Impone gobierno crematorio en zona urbana, residencial e industrial de Tecate

crematorio en tecate
Edición Impresa lunes, 4 julio, 2022 12:00 PM

Vecinos, no consultados se quejan y preguntan cómo el relleno sanitario emanará olores y qué tanto les afectará. Gobernadora inaugurará el incinerador de cuerpos a finales de julio

Ubicado sobre la Carretera Libre Tecate-Tijuana, justo en el Kilómetro 19.2 en la colonia El Paso del Águila en Tecate, se puede apreciar el edificio destinado a ser un crematorio operado por DIF Estatal y tentativamente a inaugurarse a finales de julio por la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda. Algunos funcionarios han dado a conocer que tendrá capacidad de cremación de hasta ocho cuerpos diarios.

Los vecinos del inmueble no fueron consultados para la instalación de este, aun cuando en un perímetro de un kilómetro a la redonda se encuentra un parque industrial, instituciones educativas, casas habitación, oficinas gubernamentales y una casa hogar.

En octubre de 2020 durante la gestión de Jaime Bonilla Valdez como gobernador de Baja California, la entonces directora de DIF Estatal Blanca Favela, informaba que la obra se realizaría con una inversión de 4.5 millones de pesos, con capacidad de cremación de ocho cuerpos por día y sería terminado a finales de 2020.

“Estamos por concluir, ya tenemos varios de los permisos, sólo falta un trámite que está una parte en SIDURT y otra parte en el Municipio, no nada más se va atender a personas de Tecate, también de otros municipios, ya que por COVID-19 es urgente que se resuelva la problemática que representa la demanda de este servicio”, declararía en su momento Favela.

Pero la obra se detuvo por falta de recursos, ya que los 4.5 millones destinados no fueron suficientes para concluirla y permaneció en obra negra hasta inicios del año en curso, cuando la administración de Marina del Pilar retomó los trabajos.

En diversas ocasiones, funcionarios como Arturo Espinoza, titular estatal de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (SIDURT) y la propia gobernadora, han dado fechas para que el crematorio inicie operaciones, aunque ninguna concreta. Una de estas, el primero de abril, cuando Ávila Olmeda asistió a Tecate, desde donde realizó su conferencia mañanera, en la cual  informó: “El crematorio de DIF lo vamos a terminar en 30 días, sale, bueno, aquí me dicen 30 días, yo espero que sean 30 días”. Han pasado ya 90 días y no ha iniciado operaciones.

Por su parte, Espinoza detalló: “Tenemos un millón de pesos para terminar esa obra que tiene mucho tiempo, algunas cosas de los quemadores nos tenían retrasada la obra”.

En tanto, Gabriel Vázquez Murillo, delegado de la SIDURT Tecate, dio a conocer a principios de junio que se había logrado la instalación del horno y pasaban la batuta a DIF Estatal. Esto lo confirmó, vía comunicado en Facebook, la propia secretaría.

A mediados de mayo, Luis Garciglia Vizcarra, recién nombrado delegado de DIF Tecate, reveló que  “en unos 15 o 20 días va venir la señora gobernadora para inaugurarlo”.

Marina Ávila no ha visitado Tecate desde abril, pero un mes después, la directora de DIF Estatal, Mónica Vargas Núñez, cambió la fecha y dijo que sería en julio cuando el crematorio estuviera en funcionamiento, “iniciaremos con la etapa de comprar el mobiliario, contratación del personal, los trámites de los permisos que tiene que ver con  la Secretaría de Salud, con Coepris”, dijo, pero al ser cuestionada respecto a los permisos, negó contar con estos; sólo respondió que estaban en proceso de los necesarios para su funcionamiento.

A pesar que un sinfín de funcionaros han declarado respecto al crematorio, ninguno ha buscado la opinión de quienes residen o asisten a laborar diariamente en las inmediaciones, así informaron a ZETA vecinos de Paso del Águila, quienes dijeron nunca existió un acercamiento, ni se tomó en cuenta por parte de las autoridades las consecuencias que la quema constante de cadáveres generaría a la salud.

“Queremos saber si de alguna manera nos perjudica, a nosotros que vivimos aquí o a los niños que van a la escuela a un lado”, comentaron.

Y es que a unos cien metros del crematorio se encuentra la Escuela Primaria “Ignacio Altamirano”, adonde asisten unos cien niños, “también nos interesa saber si el crematorio va generar algún olor, los niños no pueden estar todo el día oliendo muertos”, agregaron vecinos que se oponen al funcionamiento del crematorio.

Metros más delante se encuentran las instalaciones del CECYTE BC Plantel Tecate, con una matrícula que supera los 500 estudiantes y el Orfanatorio Rancho Nazaret, ambos colindantes con el Panteón Municipal Número 2.

Vecinos de la zona explicaron a ZETA no estar de acuerdo con la operación del crematorio, pues argumentan, no se les notificó sobre su instalación en la zona o que ahí estarían cremando a algún difunto. “Todo este tiempo hemos estado lidiando no sólo con un difícil acceso, también con la presencia del panteón, al que usan como picadero los malandros, y los malos olores que genera el relleno sanitario (también localizado en las inmediaciones), que cuando se quema, nos provoca enfermedades en los ojos; ahora también nos colocan un horno para quemar muertos y ni siquiera nos avisaron”, expresaron.

De igual forma, les preocupa que cuerpos con COVID-19 sean incinerados, “si no recibe los cuidados adecuados, se puede expandir la enfermedad con el humo que se genera en el lugar”.

Justo detrás del crematorio se encuentra el edificio del Centro de Justicia, que alberga dependencias como la Fiscalía Regional de Tecate y frente a esta las instalaciones de los Juzgados penales, además del Centro de Formación y Capacitación Policial (Cenfocap) que alberga alrededor de 300 personas, entre alumnos y personal administrativo. Algunos de ellos, quienes pidieron omitir sus nombres, comentaron a ZETA que un crematorio en esa zona les parece insalubre y se sumaría a la contaminación generada por la basura apilada a unos metros, misma que en temporada de calor emana olores que llegan hasta el comedor del Cenfocap.

Aunado a lo anterior, justo frente al crematorio se ubica el Parque Industrial El Bajío, adonde asiste un estimado de 5 mil personas a laborar.

Por último, los vecinos estarán pendientes del arribo de la gobernadora cuando se lleve a cabo la inauguración, con el fin de plantearle sus dudas y que sean resueltas y atendidas. De no ser atendidos, recurrirán al gobierno municipal para que sus denuncias sean tomadas en cuenta como habitantes de Tecate.

Comentarios

Tipo de Cambio