El obstaculizador

Foto: Archivo
Columnaz lunes, 25 abril, 2022 12:00 PM

Un funcionario de comunicación social de cualquier área de gobierno, tiene la función de facilitador entre quienes trabajan en la administración pública y los medios de comunicación o agrupaciones de la sociedad civil, para beneficio de la sociedad toda. Pero en el Ayuntamiento de Tijuana, Rodrigo Bustamante -a saber, subdirector de Comunicación- no es facilitador, sino obstaculista. Es de esos funcionarios del “cómo no”, en lugar de despejar el acceso a la información. Muchos ciudadanos no confían en las autoridades de cualquier orden de gobierno, ninguno se salva, y para denunciar lo que sucede a su alrededor, de algo que fueron víctimas, algún servicio que está fallando, recurren a periódicos, televisoras, radiodifusoras, portales y redes sociales. Ahora sí que con quien más confianza tienen. Fue el caso de tres tijuanenses que informaron a ZETA de tres problemas que tenían con servicios otorgados por el Ayuntamiento. Como corresponde, el reportero acude con el ciudadano y también con la autoridad para redactar una nota y publicarla, a fin de que los lectores todos, sepan lo que sucede en otros sectores de la ciudad. Pero cuando se trata de solicitar información, el señor Rodrigo Bustamante nomás no se avanza. Pasa una semana, otra y otra más, y sigue negando el acceso a una entrevista o a proporcionar la información requerida. Bueno, al grado de solicitar que se le llevara una carta firmada por el ciudadano denunciante para acceder a la información, de aquel que no les tiene confianza y se reserva su nombre por temor a represalias. Al obstaculizador Bustamante le hizo la chamba su jefe, Miguel Ángel Torres Ponce, quien finalmente, dio el acceso a los funcionarios en cuestión. Qué cosas.

Comentarios

Tipo de Cambio