14.2 C
Tijuana
lunes, enero 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Modernización del transporte, en el olvido

La llamada modernización del transporte público (Transfuturo) puesta en marcha en 2008 solamente fue una sustitución parcial de unidades por modelos más nuevos, dejando de lado conceptos y proyectos para hacer más eficiente el servicio y así desincentivar el uso del vehículo particular.

Con decenas de quejas por parte de usuarios por la antigüedad, el estado mecánico y físico de las unidades, aunado a la actitud de los choferes, el tema ahora a cargo del Instituto de Movilidad Sustentable (IMOS) se percibe más distante que cuando lo administraban los ayuntamientos.


Publicidad


El desfase entre los diagnósticos y las necesidades reales en materia de transporte público resalta al revisar programas o estudios que datan de las dos décadas anteriores; el más reciente fue elaborado en 2015, y sirvió como base para autorizar el aumento de la tarifa del transporte público a 13 pesos.

Los concesionarios de transporte público en Ensenada (Amarillo y Blanco, Rojo y Blanco, Transportes Vigía) tienen vigentes sus permisos hasta el año 2028, toda vez que en 2018 el Ayuntamiento encabezado por Marco Novelo les autorizó una ampliación de dos periodos consecutivos de cinco años cada uno.

Tanto el aumento a la tarifa como la ampliación de las concesiones fueron justificadas como parte del Plan Maestro de Vialidades y Transportes, mismo que no se ha elaborado por falta de recursos. En su momento se calculó un costo de 2.8 millones de pesos.


Publicidad

 


El Artículo 6 del Reglamento de Transporte Público para el Municipio de Ensenada define al Plan Maestro de Vialidad y Transporte como “conjunto de políticas, lineamientos, estrategias, acciones y disposiciones en materia de vialidad y transporte, tendientes a elevar la calidad de los servicios, la infraestructura vial y el transporte público del Municipio como parte integral de un desarrollo regional, acorde a las necesidades y características que requiere una o varias poblaciones determinadas”.

Siguen pendientes planes como la Ruta Troncal, transbordo, boleto único y sacar las terminales del Centro de la ciudad.

Mientras tanto, miles de usuarios diariamente batallan con unidades pequeñas que resultan insuficientes para la demanda de algunas rutas, vehículos en mal estado a los que lo mismo se les salen llantas, que carecen de ventanas, choferes que ignoran a adultos mayores, rutas tardadas, entre otras quejas.

LOS MISMOS COMPROMISOS DESDE 2008

En 2008 se implementó el llamado sistema Transfuturo, y con éste, la Norma Técnica 12 en materia de diseño, seguridad y comodidad del transporte público en la modalidad de transporte masivo, que tenía como objetivo establecer requerimientos mínimos para el alta de nuevas unidades, requerimientos para la operación de las ya existentes, condiciones de imagen, así como políticas y criterios para instalar publicidad.

En dicha norma se estableció la necesidad de desaturar las principales vialidades de la ciudad y que los socios de las diferentes empresas sumaran esfuerzos financieros en la adquisición de unidades de mayor capacidad de pasajeros para sustituir unidades tradicionales.

También se fijaron algunas políticas como espaciar la frecuencia de paso de las unidades entre tres y cuatro minutos adicionales a los que venía operando de acuerdo con la ruta; instalar en las unidades barras contadoras de personas que permitan determinar el número total y real de usuarios; instalación de un sistema de posicionamiento global por satélite (GPS); capacitación de choferes en manejo defensivo y calidad en el servicio; evaluaciones toxicológicas periódicas; portación de uniforme y proporcionar seguro de viajero.

Nueve años después, en 2017, y teniendo vigente una Norma Técnica que establecía diversos lineamientos, Ayuntamiento y concesionarios acordaron temas muy similares tras autorizar el aumento de 10 a 13 pesos en la tarifa: capacitación trimestral y uniformes a choferes; exámenes toxicológicos en un plazo de seis meses; portación de tarjetón visible; tarjetón con teléfono, número, capacidad, ruta y tarifa; plan de sustitución y renovar al menos 25 unidades; crear 12 rutas especiales; garantizar gratuidad a personas con discapacidad; descuentos a estudiantes y adultos mayores; sincronización de semáforos; rehabilitación de rutas de mayor demanda con base en el Plan Estratégico de Vialidades; fortalecer a la Unidad Municipal de Transporte (UMT); además de elaborar y ejecutar el Plan Maestro de Vialidades.

ZETA buscó a concesionarios del transporte para conocer el avance en cumplimiento de acuerdos y modernización, al igual que al IMOS, pero hasta el cierre de edición, no hubo respuesta.

RUTAS Y USUARIOS

De acuerdo con el análisis tarifario de Transporte Urbano de Pasajeros de Ruta Fija, elaborado por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) en febrero de 2015, alrededor de 111 mil 581 personas utilizaban el transporte público diariamente; 82 mil 177 con la tarifa general, 24 mil 525 con la preferencial y 4 mil 880 gratis.

La UMT tenía registrados 343 microbuses de Rojo y Blanco; 260 de Amarillo y Blanco; 139 de Vigía y 75 de Brisa, mientras que entre todos los gremios de taxis sumaban alrededor de 800 carros.

Según el Programa de Acciones Inmediatas de Vialidad y Tránsito, con datos de la primera década de 2000, en Ensenada había 82 rutas concesionadas, 63 de éstas con prestación del servicio. Asimismo, se tenía un registro de 614 unidades, pero en realidad operaban 590.

De las 63 rutas estudiadas, cuatro eran rutas circulares, cinco perimetrales, tres diametrales y las restantes, 51 rutas de tipo radial. La longitud de recorrido de las rutas estaba entre 5.64 y 95.71 kilómetros, siendo la longitud promedio de 26.06 kilómetros

Se encontró que 14 rutas tenían sobreposición mayor al 80 por ciento, incluso algunas del 99%. Otras 16 rutas tenían sobreposición mayor a 60%.

Los principales corredores de transporte corresponden, todavía, a Avenida Reforma, Juárez y Calle Sexta.

Las principales causas de demoras en el periodo pico de la tarde son: 43.5% en ascenso y descenso; 21.9% en semáforos; 12.2% en tiempo de terminal y 12.2% en entrada y salida de vehículos.

En las 63 rutas donde se detectaron que se presta el servicio público de transporte, operaban diariamente 591 unidades que atendían a 110 mil 357 usuarios, con un total de 3 mil 590 despachos.

En 2006 se observó que la vida promedio de los vehículos por empresa era la siguiente: Brisa tenía modelo promedio 1991, al igual que Flecha Verde y Amarillos; Vigía presentaba un modelo promedio 1994, lo que representaba una antigüedad de 12 años; finalmente, Rojos presentaba un modelo promedio 1990, lo que representaba una antigüedad de 16 años.

Para un día hábil, el período de máxima demanda presenta 6 mil 500 usuarios de transporte público colectivo y comprende por la mañana entre 06:00 a 07:00 horas. El segundo período pico se observa entre las 17:00 a 18:00 horas, con cerca de 5 mil 900 usuarios. El descenso más bajo se observa entre 10:30 y 11:30, con cerca de 3 mil 900 usuarios.

Las rutas con más usuarios son Zorrillo-Maneadero-El Sauzal; Márquez de León; Cortez 89; Delante-Jalisco-Morelos; Pórticos-Centro; Villas del Rey Escorpión; Villas del Real 6 y 7 (Ciprés-Hospital-Chapultepec), además de Aeropuerto Villas del Real 1-3.

Por su parte, en el estudio de Tránsito de la ciudad de Ensenada se establece que sobre las avenidas donde circula el transporte público es necesario ordenar y dimensionar los espacios para el ascenso-descenso de los usuarios del servicio de transporte público, y con ello no se saturen sólo algunos espacios que bloquean las banquetas con personas en espera del servicio; de igual forma, para evitar que se bloquen las intersecciones por los autobuses en espera de alojarse en el espacio asignado. Esta acción se propone principalmente sobre Avenida Juárez, Avenida Reforma y Calle Sexta.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Marco A. Flores
Egresado de la licenciatura en ciencias de la comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Ha sido reportero y jefe de información en diversos medios impresos, digitales y radiofónicos desde el 2007. Reportero del Semanario Zeta desde el año 2018.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas