“Fue una injusticia, pudieron haber muerto”: madre de estudiante apuñalada en bar de Tijuana

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Bar Green Witch, ubicado en Plaza del Zapato en Zona Río
Ezenario lunes, 4 abril, 2022 12:00 PM

“Nadie les hizo caso, los meseros las sacaron a la calle agresivamente; fueron las meseras de otro bar quienes llamaron a la policía”, señaló Juliana Campos

Juliana Campos, fundadora de la Asociación Corazón Naranja y madre de Jyreth Daniela Pérez Campos, declaró para ZETA que buscará que el hombre responsable del ataque a su hija y a su amiga pague por lo que hizo; además de que procederá legalmente en contra del personal del Bar Green Witch por negligencia.

“Nadie les hizo caso, los meseros las sacaron a la calle agresivamente; fueron las meseras de otro bar quienes llamaron a la policía. Fue una injusticia, pudieron haber muerto”, señaló Juliana Campos

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 27 de marzo 2022 a las 3:00 am, cuando Jyreth Campos y Jennifer Giselle Pérez Gil se encontraban en el Bar Green Witch, ubicado en Plaza del Zapato en Zona Río. Ahí, un hombre se acercó a Jyreth para restregarse contra ella mientras bailaba, razón por la que Daniela le reclamó e iniciaron los empujones, hasta que el sujeto la agredió con un arma punzocortante en la espalda baja.

Jennifer Giselle, amiga de Jyreth, al ver el ataque acudió en su ayuda, por lo que también resultó lesionada en la espalda baja. Ambas jóvenes fueron atendidas por la Cruz Roja, siendo Jennifer trasladada a la Clínica 20; actualmente se encuentra estable, al igual que Daniela, quien también tiene una lesión en su mandíbula.

Según Aarón Campos, hermano de Jyreth, el personal del bar no hizo nada por ayudar a las víctimas; de hecho, los meseros sacaron a Daniela y a Jennifer a la calle sin auxiliarlas.

“Mi hermana pidió que la dejaran entrar por sus cosas, pero ellos se negaban a darle el acceso, por lo que mi hermana ingresó a la fuerza. Ya adentro vio a los meseros limpiar la sangre del piso y cerrar todas las cortinas para tapar lo sucedido… y todavía le pidieron que se retirara”, escribió Aarón Campos en su perfil de Facebook.

Ante esto, el Bar Green Witch emitió un comunicado en sus redes sociales en el que piden el esclarecimiento de los hechos, ya que según ellos se ha estado difundiendo información de manera errónea. En el escrito aseguraron que están atentos a la seguridad del lugar, así como de sus clientes, pero no han esclarecido si realmente auxiliaron a las jóvenes.

Administrativos del lugar convocaron a una rueda de prensa el miércoles 30, pero ésta fue cancelada y pospuesta para el día siguiente. Sin embargo, el colectivo Voces Feministas UABC se manifestaron ese día en el lugar, en apoyo a sus compañeras agredidas: “Nos tienen miedo porque no tenemos miedo”.

En relación a la agresión de Jyreth y Jennifer, la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Tijuana (CEDHBC) abrió el folio 849/2022, con fecha del 29 de marzo de 2022, a la vez que se encuentra en comunicación con el Centro de Justicia para las Mujeres del Estado (CEJUM), para supervisar el proceso de investigación llevado a cabo por las autoridades.

La titular de la institución CEJUM, María Magdalena Bautista Ramírez, afirmó que desde el lunes 28 de marzo se realiza un acompañamiento multidisciplinario con las dos estudiantes atacadas.

“Activamos un equipo multidisciplinario en el Centro de Justicia como protocolo para su atención integral, informándoles no solo de sus derechos y procedimientos que pueden encauzar, sino el acompañamiento presencial de una abogada, una psicóloga y una trabajadora social para que hicieran su denuncia en la Fiscalía General del Estado”, declaró Bautista Ramírez.

Por su parte, el fiscal general de Baja California, Ricardo Carpio Sánchez refirió que ya ha habido avances en la investigación, tras la denuncia interpuesta por una de las víctimas. Declaro que las estudiantes no corren peligro y que el bar está siendo investigado por haber dejado entrar a un sujeto armado.

Mientras que la alcaldesa de Tijuana, Monserrat Caballero Ramírez, afirmó la mañana del miércoles que el bar estaba sin funcionar, horas más tarde el establecimiento seguía operando. Señaló que se está revisando que el negocio cuente con todos los permisos, además de que se les exigirá a los dueños de los bares que realicen más verificación, para evitar que suceda otro incidente como este.

Para finalizar, el jueves 31 la alcaldesa mencionó que de acuerdo a los videos del lugar, la agresión no ocurrió dentro del bar, y que aunque personal del negocio les brindó apoyo a las jóvenes, éste no fue como se debiera. Comentó que a partir de este viernes realizarán operativos en bares de la localidad para supervisar que se estén implementando las normas de seguridad.

Comentarios

Tipo de Cambio