FGR abrirá carpeta de investigación por muerte de 22 migrantes mexicanos en Texas, informa Ebrard

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
Destacados martes, 28 junio, 2022 9:23 AM

La Fiscalía General de la República (FGR) abrirá una carpeta de investigación y enviará un equipo de agentes a Estados Unidos, luego de que las autoridares hallaron un camión de carga sobre la carretera interestatal 35, en el suroeste de San Antonio, Texas, en cuya caja sin ventilación se hallaron a al menos 64 personas, la mayoría de ellos migrantes indocumentados, 50 de las cuales fallecieron por deshidratación, asfixia y golpe de calor dentro.

“Sostuve llamada con el Fiscal General de la República, Dr. Alejandro Gertz Manero, quien ha dispuesto abrir carpeta de investigación respecto a la tragedia en San Antonio Texas por hechos relacionados en nuestro territorio. Me comparte vuela equipo hacia Texas para ese fin”, escribió Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joseph Biden -quien está de gira en Europa, donde se reunió con los líderes del G7 y sostendrá una cumbre con la alianza militar de la OTAN en Madrid, España-, está monitoreando de cerca los “reportes absolutamente horripilantes y desgarradores” del hallazgo de decenas de migrantes muertos por asfixia en un tráiler en San Antonio, Texas.

Así lo indicó la Secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, quien señaló que la Administración encabezada por Biden rechaza las denuncias de políticos republicanos de que el Gobierno Federal de EE.UU. fue responsable de las muertes, tal como sugirió el gobernador de Texas, Greg Abbott.

“Nuestros rezos van dirigidos a quienes trágicamente perdieron la vida, a sus seres queridos y a quienes todavía tratan de sobrevivir. Estamos además agradecidos por la rápida respuesta de las fuerzas de seguridad locales, estatales y federales”, dijo a reporteros Jean-Pierre, a bordo del avión oficial Air Force One.

Un total de 22 de los muertos eran mexicanos, 7 de Guatemala, 2 de Honduras y 19 sin información sobre nacionalidad. Los gritos de auxilio fueron escuchados por un trabajador que se aproximó al vehículo y avisó a agentes policiacos, quienes al llegar encontraron la puerta de la caja de la unidad semiabierta y los cuerpos inertes.

Doce adultos y cuatro menores fueron rescatados vivos por el Departamento de Bomberos de San Antonio, cuyo jefe, Charles Hood, declaró que las personas estaban extremadamente calientes al tacto y deshidratados, ya que las temperaturas al exterior en Texas han alcanzado los 40 grados centígrados y la caja del tráiler no contaba con sistema de aire acondicionado.

Por su parte, el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus, reportó la noche del 27 de julio, la detención de tres personas. El tráiler traía placas estadounidenses sobrepuestas, para evitar ser detenido por la Patrulla Fronteriza. El cónsul general mexicano en San Antonio, Rubén Minutti Zanatta, se apersonó en el lugar para verificar la nacionalidad de los fallecidos.

“Actualizo información de Texas proporcionada por autoridades de EU. 50 fallecidos. 22 mexicanos. 7 guatemaltecos. 2 hondureños. Los demás por ser identificados aún. Estamos de luto. Tragedia enorme. México se incorpora a indagatorias en EU, coordinados con DHS”, escribió, en su cuenta de la red social Twitter, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Mientras que Roberto Velasco Álvarez, jefe de la Unidad para América del Norte de la Cancillería, envió sus condolencias a los familiares de las víctimas y aseguró que “todos los responsables serán llevados ante la justicia”. El funcionario federal destacó que la SRE apoyará con la repatriación de los cuerpos de las víctimas mexicanas, así como a los heridos y sus familias. Mencionó que de requerir asistencia se deberá llamar a las oficinas del Consulado General mexicano en San Antonio al: (210) 872 4386.

Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, afirmó en su cuenta de la red social Twitter, que responsabiliza la muerte de los migrantes al presidente de EE.UU., Joseph Biden, asegurando que “son el resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas” y que “muestran las consecuencias mortales de su negativa a hacer cumplir la ley”.

Asimismo, el alcalde de la ciudad, Ron Nirenberg, lamentó en un tuit la muerte de los migrantes, asegurando que “esta noche nos enfrentamos a una terrible tragedia humana” y que “Se perdieron más de 40 vidas esperanzadas. Los exhorto a pensar con compasión, orar por los difuntos, los enfermos y sus familias en este momento”, agregó.

En un primer reporte, el canal de televisión KSAT, afiliado a la cadena ABC, informó que el camión fue encontrado junto a las vías del tren en el vecindario de Southwest Side de la ciudad, cerca de la autopista de Nuevo Laredo, casi en la frontera con México. Según lo informó el diario The New York Times, citando a funcionarios, al menos 16 personas fueron encontradas con vida -cuatro de ellas son menores de edad- y llevadas a los hospitales locales University, Methodist del Centro, Baptiste del Centro y Santa Rosa West Overhills.

San Antonio está ubicado a unos 250 kilómetros de distancia de la frontera mexicana y unas 3 horas aproximadas de recorrido que los migrantes viajaron hacinados, con altas temperaturas y sin ventilación. En mayo de 2003 fallecieron 19 migrantes dentro del contenedor de un tráiler abandonado en Victoria, Texas. La mayoría eran mexicanos. Según las indagatorias, la temperatura interior de la caja, que no tenía aire acondicionado, alcanzó los 78 grados centígrados.

Comentarios

Tipo de Cambio