Reaprehenden a Facundo Rosas, ex comisionado de PF, tras liberarlo por caso ‘Rápido y Furioso’

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 18 julio, 2022 4:52 PM

El magistrado Evaristo Coria Martínez, titular del Primer Tribunal Unitario de Sonora, dejó en libertad a Facundo Rosas Rosas -quien fuera el primer comisionado general de la Policía Federal (PF) del 2009 al 2012, y uno de los hombres más cercanos a Genaro García Luna, ex titular de la ahora extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa-, al sentenciar que no existen pruebas de su involucramiento en el caso de tráfico de armas binacional, conocido como “Rápido y Furioso”.

A pesar de la decisión judicial, elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) detuvieron, el 15 de julio del 2022, al ex funcionario federal, al salir del Centro de Readaptación Social (CEFERESO) Número 11, en Hermosillo, Sonora, por el homicidio culposo de la mujer a la que atropelló el 27 de enero de este mismo año, en el sur de la capital de la República, a la cual sería trasladado de nueva cuenta.

El magistrado revocó la formal prisión dictada el 31 de enero del 2022, por secretario en funciones de Juez Noveno de Distrito, en Agua Prieta, Sonora, por el delito de introducción clandestina al territorio nacional de armas, municiones, cartuchos, explosivos y materiales de uso exclusivo del Ejército, al considerar que la Fiscalía General de la República (FGR) no ofreció ninguna evidencia para comprobar el delito, ni la probable responsabilidad del acusado en la introducción ilegal de armas en una operación encubierta.

“No se desprenden indicios objetivos y unívocos en el sentido de que las conductas delictivas referidas en los mismos actualicen el delito atribuido al procesado, dado que en los mismos no se precisó con qué pruebas se acreditó la fecha en que las armas de fuego referidas en ellos, fueron introducidas a la República Mexicana, ni se señalaron las circunstancias en que ello aconteció”, resolvió el magistrado.

El 31 de enero del 2022, al informar respecto a la decisión del juez, la FGR recordó que dentro del operativo “Rápido y Furioso” se coludieron autoridades mexicanas y estadounidenses para introducir ilegalmente a México armas de alto poder y entregarlas al Cártel de Sinaloa. “Las cuales fueron utilizadas y han seguido siendo utilizadas para diversos crímenes vinculados con el narcotráfico”, enfatizó.

El 27 de enero del 2022, después de declarar ante el Ministerio Público Federal en la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), en la Ciudad de México, Rosas Rosas fue trasladado al hangar de la FGR para viajar en un jet con matrícula XC-LPW, hacia Hermosillo, Sonora, donde fue recluido en el Centro de Readaptación Social (CEFERESO) Número 11.

FACUNDO ROSAS PARTICIPÓ EN ‘RÁPIDO Y FURIOSO’, AFIRMA AMLO

El 28 de enero del 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la investigación respecto al operativo denominado ‘Rápido y Furioso’ -a través del cual se ingresaron armas de Estados Unidos a México, las cuales supuestamente tuvieron como destinatario final, a miembros del Cártel de Sinaloa-, continúa abierta.

Ello tras la detención de Facundo Rosas Rosas, quien fuera el primer comisionado general de la Policía Federal (PF) del 2009 al 2012, y uno de los hombres más cercanos a Genaro García Luna, ex titular de la ahora extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

“Esa investigación está abierta y presuntamente en ese grupo participó este señor, junto con otros, eso es lo que puedo comentar”, indicó el titular del Poder Ejecutivo Federal, durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo desde el Salón Tesorería, en Palacio Nacional.

El político tabasqueño precisó que aunque no tiene toda la información, sólo sabe que Rosas Rosas era parte de un grupo que actuó cuando con el operativo ‘Rápido y Furioso’, durante el Gobierno de Calderón Hinojosa, se introdujeron armas ilegales de contrabando, mismas que “supuestamente iban a permitir tener información para identificar y detener a los delincuentes”.

Sin embargo, el mandatario nacional aseveró que “la delincuencia tuvo toda la información, era la época de García Luna, entonces en vez de ser algo benéfico que convirtió una tragedia por que utilizaron esas armas para asesinar a personas mexicanas y también extranjeros”.

López Obrador insistió que es interesante el tema, porque en su momento se archivó la investigación, tanto en México como en Estados Unidos, e incluso las autoridades mexicanas mintieron al señalar que no sabían del operativo.

“¿Qué sucedió?, bueno se supo, la delincuencia tuvo toda la información pues era la época que García Luna era secretario de Seguridad Pública, entonces en vez de ser algo benéfico que convirtió una tragedia”, recalcó el presidente.

“Porque utilizaron esas armas para asesinar a personas en México y asesinar también a extranjeros. Esa investigación es la que está abierta y presuntamente en ese grupo participó este señor junto con otros”, finalizó el mandatario nacional.

FGR APREHENDE A FACUNDO ROSAS, EX COMISIONADO DE PF, POR CASO ‘RÁPIDO Y FURIOSO’

Facundo Rosas Rosas, quien fuera el primer comisionado general de la Policía Federal (PF) del 2009 al 2012, y uno de los hombres más cercanos a Genaro García Luna -ex titular de la ahora extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa-, fue detenido, el 27 de enero del 2022, por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR).

Los cuales le ejecutaron una orden de aprehensión contra Rosas Rosas, por el caso del denominado operativo ‘Rápido y Furioso’, a través del cual se ingresaron armas de Estados Unidos a México, las cuales supuestamente tuvieron como destinatario final, a miembros del Cártel de Sinaloa.

El comisionado general era el más alto rango en la institución de la Policía Federal, el cual ejercía las atribuciones de mando, dirección y disciplina. Dicho cargo era nombrado y removido libremente y de forma directa por el presidente de la República, a propuesta del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México.

Con el apoyo de personal de la Secretaría de Marina (SEMAR), los elementos de la FGR cumplimentaron la orden de aprehensión girada a principios de año por el Juzgado Noveno del Distrito en Sonora, con sede en Agua Prieta, por lo que Rosas Rosa fue traslado a las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO).

Ese mismo 27 de enero del 2022, tras atropellar y matar a una mujer en el Eje 10, de la colonia San Ángel, en la alcaldía Álvaro Obregón, de la Ciudad de México. Según medios locales, una camioneta color blanca arrolló a una mujer, por lo que al lugar se trasladaron policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Gobierno de la Ciudad de México.

Al llegar al sitio, los policías se entrevistaron con el conductor del vehículo, Rosas Rosas, cuyas placas de circulación pertenecen al estado de Puebla. El ex funcionario federal narró que, al transitar sobre la avenida Insurgentes, no se percató que una mujer estaba en el punto, por lo que la que impactó con la camioneta.

Tras su arribo, paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) capitalino valoraron a la mujer, d3 63 años de edad, a quien diagnosticaron sin signos vitales a causa de un traumatismo craneoencefálico.

Ante ello, los policías de la SSC acordonaron la zona y solicitaron los servicios periciales. Mientras que Rosas Rosas, de 56 años de edad, junto con el vehículo asegurado -una camioneta marca Toyota, modelo Sequoia-, fueron trasladados ante un agente del Ministerio Público capitalino.

¿QUIÉN ES FACUNDO ROSAS ROSAS?

Originario del estado de Puebla, Facundo Rosas Rosas es egresado en Ingeniería por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco y cuenta con una Maestría en Administración de Empresas por la Universidad del Valle de México (UVM).

Inició sus actividades profesionales en el sector de seguridad pública en el año de 1989, en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Para 1999, fue designado director general de terrorismo de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Después, del 2001 al 2011, ocupó varios cargos dentro de la PF, como director general de Análisis Táctico, coordinador de Inteligencia para la Prevención, comisionado interino de la Policía Federal Preventiva. En 2003, el Cuerpo Nacional de Policía de España lo condecoró con la “Cruz al Mérito Policial”.

Además, dentro de la SSP del Gobierno Federal fue subsecretario de estrategia e inteligencia policial de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos.

Durante su período en la Policía Federal, Facundo Rosas ocupó el cargo de comisionado bajo las órdenes de Genaro García Luna, cuando éste fue secretario de Seguridad Pública Federal a lo largo del sexenio de Felipe Calderón (2006-2012).

En ese tiempo, Facundo Rosas fue investigado por señalamientos de supuestamente haber proporcionado protección a miembros del Cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva, bajo la supervisión de García Luna. Sin embargo, no hubo acción legal en su contra.

Tras la renuncia de Ardelio Vargas Fosado, en abril del 2013, Facundo Rosas Rosas se convirtió, a invitación del entonces gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, como titular de la Secretaría de Seguridad Pública de dicha entidad.

El 9 de julio de 2014, agentes de la Policía Estatal, que él comandó a distancia, asesinaron al niño José Luis Tehuatlie Tamayo, y también dejaron heridos, con discapacidades de por vida, a otros de los participantes de una manifestación pacífica, en la que pedían no les quitaran una Agencia del Registro Civil.

El menor de edad, originario Chalchihuapan, recibió en la sien el golpe de un cilindro de gas lacrimógeno, por lo que falleció tras algunos días de agonía. Tras analizar el caso, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una resolución, en la que recomendó al gobernador de Puebla, iniciara un proceso contra Rosas Rosas.

Sin embargo, tras dos años y dos meses que duró en dicho cargo, el 28 de julio de 2015, Rosas Rosas presentó su renuncia, tras ser vinculado a organizaciones delictivas dedicadas al robo de hidrocarburo o “huachicol”.

Ello luego de que su director de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López, así como el director de operaciones especiales, fueron detenidos por elementos del Ejército Mexicano, cuando brindaban protección a una banda de “huachicoleros” en el municipio de Tepeaca.

En agosto del 2018, Rosas Rosas se encontraba con su familia en el Club Campestre Monte Sur, ubicado en la carretera a Topilejo de la delegación Xochimilco, en la Ciudad de México, cuando un sujeto interceptó en el baño de dicho establecimiento, a su hijo, de entonces 15 años de edad, a quien le inyectó en la pierna una sustancia desconocida.

El menor fue trasladado de urgencia al hospital Médica Sur, donde permaneció internado bajo observación, sin que se precisara la sustancia que fue inyectada. Sin embargo más tarde fue dado de alta. No se brindo mayor información al respecto. Sobre este hecho, también se inició una investigación de la que se desconocen los resultados

En mayo de 2020, en un programa transmitido por internet, Rosas Rosas habló por primera vez sobre la detención de su ex jefe García Luna, por el Gobierno de Estados Unidos y, aseguró, que en “el caso particular de mí, han dicho de todo, en Puebla han dicho de todo y la verdad es que a seis años no se ha podido probar nada”.

En febrero del 2021, Rosas Rosas tramitó un amparo federal para evitar su detención por parte de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), específicamente de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas.

El ex comisionado de la Policía Federal promovió el recurso legal en el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, contra la posible aprehensión por parte de la SEIDO, de la Fiscalía General de la República (FGR).

ACUSACIONES DEL NARCO CONTRA FACUNDO ROSAS

Un poco antes de terminar el sexenio de Calderón Hinojosa, el capo Edgar Valdez Villareal, alias “La Barbie”, entonces cabecilla de los Beltrán Leyva -detenido por elementos de la PF-, escribió una carta donde acusó a García Luna y a varios de sus colaboradores de trabajar con el narcotráfico y de recibir dinero de los capos sinaloense.

“Genaro García Luna […] me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información; Luis Cárdenas Palomino, Edgar Eusebio Millán Gómez, Francisco Javier Garza Palacios (PF Colombia), Igor Labastida Calderón, Facundo Rosas Rosas, Ramón Eduardo Pequeño García y Gerardo Garay Cadena, quienes también forman parte y reciben dinero de la delincuencia organizada y de mí”, indicó “La Barbie”.

García Luna, se encuentra en espera del inicio de su juicio en Estados Unidos, mismo que llevará a cabo Brian M. Cogan, juez de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, en Nueva York, un proceso judicial que se prevé comenzará hasta el 24 de octubre del 2022.

FGR OBTUVO ÓRDENES DE APREHENSIÓN CONTRA SIETE PERSONAS POR EL CASO “RÁPIDO Y FURIOSO”

El pasado 9 de enero, un juez federal libró un total de siete órdenes de aprehensión contra igual número de personas, por su presunta responsabilidad en el ingreso de armas de Estados Unidos a México, a través del denominado operativo “Rápido y Furioso”, las cuales supuestamente tuvieron como destinatario final, a miembros del Cártel de Sinaloa.

Tres de las órdenes de captura fueron giradas contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo” -quien cumple cadena perpetua por narcotráfico en la prisión de máxima seguridad de Florence ADMAX, en el estado de Colorado, de Estados Unidos-, Genaro García Luna -ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Federal, durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa-; y, Luis Cárdenas Palomino, ex titular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF).

Por su parte, Cárdenas Palomino permanece interno en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO), Número 1, El Altiplano, ubicado en el municipio de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, debido a que el delito de tortura, en agravio de cuatro presuntos secuestradores, del cual se le acusa, está tipificado como grave.

Mientras que García Luna, se encuentra en espera del inicio de su juicio en Estados Unidos, mismo que llevará a cabo Brian M. Cogan, juez de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, en Nueva York, un proceso judicial que se prevé comenzará hasta el 24 de octubre del 2022.

El resto de los involucrados formaron parte de la Policía Federal y se encuentran prófugos de la justicia. La Fiscalía General de la República (FGR) señaló en un comunicado, que la conducta criminal de los imputados, tuvo por objeto traficar ilegalmente armas de fuego, con el supuesto objeto de identificar a sus usuarios, “lo cual es absolutamente ilegal e inadmisible”.

La FGR indicó, además, que, según las investigaciones desarrolladas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, se obtuvo la información necesaria para establecer dicho tráfico ilegal de armas de fuego, que fueron utilizadas en diversos delitos de sangre en el país, desde al año de 2009 hasta fechas recientes.

“Hemos sido informados que las autoridades norteamericanas se han encargado de investigar y deslindar las responsabilidades de los servidores públicos de aquel país. En México y de conformidad con una investigación propia, y con los datos adquiridos en las averiguaciones previas correspondientes, se pudo establecer que dichas armas no solamente fueron introducidas ilegalmente al país, sino que también han sido utilizadas en diversos actos criminales, que ya han sido investigados y procesados en México”, detalló la FGR.

En la investigación realizada por la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), se pudo establecer la presunta responsabilidad de “El Chapo”, quien, durante un largo lapso, fue líder de la organización delictiva destinataria de las armas.

“Por lo que toca a Genaro ‘G’, existen ya dos órdenes más de aprehensión, dictadas por jueces mexicanos, que han motivado la solicitud de extradición a territorio mexicano de dicho individuo”, enfatizó la FGR.

Las únicas capturas que se habían realizado hasta el momento, por el caso de “Rápido y Furioso”, fue la Heraclio Osorio Arellanes, identificado como el responsable del homicidio del agente de la patrulla fronteriza, Brian Terry, quien fue asesinado el 14 de diciembre del 2010, en la zona de Mesquite Seep, en Arizona, tras un tiroteo donde se utilizaron dos de las armas perdidas.

Las otras detenciones son la del tercer hombre de más importancia en la jerarquía de Los Zetas, Jesús Enrique Rejón Aguilar, alias “El Mamito”, y de otros integrantes de la misma organización criminal, a quienes se extraditó por estar relacionados con la muerte de Jaime Zapata, agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), y del intento de homicidio de su compañero Víctor Ávila, incidente ocurrido en San Luis Potosí, en febrero del 2011.

Las autoridades estadounidenses confirmaron que algunas armas usadas contra Zapata y Ávila, son las mismas que se perdieron en el operativo a cargo de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), agencia que autorizó el ingreso del armamento a México, egún la indagatoria SEIDO/UEITA-SON/0000306/2020.

EL OPERATIVO DE “RÁPIDO Y FURIOSO”

El operativo denominado “Rápido y Furioso”, fue realizado por la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), entre 2009 y 2010, durante la administración del presidente Barack Obama.

El operativo consistió en permitir ilegalmente el tráfico de unas 2 mil armas de alto poder desde Estados Unidos a México, con la intención de rastrearlas en la frontera, sin embargo, muchas de estas armas llegaron a las manos de integrantes de grupos criminales mexicanos, la mayoría a elementos del Cártel de Sinaloa.

Documentos hechos públicos por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en marzo del 2016, revelaron que las armas del fallido operativo “Rápido y Furioso” estuvieron presentes en matanzas ocurridas en en los estados de Sonora, Chihuahua, Estado de México y la Ciudad de México, entre otros.

Una de estas armas, un fusil 7.62 mm, fue recuperado en Tlatlaya, Estado de México, donde el 30 de junio de 2014 fueron presuntamente ejecutados 22 civiles a manos de elementos del Ejército. El 22 de mayo de 2015 se recuperaron otros dos fusiles 7.62 mm, luego de un tiroteo en el Rancho El Sol, en Michoacán, donde murieron 42 presuntos integrantes de un cártel y un elemento de la Policía Federal (PF).

Otra de estas matanzas ocurrió en enero del 2016, cuando se encontró que un fusil calibre .50 -con capacidad para derribar helicópteros-, de entre las 19 armas recuperadas en un escondite del presunto narcotraficante Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, en los Mochis, Sinaloa.

AMLO PIDE A EBRARD ENVÍE NOTA DIPLOMÁTICA A EU Y QUE DICHO PAÍS SE DISCULPE POR “RÁPIDO Y FURIOSO”

El 8 de mayo del 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en caso de que se confirme lo dicho por el ex mandatario Felipe Calderón Hinojosa, respecto a que el operativo “Rápido y Furioso” se trató de una acción unilateral, el Gobierno de Estados Unidos debería de ofrecer una disculpa a México.

“Que el mismo Gobierno estadounidense diga si hubo o no cooperación, y si no hubo cooperación, que de todas maneras era indebida e ilegal, el Gobierno de Estados Unidos todavía es tiempo para ofrecer una disculpa, porque era otro el presidente, pero al final de cuentas es el Gobierno de Estados Unidos el que tiene que explicar esta situación”, indicó el político tabasqueño.

El titular del Poder Ejecutivo Federal reconoció la respuesta del ex presidente Calderón Hinojosa respecto a no tener conocimiento del operativo de “Rápido y Furioso” durante su sexenio. Ante ello, instruyó al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, que envíe una nota diplomática al Departamento de Justicia estadounidense para que aclare lo sucedido.

“Si ya sabemos esto, de parte del ex presidente, pues vamos a mandar una nota diplomática al Gobierno de Estados Unidos […] Queremos que informe sobre este caso, que informe el Departamento de Justicia, que se proceda y que pida toda la información sobre este asunto y se dé a conocer y se difunda, se sepa en México ampliamente”, señaló López Obrador.

“Bueno, sí se dio el hecho, se dio a conocer como él lo menciona, porque esas armas se usaron para cometer homicidios en México, incluso con una de esas armas se le quitó la vida a un funcionario estadounidense en México”, abundó el mandatario nacional durante su conferencia de prensa matutina.

“Estamos ante un caso delicadísimo, porque se está reconociendo de que hubo una intromisión ilegal, violatoria de nuestra soberanía por un gobierno extranjero en el caso de que no existiera o existiese cooperación. Entonces si ya sabemos esto, de parte del presidente pues vamos a mandar una nota diplomática al Gobierno de Estados Unidos, queremos informe sobre este caso”, agregó López Obrador.

“Debe quedar en claro y conocer toda la investigación y lo que implicó, quiénes participaron y, como cuestión nada más de complemento o cuestión complementaria pues que el mismo Gobierno estadounidense diga si hubo o no cooperación, nada más como complemento y si no hubo cooperación, que de todas maneras el indebida e ilegal”, sostuvo”, abundó el presidente.

Por su parte, el canciller Ebrard Casaubón informó que hoy mismo se enviará el documento al Departamento de Estado de EE.UU., para conocer el resultado de las investigaciones. Además, el funcionario federal confió en que la buena relación bilateral que existe con el Gobierno de Donald Trump, pueda generar un buen resultado en este tema.

CALDERÓN NIEGA HABER TENIDO CONOCIMIENTO DE “RÁPIDO Y FURIOSO”

Un día antes, el 7 de mayo del 2020, Calderón Hinojosa negó que México haya tenido un acuerdo con Estados Unidos para introducir armas al país durante su mandato de 2006 a 2012, en lo que se conoce como el operativo “Rápido y Furioso”, esto, como respuesta ante al presidente de la República, quien lo cuestionó si tenía conocimiento de los hechos.

A través de varios mensajes en su cuenta de la red social de Twitter, el ex presidente Calderón Hinojosa afirmó que durante su sexenio, el Gobierno de México le exigió firmemente al de EE.UU. detener el tráfico de armas que llegaba a los criminales mexicanos.

“Es falso que el gobierno de México haya tenido un acuerdo con el gobierno de EUA para introducir armas al país. Durante la Administración 2006-2012, el gobierno mexicano exigió firmemente al gobierno de EUA detener el tráfico de armas que llegaban a los criminales”, tuiteó Calderón Hinojosa.

Respecto al operativo “Rápido y Furioso”, el ex mandatario nacional dijo que esta fue una operación en secreto, cuya implementación fueron revelados al Gobierno de México por parte de su homólogo estadounidense, hasta que se hicieron públicos sus resultados negativos.

“La llamada operación ‘Rápido y Furioso’ fue un operativo secreto, cuyo implementación y resultados fueron revelados a agencias mexicanas en la medida en que fueron del conocimiento público resultados negativos no deseados por sus autores en el Departamento de Justicia”, explicó Calderón Hinojosa.

En un tercer mensaje, el ex presidente de la República reiteró que en ningún momento, el contenido o la implementación específica de dicho operativo, fue del conocimiento, discusión o acuerdo entre los titulares de los Ejecutivos de ambos países.

“En ningún momento el contenido ni la implementación específica de dicha estrategia judicial americana fue un tema que fuese materia de conocimiento, discusión y menos de acuerdo entre oficinas Presidenciales”, escribió Calderón Hinojosa en Twitter.

López Obrador pidió el 4 de mayo del 2020, a las autoridades judiciales de Estados Unidos, que investigaran y “lleguen al fondo” en el caso Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), durante el Gobierno de Calderón Hinojosa.

El titular del Poder Ejecutivo Federal aseguró que durante el periodo donde García Luna fungió como titular de Seguridad Pública Federal, fue cuando se realizó el operativo “Rápido y Furioso”, mediante el cual se introdujeron -en un acuerdo entre autoridades de ambas naciones- armas al territorio mexicano, con la intención de rastrearlas y detectar a bandas de narcotraficantes en México.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional solicitó que independientemente de los testimonios judiciales de quienes puedan estar involucrados, el Gobierno de Estados Unidos debería investigar, también, a los funcionarios de la Administración para el Control de Drogas (DEA), de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

“Todos los que intervinieron durante este periodo, porque sin duda hubo cooperación, trabajaron juntos”, insistió el presidente, quien dijo que el caso “amerita una investigación de fondo”, ya que no hubo solo corrupción, sino también asociación delictuosa entre gobiernos o entre funcionarios de dos administraciones: la de George W. Bush y Barack Obama.

“Todo esto debe de ser analizado, sin aspavientos, nada más justicia porque sí es grave todo lo que sucedió […] porque había asesinatos de grupos se violaron derechos humanos, desapariciones, todo eso, afectando a muchos mexicanos, masacres, y escenas verdaderamente deleznables”, abundó el político tabasqueño.

“Fue cuando llegaron a un acuerdo entre gobiernos para que se introdujeran armas de Estados Unidos a México, armas que se usaron para asesinar a personas […] es muy lamentable que un secretario de Seguridad Pública esté al servicio de un grupo de la delincuencia organizada, eso fue terrible, independientemente de si había complicidad hacia arriba o no”, señaló el presidente.

“Y ponía el ejemplo de ‘Rápido y Furioso’, la entrada de armas. Imagínense eso, cómo un gobierno permite, además, en secreto, que entren armas, y que se entreguen armas a bandas y que el supuesto operativo se les vaya de control y ocasionen daños a personas que fueron asesinadas”, añadió López Obrador.

El 7 de mayo del 2020, López Obrador pidió a su antecesor revelar si conocía o no el acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos para introducir armas de manera ilegal a México con el operativo denominado “Rápido y Furioso”.

Cuestionado sobre la posibilidad de que el ex mandatario nacional supiera de los supuestos acuerdos de García Luna con cárteles del narcotráfico, el titular del Poder Ejecutivo Federal consideró que, de entrada, se debería aclarar la responsabilidad de aquel Gobierno en dicha acción bilateral.

“¿Para qué nos andamos preguntando tantas cosas?, ¿por qué no se le pregunta?, bueno si quiere, porque es libre de contestar, pero sería bueno saber si el ex presidente Calderón sabía o no lo de la entrada de armas en el operativo de Rápido y Furioso, nada más eso […] Y ¿por qué lo permitió si lo sabía? Para qué vamos a meternos en más cosas y ese es un expediente abierto”, insistió López Obrador.

Comentarios

Tipo de Cambio