36 periodistas asesinados en el sexenio de AMLO; 11 en 2022

Foto: politicaaldia.com
Edición Impresa lunes, 16 mayo, 2022 12:00 PM

Artículo 19 expresó a ZETA en cuanto al asesinato de periodistas en México, tras los homicidios de Jessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olivera, en Veracruz:

– “El hermano de Jessenia ha informado sobre amenazas que recibió hace 15 días”

– “La criminalización de las víctimas va perfilada hacia la impunidad”

– “Ha sido el periodo más violento del que tengamos registro”

– “98% de impunidad de 2010 a la fecha”

– “El llamamiento al Presidente es que cese el hostigamiento”

– “Que AMLO suspenda la sección ‘Quién es quién en las mentiras’”

– “Que el gobierno entienda la magnitud y la gravedad de la situación”

– “Urge la necesidad de estrategias inmediatas para atajar el problema”

Sheila Johana García Olivera

Un día antes de la Día de las Madres, el lunes 9 de mayo, fueron asesinadas las periodistas Jessenia Mollinedo Falconi, directora del portal El Veraz, y la reportera Sheila Johana García Olivera, en el municipio de Cosoleacaque, al Sur de Veracruz.

Tal como ha ocurrido en otros asesinatos de periodistas en México, no prevaleció la investigación, sino la estigmatización y criminalización de las víctimas:

“Lastimosamente, la situación del asesinato de Jessenia Mollinedo y de Johana García dan cuenta de las falencias en la procuración de justicia. Desde los primeros momentos se filtraron fotos, se comenzaron a manejar versiones con el fin de estigmatizarlas, se filtraron algunos audios, donde la intención es generar un ánimo social en el cual se justifique el crimen en contra de ellas, y obviamente con base en la estigmatización, señalándolas de pertenecer a grupos criminales, sin entender precisamente todo un contexto donde se desarrolla el ejercicio periodístico, pero también la vida social, la vida pública en aquella región de Veracruz”, expresó a ZETA Leopoldo Maldonado Gutiérrez, director regional de Artículo 19 Oficina para México y Centroamérica.

Lamentó que la estigmatización y criminalización de los periodistas asesinados ha caracterizado a los últimos gobiernos del Estado de Veracruz, indistintamente si sus gobernantes han sido del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) o Morena.

“Esta criminalización de las víctimas va perfilada hacia la impunidad, hacia el descarte a priori o en automático del trabajo periodístico como una hipótesis de investigación. Es prácticamente la misma historia que hemos visto en sucesivos gobiernos, sobre todo en Veracruz, es como una escuela que se ha impuesto en las estructuras de procuración de justicia y que hemos visto desde Fidel Herrera (PRI), Javier Duarte (PRI), Miguel Ángel Yunes (PAN) y ahora con Cuitláhuac García (Morena)”.

Maldonado confirmó que Jessenia Mollinedo había recibido amenazas:

“El hermano de Jessenia ha informado sobre las amenazas que recibió hace 15 días para que dejara de cubrir sobre ciertos temas de la Policía Estatal. Llama mucho la atención que la primera en llegar al escenario del crimen fue la Policía Estatal, y se presume que las fotos pudieron venir de ahí, y que también es parte de esto que le llamamos macrocriminalidad, que es el contubernio entre las autoridades de distintos niveles con los grupos criminales”.

Insistió: “Es una manera muy recurrida, muy utilizada desde hace tiempo, por parte de los procuradores y ahora fiscales de Veracruz: uno, descartar que la víctima es periodista porque se dedicaba a otras actividades, lo hemos visto; y lo otro, es que se les vincula con grupos criminales o se dice que es un crimen pasional, como en el caso de Regina Martínez hace 10 años; o se dice que es un mal momento, un mal lugar. Evidentemente esto ya responde a una estrategia de desvinculación del crimen con el trabajo periodístico de las víctimas casi en automático, para evitar la presión social”.

 

“EL PERÍODO MÁS VIOLENTO”

De acuerdo con Artículo 19, en el sexenio de Vicente Fox (2000-2006) fueron asesinados 22 periodistas; 48 durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012); 47 en la gestión de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y 36 en tres años y cinco meses de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de los cuales 11 han sido en los primeros cinco meses de 2022.

Considerando la cantidad de periodistas asesinados documentados por Artículo 19 desde el año 2000 a la fecha, ¿evidentemente el gobierno de López Obrador se encamina a ser el peor sexenio en cuanto a asesinatos de periodistas?, tomando en cuenta también que todavía faltan dos años y cuatro meses de administración…

“Sí, sin lugar a dudas. Haciendo el comparativo de un plazo de 40 meses de gobierno entre Fox, Calderón, Peña Nieto y López Obrador, evidentemente este gobierno ya rebasa el número de asesinatos. Desde Artículo 19, lo que tratamos de visibilizar son asesinatos en posible vínculo con la labor periodística de las víctimas, porque muchas veces se nos cuestiona por qué son menos los periodistas que consideramos en este registro, porque no sabemos la metodología la Secretaría de Gobernación, pero suponemos que es un monitoreo de medios donde se habla de periodistas asesinatos, tal cual; pero lo que nosotros tratamos de hacer, al igual que organizaciones como Reporteros Sin Fronteras o el Comité para la Protección de Periodistas, es a partir de alguna documentación exhaustiva poder encontrar indicios sobre el vínculo entre el crimen y la labor periodística.

“Entonces, haciendo esta documentación encontramos que en el actual sexenio -todavía sin contar los últimos tres asesinatos- ya se acumulan 33 periodistas asesinados, contra 19 periodistas asesinados en el mismo periodo de 40 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, contra 26 periodistas asesinados en el gobierno de Felipe Calderón en el mismo periodo. Entonces, ha sido el periodo más violento del que tengamos registro, aunque el gobierno diga lo contrario”.

“98% DE IMPUNIDAD”

De acuerdo con el informe “Agravios contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas” de la Secretaría de Gobernación, presentado en octubre de 2021, hasta entonces el Gobierno Federal había registrado 47 asesinatos de periodistas, “De los 47 periodistas asesinados, sólo se ha dictado sentencia en 5 casos (10.63%)”, cita el documento.

¿Podría hablarnos del porcentaje de impunidad que prevalece en la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador en cuanto al asesinato de periodistas, sobre todo considerando que, durante sus conferencias matutinas, habla de detenciones de autores materiales, como en los casos de los asesinatos de Margarito Martínez y Lourdes Maldonado, de Tijuana?

“Los porcentajes nos dan una idea de lo que está pasando, pero obviamente no reflejan en su totalidad una realidad, donde aparte hay una gran cifra negra de casos que ya no se denuncian. Lo único que podemos obtener es información de la FEADLE, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión, en la Fiscalía General de la República, que emite un informe mensual; no así las fiscalías locales. Entonces, tomando en cuenta esas circunstancias hablamos de un 98% de impunidad, si comparamos el número de investigaciones abiertas desde 2010 a la fecha, contra las sentencias logradas que son 31 hasta ahora, evidentemente hay un grado de eficacia muy pobre, que si sumamos la ineficacia de las fiscalías locales, sería mucho mayor.

“Aquí, en términos del análisis más fino de lo que se está presentando como información por parte del subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, cada 15 días, en la conferencia matutina, es exactamente eso: está presentando como avances las identificaciones y/o detención y vinculación a proceso de autores materiales, que sin lugar a dudas es un avance, pero no se está identificando a los autores intelectuales y los móviles de esos crímenes.

“Entonces, evidentemente, la impunidad no es solamente que se detenga o identifique a algunos, sino que se detenga a todos y se identifiquen las razones por las cuales se cometieron los crímenes. Se debe conocer el móvil precisamente para conocer a los actores que están implicados en ellos, los intereses que trastocaron las y los periodistas asesinados por sus investigaciones o por sus coberturas; entonces, en ese sentido, la información sigue siendo bastante cuestionable, porque no abarca muchos de los aspectos que nos interesaría saber desde la perspectiva de verdad, justicia y reparación”.

 

 “QUE AMLO CESE EL HOSTIGAMIENTO”

Yessenia Mollinedo Falcón

Hacia el final de la entrevista con este Semanario, Leopoldo Maldonado hizo un llamado al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, enumerando las urgencias para detener el asesinato de periodistas:

“El llamamiento al Presidente, con tan alta popularidad y conto arrastre social, es que cese el hostigamiento desde el discurso público; que suspenda la sección nefasta de ‘Quién es quién en las mentiras’; atendiendo la recomendación del Relator para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca; que convierta ese discurso en uno de reconocimiento a la labor periodística.

“Lo que se esperaría de un jefe de Estado ante esta situación de crisis que coloca a México como uno de los países más peligrosos, más letales para el ejercicio periodístico -de hecho, el más letal para un país que no está en una guerra formalmente declarada-, es, primero, cambiar el discurso estigmatizante que prácticamente todos los días utiliza en contra del periodismo o de ciertos periodistas, por un discurso de reconocimiento a la labor periodística.

“Creo que es muy importante para un gobierno que atesora o valora mucho los símbolos como una forma de ejercer poder, como una formar de comunicar, como una estrategia central en la labor gubernativa, pues que cambie el discurso, precisamente porque está demostrado -así lo han señalado diversos organismos internacionales- que el discurso público de altos funcionarios del Estado tiene repercusiones sobre los derechos de las personas, no pueden decir cualquier cosa, porque además tienen la calidad de garantes de los derechos de terceros, de otras personas a las que gobierna, en este caso, de periodistas”.

Maldonado concluyó:

“Se requiere de una condena firme y se requiere, por último, que el gobierno entienda la magnitud y la gravedad de la situación, que entienda el golpe que significa para la democracia el hecho de que se estén matando periodistas con tanta facilidad y tanta recurrencia, y se enuncien e implementen medidas urgentes. Lo que se necesita es que se comunique con un sentido de crisis y de urgencia la necesidad de estrategias inmediatas para atajar el problema; pero parece que eso está muy lejano, no lo vemos en el discurso del Presidente”.

Comentarios

Tipo de Cambio