No se descarta que inflación pueda llegar a 10% al final de 2022: economista

Foto: Internet
Columnaz lunes, 4 julio, 2022 12:00 PM

En los meses siguientes podríamos estar hablando de una posibilidad “real” de que la inflación general llegue al 10 por ciento en México al término de 2022, lo cual sería “desastroso” para la mayor parte de los mexicanos, “porque ya con la inflación que traemos, la población está teniendo problemas para alimentarse, pues actualmente 7 de cada 10 mexicanos tiene problemas para cubrir la canasta básica”, advierte el economista Enrique Rovirosa Miramontes.

El entorno es de “mucha incertidumbre”, y si bien, tampoco se ve con “claridad” que la inflación vaya a llegar a una cifra de dos dígitos, “tampoco puede descartarse”, debido a que no se ha podido contener la inflación a nivel mundial como se esperaba, y a las medidas económicas que se están tomando en lo local.

De ahí que hace unos días Agustín Carstens, director del Banco de Pagos Internacionales (BIS), hiciera un llamado para que los bancos centrales apliquen medidas más restrictivas para frenar este fenómeno, “porque todo mundo sabe que si se llega a desbocar la inflación como se está dando hasta ahorita, eso va a tener efectos muy serios sobre el crecimiento económico de todos los países”, advirtió.

En ese contexto, el especialista consideró que en el mejor de los casos México crecería entre 1.5 y 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2022.

En entrevista con NEGOCIOZ, el ex presidente del Colegio de Economistas de Mexicali apuntó que la inflación de Baja California a tasa anual (8.84%) estuvo un punto porcentual por encima de la nacional en la primera quincena de junio, pero la mayor situación de “alerta” se concentra en la inflación de alimentos. En este rubro, la inflación nacional está en 13.1%, mientras en Baja California está en 13.6%

“Si se sostiene ese diferencial de casi un 1% estaríamos hablando de que la inflación llegaría a 9% nacional. Si bien, esta podría no alcanzar a ubicarse en 10%, Baja California sí podría alcanzar esos dos dígitos”, indicó Rovirosa Miramontes.

En un recorrido por establecimientos de cadenas minoristas de Tijuana (Calimax, Soriana y El Florido) se encontró que el costo de 21 productos alimenticios de la canasta básica incrementó 61.30 pesos en promedio del 1 de enero al 29 de junio de 2022. Y casi 292 pesos comparado con el costo que tenían en enero de 2021.

El aguacate y del huevo han sido los productos con mayor alza, ya que el kilogramo del fruto verde se vendió en promedio en 95.60 pesos, 29.9 pesos más que a principios de año. El precio promedio del huevo se ubicó en 85.57 pesos, lo que significó un aumento de poco más de 20 pesos por cartera de 30 piezas. Cabe destacar que un establecimiento el precio alcanzó los 91.90 pesos.

El kilogramo de papa blanca tuvo un alza de 13.60 pesos y el galón de leche fresca aumentó 10.74 pesos en el lapso referido.

A estos aumentos, le siguieron el encarecimiento del aceite de soya, de 7.78 pesos por litro, al comercializarse en 53.23 pesos en promedio. El kilogramo del tomate Saladette llegó a 29.57 pesos en promedio, 6.67 pesos más que hace seis meses. Y el kilogramo de pechuga de pollo se encareció 5.93 pesos.

Otros productos con aumentos menos significativos fueron los granos (frijol +5.20 pesos y arroz +5.07 pesos); sal refinada (+4.61); atún, (2.97 pesos más); pan blanco de caja tamaño grande (2.40 pesos) y la tortilla de maíz (1.38 pesos).

Aunque de enero a junio, algunos productos disminuyeron su precio como el limón -que bajó de 64.18 a 33.57 pesos, una reducción de 47.6%-, el producto aún se encuentra muy por encima de los 21.40 pesos que costaba en enero de 2021. Caso similar es el de la cebolla, que al 29 de junio se vendió en promedio en 25.43 pesos, cifra superior a los 20.87 pesos que costaba en enero de 2021.

Otro segmento donde está focalizada la inflación es en el sector energético, aun cuando se han aplicado estímulos fiscales a gasolinas y el diésel, lo cual “es una política adecuada para combatir el aumento de los precios por un lado; y por el otro, para dar cierto alivio a las personas más vulnerables”, indicó el especialista.

No obstante, un ejemplo del incremento que se ha dado es el precio del gas Licuado de Petróleo (LP) en Tijuana, que pasó de 20.33 a 24.61 peso por kilo, del 1 de enero al 26 de junio (18.5% más).

Asimismo, Rovirosa Miramontes manifestó que el Plan Contra la Inflación y Carestía “de nada ha servido y no va a servir, porque se trata de costos y precios, de algo cuantitativo, por lo que las empresas van a dar el apoyo hasta donde se pueda”.

Para que realmente se diera una canasta básica, tendría que dar el gobierno con subsidios directos y difícilmente eso ocurrirá ante una estructura gubernamental “desastrosa” e “ineficiente” como las que se tienen en los tres órdenes de gobierno, afirmó el economista.

Ante los altos niveles de inflación, “la expectativa es que los bancos centrales, como Banxico, apliquen la fórmula tradicional, que son las que critica el Presidente: aumentar las tasas de interés para restringir la liquidez monetaria para que se combata la inflación”. Adicionalmente, se espera que Banxico vigile a los bancos para que la inflación no se convierta en un problema financiero, riesgo que aumenta cuando la inflación alcanza los dos dígitos.

Para concluir, el economista indicó que ha incrementado el flujo de mexicanos que están buscando emigrar ilegalmente hacia Estados Unidos por el incremento de pobreza laboral en nuestro país, en la que persisten condiciones laborales precarias que no alcanzan para satisfacer necesidades alimentarias y de esparcimiento de las familias. El flujo migratorio se está reflejando en sucesos tan lamentables como el ocurrido recientemente en Texas, donde 22 connacionales murieron asfixiados en una caja de tráiler.

Comentarios

Tipo de Cambio