Obras de Sedatu en Ensenada: con fallas y cuestionadas

Fotos: Enrique Botello.- “Un cochinero”: exclamaron algunos empleados.
Ezenario lunes, 25 julio, 2022 12:00 PM

Empresa y funcionarios sabían de los desperfectos, pero al tener el tiempo encima -por la fecha de apertura y un retraso de 11 meses- realizaron la inauguración y hasta después harán reparaciones

11 meses después del plazo original y 30.4 millones de pesos invertidos oficialmente, la Plaza Cívica de la Patria (Tres Cabezas) fue reinaugurada al público con desperfectos y cuestionamientos por la tardanza, las fallas, la inversión y la imagen final.

Apenas inaugurada la obra realizada por la empresa Acar Obras y Proyectos, licitada por la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) con recursos del Programa de Mejoramiento Urbano, la noche del viernes 15 de julio, se hizo pública una filtración en la parte posterior del muro que forma la cascada monumental, sin contar los nueve meses de retraso.

Mientras en la explanada de la plaza cientos de invitados y funcionarios se congregaron para presenciar el evento incluido un programa artístico con luces, sonido y la banda de la Región Militar, y pronunciar discursos triunfalistas, atrás la realidad era otra, pese a que las autoridades ya tenían conocimiento de la falla.

Armando Ayala Robles, presidente municipal de Ensenada, resaltó que solamente 46 municipios a nivel nacional accedieron a recursos del PMU de la Sedatu; sostuvo que los 30 millones de pesos “están aquí invertidos”.

Calificó la obra y el espacio como “la carta de presentación de una comunidad que no puede quedarse estática, en el pasado, tenemos que modernizarnos, transformarnos”.

Obras incompletas

A decir del director de Infraestructura del XXIV Ayuntamiento de Ensenada, Jaime Figueroa Tentori, durante las revisiones, recorridos previos a la inauguración y pruebas en los sistemas, se detectó la filtración de agua en el muro, se intentó arreglar; sin embargo, el evento ya estaba encima.

Figueroa Tentori sostuvo que, en sentido estricto, la obra ya está terminada, por lo cual pudiera ser recibida por el gobierno municipal, aunque por la falla en la cascada y lo mediático del tema no ha sido así.

Tanto Sedatu como la empresa constructora ya fueron notificados: “Se ingresó la notificación de manera oficial, a fin de que se empiecen a hacer los arreglos correspondientes en el muro, por las filtraciones, así como en algunos acabados, sellados, pulidos de pisos, y otros aspectos que ya han sido señalados”, detalló.

Como la obra de remodelación todavía no ha sido recibida por el Ayuntamiento, el desperfecto en la cascada está dentro de las responsabilidades de la empresa Acar Obras y Proyectos, misma que ganó la licitación de las siete obras del PMU en el puerto, explicó Figueroa Tentori.

El funcionario municipal explicó que en caso de que el Ayuntamiento hubiera firmado de recibida la obra, se habría hecho válida la garantía por cualquier vicio oculto. Agregó que por parte de la empresa no hay negativa de reparar el desperfecto.

“En dado caso que la empresa se negara, Sedatu hará válida la fianza de vicios ocultos, la cual es válida por un año, a partir de la entrega de la obra, para solventar los gastos que resulten”, agregó.

Sobre la falla en la cascada, apuntó que el martes 19 de julio comenzaron los trabajos de reparación de las filtraciones, detectadas al nivel de las lámparas, además de otros acabados en los pavimentos y andadores.

Para poder realizar la compostura se tuvo que cancelar la operación de la cascada, vaciar el nivel y luego realizar nuevas pruebas. Tentori aseguró que no hay daño estructural en el muro que amerite el cierre de la plaza, que “se puede ver escandaloso, pero es sencillo; no son daños estructurales, es un problema de filtrado por una mal sellado e impermeabilización de la fosa, pero la estructura no está comprometida”.

Trabajadores que se encontraban en el sitio al momento de hacer un recorrido por la obra, dijeron a ZETA que los anteriores empleados habían hecho “un cochinero” en el muro; estimaron que la filtración estaría reparada entre dos y tres días después de iniciar los trabajos.

Acar Obras y Proyectos tiene como director general a José Antonio Cerecer Rodríguez; en Ensenada la representa Miguel Navarro, mientras que el residente de obra por parte de Sedatu es Oldair Acosta; además, Sedatu contrató una supervisión externa a cargo de la empresa Cosmos.

Adicionalmente, la Dirección de Infraestructura realizaba recorridos de supervisión de las obras.

 

Obra incompleta

La obra incluye una cascada monumental, y la reubicación de los monumentos de Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Venustiano Carranza; la construcción de seis mil 996.7 metros cuadrados de pisos prefabricados de concreto; 95 bolardos; fuentes tipo aspersor, dos fuentes tipo túnel y dos fuentes tipo geiser.

Se instalaron 54 luminarias peatonales; 150 metros lineales de bancas, 10 aparca bicicletas, parabuses y botes para basura; además, módulo de servicios, posta alimenticia, sanitarios, cuarto de máquinas, bodega e iluminación multicolor.

El diseño de la renovación estuvo a cargo del arquitecto Felipe Leal. Se incluyeron trabajos de demolición, estabilización, construcción y acabados. También se cuenta con wifi en la plaza.

Al respecto, al arquitecto Tentori reconoció que faltan obras complementarias en la plaza, mismas que no están contempladas dentro del contrato entre el Gobierno Federal y la empresa con sede en Zapopan, Jalisco.

Entre las obras complementarias se cuentan señalética, más vegetación y bancas. Situación similar se presenta en el Parque Revolución, otra obra remodelada con recursos de Sedatu que también fue cuestionada y entregada con meses de retraso.

En ese sitio se instalarán más juegos, bancas, mesas con bancas, alumbrado peatonal por el lado de la Moctezuma, así como malla sombra en la plaza del músico.

Faltan trabajos complementarios

El día de la inauguración del Parque Revolución, el Patronato del Centro Histórico de Ensenada fue invitado, pero decidió no asistir en protesta por la actitud tomada por los gobiernos municipales y federales, al ignorar la voz de la comunidad, a las organizaciones del sector cultural y bloquear la participación ciudadana.

“Ellos decidieron destruir y transformar el patrimonio, el legado de nuestra ciudad”. El Patronato aseguró que hizo el esfuerzo, dio opiniones, buscó a las autoridades federales para ser tomado en cuenta, pero siempre fue ignorado.

Sobre la Plaza Cívica, el alcalde Armando Ayala dijo en entrevista radiofónica que no se permitirá que la obra quede con fallas, por lo que se exigirá a la empresa que solucione los pendientes.

Reconoció, al igual que el director de Infraestructura, que antes de la inauguración ya se conocían algunos detalles que presentaba la obra. “Ya no podíamos esperar porque teníamos mucha presión”, terminó por aceptar el alcalde porteño.

Justificó la urgencia de inaugurar la Plaza Cívica de la Patria y el Parque Revolución para comenzar con otras obras, como la rehabilitación de la avenida Juárez (entre Gastélum y Moctezuma), con recursos de Energía Costa Azul.

También reveló que a finales de julio iniciará la remodelación del parque Ignacio Zaragoza, mejor conocido como el parque de la colonia Obrera, con una inversión superior a los cuatro millones de pesos, aportados por Energía Costa Azul.

Comentarios

Tipo de Cambio