 24 de septiembre de 2022 en el Kilómetro 29 de la ampliación Valle de las Palmas, donde peritos localizaron 27 paquetes que contenían pequeñas dosis de cristal y 34 casquillos calibres .223 y 7.62 x 39.

También encontraron los cadáveres de Fanny López -28 años- con siete heridas en cabeza, en pecho y espalda; Arnulfo Villavicencio, 60 años, con siete lesiones; y el de un hombre no identificado con tres heridas, quien portaba una pistola.

A las seis de la tarde de ese 24 de septiembre, el auto usado por los homicidas, un pick-up rojo, con once casquillos, fue localizado en calles 5 de Mayo y Benito Juárez del mismo poblado. Y a las siete de la tarde localizaron el segundo auto de los atacantes, otro pick-up, pero negro, en el Kilómetro 32 de la carretera Tecate-Ensenada.

En ambos autos recabaron huellas y aún revisan la posible utilización de estos rifles en otro asesinato en la misma zona, perpetrado en julio de 2022.

FESC ATACADA

El jueves 19 de enero, a las 22:45 horas, en la colonia Sánchez Taboada de Tijuana, dos patrullas de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana circulaban sobre Calzada del Obrero, le marcaron el alto a dos autos -no informaron el motivo de la intervención-, un Nissan Altima color gris y un Toyota Corolla negro.

En lugar de detenerse, desde el interior de los autos les dispararon, hiriendo a los agentes Luis Alfredo Ibarias Antonio y Ulises Arriaga Pérez, quienes fueron reportados estables. Y lesionado en pie izquierdo y abdomen, también al pasajero de un transporte Didi.

La patrulla de la FESC SSC-741A1 presentaba orificios en puertas delantera y trasera lado derecho, así como en el medallón trasero.

Los agresores huyeron, mientras los elementos estatales trasladaban a la Cruz Roja y al Issstecali Mirador a sus compañeros heridos.

Respecto a los elementos atacados, indicaron que no están radicados en Tijuana y forman parte de un grupo trasladado de Mexicali y Ensenada para los operativos contra robo de vehículo.

CRIMINAL ABATIDO EN ENSENADA, DE SINALOA

Ángel Ismael Zamora Lara, quien antes de ser abatido hirió a los agentes municipales, Martín Silva, Alberto Sarabia y Claudia Villa la noche del 15 de enero en El Sauzal, Ensenada, es nativo de Sinaloa y tiene orden de aprehensión activa en Estados Unidos por tráfico de drogas.

Ese domingo el ataque se reportó a las 19:56 horas frente a la casa del alcalde Armando Ayala, en Calle Ryerson de la Zona Centro. Después corrigieron e informaron que fue sobre la calle Miguel Alemán, por el Nodo Vial El Nopal.

Zamora portaba un rifle, un arma corta y conducía un pick-up Chevrolet Silverado gris a toda velocidad cuando le pidieron que se detuviera. Respondió a balazos y los tres elementos quedaron heridos sobre Avenida Clark Flores, en las inmediaciones del fraccionamiento San Marino.

Otros policías lo persiguieron y lo encontraron en la entrada a la zona de 4 Milpas, de nuevo lo intervinieron y les disparó. Los agentes lo hirieron cuando trató de huir corriendo, posteriormente murió en el Hospital General.

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas