Cae aprobación de AMLO, tras disputa por “Casa Gris” y confrontación con la prensa

Foto: Presidencia Cuartoscuro.com
Edición Impresa lunes, 7 marzo, 2022 12:00 PM

De acuerdo con mediciones de distintas casas encuestadoras, la aceptación con la que cuenta el Presidente Andrés Manuel López Obrador disminuyó en febrero, a partir de la polémica suscitada por las casas que su hijo José Ramón ha habitado en Houston, Texas, así como por las fricciones del primer mandatario con el gremio periodístico y los reclamos de comunicadores por el clima de adversidad hacia la prensa. Investigador considera “normal” que escándalos como tales repercutan en los niveles de “aprobación presidencial”

En febrero de 2022, tras el escándalo por el estilo de vida de uno de los hijos de Andrés Manuel López Obrador en Houston, Texas, la arremetida del primer mandatario contra el periodista Carlos Loret de Mora, de quien exhibió supuestas remuneraciones y las manifestaciones del gremio informativo por las agresiones a la prensa en la Republica Mexicana, entre otras situaciones, marcaron el acontecer público nacional.

Ello en un contexto en que la aprobación del titular del Ejecutivo disminuyó, conforme datos arrojados por distintas encuestas,  justo cuando falta poco más un mes para llevarse a cabo la consulta de Revocación de Mandato, en la que se decidirá si AMLO debe renunciar a la Presidencia de la República por pérdida de confianza.

De acuerdo con Consulta Mitofsky, en febrero de este año, el promedio de aprobación de López Obrador bajó a 60.7%, lo que constituyó una disminución de tres puntos porcentuales. En tanto, una encuesta elaborada por El Financiero dio cuenta de que, el mismo mes, “el apoyo ciudadano” al Ejecutivo federal cayó a 54%, proporción equivalente a 6 puntos menos respecto a enero.

Aprobacion promedio mensual, enero y febrero 2022

Un sondeo más, a cargo de Enkoll y difundido el 1 de marzo, apunta a una disminución de 67 a 54%, registrada de febrero de 2020 a 2022.

Los estudios de Mitofsky y El Financiero, elaborados a nivel nacional, enmarcan como elemento significativo el debate que se suscitó en febrero, a raíz de que el 27 de enero, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicó un reportaje a partir de una investigación efectuada en conjunto con LatinUs y referente a dos residencias en Houston, Texas, “con valor comercial cercano al millón de dólares” cada una, en las que el hijo mayor de AMLO, José Ramón López Beltrán, ha vivido junto a su pareja Carolyn Adams.

La encuesta de Enkoll alude a economía, pobreza y falta de trabajo como “el principal problema en el país”.

En cuanto a los caserones habitados por López Beltrán, el reportaje correspondiente dio cuenta de que una de las residencias, en la que vivió entre 2019 y 2020, pertenecía a Keith L. Schilling al momento en que el inmueble se registró como domicilio de Carolyn Adams. Del propietario se dijo que era un “alto ejecutivo de Baker Hughes”, compañía a la que se le atribuyen “contratos vigentes con el gobierno de López Obrador por más de 151 millones de dólares en obras para Pemex (Petróleos Mexicanos)”.

Tras haberse difundido ese trabajo informativo, el mandatario reaccionó en distintas ocasiones, posiblemente como consecuencia de su contenido.

A cada una de estas reacciones, de las que Consulta Mitofsky hizo mención, se registró una baja gradual en el nivel de aprobación de López Obrador, según se pudo apreciar en el estudio de la empresa encuestadora, como en el caso de otros sucesos catalogados como “principales eventos”  que tuvieron lugar en febrero.

De modo que una vez que el 11 de febrero “AMLO exhibe en la (conferencia) ‘mañanera’ supuesto ingreso del periodista Carlos Loret de Mola”, quien difundió el reportaje de MCCI y LatinUs, la aprobación del titular del Ejecutivo prácticamente bajó alrededor de un punto porcentual, a juzgar por una gráfica en la que se ve el comportamiento de la línea de aceptación promedio desplegada entre las fechas en que tuvieron lugar cada uno de los eventos mencionados.

Luego de que el 15 de febrero, López Obrador informara en conferencia matutina que envió una carta al Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) para tener conocimiento de los ingresos de Carlos Loret de Mola, para el día siguiente su aprobación ya estaba casi en 60.0.

Aunado a tales episodios, en febrero se suscitaron otros a los que les siguió una disminución en la línea de aprobación:

– La propuesta de la diputada panista Cecilia Patrón Laviada, para investigar el patrimonio de López Beltrán.

– La “pausa con España” que propuso el Presidente en cuestión de relaciones con ese país.

– La noticia de que se detuvo a tres implicados en el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado, perpetrado en Tijuana.

– Las muestras de inconformidad de comunicadores en el Senado de la República y la Cámara de Diputados, por el clima de adversidad y de violencia hacia el gremio periodístico.

– La orden del Instituto Nacional Electoral a “gobernadores y gobernadoras de la 4ta Transformación (incluida la bajacaliforniana, Marina Ávila Olmeda)” de retirar un comunicado en apoyo al Presidente, por considerarse propaganda gubernamental, en periodo de veda electoral (dada la consulta de Revocación de Mandato programada para el 10 de abril).

– La respuesta del INAI al primer mandatario de no poder revelar información sobre Loret de Mola.

– La indicación del INE a AMLO, de detener difusión propagandística del gobierno.

– La preocupación manifiesta del secretario de Estado de la Unión Americana, Antony Blinken, por los homicidios de comunicadores en México.

De encontrarse en 63.0% el 31 de enero, la aprobación del Presidente bajó hasta 58.5% para el 26 y el 27 de febrero, en tanto que el lunes 28 se ubicó en 58.7%. La encuesta de Consulta Mitofsky estableció que la aceptación se mantuvo a la baja 23 días. El promedio mensual fue de 60.7.

De acuerdo con el mismo estudio, las mujeres le dieron 56.9% de aprobación, en tanto que los hombres, 64.8%. Las personas de 50 años o más, 59.0%; las de 30 a 49, 61.1%; y las de 18 a 29, 62.1%. Los estudiantes de “universidad y más”, 41.9%; los de “preparatoria y menos”, 65.6%. Quienes no sufragaron por AMLO, 31.7%; los ciudadanos que votaron por él, 92.5%.

En términos de ocupación, quienes le dieron la aprobación más baja fueron los profesionistas, con 37.9%; en tanto que la más alta, los campesinos, con 82.4%.

A su vez, desempleados y empresarios se situaron en el espectro de menor aprobación, con 46.6 y 46.9% respectivamente. En cambio, jubilados y estudiantes, entre los sectores que más aprueban al mandatario, con puntuaciones de 68.2% en cada caso.

Servidores públicos, comerciantes y profesores le dieron 54.1, 57.8 y 63.4%. Mientras que amas de casa, informales y empleados. 64.0, 64.5 y 65.7%. En ambos casos, respectivamente.

En el caso de las entidades federativas, igualmente en febrero de 2022, Jalisco le dio la aprobación más baja, con 47.1%, en tanto que Oaxaca la máxima, con 83.9%.

Tratándose de Baja California, figuró entre los estados donde decreció el nivel de aceptación. En esta entidad, concretamente, de enero a febrero, la proporción bajó de 72.4 a 66.8%, es decir, 5.6 puntos porcentuales.

Foto: Cortesía Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

En lo referente a los antecesores en el cargo a quienes AMLO pretendió enjuiciar a partir de una consulta (la cual finalmente apuntó a la posibilidad de esclarecer “decisiones políticas tomadas en los años pasados”, sin llegar a ser vinculante), el priista Carlos Salinas de Gortari obtuvo 76% de aprobación en febrero de 1992; su correligionario Ernesto Zedillo Ponce de León, 64% en julio de 1998; Vicente Fox Quesada, quien llegó a la Presidencia al amparo del Partido Acción Nacional, 54% en febrero de 2004; Felipe Calderón Hinojosa, también emanado del PAN, 53% en febrero de 2010; y Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, 33% en febrero de 2016. En los cinco casos, al igual  que en el de López Obrador, las puntuaciones se registraron aproximadamente a mitad de sexenio.

Habiendo obtenido 66% de aprobación en diciembre de 2021, como promedio máximo en un periodo comprendido desde abril de 2019, para enero de 2022, la aceptación de AMLO bajó a 64% y para febrero a 61%; dentro de la misma etapa, en abril y junio de 2020, el Presidente obtuvo su peor puntuación (48%).

 

FEBRERO, “EL PEOR MES”

Conforme a la encuesta de El Financiero, “el peor mes” para López Obrador en materia de “apoyo ciudadano” ha sido febrero de 2022. De acuerdo con los datos que arrojó el estudio, en ese lapso el primer mandatario obtuvo 54% de aprobación, 6 puntos menos que en enero y 13 menos que en diciembre. Previamente, como “nivel mínimo”, había obtenido 56% en mayo de 2020, así como en junio y agosto de 2021.

El 50% de personas encuestadas consideró que el tema de la denominada “Casa Gris”, en la que habitó su hijo José Ramón entre 2019 y 2020, dañó la imagen de AMLO, en tanto que 16% opinó que la fortaleció; 29% no se inclinó por alguna de las dos opciones y 5% quedó ubicado en la clasificación de “no sabe”.

En cuanto a la manera en que el Presidente manejó la situación, 38% la definió como “mala/muy mala”; 36% como “muy buena/buena”.

El 46% respondió que el asunto comporta un “posible conflicto de interés”; 40%, que “es solo un ataque al presidente de parte de sus adversarios”.

En ese escenario, Baker Hughes informó que una investigación encomendada a una firma de abogados especializada en investigaciones y cumplimiento normativo arrojó que la compañía “no tuvo participación alguna” en el arrendamiento de un inmueble propiedad del señor Schilling, a quien ubicó como “un ex empleado de la empresa”.

De ahí que negara “cualquier conflicto de interés en relación con información relativa al arrendamiento de la propiedad privada” del ex Ejecutivo y sus operaciones en México.

A propósito de la forma en que López Obrador “ha tratado a periodistas y medios de comunicación a raíz de la información sobre la casa en Houston”, 40% de las personas encuestadas por El Financiero indicó ser “mala/muy mala”; 35%, “muy buena/buena”. Aparte, 55% consideró que respecto de “la violencia contra periodistas”, la situación en México “ha empeorado”, mientras que 12% manifestó “ha mejorado”.

Por otro lado, la encuesta elaborada por Enkoll estableció que dos años después de haberse registrado el primer caso de COVID-19 en México (27 de febrero de 2020), la aprobación de AMLO disminuyó de 67 a 54%, y que previo a la emergencia sanitaria, estaba en 70%. Conforme a los datos que arrojó la encuesta, 40% de personas señaló que el principal problema en el país tiene que ver con economía, pobreza y falta de trabajo.

 

ACEPTACIÓN “SIGUE SIENDO ALTA”: INVESTIGADOR DE EL COLEF

Alejandro Espinoza Valle, académico de El Colegio de la Frontera Norte, estimó que “aun cuando baje algunos puntos”, la aceptación con que cuenta el López Obrador “sigue siendo alta”.

A decir del investigador, “es normal que ante los problemas, baje la popularidad presidencial”.

En el caso de la “Casa Gris”, Espinoza Valle señaló que con todo y que “al final se demostró que no había ni conflicto de interés”, el tema “se aprovechó muy bien por parte de la oposición para criticar al Presidente”, de manera que “en ese contexto es normal que tenga repercusiones”.

También consideró que desde los medios tradicionales de comunicación hay una consigna de “golpeteo contra el Presidente”.

De cómo vaya llegar el primer mandatario al marco de la consulta de Revocación de Mandato en términos de aprobación, el entrevistado mencionó que a final de cuentas no se espera “una gran afluencia”.

Afirmó que “son los mismos medios de comunicación, esta oposición que tienen, los que han llamado a boicotear la Revocación”.

Explicó que “no hay deseos de que se participe”, en razón de que “la Revocación va a salir muy favorable (a López Obrador)”, pues “los que van a ir a votar (con todo y que no sean tantos), van a ir a votar básicamente a favor de la continuidad” del titular del Poder Ejecutivo federal.

Finalmente, admitió que José Ramón López Beltrán debió aclarar su situación a propósito de su estilo de vida en Houston, Texas: “Cuando hay un ataque directo, puedes valorar no hacer caso, pero también te van a criticar por eso”. De cualquier modo, “escogieron esta vía de irlo dejando hasta que ya decidieron entrarle al asunto”, remató.

Comentarios

Tipo de Cambio