“Precisiones” de Ruiz Uribe sobre empresa favorita

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
Destacados martes, 15 marzo, 2022 7:50 PM

El delegado federal en Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, destinó una rueda de prensa de casi una hora para responder a ZETA el reportaje donde se reveló la contratación y compra de manera directa, a una empresa donde una de sus dueñas fue contratada por la coordinación federal de Becas Benito Juárez en el estado. En su presentación arremetió asegurando que eran mentiras, sin embargo, no desmintió el reportaje

 

 

En conferencia de prensa convocada por el Delegado Federal en Baja California y Coordinador Único de Programas Federales, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, este martes 15 de marzo en las instalaciones de la Secretaría de Bienestar en Tijuana, el funcionario dedicó una hora para responder al reportaje publicado en la edición impresa de ZETA que se titula “La empresa favorita de Ruiz Uribe”.

Durante su intervención proyectó una presentación con 29 láminas para “responder” a la publicación, donde asegura el trabajo periodístico publicó “17 mentiras”, mismas que fue desahogando, según sus datos e interpretación de la publicado en la edición impresa 2502 que comenzó a circular desde del 11 al 17 marzo del presente año.

En la atropellada exposición, el funcionario federal arremetió contra el semanario y el reportero que realizó el trabajo de investigación, acusándolo de “mentiroso”. En su primera lámina expuesta se lee: “No solo tenemos a un proveedor sino a más de 29 proveedores”.

La publicación expuso que la dependencia que él encabeza concedió 17 contratos con una empresa en un periodo de tres años, donde una de las dueñas trabaja para la coordinación estatal de la beca federal Benito Juárez, mientras que la otra socia y el representante legal, fueron militantes del PRI en el estado. No se menciona que sea la única proveedora, pero sí una de las más favorecidas.

En el siguiente enlace está el reportaje completo: https://zetatijuana.com/2022/03/la-empresa-favorita-de-ruiz-uribe/.

En las láminas siguientes, Ruiz Uribe justificó que todos los trámites de adquisiciones pasan por la Secretaría de Hacienda y por el Órgano Interno de Control, “las compras de papelería y artículos de limpieza se canalizan a través de Tienda Digital y se adjudica a la mejor oferta, en caso de no haber propuesta económica se da anuencia de compra local, el cual es validado por SH y OIC” (sic), justificando con ello que él no es el responsable de las adquisiciones de la dependencia que él encabeza; sin embargo, los contratos en poder de ZETA claramente detallan que el Delegado Único Federal firma y encabeza dichos contratos.

Fotos: Alejandro Villa

 

Después aseguró que la coordinación de Becas federales Benito Juárez no depende de la Secretaría de Bienestar; sin embargo aceptó que al ser representaciones del gobierno federal sí hay coordinación; por lo que una de las dueñas de la empresa, Dulce Viridiana Cota Ramírez, si es funcionaria del gobierno federal en su representación estatal, cómo indica el reportaje.

En otra lámina señalan que la empresa GBS de Baja California sí existe; dato que en el trabajo periodístico no se pone en duda, puesto que este semanario incluso visitó las instalaciones de dicho proveedor. Destacaron un fragmento del texto donde se consigna que en Google Maps, al poner el nombre de la empresa, el buscador da una dirección en Querétaro; ahí aclaran que no es la misma empresa.

En la siguiente diapositiva el ex líder perredista aseveró que no eran 17 contratos sino 14 los celebrados con dicho proveedor, asegurando que había tres repetidos. Al preguntarle sobre por qué supuestamente son contratos repetidos si tienen monto y fecha distinta cada uno, respondió que probablemente se trate de un error de captura.

 

En la lámina que continuó se lee “7. El delegado NO OTORGA contratos de manera directa, hay un procedimiento”; sin embargo, los contratos a los que hace referencia la publicación de este semanario se leen que en el apartado I.4 “(…) el presente contrato se adjudicó de forma Directa a el Proveedor (…)” sic; lo que indica que no se hizo una licitación abierta.

Foto: Alejandro Villa

 

 

Después presentó tres láminas donde se detallan aspectos generales de uno de los contratos que hace mención la publicación de ZETA, sin que aporte algún dato relevante sobre la contratación del proveedor mexicalense.

En otra diapositiva se lee “Las personas mencionadas NO LABORARON en Bienestar ni en la delegación; haciendo referencia al siguiente párrafo del reportaje, donde solo se relaciona con la dependencia federal a una de las socias de la firma.

“Ruiz Uribe llegó a la delegación federal el 1 de marzo de 2019 y a la fecha ahí se ha mantenido. En este periodo la secretaría de Bienestar en BC otorgó los contratos a la empresa de Dulce Viridiana Cota Ramírez y Natalia Lizette Rivera Aguilar, representadas por José Alfredo Martínez Ramírez”.

“En el mismo periodo, Cota Ramírez fue empleada en la oficina de representación estatal de la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez en Baja California, hasta el último registro encontrado, que fue de diciembre de 2021. De acuerdo con el Registro Público de Funcionarios, el cargo que ella desempeña es analista administrativo”.

Después informó que Dulce Viridiana Cota Ramírez dejó de trabajar en la coordinación de Becas desde el 31 de diciembre de 2020; los contratos celebrados con la Delegación Federal mencionados en el reportaje son de 2019 a 2021, lo que implica que la funcionaria federal surtió de insumos aun en el cargo tanto en el 2019 como en 2020.

Una lámina más presentada por Ruiz Uribe, indicaba: “La empresa viene trabajando con la dependencia desde 2014 NO LLEGÓ CON EL DELEGADO” (sic). Sin embargo, la empresa GBS de Baja California, de acuerdo con su acta constitutiva a la cual tuvo acceso este semanario, fue creada el 10 de noviembre de 2017. Al respecto argumentaron que anteriormente la empresa proveedora no estaba constituida pero desde 2014 era proveedora de la dependencia.

Foto: Alejandro Villa

 

 

En 2014 no existía la Secretaría de Bienestar, la dependencia tenía como nombre Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Además, en la declaración patrimonial de la ex funcionaria federal y proveedora de la dependencia que encabeza Ruiz Uribe en el estado, no menciona en ninguna parte que tiene una empresa u otro ingreso más que su sueldo cómo empleada de la coordinación estatal de becas Benito Juárez.

Foto: Alejandro Villa

 

 

Finalmente aclaró que no se adquieren toallas sanitarias, shampoos, entre otros productos; sino otros productos. Indicó que en el contrato vienen agregados esos insumos porque son “los que puede adquirir la dependencia” pero no implica que si se hayan adquirido estos insumos.

Foto: Alejandro Villa

 

 

También hizo una precisión sobre que no son tres sedes de la dependencia, son 6 oficinas y 48 sedes; pero en el reportaje se hace mención solo de tres oficinas de la dependencia, en relación que fue a esos inmuebles a los cuales se proveyó, supuestamente, el servicio de limpieza adjudicado en uno de los 17 contratos que la delegación celebró con la firma GBS de Baja California.

Agregó, sin presentar pruebas documentales, que la empresa no solo es proveedora de la Secretaría de Bienestar, también presta servicios al IMSS -como refiere el reportaje-, así como al Issstecali, al congreso de BC y al INE.

Por último, en los apartados 14 y 15 de su presentación de PowerPoint, aseguró Ruiz Uribe, que “NO venía de militar del PRD antes de llegar a la delegación. Renunció al PRD en el 2014, coordinaba campaña de AMLO para presidencia y la senaduría de Ensenada en 2018”, (sic). Además, que en la fecha publicada en ZETA no fue presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática.

En el padrón de partidos políticos de la Plataforma Nacional de Transparencia, se informa que su último registro en el PRD fue en 2017; por otra parte, en el currículum del funcionario, la fecha de su presidencia es de 2004 a 2007 y no de 2005 a 2009 cómo él lo aseguró esta mañana.

Cómo conclusión en sus apartados 16 y 17 comenta que no hubo falta administrativa en la adquisición de los bienes y servicios adjudicados en 17 ocasiones a la empresa GBS de Baja California; y que la delegación federal en Baja California “no se mete en la vida privada de los demás”; haciendo referencia a que no se investigó previo a la adjudicación directa, quienes eran los dueños de la firma mexicalense.

 

Comentarios

Tipo de Cambio