Víctimas de camionazo en Playas de Rosarito luchan por indemnización justa

Destacados jueves, 12 mayo, 2022 7:02 PM

“No hay cantidad, el dinero que pueda obtener del seguro no me va a devolver a mi hijo, y eso lo sabemos, pero yo tengo a Gio, y él perdió su brazo, su brazo cuesta un millón que no tengo”, señaló la señora Karime

 

Luego de casi un año del accidente que sufrieron el pasado 8 de junio de 2021 en el entronque de la Carretera Libre, de Playas de Rosarito a Ensenada con el Corredor 2000, empleados de la empresa Cocobeach, víctimas del percance, continúan luchando por ser indemnizados debidamente.

De acuerdo a la carpeta de investigación 0205-2021-01822 y a el abogado de los afectados, César Ámbriz Puente, entre las víctimas que él representa hay 7 personas lesionadas y 4 fallecidas, que demandan por la vía civil al conductor del autobús, José Carlos Soto Valenzuela; al propietario de la unidad de transporte con número de placas 05-RA-1X y de serie 3ABGJFHA81S089468, modelo 2001, marca dina, Francisco Javier Moroyoqui González; y a la compañía de seguros A.N.A. S.A de C.V., por las lesiones y pérdidas humanas causadas tras el accidente:

-Johnny Manrique Rodríguez Zavala, perdió a su hija Sheyla Nayely Rodríguez Maldonado, quien falleció debido al accidente
-Karla Sánchez Ceballos, sufrió lesiones de fractura costal
-Josefina Guadalupe Arellano Gamboa, perdió a su hijo Christian Joel Arellano Gamboa
-Karymme Cardona Hernández, también perdió a su hijo Moises López Cardona, además de que su otro hijo, Jesús Giovany López Cardona, perdió su brazo derecho por el accidente
-Joseline Resendíz Martínez, sufrió la amputación de su brazo derecho, mientras que su madre, Carmen Martínez Alfaro, sufrió lesiones menores
-Laura Sánchez González, perdió una mano, y su hija, Emely Denisse Sánchez González sufrió lesiones leves
-César Jovanny González Quintana, perdió su mano izquierda
-Eyra Joselyn López Ávila sufrió lesiones menores, mientras que su madre, Olga Leticia Ávila Sánchez, padeció la amputación de una extremidad superior
-Amada Sánchez Moreno, resultó con lesiones visibles en su rostro
-Luis Armando Sánchez Burgos, perdió a su madre María Cristina Burgos Payán

Además de esto, algunas de las madres que perdieron a sus hijos en el accidente, así como otros lesionados, manifestaron que no solo son las lesiones físicas lo que la compañía, el conductor y el propietario de la unidad deben subsanar, sino también la cuestión psicológica, una que tampoco se han preocupado por costear.

“Mi hijo era la cabeza de mi casa, era el segundo de mis hijos, pero él era un muchacho muy responsable, era como un padre para mis otros hijos. Mi hijo más grande todavía se levanta en las noches gritando y llorando porque le hace falta su hermano, su apoyo. Apelo a la buena fe de las aseguradoras porque ‘esa bolsita’ como ellos -la compañía de seguros A.N.A.- se refiere a mi hijo, dejó un vacío en mi casa, y el tema de los psicólogos es muy necesario”, declaró Josefina Guadalupe Arellano, madre de Christian Joel, quien falleció en el percance.

Foto:  Josefina Guadalupe

Sin embargo, pese a esto, la compañía de seguros A.N.A., expulsó que lo única cantidad que puede ofrecer es la correspondiente al pago de tres mil 160 unidades de medida y actualización por beneficiarios, es decir, 283 mil 199 pesos por pasajero, cantidad que proviene de la PÓLIZA 003377477, que cubría a un total de 47 pasajeros.

Dicha cantidad resulta insuficiente para costear gastos de lesiones, traumas y tristeza por las vidas perdidas, por lo que los demandantes piden se les dé lo justo.

“Moi el año pasado fue a cocinarme camarones y pasamos horas platicando él y yo de todos los sueños que tenía; él hoy ya se hubiera recibido de abogado. Él era un muchacho que quería hacer las cosas bien, quería terminar su carrera y luego casarse para tener hijos, y este accidente lo único que hizo fue no permitirle vivir eso”, manifestó Karymme Cardona Hernández, madre de Jesús Giovany López Cardona, quien perdió su brazo derecho y de Moises López Cardona, quien murió en el accidente.

Y añadió “no hay cantidad, el dinero que pueda obtener del seguro no me va a devolver a mi hijo, y eso lo sabemos, pero yo tengo a Gio, y él perdió su brazo, su brazo cuesta un millón que no tengo. Es terrible saber una necesidad de tus hijos y no poderla solventar, yo no quiero que Gio tenga una vida a medias porque se merece una vida como todos los demás, solo quiero que se haga justicia”, finalizó Karymme.

La señora Karymme, quien sufre la pérdida de su hijo Moisés, y su hijo Giovanny, perdió su brazo derecho

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio