Narcomenudistas del CJNG asesinaron a elemento de la GN

Destacados viernes, 10 junio, 2022 2:30 PM

 

 

El agente Francisco Ramos fue acribillado por dos narcomenudistas del Cártel Jalisco Nueva Generación y dio positivo a consumo de droga. Elementos de Guardia Nacional encubren a homicidas

 

 

 

Al agente de la Guardia Nacional, Jesús Francisco Ramos Labrador, de 28 años, lo asesinaron dos narcomenudistas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) identificados como Abdías Ojeda Sánchez “El Dragón” y/o “Mascarita”, y Víctor Núñez Burgos “El Scrapy”. El policía dio positivo a consumo de cristal y cocaína, y lo mataron frente a un punto de venta de droga.

En sus primeras versiones, “El Dragón” expuso que no sabía que Ramos era miembro de la Guardia Nacional porque iba de ropa de civil, pero cuando le dijo soy de informó de ello, empezaron a forcejear hasta desarmarlo “…y ya lo iba a dejar ir, pero llegó ‘El Scrapy’ y le disparó”, según su relato.

El reporte del homicidio se recibió en el C4 a las 03:00 horas del 1 de junio, en el que se indicaba que sobre Avenida Venustiano Carranza, frente a Abarrotes Las 24 Castillo, de la colonia Castillo, Delegación Centro de Tijuana, estaba el cuerpo del elemento sin vida, con una lesión por arma de fuego en el cuello. Pero la evidencia en el lugar muestra que tardaron en reportarlo por lo menos de 20 a 30 minutos.

En su momento, todas las autoridades civiles y militares fueron consultadas, negándose a hablar del móvil del crimen y las circunstancias de la muerte del agente, argumentando no tener información.

La escena del crimen tuvo lugar a metros del lugar donde elementos de la Guardia Nacional (GN) están acuartelados en la Zona Centro de Tijuana, por eso tiene sentido que Ramos, quien se desempeñaba como cocinero y llevaba tres años en servicio, haya llegado a pie al punto, donde decenas de cámaras dieron cuenta de lo que sucedió.

Para empezar, Ramos no iba solo, lo acompañaba otro elemento de la GN como escolta, pero de poco sirvió.

Cuando el vendedor de drogas identificado como “El Dragón” se acercó al agente, hablaron y de repente se empezaron a jalonear; el narcomenudista intentaba desarmar al oficial y lo logró, pero este no lo mató, lo tenía inmovilizado, cuando en medio de ese pleito se acercó “El Scrapy”, otro traficante armado, y le disparó al integrante de la GN.

Con el agente muerto, los homicidas corrieron rumbo al hotel Villa Don Carlos, localizado a un lado de los abarrotes y que hace las veces de casa de seguridad para criminales del CJNG de la zona; también lo usan como punto de venta de droga y para tráfico de personas.

“El Dragón” fue captado por las cámaras cuando se escondió en una de las habitaciones por media hora, y después se dirigió a su cuarto en el segundo piso.

De acuerdo con testigos, habló con alguien por teléfono celular y le dijeron que estuviera tranquilo, porque media hora después del ataque, la zona estaba limpia y “no había gobierno”. Al retirarse, fue interceptado por “dos oficiales, los cuales venían de verde y encapuchados”.

Después, estos hombres vestidos como agentes de la Guardia Nacional, hablaron con le matón y lo dejaron huir, llevándose el arma. Los oficiales uniformados y encapuchados, incluso acompañaron a Abdías Ojeda para que pidiera prestados 10 pesos para el taxi.

A las ocho de la mañana del miércoles 1 de junio, casi seis horas después del crimen, la escena ubicada en Avenida Venustiano Carranza y Callejón Carranza fue sitiada por varias horas por elementos de la fiscalía estatal y GN para realizar las indagatorias.

Los dos participantes en el ataque homicida fueron identificados y se solicitaron las respectivas órdenes de aprehensión. Respecto a la participación de otros elementos de la GN en el encubrimiento del crimen, hasta el cierre de edición, jueves 9 de junio, las indagatorias no han mostrado avances.

Autoridades militares de Ciudad de México presionaron a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la GN  para encontrar el arma que le fue robada el elemento caído, la cual los agentes “de verde y encapuchados” le habían permitido llevarse a “El Dragón” poco después de perpetrado el asesinato de Ramos. Y oportunamente, el 6 de junio fue localizada.

Samuel Comparan Barriga, inspector de la GN, informó que a las cinco de la tarde de ese lunes, “mediante denuncia anónima tuvo conocimiento que las armas relacionadas el NUC 23057 -el homicidio del agente Ramos- se encuentran en las instalaciones de la CESPT, por lo que al ingresar al lugar situado en Avenida Internacional y Calle Carranza, Colonia Castillo, siendo en la planta de bombeo cárcamo B, donde se localiza una bolsa de plástico, color blanco con rojo, y en su interior se aprecian dos armas de fuego”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio