18.4 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

“El riesgo de ejercer el periodismo en el país se ha incrementado mucho”: Pedro Valtierra

“Lo que alienta a los asesinos de periodistas es que hay impunidad”, refirió a ZETA el fotoperiodista Pedro Valtierra, ganador del Homenaje Nacional de  Periodismo Cultural “Fernando Benítez” 2022

El reconocido fotógrafo Pedro Valtierra fue laureado con el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural “Fernando Benítez” 2022, en el último día de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el domingo 4 de diciembre.


Publicidad


De acuerdo con FIL Guadalajara, Valtierra mereció el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural “Fernando Benítez” 2022 “por su destacada labor como fotógrafo, tanto en el ámbito periodístico como en el documental, su impulso a varias generaciones de fotógrafos de México y América Latina mediante su agencia y revista Cuartoscuro, además de su firme trabajo para la conservación de la memoria fotográfica de nuestro país”.

En entrevista para ZETA, Pedro Valtierra expresó sobre el reconocimiento que han recibido figuras como el propio Fernando Benítez (1992), Carlos Monsiváis (1993), Elena Poniatowska (1994), José Emilio Pacheco (1995), Jaime García Terrés (1996), Vicente Leñero (1997), Raquel Tibol (1998), por citar algunos.

“Es un premio muy importante, no sé si lo merezca, pero pues gracias, porque finalmente estos reconocimientos sí te sirven, sobre todo para uno que anda de aquí para allá, corriendo, pensando en que la fotografía sirve, que el periodismo sirve, que el periodismo ayuda para mejorar las cosas. Estos premios ayudan para mantenerte aquí, te dan vitalidad, te dan ánimos”, refirió.

Incluso, valoró el hecho de que se convirtió en el cuarto fotógrafo que recibe el Homenaje que se entrega desde 1992; le precedieron Héctor García (2007), Rogelio Cuéllar (2012) y Graciela Iturbide (2017).

“Eso demuestra que la fotografía documental -y también la del retrato, como el caso de Rogelio Cuéllar- es fundamental para la memoria social de nuestro país; eso habla de la importancia que tiene la fotografía a nivel nacional en nuestro país, de que la fotografía es un elemento fundamental para nuestra cultura, para retratarnos, para registrar los acontecimientos sociales. Habla de que hay calidad, de que la fotografía está en un momento importante”.

DE FRESNILLO A CDMX

Hijo de Juan Valtierra Ortiz y Socorro Ruvalcaba Carrillo, Pedro Valtierra nació el 29 de junio de 1955 en Fresnillo, Zacatecas, ciudad en la que en alguna ocasión vendió periódicos.

“Viví en un rancho hasta los 12 años, en 1967, y bueno, era un campesino. Mi padre era un campesino, era un pequeño propietario, tenía 250 hectáreas. Un día invirtieron en el banco mis tíos y él, compraron ganado pero no llovió porque Zacatecas, es un estado semiárido y nos quedamos sin nada; perdimos el racho y nos fuimos a Fresnillo en 1967”, contó Valtierra a ZETA.

“En 1967, 1968 y 1969 yo vendía periódicos en Fresnillo, vendía El Heraldo de México, El Sol de Zacatecas; y revistas como Alarma, Alerta, Lágrimas y Risas, Memín. Vendiendo periódicos pues tuve un primer acercamiento, no digo que con el periodismo, sino como voceador, pues me encantaba la foto, recuerdo las fotos del 68 que publicaba El Heraldo de México. Nos fuimos en 1969 a México, yo tenía 14 años, llegamos a la colonia Pino Suárez, muy cerca de Tacubaya, muy cerca de Los Pinos; yo empecé a estudiar en una escuela que está frente a Los Pinos, que se llama ‘El Pípila’, donde votan los presidentes, ahí terminé sexto de Primaria”, rememoró.

Fue en Ciudad de México donde compró su primera cámara, una Kodak Instamatic, con la que retrataba a la familia:

“Cuando llegué a México hice muchos oficios, somos ocho hermanos, yo soy el tercero; yo quería ser boxeador. Después de muchas actividades en México, llego al estacionamiento de Los Pinos como bolero, estamos hablando de 1971. Compré una cámara en el 71, una Kodak Instamatic para hacer fotos de mi familia, eran fotos de rollo, eran populares”.

En 1972, mientras practicaba el deporte de los puños, publicó sus primeras fotografías en la revista Boxeo Ilustrado; en ese momento le dijo el director de la revista al saber que tomaba fotos: “Oye, tómame unas fotos del ‘Duende Martínez’, y le dije: ‘Si quiere le hago la entrevista’. Hice la entrevista y le di las fotos, ésa fue mi primer cámara”, evocó Valtierra.

UNA ÉPOCA EN UNOMÁSUNO

En 1977, Pedro Valtierra ingresó al Sol de México, en 1978 inició una brillante trayectoria como fotoperiodista en Unomásuno, hasta 1984, una época fundamental para el periodismo mexicano:

“En octubre de 1978 entré a Unomásuno, que nace el 14 de noviembre del 77. Yo entro once meses después de fundado Unomásuno, me llaman por una foto que tomo. Yo estaba haciendo fotografía de policía, tuve suerte de hacer fotos que valían la pena: Hay una foto famosa de esa época de unos machetes cuando mataron a Flores Muñoz, yo tomé una foto. A Manuel Becerra Acosta -me dicen- que le gustó mucho y Christa Cowrie, que era la jefa, me llamó para que me integrara a trabajar a Unomásuno. Yo quería trabajar en Unomásuno, era un periódico nuevo, de jóvenes, que estaba cubriendo la guerra en Nicaragua, yo quería estar ahí. Me llaman, me invitan y me voy a trabajar en 78 hasta 84”.

– ¿Cómo definirías esa época del fotoperiodismo en México con Unomásuno entre el 78 y 84?

“Yo defino la época del Unomásuno como una de las épocas para mí más importantes, pero también como una época muy convulsa en el país y en América Latina; es una década muy tensa todos los años 70, principios de los 80. Para mí fue importante formar parte del equipo de trabajo del periódico Unomásuno que dirigía Manuel Becerra Acosta, que fue un director para mí muy importante, fue un director que cambió mucho la manera de hacer periodismo en este país. Por ejemplo, el que mandara periodistas mexicanos a Centroamérica en particular, fue importante porque no se hacía, quien lo hacía normalmente era Excélsior y lo hacía cuando había temas dramáticos.

“Por ejemplo, cuando fue el golpe de Estado en Chile, en 1973, pues no hubo fotógrafos mexicanos que fueran a cubrir el tema; hubo reporteros de Excélsior, todavía no salía Unomásuno, pero los periódicos mexicanos, lo digo con mucho respeto, han sido muy conservadores en cuanto a enviar a los fotógrafos a cubrir temas fuera del país. Entonces, para mí Unomásuno es muy importante y determinante en la etapa contemporánea del periodismo porque da espacio a todos los géneros del periodismo, que eso ya ha ido desapareciendo. Históricamente, los periódicos mexicanos no se preocupaban mucho por hacer periodismo, quedaban bien con el poder”.

Valtierra evocó:

“Pienso que para mí fue muy importante porque recibí muchas oportunidades, viajé mucho, yo era muy joven y entonces tuve la oportunidad de estar en Centroamérica, en Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Panamá, Venezuela, África. En todo ese período, entre el 78 al 84, para mí fue uno de los más importantes porque viajé mucho a lugares en conflicto; es importante señalar que no había fotógrafos que viajaran, no había periódicos que mandaran a fotógrafos fuera del país, entonces, para mí resultó muy importante”.

Desde entonces, por más de cuatro décadas, Pedro Valtierra ha documentado al México violento y complejo, su vida cotidiana o su gente, sus conflictos y sus diversos aconteceres sociales.

“LO QUE ALIENTA A LOS ASESINOS DE PERIODISTAS ES QUE HAY IMPUNIDAD”

Director fundador de la agencia y revista Cuartoscuro, Pedro Valtierra expresó a ZETA en 2018, hacia el final del sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018): “Creo que el futuro del periodismo en México está en riesgo, por lo que pasa en Guerrero, en Tamaulipas; y me da miedo qué va a pasar. Pienso a largo plazo: nos vamos a quedar sin contar la historia del país”.

– ¿Qué puedes decirnos, cuatro años después, en 2022, en el sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en cuanto a la seguridad o garantías para cubrir la violencia e inseguridad en México, no sólo en Guerrero y Tamaulipas?, se le volvió a inquirir a Pedro Valtierra.

“Fíjate que lo que dije, se cumplió: en Guerrero y en Tamaulipas ya no se cuenta la historia, ya los fotógrafos no hacen foto, están amenazados. En Tamaulipas, desde hace tiempo la situación del periodismo es totalmente alarmante. ¿Qué pienso ahora?, que no son solamente Tamaulipas y Guerrero, sino que es Zacatecas, Jalisco… el país casi completo. Quizá en pocos estados todavía se sigue haciendo trabajo periodístico, pero en general, el riesgo de ejercer el periodismo en el país se ha incrementado mucho. Y aquí sí yo soy claro, en el sentido de que la violencia no empezó con Andrés Manuel, la violencia tiene muchos años; el problema es que la cuota de muertos que nos ha costado al gremio periodístico cada vez es más alta. Pienso que hoy -como con Peña Nieto, como con Calderón, incluso con el Presidente Fox-, ningún caso periodístico ha sido resuelto, hasta donde yo sé, ninguno, por lo menos hasta ayer. Entonces, pienso que este riesgo que nosotros preveíamos en 2018, pues sí se cumplió, lamentablemente”.

De acuerdo con Artículo 19, del año 2000 a la fecha la organización defensora de la libertad de expresión y los periodistas, ha documentado 157 asesinatos de periodistas en México, en posible relación con su labor; del total, 145 son hombres y 12 mujeres.

Conforme a cifras del organismo, 47 periodistas fueron asesinados durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y 37 en la administración de AMLO (2018- hasta 2022).

– ¿Cuál es tu pronunciamiento en cuanto al asesinato de periodistas que continúa en el sexenio de López Obrador? Todavía faltan dos años del sexenio…

“No quisiera que se diera un asesinato ni de mujeres ni de periodistas, pero lamentablemente, como están las circunstancias creo que esto va a seguir, yo quisiera que no, pero lamentablemente, las condiciones son tan complejas que parecen indicar que va a seguir habiendo periodistas muertos, y eso debemos rechazarlo todo el gremio, porque eso habla muy mal de la justicia. Yo quisiera que se trabajara por lo menos para llevar a la justicia a los que han asesinado hasta ahora a los periodistas. No soy partidario de que se incrementen y se hagan más leyes para proteger a los periodistas, porque está claro que en México las leyes no protegen a los periodistas, por más que se hagan leyes, por más que se hagan mecanismos de protección a los periodistas, si al final, los números están creciendo”.

Valtierra concluyó:

“Yo creo que la parte más importante para detener el asesinato de periodistas es cero impunidad; actuar contra aquellos asesinos de los periodistas. Pienso que lo que alienta a los asesinos de periodistas es que hay impunidad. Y en general, a los asesinos de toda la sociedad es que hay impunidad; matan y no les hacen nada”.

- Publicidad -

Autor(a)

Enrique Mendoza
Licenciado en Comunicación por la UABC Campus Tijuana. Periodista cultural en Semanario ZETA de 2004 a la fecha.
- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas