Debate mañanero

Tomada de Internet
Columnaz lunes, 21 marzo, 2022 12:00 PM

En la primera escena se ve a AMLO, entrando a una sala repleta de periodistas. A su lado camina un hombre con un enorme bate que desafía a todos.

En la segunda escena, el Presidente se enfrenta a un grupo de “adversarios” en un acalorado discurso, mientras el hombre del bate está a su lado para defenderlo en caso de agresión.

¿Cómo se llama la película?

“El de-bate con AMLO”.

Autor: Un conservador.

 

Exageraciones

– Más fea que chuparle los dedos a un mecánico.

– Es tan fea que, cuando pasa al lado de una construcción, los obreros se ponen a trabajar.

– Mi suegra tiene tan marcadas las ojeras, que pasa por la jaula del oso panda y este le grita

“¡Abuelita!”.

– Más feo que una siesta con despertador.

– Es tan pálida, que tiene más sangre una yuca.

– Es tan feo, que en Facebook no le dan likes, ¡sino cachetadas!

– Es tan orejona la novia del futbolista, que cuando le da un beso, siente que ha ganado la Champions.

– Es tan feo, que su mamá carga consigo fotos de otro niño.

– Es tan fea, que se duerme borracha en una fiesta llena de hombres y despierta con más ropa de la que traía.

– Es tan brava, que se mira al espejo y grita: “¡¡¡¿TÚ QUÉ ME MIRAS??!!!”.

– Un torero se casó con una mujer tan brava, que mandó a hacer una cama con burladero.

– Es tan brava, que no cumple años, sino que muda de piel.

– Es tan buen abogado, que confundió al Jurado y condenaron al juez.

– Un abogado me hizo un contrato tan tramposo y leonino, que la primera cláusula me prohibía leer las demás!

– Es tan mal abogado, que no saca ni las manos de los bolsillos ayudándole por los codos.

– Es un gato tan supersticioso, que tiembla si un hombre negro se le atraviesa en el camino.

– Llegué de la playa con tanta arena pegada, ¡que mi gato se emocionó!

Autor: Un lector recatado.

 

Desayuno en la cama

La esposa en tono romántico al esposo:

Mi amor, mañana quiero desayunar en la cama.

“Entonces, ¡duerme en la cocina!”.

Autor: Un marido.

 

El origen del nombre

Papi, ¿por qué mi hermana se llama Rosa?

“¡Porque la hicimos en el jardín!”.

¿Y por qué a mí no me hicieron en el jardín?

“¡No quiero reclamos, Chevrolet!”.

Autor: Anónimo del Registro Civil.

Foto: Cortesía

Puesto de chef

¿Viene usted para la entrevista del puesto de chef?

“A eso vengo”.

Muy bien ¿Qué sabe de catering?

“Estudió conmigo la secundaria, ¡y el otro día la vi embarazada!”.

Autor: Un vil cocinero doméstico.

 

Niña tabasqueña

El maestro le pregunta a la niña nueva en el salón:

¿Cómo te llamas?

“Jara”.

¿Jara? ¡Qué nombre más raro!

“¡Ji, jeñor!”.

Autor: Anónimo de Palacio Nacional.

 

Piedra o papel

El chiquillo grita desde el baño:

“¡Maaamiii! ¡Papeeel!”.

Y la bromista madre responde desde la cocina:

“¡Hiiiijooo! ¡Tijeraaa!”.

Autor: Mamá cruel.

 

Acompañada

Señora, ¿quiere que el padre del niño esté presente durante el proceso de parto?

“Prefiero que no, querido doctor. ¡Es que no se lleva bien con mi marido!”.

Autor: Mejor así lo dejamos.

 

Derecha o izquierda

¿Tú crees que en Colombia hay más gente en la extrema derecha, o en la extrema izquierda?

“Bueno, ¡creo que hay más en extrema pobreza!”.

Autor: Un fifí.

 

Deudas e insomnio

Un hombre no paraba de dar vueltas en la cama. A las cuatro de la mañana su esposa no aguanta más y, enojada, le pregunta:

¿Qué te pasa? ¡No puedo dormir sintiéndote dar vueltas en la cama toda la noche!

“Es que le debo medio millón de pesos al vecino, ¡mañana se los tengo que pagar y no sé cómo!”.

Sin pensarlo dos veces, la mujer se para, va hasta la ventana, la abre y grita a hacia la casa de al lado:

“Vecino, ¡sepa que mi esposo no tiene con qué pagarle el medio millón de pesos que le debe!”.

Vuelve a la cama y dice a su esposo:

“Ahora sí, duérmete, ¡que ahora el que no podrá dormir es él!”.

Autor: Un mexicano post-pandémico.

 

Buen cristiano

Un borracho le cuenta a otro:

El otro día caminaba por la calle cuando me encontré 200 dólares. Como buen cristiano me pregunté: ¿Qué haría Jesús en mi lugar?

“¿Y qué hiciste, compadre?”.

¡Los convertí en vino!

Autor: Un ebrio feliz.

 

Amor verdadero

Tocan a la puerta de la casa del borracho:

¿Quién es?

“¡El amor de tu vida!”.

¡Nah, mentirosa!… ¡La cerveza no habla!

Autor: Otro ebrio feliz.

Comentarios

Tipo de Cambio