Los 124 mdp que olvidó “Titi” Ruiz

Foto: Archivo
Cachanillaz lunes, 5 septiembre, 2022 12:00 PM

Durante sus poco más de dos años al frente de la FGE, “olvidó” gastarse 124 millones de pesos, los cuales son aire para el actual titular, Ricardo Iván Carpio Sánchez

Durante poco más de dos años al frente de la administración de la súper Fiscalía General del Estado (FGE), los excesos de Guillermo Ruiz Hernández fueron más que notorios. Desde el arrendamiento de las oficinas del World Trade Center (WTC), cuyo valor rondaba los 4 millones de pesos al mes, el enorme gasto en secretarias, funcionarios y “asesores” para atender necesidades absurdas como darle una botella de agua, abrirle la puerta o brindarle una servilleta.

Aun así, con todos los negocios que “El Titi” Ruiz intentó, como adquirir 5.2 millones de pesos en libros para promover su escuela militar o 16 más para equipo de espionaje a precios -presuntamente- inflados, el ex fiscal “olvidó” gastarse nada menos que 124 millones de pesos durante su último año de gestión.

Y no crea, Lector, que fue por eficiente o por querer dejar recurso a su sucesor, sino porque el secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, hizo lo posible -según fuentes dentro de la Secretaría de Hacienda- para retener el flujo de recursos, debido a conflictos políticos entre ambos.

El recurso logró ser “destrabado” por el actual fiscal, Ricardo Iván Carpio, en la Secretaría de Hacienda, mediante una serie de proyectos planteados para el mejoramiento de equipo, tecnología y demás.

Con ese dinero, la actual administración ampliará el edificio de la FGE que se ubica en La Mesa de Tijuana, para lo cual erogará 45 millones de pesos en un proyecto que el pasado gobierno dejó inconcluso.

También destinará 3.2 millones de pesos a un diagnóstico general y particular de toda la tropa policial en torno a su condición psicológica, con el objetivo de analizar si los agentes se encuentran bajo cierto nivel de estrés o histeria, para atenderlos.

De ese recurso, 16 millones serían destinados para adquirir la licencia de una empresa llamada Oracle, que almacena toda la información digital de la institución. Proyecto que había planteado la anterior administración, pero se optó cambiar el plan y contratar a Amazon para hacer el mismo ejercicio por un monto de 2 millones de pesos.

También se comprarán 200 computadoras Mac, 50 más de grado militar, 100 dispositivos GPS para las unidades policíacas y 30 patrullas Toyota Tacoma. Se diseñó la primera etapa de todo un sistema de video denuncia digital para recabar querellas de la ciudadanía, donde la persona presente su caso sin necesidad de que un Ministerio Público esté atendiendo esta situación, sobre todo para casos como extravío de documentos o actas de robo -entre otras cuestiones-, pero pretende ampliarse y volverse más eficiente.

A esto se suma una ampliación presupuestal de 100 millones de pesos, y para antes de terminar el año, se pretende comprar un vehículo blindado Bearcat G3, mil chalecos antibalas, más unidades y computadoras, 500 dispositivos GPS, 14 escudos balísticos y uniformes para toda la corporación, de los cuales 160 serán para un equipo especial utilizado para la intervención de cateos de medio y alto riesgo.

En otras palabras, lo mejor que pudo hacer Guillermo Ruiz Hernández, fue olvidar esos 124 millones de pesos, aunque también podría decirse que es el caso de Rodríguez Lozano afectando al ex fiscal y beneficiando al actual. Ahora sí que nunca supo para quién trabajó.

Etiquetas: Ricardo Iván Carpio Sánchez, Guillermo Ruiz Hernández, FGE, Abusos, Chalecos Antibalas, tecnología

Comentarios

Tipo de Cambio