Movimiento Ciudadano (MC): criminal falange fascista

Cartaz lunes, 7 marzo, 2022 12:00 PM

Aunque el orangután se vista de seda orangután se queda”.

-Refrán popular

 

En días pasados, la prensa burguesa anunció que Movimiento Ciudadano (MC) cambiaba de bufón. Ya no será su candidato el manifiesto asesino que candidatearon al principio. Hoy lo sustituye otro igual. En una falange fascista solo asesinos cohabitan.

¿Qué de extraño tiene que un partido de criminales, como Movimiento Ciudadano, elija para que sea su candidato a un matón? Como es sabido, de nueva cuenta un reconocido bandolero es el nuevo postulante a la gubernatura de Quintana Roo por MC.

Solamente ciegos o reaccionarios no mirarían que MC no es más que es una chusma fujimorista. Nada diferente al resto de los partidos burgueses de la miscelánea que de tiempo en tiempo forman parte del circo electorero.

Su dirigente nacional, Dante Delgado Rannauro, ha sido toda su renca vida un feroz perro priista. Leal pistolero del difunto polizonte que fuera abierto agente de la CIA norteamericana en México, Fernando Gutiérrez Barrios. Y, hasta la fecha, Delgado Rannauro, sigue siendo un enorgullecido epígono de ese bárbaro mastín del imperialismo yankee.

Escuchemos algo de lo que escribió, Heberto Castillo (Revista Proceso, No. 631 del 5 de diciembre de 1988, página 35), sobre el susodicho matarife:

“Fernando Gutiérrez Barrios, secretario de Gobernación (durante el gobierno del usurpador priista, Carlos Salinas de Gortari), ha sido policía casi toda su vida. Se le involucra en los acontecimientos más dolorosos de la historia reciente de nuestra patria. Desde la represión contra los maestros y ferrocarrileros en 1958-59 (régimen del “patriota”, Adolfo López Mateos, tan adorado por AMLO), pasando por el hostigamiento de los médicos en 1965, los sangrientos hechos de 1968 (gobierno de Díaz Ordaz), las luchas contra los guerrilleros de la década de los 70, la matanza de jóvenes el 10 de junio de 1971 (régimen de Luis Echeverría)”.

Ese reaccionario y monstruoso asesino fue el “gran maestro” del actual dueño del membrete MC.

Veamos un poco del diabólico historial de Delgado Rannauro: fungió como gobernador priista del estado de Veracruz, bajo el régimen dictatorial de Carlos Salinas de Gortari; durante su reinado mantuvo en un puño de hierro al pueblo veracruzano y reprimió con vesania a la clase obrera. Nada diferente a lo que actualmente está haciendo el dictadorzuelo morenista, Cuitláhuac García. Toda su existencia se ha desempeñado como obediente cancerbero de la burguesía. Con celo canino ha custodiado la fortaleza de los explotadores.

Compinche de los torturadores y asesinos, Nazar Haro y Sahagún Baca. Asimismo, en Chiapas, bajo el régimen del chacal de Acteal, el déspota priista, Ernesto Zedillo, organizo escuadrones de la muerte para estrangular el movimiento campesino del EZLN.

El sanguinario Enrique Alfaro, actual dictadorzuelo del estado de Jalisco, y el estrafalario tiranuelo, Samuel García, reciente gobernador de Nuevo León, son dos gorilas que forman parte de esa falange de asesinos llamada Movimiento Ciudadano.

MC no tiene nada de progresista o de izquierda como lo presenta la propaganda burguesa. MC es una tropa hitleriana. Tropa que en nada se distingue de los matones del PRI, del PAN o del partido Morena de López Obrador.

Enrique Alfaro y Samuel García no son los primeros gobernadores gorilas salidos de la cueva de MC. En 2010 el Partido Convergencia apoyado por López Obrador (PRD), por el PAN y por el PT llevaron a la gubernatura de Oaxaca al “expriista” Gabino Cué.

Los “socialistas” y “comunistas” de Oaxaca (APPO, CNTE, FPR, etc.) no se quisieron quedar atrás y se unieron a ese amasijo reaccionario “izquierda”-derecha y respaldaron a Gabino Cué.

Como podemos ver, MC no tiene absolutamente nada de progresista. Nada de izquierda. Y mucho de asesino. De fascista.

Movimiento Ciudadano es una cueva de gorilas. Nada diferente al PES, al PT (que en 2004 fue parte del reaccionario chusmaje que respaldo la candidatura del matarife priista, Ulises Ruiz) y a otras sectas, que en tiempos electoreros unas veces se unen al PRI, otras veces al PAN y otras al partido Morena de López Obrador para “colorear” el circo de bufones.

Bajo un régimen verdaderamente patriótico, democrático y popular, Dante Delgado Rannauro ya estuviera tras las rejas. Acompañado de muchos otros burgueses, vendepatrias y politicastros como él.

Para los revolucionarios comunistas no hay la menor duda, convergencia; (ayer) y hoy Movimiento Ciudadano es una falange fascista. Una pandilla de asesinos.

 

Atentamente,

Javier Antuna.

Comentarios

Tipo de Cambio