Deja su arpa Francisco González fundador de Los Lobos

Espectáculoz miércoles, 6 abril, 2022 2:50 PM

El músico formaba parte de la popular banda angelina desde 1973, familiares y amigos despidieron al arpista jarocho el cual falleció a los 68 años de edad

Dejando un enorme legado, el músico jarocho Francisco González, miembro fundador de una de las bandas mexicanas más reconocidas de Los Ángeles, California, Los Lobos, falleció a los 68 años tras enfrentar una batalla contra el cáncer que culminó con la vida del arpista.

Enfocado en difundir la cultura chicana a través de la música, la cual conectaban con sus raíces, Francisco González junto al resto de los integrantes de Los Lobos, Louie Pérez, David Hidalgo, César Rosas y Conrad Lozano, comenzaron a sonar en las principales radiodifusoras de la ciudad angelina durante los 70’s cautivando a la audiencia con su tradicional son jarocho fusionado con rock, surf, soul y mariachi.

A través de una publicación la agrupación despidió al veterano músico. “Estamos profundamente entristecidos por el fallecimiento de nuestro hermano fundador, Francisco González, Él, junto a César, inició el grupo en 1973 con el propósito de tocar música mexicana para nuestras madres, como siempre lo expresó. Francisco fue un brillante musico, y después de dejar el grupo en 1976 él siguió con su música a parte, él fue un maestro del arpa veracruzana, convirtiendose en director del grupo teatral Teatro Campesino. Con gran gratitud, respeto y amor agradecemos a Francisco por inspirarnos y más importante, por ser un gran orgullo de la cultura de nuestra música. Descansa en paz, hermano”, escribieron.

Su legado como difusor de la música veracruzana quedará marcado como uno de los grandes músicos, fomentando siempre el encuentro entre jaraneros, fiel a su estilo remarcado en cada concierto bajo la frase “Solo una banda del Este de Los Ángeles rifa, total”.

Al tiempo de dejar la banda, González se dedicó a crear su propio arte, concentrándose más en un solo sonido, así como enseñando teatro chicano en Santa Barbara Collage, donde a menudo representaba obras arraigadas en la cultura mexicana. Posteriormente abriría un negocio de cuerdas para instrumentos, las cuales eran diseñadas para representar la verdadera música mexicana, argumentando que las que había en aquel entonces no eran lo suficientemente buenas, por lo que se dispuso a crear cuerdas de alta calidad. A Francisco González le sobreviven su esposa Yolanda Broyles González y sus dos hijos.

 

Comentarios

Tipo de Cambio