“Revocación de Mandato es una gran farsa política”: Javier Sicilia

Fotos: Cristian Torres
Cultura viernes, 8 abril, 2022 12:00 PM

En entrevista para ZETA sobre la consulta del 10 de abril, el escritor expresó: “Participar en una farsa de esta naturaleza es ser connivente con la imbecilidad, es ser connivente con la destrucción del país, es ser connivente de la criminalidad misma, porque éste es un acto criminal”. Además advirtió: “No hay que desechar el escenario más extremo frente a un tipo como este hombre que es impredecible en su forma de malversar todo”

La mesa de clausura de la Feria Internacional del Libro de la Universidad Autónoma de Baja California (FIL UABC), el martes 5 de abril, estuvo reservada para el poeta Javier Sicilia, quien compartió una lectura de su obra poética y conversó con el también poeta y ensayista mexicalense Jorge Ortega.

Durante la FIL UABC que se llevó a cabo del 31 de marzo al 5 de abril en el Campus Mexicali del alma mater bajacaliforniana, el lunes 4 de abril, Sicilia acudió a la presentación de “Las proporciones de la resistencia. Acercamientos a la obra de Javier Sicilia”, título de entrevista y ensayo publicado en 2021 por el Programa Editorial de CETYS Universidad de Baja California, bajo la coordinación editorial de Jorge Ortega y la autoría de Carlos González Palacios, Luis Enrique Linares, Carlos Mendoza-Álvarez, Raúl Fernando Linares y Enzia Verduchi, con prólogo de Miguel Ángel Osuna.

Al siguiente día, Sicilia y Ortega protagonizaron una conversación sobre poesía en la clausura de la FIL UABC; a la vez que el autor de “El deshabitado” (Grijalbo, 2016) leyó algunos poemas.

 

“LA POESÍA ES UN CONSUELO”

Autor de poemarios como “Permanencia en los puertos” (1982), “La presencia desierta” (1985), “Oro” (1990), “Trinidad” (1992), “Vigilias” (1994), “Resurrección” (1995), “Pascua” (2000), “Lectio” (2004), “Tríptico del Desierto” (Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2009) y “Vestigios” (2013), Javier Sicilia expresó en entrevista para ZETA sobre la lectura de poesía en voz alta, a propósito de su participación en FIL UABC:

“La poesía es el último género, aunque esté escrito, que pertenece a la tradición oral,  a la plaza pública, que pertenece a la voz no del texto, sino a la voz del poeta o de quien ejecuta el poema. La poesía no nada más es el sentido que está dicho ahí, es el ritmo, es a veces la rima, la imagen que se combina con toda la rítmica, son muchas cosas; y sólo, como la música, pueden tener sentido cuando se ejecutan públicamente”.

¿Ha tenido algún significado especial para ti la poesía en el encierro durante la pandemia?

“La poesía seguramente acompañó a mucha gente en esos momentos difíciles de reclusión, en esos momentos de angustia, de zozobra. Yo creo que alguna gente -no sabría cuánta porque, por desgracia, la poesía tiene ya pocos lectores y pocos escuchas- encontró algo de consuelo en algún poeta o en algún poema. En mi caso, he estado acompañado de la poesía. Siempre el silencio va acompañado de la poesía y de lectura de poetas; recuerdo constantemente poetas, y siempre la poesía es un consuelo y acompaña a los silencios”.

 

“NECESARIO APELAR AL SILENCIO”

Tras el asesinato de su hijo Juan Francisco y sus amigos el 28 de marzo de 2011, Javier Sicilia anunció que ya no escribiría poesía:

“Ya no hay más que decir / el mundo ya no es digno de la palabra…”, fueron los últimos versos que escribió el poeta, mismos que concluyen también el poemario “Vestigios” (Era, 2013).

En estos once años que se cumplieron del asesinato de tu hijo Juan Francisco y sus amigos y que dejaste de escribir poesía, ¿el silencio ha sido también una forma de la poesía?, cuestionó ZETA.

“Sí. En un mundo tan ruidoso como el que vivimos, el silencio se ve como algo desagradable, el silencio se ve como algo negativo. Toda poesía o toda palabra que tiene sentido, nace del silencio y vuelve al silencio donde se recoge el sentido. La palabra tiene un anverso profundo que es el silencio. De hecho, la propia palabra para poder articularse, aunque no la escuchemos, está articulada a través del silencio, no la podemos ver gráficamente en una página. Esos espacios que hay entre una y otra letra, entre una palabra y otra palabra, son silencios, no los escuchamos, pero sin ellos no se podría articular nada, no habría sonido, sino ruido. En estos tiempos donde verdaderamente la palabra se mal usa, la palabra se fractura, la palabra se humilla, la palabra se malversa, es necesario apelar al silencio. Sin el silencio no hay sentido, sin el silencio no hay palabra”.

 

“UNA GRAN FARSA POLÍTICA”

Activista y fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia también se refirió en el diálogo con este Semanario a la consulta de la Revocación de Mandato promovida por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido, Morena, a llevase a cabo el domingo 10 de abril:

“La Revocación de Mandato es una desgracia, una forma de humillar. La figura de Revocación de Mandato es un gran logro democrático, se logró, hemos luchado mucha gente por esa reforma, se logra con Andrés Manuel, pero Andrés Manuel inmediatamente la humilla, la desprecia, la escupe, con una doble finalidad perversa, como una forma de autoalabarse, un desafío a no sé quién.

“Por otra parte, la Revocación de Mandato no nace de una indignación ciudadana, de una petición ciudadana; nace de un partido que busca algo y de un gobierno que busca algo, y en ese sentido es una forma de humillar el acto democrático y la conquista tremenda de tener esta figura”, expuso.

“Yo lo veo pésimo, desagradable, despreciable, la forma en que humillan a esta figura de la democracia. Yo generalmente trato de mantenerme fuera de la farsa política. La Revocación de Mandato es una gran farsa política. Casi todos los gobiernos son verdaderamente falsarios y fársicos, pero esta farsa política no tiene límites, es un escupitajo a la democracia y al logro de una larga lucha ciudadana. Yo creo que participar en una farsa de esta naturaleza es ser connivente con la imbecilidad, es ser connivente con la destrucción del país, es ser connivente de la criminalidad misma, porque este es un acto criminal, habría que definirlo así de duro”, lamentó Javier Sicilia.

 

“HAY UN GRAN EMPOBRECIMIENTO DEL USO DE LA LENGUA”

En su columna titulada Conservadores publicada en la revista Proceso el domingo 3 de abril de 2022, Javier Sicilia evoca a “La lengua del Tercer Reich” de Victor Klemperer:

“En López Obrador, el lenguaje, ya de por sí degradado por los nuevos medios de comunicación, ha llegado a un grado preocupante de confusión y oscuridad equivalente a la descripción que el filólogo Victor Klemperer lleva a cabo en su obra ‘La lengua del Tercer Reich’. En ella, Klemperer hace un profundo análisis de la forma en que la propaganda nazi alteró el idioma alemán para inculcar en la gente ideas nacionalsocialistas. La manera en la que la confusión mental y gravemente pervertida de López Obrador se expresa, y de la que la palabra ‘conservador’ es un ejemplo, muestra de qué manera la riqueza y profundidad de nuestra lengua está siendo retorcida en una ‘neolengua’ semejante a la que describe Georges Orwell en ‘1984’. Su constante presencia y difusión corre el riesgo de ser hablada por una buena parte de la población, como sucedió en la Alemania nazi”.

En el caso del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, su primer círculo de secretarios de Estado, subsecretarios y funcionarios de alto nivel, incluso gobernadores de su partido, Morena, y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se expresan también con las mismas palabras que usa AMLO, como “neoliberales”, “conservadores”, “fifís”. ¿Crees que esa alteración del lenguaje vuelva a su cauce pronto, o va a tardar?

“Este tipo de barbaries lingüísticas tarda en recomponer su historia, yo creo que va a tardar mucho más hoy en día con los medios de comunicación, con el empobrecimiento del lenguaje y con toda la degradación del lenguaje que estamos viviendo. Pero en Alemania no fue de inmediato desnazificar el lenguaje alemán, costó mucho; y uno de los grandes poetas, poeta fundamental después de eso, fue Paul Celan. Paul Celan trató de refundar la lengua alemana, así se le conoce, fue un hombre que trató de sacar a la lengua del oscurecimiento y la barbarie en la que habían sometido al alemán de su infancia, al alemán con la que había escrito toda su obra o con la que estaba escribiendo su obra, era una forma de refundar porque él tenía una clara conciencia de que el lenguaje había llegado a grados de oscurecimiento que tendría que casi refundarse, y el proceso fue largo.

“La desnazificación del lenguaje costó mucho tiempo y es gracias a los grandes poetas y grandes autores que eso no terminó en algo peor, en el sentido de la degradación del lenguaje; sí se rehízo de alguna manera el alemán, pero costó mucho tiempo; yo creo que hoy nos va a llevar, en este país, mucho más, precisamente porque hay un gran empobrecimiento de una gran parte de la nación del uso de la lengua”.

Ese empobrecimiento del uso de la lengua o esa degradación del lenguaje, ¿es reflejo de la violencia del narcotráfico, ejecuciones, fosas, desaparecidos?  Dicho de otro modo lo mismo, ¿es posible hacer una relación entre la degradación del lenguaje y la violencia?

“Yo creo que sí. Es algo que se ha olvidado y que es fundamental. Lo hemos analizado de manera sociológica, de manera sicológica, de manera histórica, pero pocos han atendido la idea de que la base fundamental del desastre de la violencia que vivimos, es la destrucción del lenguaje; ahí hablamos de López Obrador y de esta neolengua, esta confusión de términos y este empobrecimiento de sus discursos, de esta capacidad que tiene de mentir. Hay que oír la pobreza del lenguaje de los narcotraficantes: si tienen en su haber 50 o 60 palabras, de las cuales 20 son majaderías, pues a través de eso no se puede crear un mundo. Y el mundo de los seres humanos es un mundo de la palabra, lo decía muy bien Octavio Paz: ‘El mundo de los seres humanos es la palabra’. Lo decía Helen Keller: ‘Cuando uno pierde la lengua, pierde el mundo de los seres humanos’. Y es lo que estamos perdiendo.

“Yo creo que también parte de la inhumanidad, no sólo con la que se expresa la violencia, sino la indiferencia misma que estamos viviendo frente a la violencia, tiene que ver con la pérdida del peso y de la especificidad y de la profundidad del lenguaje. Sin lenguaje el mundo humano se destruye, y con un lenguaje degradado, peor. Paz también lo decía, resumiendo a Herder, al gran teórico del romanticismo, en ‘El arco y la lira’, decía una frase: ‘Cuando las lenguas se corrompen, las sociedades se pierden y se prostituyen’. Habría que agregar: se violentan, se barbarizan y se asesinan”.

 

“AMLO VA A QUERER PERPETRARSE”

Se le planteó a Javier Sicilia que en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador continúan la militarización del país, las ejecuciones, las masacres, el asesinato de periodistas, cuerpos en fosas, desaparecidos y que en los próximos meses quizá el Presidente intentará controlar al Instituto Nacional Electoral (INE) mediante alguna posible reforma, para inmediatamente lanzarle:

¿Qué es lo que más te preocupa de lo que resta del sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador?

“Todo autoritarismo se basa en la violencia y en el miedo, no sólo en la malversación de la lengua y la degradación del lenguaje. Ésta es una mera hipótesis: yo creo que López Obrador va a potenciar la violencia y su forma de control no sólo es ese discurso empobrecido, sino dos brazos armados: el crimen organizado -que parece que está coludido con él por la forma de ausencia que hay de una política de paz y justicia verdaderas-, y por otro lado, con el Ejército, dos formas de lo armado, como si fueran un policía bueno y un policía malo, y eso suena horrible. Yo tengo la hipótesis de que este hombre, López Obrador, frente al caos que ha generado, frente a la violencia que ha generado o aumentado, porque la violencia ya estaba ahí, va a querer perpetrarse en el poder, si una enfermedad no lo imposibilita o la muerte se lo lleva”.

Hacia el desenlace de la entrevista, Sicilia no dudó a la hora de sugerir seriamente:

“Yo creo que la intención de Andrés Manuel, con estos dos brazos armados, con este caos, con esta degradación del lenguaje, es perpetrarse en el poder; y con este intento humillante de usar la revocación de mandato, son anuncios de que habría que ponernos en guardia; ya están instalados ahí, pero anuncian cosas funestas. Es una mera hipótesis, pero no hay que desechar el escenario más extremo frente a un tipo como este hombre, que es impredecible en su forma de malversar todo”.

Comentarios

Tipo de Cambio