Buscan en la Zona Norte a sus desaparecidos; “un lugar, para las mamás, difícil de recorrer”

Fotos: Ernesto Eslava
Ezenario lunes, 7 marzo, 2022 12:00 PM

La Brigada Internacional terminó con su jornada de búsqueda de personas desparecidas y los resultados en Baja California dan esperanza a algunas familias

Los postes de la Zona Norte de Tijuana están tapizados con rostros de personas desaparecidas en México, Canadá y Colombia. En una de las jornadas más impactantes para la Brigada Internacional, los 150 voluntarios pegaron hojas con información de sus seres queridos, ausentes desde hace años.

Caminaron más de cinco kilómetros desde la Catedral de Tijuana hasta el Museo de Cera y en su trayecto colocaron las fichas que dejan testimonio de que alguien los espera en casa.

“Es un logro que haya tantas fichas de búsqueda de desaparecidos pegadas en la vía pública de la zona de tolerancia de Tijuana”, comentó Angélica Ramírez, coordinadora de la Brigada Internacional.

“Nos deja un poco de satisfacción poder recorrer este lugar. Este lugar que para muchas mamás era imposible de recorrer, ahora recorrerlo y mirar la situación que está pasando aquí”, comentó Angélica a ZETA.

“Nos da la sensación de que algo esconden, ¿no?, algo esconden y nos dimos cuenta desde que ingresamos: que no hay jóvenes fuera de los lugares como hay esa costumbre en Tijuana. No hay ninguna joven fuera de lugar. Hoy no miramos jóvenes fuera de la calle de la Coahuila”, se cuestionó Ramírez.

“En venir a estos lugares, porque muchas de ellas vienen con la gran esperanza de encontrar a sus hijas en estos lugares, ya que han desaparecido, y muchas de ellas pudieran estar en trata de personas y en algún lugar como en estas fronteras. Ya sea aquí o en cualquier otra”, expresó, con la esperanza de que alguien reconozca a alguna de las desaparecidas y lo logren comunicar con su familia.

La jornada de búsqueda de desaparecidos terminó este viernes 4 de marzo, recorriendo zonas fronterizas de Sonora y Baja California. Fueron las ciudades de Mexicali y Tijuana en donde se encontraron los hallazgos más impactantes: en Mexicali, cinco osamentas y piezas óseas que serán analizadas por la Fiscalía; y en Tijuana el impacto de ver mujeres ofreciendo trabajos sexuales fuera de burdeles.

“En estos días de búsqueda, los últimos que encontramos fue el día 26 de febrero que en Mexicali nos encontramos al parecer tres osamentas completas y dos que todavía están en proceso de análisis si son osamentas humanas o no lo son”, comentó Angélica Ramírez.

Brigada Internacional, 150 voluntarios

Y es que el colectivo Brigada Internacional estima que hay diez mil personas desaparecidas en Baja California.

 

Por tercera vez viene a Tijuana a buscar a su hermana

Yolsin Martínez Corrales recorrió la Zona Norte portando en el pecho la fotografía en tamaño carta de su hermana de Yalsín, desaparecida desde abril del 2010 en Acapulco, Guerrero. Las dos veces que su familiar se pudo comunicar con ella le dijo que estaba en un lugar peligroso de Tijuana, por lo que en años anteriores se buscó la forma de buscarla dentro de los antros, y este 1 de marzo de 2022 fue la tercera vez que acudía a la zona de tolerancia. No la dejaron entrar porque el acceso solo es para clientes; eso fue lo que le dijeron.

“Me puse con un negocio para repartir comida para poder entrar en algunos congales, pero luego luego me detectaron porque me les quedaba viendo mucho a las muchachas y ya no me dejaron regresar. He venido por la noche, vine en abril del año pasado, vine en el 2019 también y siempre he estado visitando esta zona… en el 2014 tuve noticias de ella de por acá y en el 2019 también”, recordó Yolsin Martínez Corrales.

 

Busca a su hija colombiana

Lourdes Calderón tomó el micrófono y pidió la ayuda de los mexicanos para encontrar a su hija desaparecida en 2013. Ha recorrido al menos cuatro estados de la república sin éxito; es la primera vez que visita Tijuana, en donde entregó fichas de búsqueda para localizar a su descendiente.

“Ella vino como turista, pero no sabemos por qué motivo visitó Morelia. Nos habló y nos dijo dónde estaba, un lugar peligroso y que no podía hablar mucho. A mí me dio mucho desespero cuando me dijo eso y yo le dije ‘¿por qué estás en esa ciudad?’, me dijo: ‘me desconecto mamá que ya no puedo hablar’”, comentó Lourdes Calderón, madre de la colombiana Alia Vanezza Uribe Calderón, desaparecida en Morelia en 2013.

“A mi quien me ha dado apoyo es la Brigada Internacional, ellos me invitaron y pues yo acepté, claro. Pero ya no me han dado ningún respaldo las demás autoridades ni nada. Y para mí si ha sido muy duro porque ella me dejó dos niños. El grande está psicológicamente mal y el chico más o menos, pero ellos son los que no me dejan venir porque para ellos yo también me desaparezco y que ellos se quedan solitos”, lamentó.

Comentarios

Tipo de Cambio