Pandemia no ha terminado, pero en BC hay “nueva normalidad”

Destacados viernes, 11 marzo, 2022 6:52 PM

La población bajacaliforniana ha vuelto a una nueva normalidad, en la que sólo se limitan al uso de cubre bocas en lugares cerrados; autoridades de Salud advierten que la pandemia no ha terminado, pero se permite el aforo al 100% en todos lados, así como el regreso a clases presencial y el cambio en la dinámica de información de salud, por lo que existe un riesgo latente de que el virus SARS-CoV-2 vuelva a repuntar

 

 

 

Baja California está en semáforo epidemiológico Verde desde el 21 de febrero de 2022 y, desde entonces, la ciudadanía ha vuelto a las calles de manera habitual; sin embargo, de acuerdo con especialistas, aún se podrían esperar hasta dos años más de pandemia.

En entrevista con ZETA, la doctora  Isabel Salazar Sánchez, jefa del Laboratorio de Virología e Inmunovirología de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, señaló que los semáforos epidemiológicos, ya sea nacionales o locales, van de acuerdo con el número de contagios, aunque “no necesariamente el número de pruebas o de hospitalizaciones reflejan el estatus real de las infecciones (por COVID-19)”.

México aún sufre los estragos de la tercera y cuarta ola de contagios del virus SARS-CoV-2, ya que la tasa de muertes diaria general no ha bajado, “todavía  es alta, estamos acarreando, pues, de los últimos infectados, los que se agravaron, dado el número tremendo de casos, pues todavía estamos teniendo decesos”, refirió la especialista.

Baja California ha reducido su ocupación hospitalaria, actualmente, de los 286 casos activos reportados al martes 8 de marzo, hay 62 personas hospitalizadas, 18 de ellas intubadas, y ninguna contaba con un esquema de vacunación.

El ambiente en las principales ciudades de BC es como si ya no existiera el virus, pues desde que la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda informó que ya no era obligatorio el uso de cubre bocas en lugares públicos o al aire libre, la gente los dejó de utilizar.

Asimismo, plazas, parques, playas, supermercados, centros comerciales o las avenidas turísticas de Tijuana -Revolución o Constitución en Zona Centro- han registrado gran afluencia de personas, sobre todo en bares, restaurantes y tiendas de uniformes escolares.

“Estamos en una época en que la variante Ómicron está siendo desplazada, en algunos lugares, por el subtipo Ómicron B -Ómicron B.A.2-. Antes de decir que ya vencimos a la pandemia, debemos ser aún muy conservadores y prudentes  si bien los casos han disminuido y hay menos hospitalizaciones, no significa que la enfermedad ya está pasando y que ya es endémica”, precisó Salazar Sánchez.

LA EXPECTATIVA

Si bien se espera que el SARS-CoV-2 eventualmente se vuelva endémico, la realidad es que “los virus no tienen palabra”, por lo que cada mutación -o evolución- que da origen a una nueva variante, puede jugar a favor o en contra de la humanidad.

En ese contexto, la variante Ómicron se ha reflejado de una manera más transmisible, pero a la vez, más noble, al no saturar los hospitales ni el uso de ventiladores mecánicos. Sin embargo, no significa que las futuras variantes sean cada vez más “amables”.

“Debemos mantenernos observantes. No estar necesariamente asustados, pero tampoco pensar que ya podemos volver a la vida de antes, que no se nos ha olvidado, porque todavía hay medidas que debemos tomar”, declaró la doctora Isabel Salazar.

Asimismo, especificó cuatro medidas básicas que se deberán seguir tomando en cuenta durante el tiempo que quede de pandemia, a pesar de estar en semáforo Verde y lo denominó CVCV, el cual se describe a continuación:

* Cubrebocas obligado en sitios cerrados

* Ventilación en espacios cerrados o donde haya uso de aerosoles

* Confirmación de prueba PCR y confinación en caso de ser positivo.

* Vacunación

 

NUEVA GENERACIÓN DE VACUNAS

A pesar de los esfuerzos de la Secretaría de Salud, Baja California ha ido lento en la aplicación del refuerzo de la vacuna anti COVID, sobre todo en personas de 18 a 49 años, el cual no sólo es el grupo etario con más casos activos, sino el que más renuente ha estado a inocularse.

Cuando se iniciaron las jornadas de aplicación del refuerzo de la vacuna en los grupos de 40 a 49, 30 a 30 y de 18 a 29 años, respectivamente, se habilitaron diversas sedes peatonales y vehiculares en varios puntos de la ciudad para que todos tuvieran acceso, previendo que la convocatoria sería masiva, tal como sucedió cuando se vacunó por primera vez en la entidad.

Pero la realidad fue otra, no sólo acudió poca gente y los tiempos de espera eran nulos, sino que tuvieron que eliminar sedes o cerrar antes de lo previsto, al grado de sólo dejar disponibles vacunas en centros de salud, o incluso, plazas comerciales.

Al 9 de marzo, ya sólo hubo dos puntos de vacunación: Centro de Salud de la colonia Francisco Villa e Issstecali Mariano Matamoros, así como en el Centro de Salud de Rosarito y otro más en Tecate, en los cuales sólo habían aplicado poco más de mil dosis antes de mediodía.

“Debemos estar conscientes de que aun vacunados podemos contagiarnos y podemos contagiar a otros. Esto va a impactar -no aplicarse el refuerzo-, yo atribuyo esta reticencia a la vacunación, a los efectos secundarios de algunas vacunas”, aseveró la doctora Salazar.

En efecto, personas de diversos grupos etarios comentaron a ZETA que uno de los motivos para no vacunarse, se debe a los efectos secundarios que ya habían sufrido al colocarse el esquema de vacunación previo y que no estaban dispuestos a repetir, y otros tantos, a que confiaban en que la gravedad del virus ya había pasado.

“Otra de las razones por las que se puede repuntar, es porque la inmunidad que adquirimos posterior a la vacunación, no es de larga duración, parece ser transitorio, se ha hablado de tres meses, máximo seis meses, en los que estamos protegidos y después ya estamos expuestos otra vez”, dijo.

Por otro lado, recalcó que ya se habla de una actualización de la vacuna, ya que las que existen actualmente tienen como base el virus original, es decir, la variante que salió de Wuhan, China, y no las posteriores que llegaron a México.

“El virus, entre más contagios, le seguimos dando oportunidad al virus de cambiar, de evolucionar, de mutar; la mutación es evolución en este caso, entonces, creo que todos tenemos nuestra parte de responsabilidad, de no permitir que eso suceda”, explicó.

La doctora en Virología agregó que farmacéuticas como Pfizer trabajan en vacunas sobre la variante Ómicron, sin embargo, en el resto de los biológicos se sigue usando la variante de Wuhan, por lo que pone a la población en cierta desventaja.

DOS AÑOS MÁS

Aunque 31 estados de la República Mexicana estén en semáforo Verde -exceptuando Querétaro-, realmente no se está libre del virus, refirió la especialista, pues tiene que haber una constante en la disminución de contagios, defunciones y hospitalizaciones.

El virus debe comportarse de manera estacionaria, es decir, como ahora se presenta la influenza, durante la temporada invernal, aunado a que la tasa de mortalidad disminuya por debajo de cuando empezó la pandemia, que es de 2.5% del total de contagiados y sólo haya brotes locales.

“No quisiera apostar porque los virus no tienen palabra, pero en un sentimiento intuitivo, podríamos hablar de un par de años más de pandemia, espero equivocarme y que sea menos”, aunque dependerá del comportamiento de la sociedad con relación a las medidas de higiene y la sana distancia.

 

EN VERDE, PERO NO SEGUROS: MEDINA AMARILLAS

José Adrián Medina Amarillas, secretario de Salud en el Estado, señaló a ZETA que el hecho de que estemos en semáforo Verde, no implica que se ha vencido a la enfermedad, sin embargo, ya era necesario volver a la nueva normalidad.

“Hemos podido recuperar la movilidad el aforo estatal al 100%, pero la pandemia no ha terminado. Debemos seguir conscientes de que esto no ha parado, nos falta un porcentaje importante de la población que se vacune (no especificó cifra) y seguimos insistiendo en que vean que la gente que se complica, que intubamos y que desafortunadamente fallece, son los que no están vacunados”, precisó.

Si bien, suena incongruente que se abra la movilidad al 100%, pero el riesgo de contagio permanezca, Medina Amarillas mencionó que el riesgo de transmisibilidad ya es muy bajo y, de estar en 80% en positividad, ésta ya bajó a 20%, además de ampliar la capacidad de los servicios médicos y camas para pacientes con COVID-19.

Sin embargo, la dinámica ya cambió, no sólo se abrió el aforo al 100%, sino que ya no hay pacientes en la Clínica de Atención COVID abierta apenas hace un mes y sólo hay 10 internados en el Hospital General.

Incluso, el canal de comunicación que mantuvo esta dependencia para informar sobre la enfermedad, es decir, las transmisiones diarias donde el Comité Científico, también creado por especialistas sobre el tema, ya sólo lo harán los lunes. El resto de la semana sólo darán a conocer gráficas o boletines, si pasa o no, algo relevante.

Así lo anunció el titular de Salud el 7 de marzo, bajo argumento de que debían dar prioridad a pacientes de otras enfermedades que se dejaron de lado.

EL REGRESO

El lunes 28 de febrero, los alumnos de educación básica regresaron a clases presenciales, y con ello, el caos vial volvió después de dos años, al menos en Tijuana. Desde entonces, no sólo las vialidades turísticas han tenido mayor afluencia, también de manera vehicular.

En recorrido realizado por ZETA, se pudo observar este incremento en el tráfico desde el último día de febrero, a pesar de que sólo regresó el 50% de la matrícula, de acuerdo con información de la Secretaría de Educación.

Los cambios que se han hecho en la Vía Rápida Oriente, para optimizar el cruce fronterizo, así como reparaciones en diversos bulevares, han abonado al tráfico de la ciudad, cuyos usuarios han tenido que hacer hasta dos horas para trasladarse de su casa al trabajo o centro de estudios y viceversa.

Los de a pie no usan cubre bocas y ya no se exige en el transporte público, informaron usuarios a este Semanario, ya que usualmente había conductores que sí lo pedían, ahora ya no lo hacen, pese a ser obligatorio.

Las calles de la Zona Centro lucen abarrotadas, sobre todo en tiendas departamentales y de uniformes escolares, donde la única medida de protección es el gel antibacterial y la toma de temperatura en filtros sanitarios, pues al interior de las tiendas ya no se respeta la sana distancia, ni siquiera en las filas para pagar.

En las escuelas no es diferente. Aunque se tienen protocolos de reacción en caso de detectar algún caso sospechoso o confirmado, la aglomeración se hace a la entrada del recinto, pues no todas las escuelas abren con el tiempo suficiente para dedicarle tiempo a cada niño.

También se reportó un caso confirmado de un alumno de la Escuela Secundaria “Leyes de Reforma” en la colonia Libertad; el joven se contagió fuera de la escuela, pero se cerró todo el grupo hasta dar negativo en sus pruebas.

Por último, el doctor Medina Amarillas afirmó que no se ha cerrado ninguna escuela por casos confirmados, si bien, se han detectado casos aislados, no han sido brotes masivos, por lo que han logrado contener el virus no sólo en escuelas, sino a nivel estatal.

 

Escuelas de Tiempo Completo ahora serán estatales

 

A raíz de que el Gobierno Federal eliminó el programa Escuelas de Tiempo Completo, la administración estatal ha decidido darle continuidad, sin embargo, de manera inmediata, sólo 100 escuelas podrán hacerlo.

En conferencia de prensa, Gerardo Solís Benavides, secretario de Educación en Baja California, señaló que hay 503 escuelas operando con ese programa, pero sólo hay recurso para 100, por lo que deben hacer los ajustes necesarios.

“Las escuelas de tiempo completo permitían una ampliación de horario, en el informe que le di a la gobernadora -Marina del Pilar Ávila Olmeda- le indico que en el momento de ya no recibir ese recurso, cada Estado toma la decisión de continuar, pero con nuevas reglas de administración estatal. Entonces, la reconversión para atender a las 503 escuelas, 100 están en posibilidades inmediatas de continuar, porque tienen las condiciones, alimento, infraestructura; y las otras escuelas, estamos en el análisis del recurso financiero para el pago a docentes y el apoyo a alimentos”, detalló el funcionario.

Las 403 escuelas restantes estarían iniciando operaciones dentro de un mes, bajo los lineamientos estatales, “es algo que se puede lograr, un proyecto ampliamente necesario para la educación”, sin embargo, no dio la cifra del recurso necesario para atender el programa.

Por su parte, la gobernadora Marina del Pilar Ávila mencionó que uno de los problemas de las Escuelas de Tiempo Completo, es garantizar las comidas calientes que se dan a los menores, ya que la infraestructura y planta docente ya están considerados.

El miércoles 9 de marzo, estudiantes de preparatoria, miembros de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez”, se manifestaron en el Sistema Educativo Estatal contra de la eliminación de Escuelas de Tiempo Completo.

Aseguraron que a pesar de que el Estado asumirá el costo y dará continuidad al proyecto, ahora se retirará recurso a otras áreas que también lo necesitan, cuando le correspondía a la Federación.

El 5 de febrero, el Gobierno de México anunció la eliminación de Escuelas de Tiempo Completo para destinar recurso a la infraestructura de escuelas, tras dos años sin clases presenciales.

 

Comentarios

Tipo de Cambio