AMLO confirma reunión con Raúl Castro; “sé muy bien lo que eso provoca”, reconoce

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 9 mayo, 2022 10:11 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que se reunió, la noche del domingo 8 de mayo del 2022, en La Habana, Cuba, con el general Raúl Modesto Castro Ruz, de 90 años de edad, quien se retiró del poder en abril del 2018, tras doce años como presidente la isla caribeña.

“Sé muy bien lo que provoca a unos que yo exprese lo que estoy planteando, pero nosotros venimos de un movimiento en el que siempre hemos luchado por la igualdad, por la justicia y por la independencia de los pueblos”, expresó el mandatario nacional.

Se reunió con el “comandante Raúl Castro, quien ya está retirado, tiene 91 años, pero es parte de la historia de Cuba”, a pesar de la “inconformidad de los conservadores, la relación de nuestros pueblos viene de lejos y ha sido muy fraterna”, expresó el político tabasqueño.

El 19 de abril del 2018, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez fue electo como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, con el 99.83 por ciento de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en sustitución del general Raúl Modesto Castro Ruz, quien entonces tenía 86 años de edad y doce años al frente del poder de la isla caribeña.

Al conocerse el resultado, los diputados cubanos brindaron un aplauso al nuevo presidente quien fue felicitado con un apretón de manos y un abrazo por el mandatario saliente, según se pudo ver en las imágenes transmitidas por la televisión estatal. Ya en su nuevo cargo, Díaz-Canel brindó a un saludo militar y otro abrazo a Castro Ruz. Posteriormente, el general levantó el brazo de su sucesor.

Después, durante su primer discurso pronunciado como presidente de Cuba, Díaz-Canel Bermúdez aseguró que el mandato recibido por el pueblo “es dar continuidad a la Revolución cubana en un momento histórico y crucial”, marcado por los “avances en la actualización” del modelo económico y social del país.

Según medios internacionales, el que fungía como primer vicepresidente cubano desde febrero de 2013, ha hecho una carrera política de funcionario leal y eficiente. “El compañero Díaz-Canel no es un novato ni un improvisado”, afirmó el general cuando lo designó.

El hermano mayor de Fidel Castro Ruz, quien gobernó Cuba de 1959 al 2008, anunció entonces que su mandato terminaría en 2018 y que no optaría a la reelección. A partir del 20 de abril de ese mismo año, por primera vez desde el 1 de enero de 1959, la Revolución cubana tuvo un líder que no participó en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista Zaldívar.

Nacido el 20 de abril de 1960 en la provincia central de Villa Clara, Díaz-Canel, de 62 años de edad, es un ingeniero que pasó por todos los niveles de dirección del Partido Comunista de Cuba (PCC), del que Castro Ruz se mantuvo como primer secretario, hasta el 2021.

Díaz-Canel fungió como jefe del Partido Comunista cubano en dos de las provincias más importantes de Cuba. Primero en su natal Villa Clara, donde defendió proyectos como “El Mejunje”, un bar que fue el epicentro del movimiento Lésbico Gay Transexual Bisexual (LGTB) de la isla.

Después, el ahora vicepresidente dirigió la oriental provincia de Holguín, donde nacieron Fidel y Raúl Castro Ruz. “En ambos sitios, los lugareños le recuerdan por su estilo desenfadado, vestido con viejas camisetas con la imagen del guerrillero Ernesto ‘Che’ Guevara o moviéndose en bicicleta por la ciudad”, según narró la agencia alemana dpa.

En el 2009, Raúl Castro Ruz lo nombró ministro de Educación Superior y en 2013 vicepresidente primero, convirtiendo a Díaz-Canel en el político cubano nacido después del triunfo de la Revolución, con el más alto rango dentro del Gobierno.

Como vicepresidente, su presencia a nivel internacional se reforzó participando en tomas de posesión presidenciales, recibiendo a personalidades en La Habana o visitando Rusia y Venezuela, grandes aliados políticos y económicos del régimen cubano, según lo indicó la agencia alemana.

En sus viajes al exterior con frecuencia se le ve acompañado de su segunda esposa, Lis Cuesta, algo a lo que no estaban acostumbrados los cubanos, porque en la isla no existe oficialmente la figura de primera dama.

En agosto de 2017, se filtró un video donde Díaz-Canel Bermúdez aparecía en una reunión acusando a varias embajadas acreditadas en La Habana, de participar en actividades de “subversión” y al medio estadounidense OnCuba, acreditado legalmente, de ejercer la “guerra cultural”, por lo que lo “iba a cerrar”, lo que finalmente no hizo.

Estas declaraciones se contradecían con las que había formulado en mayo del 2013, durante un congreso sobre educación, cuando aseguró que “con el desarrollo de la informática y de Internet, prohibir algo es casi una quimera imposible, no tiene sentido”.

Comentarios

Tipo de Cambio