XXV Aniversario del asesinato del periodista Benjamín Flores

Foto: Cortesia padre Germán Orozco
Ezenario lunes, 18 julio, 2022 12:00 PM

Quedó inmortalizado en la memoria colectiva por su valentía en “La Brecha”, o Avenida Benjamín Flores y calle 9, en San Luis Río Colorado; sin embargo, la placa con sus datos fue robada

Este 15 de julio de 2022 se conmemora el 25 aniversario luctuoso del periodista Benjamín Flores, asesinado afuera del periódico La Prensa de San Luis Río Colorado, Sonora.

Flores se inició desde 1985 en Tribuna de San Luis (OEM), en la corresponsalía de El Imparcial de Sonora. En Tijuana trabajo en circulación del periódico Baja California. En 1989 fue el único periodista que aposto en manejar la campaña de candidato a gobernador del ensenadense Ernesto Ruffo Appel, del que llegaría a ser secretario particular en el Gobierno del Estado.

En 1991 regreso a su natal San Luis Rio Colorado, Sonora, donde fundó el semanario La Prensa, que en breve se convertiría en el diario La Prensa, teniendo gran aceptación y apertura crítica con colaboradores como Sergio Haro y Humberto Melgoza.

La Prensa se distinguió por denunciar frontalmente a políticos y narcotraficantes solapados por la autoridad federal y estatal.

Poco antes de morir, Benjamín Flores González expresó que “mi modelo es don Jesús Blancornelas. Quiero tener una familia y vivir del buen periodismo, sin ataduras, como el pensamiento, que era su lema”.

Benjamín imitaba a Blancornelas, investigando, para denunciar al crimen organizado que hasta hoy -a 25 años de su sacrificio- continúa empoderándose de la ciudad y la región binacional.

Sus asesinos, Jaimillo González y su grupo, ya salieron de prisión por delitos contra la salud e incluso fueron asesinados por Los Salazar en 2021.

La Prensa fue adquirida por el entonces alcalde del PRI (2009-2012), Dr. Manuel Baldenebro. Asesinado Benjamín Flores, destruyeron también los archivos de La Prensa de San Luis, y la memoria histórica de esa etapa del periodismo de denuncia e investigación local.

Hay testimonios de cómo la entonces policía municipal alertó a los asesinos, ese 15 de julio de 1997, de que ya venían por ellos los policías estatales. Se fugaron e inculparon a un carrocero, que a los dos años fue liberado de prisión; mientras, los reales ejecutores vivían en Somerton, Arizona. (El Jaimillo, un narco de poca monta).

En el marco del crimen impune de Benjamín Flores González, la comunidad sigue en confinamiento por la pandemia del crimen organizado que diario o semanalmente atemoriza a San Luis y el Golfo de Santa Clara.

En junio de 2017, la revista Proceso publicó una entrevista con Douglas Coleman de la Agencia Antidrogas (DEA) de Phoenix, en la que revela y menciona repetidamente que la DEA sabe que “San Luis Rio Colorado es la frontera de México con USA, de mayor tráfico de drogas como heroína, cocaína, fentanilo”.

Como los asesinos de Benjamín Flores en 1997, allá por 1970 fue alertado por los judiciales en San Luis, el legendario mafioso Pedro Avilés, que huyó antes del cateo de su casa por el Ejército Mexicano y el propio FBI.

Varios narcotúneles fueron descubiertos por USA, siendo alcalde el Dr. Baldenebro; después diputado por el PES y su presidente estatal del PES cuando compró La Prensa; y que ahora es diputado federal por Morena.

Benjamín Flores ejerció el periodismo de investigación en el que denunció a los narcopolíticos y empresarios regionales y locales.

Quedó inmortalizado en la memoria colectiva por su valentía en “La Brecha”, o avenida Benjamín Flores y calle 9, en donde una estatua, cigarro en mano, lo recuerda. Por cierto, en la representación no hay placa ni nomenclatura.

Comentarios

Tipo de Cambio