22.8 C
Tijuana
jueves, noviembre 17, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Higiene mental

“Sigo prefiriendo el Evangelio, a los artificios de la política humana”.

– San Juan XXIII (1958-1963)


Publicidad


Cuando el Nuncio Apostólico en Turquía Angelo Roncalli, fue removido a otro país, docenas de familias musulmanas -con veladoras- salieron en la noche a llorarle y despedirle. Se había gastado buena parte de los fondos de la Nunciatura para socorrer a mucha gente que perdió sus casas y bienes en un terremoto en los 1950’s.

Patriarca de Venecia, y en 1958 electo Papa, el padre Roncalli sería Juan XXIII, el pontífice del Concilio Vaticano II (1962); la Iglesia lo celebra cada 11 de octubre según el santoral litúrgico actual.

Era tan ocurrente y reconocido como el Papa Bueno, que en una reunión de la ONU, durante la Guerra Fría, presente ahí el ucraniano presidente de la URSS Nikita Krushev (en el contexto del aparente ateísmo soviético), observándose mutuamente Krushev y el Papa Roncalli, el santo Padre le envió una nota al líder de la URSS, saludándolo, deseándole lo mejor y resaltando las coincidencias entre ambos. Krushev reenvió una nota al Papa, saludándole y aclarando que no había coincidencias entre ambos, a lo que Juan XXIII le contestó que coincidía en que ambos eran “pelones y de vientre abultado” (panzones). Desde entonces se extendieron las manos y sonreían mutuamente.

Hay quien refiere que no hay que leer tal o cual cosa por higiene mental; los medios y las redes han multiplicado la información y también las angustias existenciales. La violencia en nuestras comunidades, las caravanas de migrantes, nuestras casas pareciendo cárceles (y aun así se roban las cámaras de vigilancia). Diariamente hay ejecutados por el crimen organizado. De todos los continentes se escuchan desastres naturales, y tragedias sociales; hay quien cree que ya es el “fin del mundo”. Le hacemos al profeta del desastre, cuando la concepción de San Juan sobre esto es todo aquello que se opone a los valores del Reino de Dios, lo anticristiano (como el aborto, la homosexualidad, la mentira, la manipulación). Le recomiendo escuchar de José Luis Perales “Me han contado que existe un paraíso”. O de Roberto Carlos “Paz en la Tierra”. O  “Llegar a Viejo” de Joan Manuel Serrat.

Pacem in Terris es una de las encíclicas que el Papa Roncalli escribió para la humanidad y la Iglesia, y que habría que releer y vivir en nuestro mundo tan lastimado y angustiado por las guerras en nuestro país y en toda la tierra.

Por higiene mental debemos dedicar tiempo a llenar nuestros corazones y nuestra mente de fe, esperanza y caridad. Como escribiera al final de sus días el pensador mexicano Antonio Caso en La Existencia como Economía, como desinterés y como caridad. Si tiene oportunidad, léase El poder del pensamiento eficaz (no.1), obra maestra de Norman Vincent Peal, la cual leyó durante sus 30 años de prisión en Sud África, Nelson Mandela, y que fue como Dios lo sostuvo y resistió, según refiere en una de sus autobiografías. Habrá que escuchar de nuevo la Desiderata.

Germán Orozco Mora reside en Mexicali.

Correo: saeta87@gmail.com

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

Destacadas