13.1 C
Tijuana
domingo, diciembre 4, 2022
Publicidadspot_img

Orgánica, diversa e incluyente

Sin prejuicios, llena de contrastes, defendiendo la inclusión y alerta de la salud física y emocional, Nailea Norvid protagoniza “Manto de gemas”, cinta ganadora del Oso de Plata en la Berlinale y Mejor Dirección en el FICM; al mismo tiempo que desarrolla una puesta en escena y su debut como directora en la pantalla grande

Morelia, Michoacán. Debatiéndose entre la necesidad de participar con la sociedad en un México rural, explorar su vida personal en un matrimonio distanciado, y llena de cuestiones existenciales por la desaparición de su hermana y su familia descompuesta, Isabel, es el personaje contrastante que encarnó la experimentada actriz Nailea Norvind en “Manto de gemas”, ópera prima de la boliviana Natalia López Gallardo, pretexto por el que ZETA dialogó con la hija de la histrionisa noruega Eva Johanne Chegodayeva Sakonskaya.


Publicidad


“Llevo una prolongada carrera en teatro, cine y televisión, sin embargo, nunca me siento satisfecha. Me importa ser parte de lo que más admiro y he empezado a tener ese placer con ‘Manto de gemas’, ese cine de autor, de arte como el de Natalia López Gallardo y su esposo Carlos Reygadas, que me permitió encarnar este personaje, siento, no tiene que ver con mi carrera, sino con mi forma de vivir”, detalló Norvind, para continuar:

“En ese sentido Isabel llegó a mí por ser una persona bastante libre en mis pensamientos y que tengo un aspecto mucho más amplio de las situaciones, vivo bastante libre de prejuicios, creo que por la madre que tuve, cuyo regalo más grande fue la inclusión, la aceptación, la diversidad y el libre pensamiento para defender nuestras vidas”, apuntó la actriz de telenovelas como “Quinceañera”, “Abrázame muy fuerte”, “Cuna de lobos” y recientemente la cinta “El club de los idealistas”.

Sumergida en una historia de desapariciones forzosas como “Manto de gemas”, ganadora del Oso de Plata en la Berlinale y Mejor Dirección en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), la también empresaria compartió su pasión por el séptimo arte.

“El cine es herencia de mi madre, ella me educó a través del cine, si teníamos un tema que abordar me ponía una película, y también fui aprendiendo del mejor cine, tuve una experiencia donde mi ex pareja, Michel Franco, cuando trabajó las películas con mis hijas, aprendí mucho de él, porque él tiene una muy buena escuela y su propia visión, y ahora considero a Natalia mi nueva maestra. Estar viendo su película reafirmó mi postura de que el buen cine es el que tiene muchas capas, el que es unívoco, universal, en el que descubres las aristas entretejidas elaboradamente como una telaraña.

“Ahora bien, obtener el Oso de Plata en Berlín fue muy simbólico, me sentí espiritualmente cobijada por las ganas que tenía mi madre de que yo participará más en cine, me tardé en hacerlo, pero he preferido esperar para que lleguen los proyectos que busco”, indicó a ZETA quien estrenó su participación en la serie “Belascoarán” (Netflix) como Marisa, una diva del cine.

“Estoy cerrando ciclos, como el de la telenovela ‘Vencer la ausencia’, e inicié algo de lo que más me fascina en la vida por su exploración: el teatro, donde me veo hasta el final de mis días; inicio en enero la obra ‘Carne’ con Enrique Singer, los ganadores del Ariel, Hernán Mendoza, Adrian Ladrón y Jesusa Ochoa; posteriormente la puesta en escena ‘Marisa e Isabel’, de Bárbara Coleo, sobre la la historia de qué hubiera sucedido si la Malinche e Isabel la Reina Católica se hubieran conocido, la cual es un debate profundo y ágil sobre el racismo y el clasismo”, enfatizó la actriz de 52 años, quien constantemente comparte vídeos sobre yoga en su canal de YouTube (Nailea Norvind Yoga), y, elabora y distribuye productos probióticos (@mialimentosagrado), a la par que prepara su primer película. “Tengo un guion que escribí, y que ahora me toca ese trayecto desconocido que no he pasado, porque ya fui productora de la post producción de la película ‘Nacido sin’, un documental que hizo mi madre. Ahora quiero levantar está película, la quiero dirigir y actuar, es un proyecto ambicioso pero no voy a descansar, ya lo necesito, mi ser ya necesita contar, no es tanto contar una historia, es hacer cine”, puntualizó.

Lailea Norvind

MANTO DE GEMAS

Referente a su ópera prima, Natalia López Gallardo enfatizó que fue construida en capas, partiendo de una idea, intuición e impulso:

“Vivir en Morelos los últimos quince años de mi vida y ver cómo el tejido social se ha ido desmantelando entre cuerpos desmembrados, fosas y desaparecidos, y darme cuenta de esa herida que tenemos que aguantar los mexicanos, que la vemos como parte de nuestra naturaleza, como algo impuesto, pero del que tenemos que darle la vuelta”.

Y agregó:

“Es necesario visualizarlo, levantar la voz, trabajar por un futuro en común, un lugar que nos pertenece a todos, construir una identidad de un país nuevo, volver a ser ciudadanos; por ello ‘Manto de gemas’ insiste en cuestionar la estructura desde otro lugar, desde el campo, quizá”.

López, quien llevó a la competencia del Festival de Cine de Berlín la primera película de una mujer mexicana, en breve rodará su segundo largometraje, abordando el deseo, la fe y el cuerpo femenino.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Roberto A. Partida Sandoval
Licenciado en comunicación por la UABC. Periodista de entretenimiento. Editor de Espectáculos. 22 años en ZETA. Apasionado por el cine, música, viajes, gastronomía, ciclismo, senderismo y aventura.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas