Fiscalía de Chihuahua ofrece 5 mdp por ‘El Chueco’, presunto asesino de sacerdotes jesuitas

Destacados miércoles, 22 junio, 2022 2:28 PM

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua ofreció, el 22 de junio del 2022, una recompensa de hasta cinco millones de pesos -la más grande que se ha ofrecido en dicha entidad-, a quien aporte información veraz que conduzca a la captura de José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, presunto responsable del asesinato de los dos sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar -de 79 y 80 años de edad, respectivamente-, al interior de una iglesia ubicada en la comunidad de Cerocahui, en el municipio de Urique.

“A él se imputan los delitos de homicidio, delincuencia organizada, además es probable responsable de los hechos ocurridos el pasado 20 de junio, en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, ya conocidos por la opinión pública”, según informó el Roberto Javier Fierro Duarte, titular de la institución de procuración de justicia estatal, durante una conferencia de prensa.

Asimismo, el titular de la FGE de Chihuahua señaló que los operativos desplegados en la región han permitido obtener datos importantes que abonan a la investigación. Sin embargo, señaló que la participación de la ciudadanía es importante para lograr la pronta ubicación de Portillo Gil, cuya recompensa es la más grande que se ha ofrecido en dicha entidad, enfatizó.

“Quiero decirle a los chihuahuenses que no vamos a claudicar en la lucha contra la impunidad y que estamos empleando todos los recursos para esclarecer los hechos que han lastimado a nuestro Estado”, insistió Fierro Duarte, quien detalló que las personas que tengan información sobre el paradero de “El Chueco”, pueden comunicarse al teléfono 614 429 3300 extensión 11457, o llamar al sistema de denuncia anónima 089 o bien a la línea de emergencia 911, así como a pasaeldato.gob.mx o al correo electrónico recompensasfge@chihuahua.gob.mx.

La ficha de búsqueda y localización, que comenzó a ser difundida alrededor de las 15:00 horas del 22 de junio del 2022, especifica que Portillo Gil es buscado por el delito de homicidio calificado, por los hechos ocurridos el 20 de junio en Cerocahui. También detalla que “El Chueco”, cuyos apellidos no son incluidos en la ficha, nació el 12 de mayo de 1992, por lo que tiene 30 años de edad, y que se le ha visto en las regiones de Cerocahui, Bahuichivo, Porochi y Poblado Rodeo. “Tu denuncia es confidencial. Denuncia al 089”, agrega.

REALIZAN OPERATIVO CONJUNTO PARA UBICAR Y DETENER A “EL CHUECO”

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó, a través de un comunicado, que autoridades locales y federales activaron una cédula de búsqueda para “El Chueco”, y que por acuerdo del Gabinete de Seguridad Nacional, fue desplegado un operativo especial para la búsqueda de Portillo Gill, en coordinación con autoridades estatales y municipales.

Rosa Icela Rodríguez Velázquez, titular de la SSPC, indicó durante un evento con empresarios, en Tijuana, Baja California, que la intención es alentar la denuncia ciudadana y capturar rápidamente a Portillo Gil. “Lamentar lo sucedido en Urique, Chihuahua, a los sacerdotes jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora, he de decir que hay un trabajo coordinado, de esfuerzos para dar con el responsable de este crimen, de estos crímenes”, expresó la funcionaria federal, horas antes de que se difundiera la ficha.

“Decir que está perfectamente identificado por las investigaciones que se han hecho, y que yo he pedido al equipo que hoy mismo se publique la fotografía para que en el estado de Chihuahua y más allá, sepan de quién se trata y podamos dar rápidamente con el responsable, para que haya un castigo y que estos delitos no queden impunes”, señaló Rodríguez Velázquez.

En presencia del Arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno Barrón, y de Adán Augusto López Hernández, titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), la funcionaria federal reconoció que es responsabilidad del Gobierno de México que las comunidades vivan seguras. “Compartimos ese interés. Desde la SSPC hemos estado trabajando con un solo objetivo: pacificar el país, confiamos en la puesta en práctica de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, una directriz que antes no existía y que nos brinda nuevos elementos”, comentó.

“¿Qué tenemos ahora?, ahora tenemos un plan de acción con la Estrategia Nacional de seguridad Pública, ahora contamos con un presidente que se ocupa diariamente del tema de seguridad, desde la madrugada, mediante el gabinete de seguridad”, dijo la titular de la SSPC. Luego, durante el mismo evento, López Hernández agregó que las iglesias tienen mucho que aportar a la tarea de la seguridad y que la criminalidad tiene su solución en la voluntad, la inteligencia, el compromiso con la sociedad y el trabajo conjunto.

“El problema de la inseguridad, como muchos otros, es un asunto en el que la solución la tenemos todos en conjunto, no es un asunto de policías o ladrones, de más soldados de más Marina, es un asunto de voluntad, de inteligencia, de compromiso con la sociedad. Y deben estar involucrados desde luego el sector educativo, la Iglesia y todas las iglesias en general”, añadió el titular de la SEGOB.

“Pues juegan un papel fundamental. Tenemos que ir de entrada a la raíz y la recuperación de nuestros valores. Esta mañana está aquí con nosotros el arzobispo monseñor Francisco Moreno […] usted tiene que ayudar mucho, ese es su compromiso, desde luego, su formación, por su creencia, pero pues está usted obligado […] a hacer todo lo posible, usted más que nada es un referente para la sociedad. Su compromiso y su tarea es fundamental para que podamos entre todos salir adelante”, finalizó López Hernández.

EJÉRCITO BUSCA A ASESINO DE SACERDOTES JESUITAS; OBJETIVO ES HALLAR CUERPOS, DICE AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó, el 22 de junio del 2022, los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) patrullan la zona de la sierra Tarahumara, donde fueron asesinados los dos sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar -de 79 y 80 años de edad, respectivamente-, al interior de una iglesia ubicada en la comunidad de Cerocahui, en el municipio de Urique, en el estado de Chihuahua.

Según el titular del Poder Ejecutivo Federal, las versiones señalan que participaron al menos cuatro presuntos delincuentes. Además, reconoció que la zona es controlada por el crimen organizado. Asimismo, al iniciar su conferencia de prensa matutina, ofreció condolencias a la comunidad de la Compañía de Jesús.

El político tabasqueño señaló que el objetivo en este momento es recuperar los cuerpos de las tres personas asesinadas y capturar al culpable, que se encuentra plenamente identificado, dijo. Además, según indicó el mandatario nacional, hay dos desaparecidos, entre ellos la esposa del civil asesinado.

López Obrador aseguró que José Noriel Portillo Gil, apodado “El Chueco” -líder de un grupo criminal que controla las actividades ilícitas en la Sierra Tarahumara, vinculado al Cártel de Sinaloa-, quien habría asesinado a los sacerdotes jesuitas, debió haberse detenido desde el año 2018, porque asesinó a un turista estadounidense.

“Este delincuente es señalado como el responsable de los asesinatos, porque incluso hasta identificado por uno de los sacerdotes, también está acusado, con orden de aprensión desde el 2018, porque asesinó a un turista estadounidense. Esto de la Sierra de Chihuahua que duele tanto, esto no surgió de ahora, viene de tiempo atrás cuando existía un contubernio completo entre las autoridades y la delincuencia. ¿O el señor este acaba de empezar su carrera delitiva? No, y seguramente fue tolerado”, indicó el mandatario nacional.

“Esa zona de la sierra ha estado, desde hace tiempo, muy infiltrada, penetrada, dominada por la delincuencia. Para tener los antecedentes, en esa zona se han cometido crímenes como lo sucedido en la estación Creel, en 2008, que un comando irrumpió en una reunión y asesinaron a 13 personas y lo mismo en toda la región. Entonces, sí es una zona que está dominada por esta banda, por este grupo y se está haciendo el trabajo que nos corresponde”, reconoció el político tabasqueño.

“Se está haciendo una investigación, hay ya elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, que actuó de inmediato, hay una búsqueda. Ya se tiene identificado al responsable, al homicida y vamos a seguir con las investigaciones. También está haciendo lo que le corresponde el Gobierno de Chihuahua, pero dimos la instrucción, aunque se trata de un asunto del fuero común, de enviar a elementos de la Secretaría de la Defensa”, agregó el presidente.

“Ahora lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la Fiscalía del Estado de Chihuahua, el proceso judicial, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables. Vamos a estar informando sobre este lamentable hecho”, finalizó.

‘EL CHUECO’ HABRÍA ASESINADO A SACERDOTES JESUITAS Y GUÍA DE TURISTAS EN CHIHUAHUA

José Noriel Portillo Gil, apodado “El Chueco” -líder de un grupo criminal que controla las actividades ilícitas en la Sierra Tarahumara, vinculado al Cártel de Sinaloa-, habría asesinado a los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar -de 79 y 80 años de edad, respectivamente-, al interior de una iglesia ubicada en la comunidad de Cerocahui, en el municipio de Urique, en el estado de Chihuahua, según lo informaron fuentes gubernamentales y medios locales.

A “El Chueco” también se le atribuye el asesinato del docente estadounidense Patrick Braxton Andrew, ocurrido el 28 octubre del 2018. La Administración encabezadoa por el entonces gobernador Javier Corral Jurado anterior informó que el profesor fue asesinado en un lugar conocido como La Playita, en el municipio de Urique, por Portillo Gil.

Portillo Gil, quien tiene alrededor de 30 años de edad y es originario de Urique, es buscado por las autoridades estatales y federales por lo menos desde 2017, después de que ordenó un ataque a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en el municipio de Urique, con saldo de un elemento lesionado.

“El Chueco” tiene su zona de operaciones en comunidades del corazón de la Tarahumara como San Rafael, Ciénega de Trejo, Guadalupe Coronado, Mesa de Arturo, Cerocahui y Bahuichivo. Portillo Gil lidera una célula de más de una veintena de personas que no sólo controlan la siembra y trasiego de drogas en la región, además de que asolan a la población con agresiones y homicidios.

SSPC AFIRMA QUE YA IDENTIFICÓ A ASESINOS DE SACERDOTES JESUITAS

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno Federal informó, el 21 de junio del 2022, que ya fue identificado el presunto responsable del asesinato de dos sacerdotes jesuitas y de Pedro Palma Gutiérrez, quien era guía de turistas y había sido privado de su libertad en el Hotel Misión Cerocahui.

“Se informa que ya está identificado el responsable de los crímenes y se continúa con la investigación para dar con su paradero y no permitir la impunidad”, informó la SSPC Federal a través de un breve comunicado.

Campos Morales y Mora Salazar, de 79 y 80 años de edad, respectivamente, intentaron auxiliar y brindar protección a Pedro Palma Gutiérrez, un hombre que entró a la iglesia huyendo del grupo de personas armadas y que trabajaba en el trayecto del tren turístico Chepe.

Además del asesinato de los dos sacerdotes jesuitas y el guía de turistas en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, el Gobierno de Chihuahua también confirmó el plagio de cuatro personas, entre ellas un menor de edad.

La mañana del 20 de junio del 2022, se reportó a la línea de emergencia 911, la privación de la libertad de una mujer, un menor de edad y dos hombres identificados como Paul Osvaldo B. y Armando B, según informaron autoridades locales en un comunicado.

Después, alrededor de las 13:00 horas del 20 de junio del 2022, también privaron de su libertad al guía de turistas, a quien luego llevaron a un templo de la misma comunidad, donde lo asesinaron a balazos junto con los sacerdotes jesuitas, cuyos cuerpos se llevaron los mismos agresores.

“Con profundo enojo, indignación y dolor, condeno enérgicamente los hechos ocurridos en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique”, expresó la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, mejor conocida como Maru Campos, en conferencia de prensa.

Asimismo, la mandataria rstatal informó que autoridades locales y federales activaron desde la tarde del 20 de junio del 2022, los mecanismos correspondientes para brindar seguridad a los habitantes de Cerocahui, así como una serie de operativos en la zona para esclarecer el plagio de las cuatro personas y el homicidio ocurrido en el templo de la localidad.

Tras señalar que se mantiene en comunicación con los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA), la de Marina (SEMAR), la de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y de Gobernación (SEGOB), la mandataria estatal afirmó que hay avances en la investigación, “llegaremos hasta las últimas consecuencias”, aseveró.

Las autoridad estatales aseguraron que la prioridad es ubicar a los responsables, por lo que se han centrado todos los esfuerzos del Estado y el despliegue policial continuará el tiempo que sea necesario, con el objetivo de brindar seguridad y certeza a los habitantes del lugar.

“Les digo que no vamos a dejar que se repitan actos como este […] y a los jesuitas, y a la comunidad de Cerocahuia como a todos los chihuahuenses de buena voluntad les digo cuentan con gobierno del estado y con el Gobierno Federal”, agregó Campos Galván.

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), condenó los hechos violentos y el homicidio de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, dentro del templo de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua.

“En medio de tanta muerte y crimen que se vive en el país, condenamos públicamente esta tragedia y exigimos una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”, enfartizó el CEM en un comunicado publicado en su cuenta de la red social Twitter.

“Los jesuitas de México, con profundo dolor, denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales, S.J. y Joaquín César Mora Salazar, S.J. Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas”, informó, por su parte, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús.

“También demandamos que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui”, dijo la citada congregación religiosa, a través de un comunicado, publicado en su cuenta de la red social Twitter.

La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús aseguró que hechos como estos no son aislados, ya que, según dijo, la Sierra Tarahumara enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

“Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos. Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”, agregó la congregación.

AMLO CONFIRMA LOS ASESINATOS DE LOS PERIODISTAS MEXICANOS

Durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el 21 de junio del 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el asesinato ocurrió luego que un hombre perseguido por un sujeto armado se resguardó dentro del templo, pero el agresor lo atacó al igual que a los dos sacerdotes que se encontraban en el lugar.

“La información que tenemos hasta ahora, hasta las 5 de la mañana, es que entraron a la iglesia de Urique, persiguiendo a una persona, lo asesinaron, salieron los sacerdotes y al parecer ellos también fueron asesinados. Urique está en la sierra de Chihuahua, de Creel hacia adelante, por Témoris, es una zona de presencia de crimen organizado, parece que ya se tiene información de los responsables”, indicó.

Según lo informó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua, la muerte de los dos sacerdotes se registró cuando prestaban auxilio a un hombre que había sido agredido a disparos y se refugió en la iglesia, donde irrumpieron hombres armados, quienes también dispararon contra los representantes de la iglesia y el hombre, que finalmente murió.

Por su parte, el Gobierno de Chihuahua emitió un comunicado condenando la muerte de los clérigos y aseguró que se actuara con toda la fuerza del Estado para dar con los responsables, además de que se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Guardia Nacional, para realizar operativos en la zona del ataque armado.

El sacerdote jesuita Marco Hernán Quezada García, confirmó en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, que los religiosos fueron víctimas secundarias de un ataque dirigido a un individuo, que también fue asesinado en las inmediaciones del templo, y que los cuerpos fueron extraídos del lugar.

“Un grupo armado se llevó los cuerpos del hombre que asesinaron y de Javier y Joaquín”, informó el religioso, quien también destacó que las víctimas eran personas de aproximadamente 80 años de edad, con toda una vida de compromiso dedicada a la comunidad Cerocahui, ubicada en el municipio de Urique, al surponiente de Chihuahua, cerca de la frontera con Sonora, en la Sierra Tarahumara, región a la que arribaron los jesuitas desde el principio de la evangelización.

Comentarios

Tipo de Cambio