Seis años sin justicia para víctima de violación; agresor continúa prófugo desde 2016

Ezenario lunes, 6 junio, 2022 1:13 PM

Yajaira sufrió abuso desde los 7 años y esta acción no se detuvo hasta que cumplió los 13, situación que se descubrió en 2016; Esteban Ignacio, su tío y abusador, continúa prófugo hasta el día de hoy

Yajaira denunció a ZETA que su tío, Esteban Ignacio López González continúa prófugo de la justicia desde 2016, cuando su familia inició un proceso penal en su contra por violación, tanto de Yajaira, como presuntamente de 12 menores más de su familia, asentada en Tijuana.

Según el testimonio de la mujer, el abuso que sufrió comenzó cuando ella tenía 7 años y se detuvo hasta que cumplió los 13, situación que se descubrió en 2016, cuando una de sus pequeñas primas de 7 años, confesó que también había sido abusada por su mismo tío, lo que llevó a los padres de la menor a investigar con otros miembros de la familia, descubriendo que en realidad 12 niños -entre sobrinos directos e indirectos- fueron abusados por López González, aunque no todos denunciaron los hechos.

Ante el descubrimiento, los padres de Yajaira iniciaron un proceso penal en contra de Esteban Ignacio, cuyo número de caso es 04-2016-11865. Según información de la Fiscalía General del Estado (FGE), cuenta con una orden de aprehensión en su contra desde septiembre de 2016 por dicho delito, misma que no se ha cumplimentado hasta el día de hoy.

 

Abusador continúa prófugo gracias a ayuda de familiares

Yajaira, de 22 años de edad, aseguró que la razón de que su tío no haya sido localizado hasta este día se debe a la intervención y protección de miembros de su misma familia, que apoyaron y advirtieron a Esteban sobre los descubrimientos de abuso en su contra.

“El papá de mi prima comenzó a investigar y la familia supo; al saberlo le advirtieron a Esteban y le ayudaron a escapar. Desde ahí no lo hemos encontrado”, comentó Yajaira.

Sin embargo, a pesar de que Yajaira manifestó esto a las autoridades, éstas no han investigado a los parientes mencionados, de quienes se sabe, continúan en contacto con el agresor y tienen conocimiento de su localización.

 

Vivir con miedo es una constante

Desde su violación, Yajaira vive con miedo constante, pues el trauma ocasionó que sea desconfiada de todo y todos; además de que su abusador continúa en libertad, situación que le preocupa al pensar que tal vez éste busque la forma de que desista de buscar justicia.

“Me volví desconfiada y sobreprotectora con mis primitas. Cada vez que veo a alguien parecido pienso que es él y me paralizo, me asusto mucho”, declaró Yajaira.

A raíz de su abuso, a la falta de justicia e incluso al rechazo de algunos miembros de su familia -que también protegen a Esteban-, el proceso de sanación de Yajaira se ha vuelto complicado, ya que su abuso es un recuerdo constante que la atormenta; incluso ha llegado a sentirse culpable de la violación que sufrieron otros de sus primos más pequeños al “no haber hablado a tiempo”, algo que solo logró superar gracias a la ayuda de terapias psicológicas y al apoyo de sus padres, quienes nunca dudaron de su hija.

“Yo pensaba que nadie me iba a creer, que nadie me iba a ayudar. Me sentía arrinconada, no sabía qué hacer, era pequeña”, declaró Yajaira.

 

Abuso a menores, un crimen que cada vez menos víctimas callan

Munich Alonso, agente del Ministerio Público encargada de delitos sexuales, comentó para ZETA que las denuncias por este delito han ido en aumento por la difusión que se ha dado al tema en los medios de comunicación y a programas que se han implementado en las escuelas.

“Es un delito que desafortunadamente es muy común en las familias; con el confinamiento de Covid-19 las víctimas estuvieron en riesgo latente y por ello es que ahora que el confinamiento término y las víctimas regresaron a las escuelas, se han casi triplicado las denuncias: porque lo hablan con maestros o con oficiales de la Policía Municipal que implementaron un nuevo programa acudiendo a las escuelas para concientizar sobre la denuncia y que las víctimas sean escuchadas”, mencionó Munich Alonso.

Del 1 de enero de 2016 al 15 de mayo de 2022 se han denunciado 541 casos de este delito; de ellos, únicamente 78 han sido judicializados, de los cuales 66 cuentan con orden de aprehensión vigente y otros 202 ya han sido capturados. Sin embargo 116 casos aún están en investigación.

Comentarios

Tipo de Cambio