BANXICO recorta de 3.2 a 2.4% su expectativa de crecimiento para México en 2022

Foto: Cuartoscuro
Destacados miércoles, 2 marzo, 2022 1:22 PM

El Banco de México (BANXICO) redujo, este miércoles 2 de marzo, de 3.2 a 2.4 por ciento su expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este 2022, debido a los efectos por la invasión de Rusia a Ucrania y al inicio del ciclo alcista en las tasas de interés en Estados Unidos.

Las previsiones anteriores del BANXICO eran de un avance de 3.2 por ciento para el PIB mexicano, sin embargo, ahora espera un crecimiento de entre 1.6 y 3.2 por ciento. Además, el Banco central estima que la inflación cierre el cuarto trimestre del año pasado en 4 por ciento.

“El desempeño de la economía mexicana continuará siendo influido por el comportamiento de la pandemia, tanto a nivel nacional como internacional”, señaló el Banco central, que también previó que la inflación mantendrá su reducción general, pero que será hasta el tercer trimestre del 2023 cuando “converja a niveles cercanos” de la meta de 3 por ciento.

Aunado a lo anterior, para el 2022, el BANXICO estima un crecimiento del empleo de entre 560 mil y 760 mil puestos de trabajo, mientras que para el 2023 prevé una variación de entre 510 mil y 710 mil puestos de trabajo.

El órgano constitucional autónomo, cuya gobernadora es Victoria Rodríguez Ceja, ubica cuatro riesgos para el crecimiento del país durante los siguientes meses: 1. Que la persistencia de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la COVID-19) dé lugar a una recuperación económica menos vigorosa.

2. Que se prolonguen o se intensifiquen los problemas de cuellos de botella en las cadenas de suministro a nivel global que han generado escasez de insumos para algunos sectores en México. Del mismo modo, que la pandemia conduzca a mayores costos de insumos y de producción en diversos sectores de la economía.

3. Que se observen episodios adicionales de volatilidad en los mercados financieros internacionales que afecten los flujos de financiamiento para las economías emergentes. Y, 4. Que la recuperación del gasto en inversión sea menor a lo esperado o insuficiente para apoyar el proceso de reactivación de la economía y el crecimiento de largo plazo. En este sentido, que una posible reorganización del sector eléctrico dé lugar a un entorno menos propicio para la inversión.

“[Ucrania y Rusia] Estos países también son productores de granos como trigo, con lo que el conflicto [bélico] también representa un riesgo al alza para los precios de estos bienes primarios”, dijo Victoria Rodríguez Ceja, Gobernadora de Banxico.

PIB DE MÉXICO CRECERÍA 2.6% EN 2022, Y NO 5%, COMO DIJO AMLO, SEGÚN TATIANA CLOUTHIER

El Producto Interno Bruto (PIB) de México podría crecer hasta un 2.6 por ciento este año, afectado por el impacto de la variante ómicron del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), según lo dijo, el pasado 7 de febrero, Tatiana Clouthier Carrillo, titular de la Secretaría de Economía (SE) del Gobierno Federal.

“Si recordamos un poco, y voy a irme a cuando aprobaron el presupuesto, [Secretaría de] Hacienda [y Crédito Público] planteaba un 4 por ciento. Esto fue antes de Ómicron. Ahorita nosotros estimamos pudiésemos andar rondando entre un 2.5 y un 2.6 por ciento”, dijo la funcionaria federal, durante una entrevista radiofónica.

“Hay muchos factores que se presentan a lo largo del año que pueden alterarte positiva o negativamente el año y yo creo que el presidente está apostando a que sucederán cosas positivas”, afirmó Clouthier Carrillo, al ser cuestionada respecto a la diferencia entre su pronóstico y el de Andrés Manuel López Obrador, que predijo un crecimiento económico del 5 por ciento para 2022.

Durante el cuarto trimestre del 2021, la economía mexicana se contrajo 0.08 por ciento respecto al periodo previo, caída que se sumó a la baja de 0.43 por ciento del tercer trimestre del año anterior, según cifras desestacionalizadas de la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto Trimestral (EOPIBT), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Asimismo, en su último informe Perspectivas Económicas Mundiales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo en enero pasado, de un 4 a un 2.8 por ciento su estimación de crecimiento para México, días después de que el Banco Mundial (BM) lo rebajara a un 3 por ciento.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento económico para México en 2022, al estimar que este año, el país crecerá 2.3 por ciento del PIB, en lugar de 3.3 por ciento, como había previsto en diciembre del 2021.

“¿CUÁL RECESIÓN?”, CUESTIONA AMLO Y PROMETE CRECIMIENTO DEL 5%

El pasado 2 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay recesión en México y presumió que habrá crecimiento del 5 por ciento tanto este año, como en el resto de lo que falta de su sexenio.

“En el caso del crecimiento, a secas, debe de considerarse que la economía está creciendo, no puede haber recesión si en el mes de enero se creó más empleo en los últimos 20 años. ¿Cuál recesión? Ahora lo vamos a mostrar”, dijo el mandatario nacional.

“Cinco por ciento para que se enojen, porque los expertos y los especialistas nos están dando cuando mucho 2.5 y yo planteo 5. Tengo información y además soy optimista, quiero que nos vaya bien. Imagínense un gobernante pesimista, no, 5 por ciento y de una vez les digo: 5 por ciento para el 2023 y 5 por ciento para el 2024”, insistió el político tabasqueño.

“Vamos saliendo de la crisis, afortunadamente tenemos ya indicadores de que la nueva variante de COVID está perdiendo fuerza, porque eso fue lo que nos impidió llegar al 6 por ciento de crecimiento, entre otros factores. Pero eso nos detuvo y por eso el promedio o el estimado es del 5 por ciento de crecimiento anual”, expresó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Y mi ideal es que a pesar de la pandemia obtengamos en el sexenio, en promedio anual, más del 2 por ciento. Ahora van a decir los expertos: ‘no ya lo perdimos’. Pero yo voy a seguir trabajando por el bien de México, por el crecimiento económico, por el desarrollo, por el bienestar del pueblo”, abundó López Obrador.

El político tabasqueño reiteró que el indicador de crecimiento económico no representa, necesariamente, el nivel de bienestar de la población y puso como ejemplo el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, en el que, según dijo, se registró crecimiento, pero también se incrementó la desigualdad.

“Aquí empezó Salinas, [19]88, y aquí termino, [19]94. Aquí se entregaron todos los bancos, las empresas públicas, las minas y miren la desigualdad. Aquí ya fue bajando y cediendo, entonces no necesariamente más crecimiento es bienestar”, refirió el mandatario nacional.

“Entonces, ahora para los adversarios, y es un buen tema de discusión, puede ser que por el COVID tengamos menos crecimiento, pero hay más igualdad. Ahora le está llegando más a los pobres que antes, estamos viviendo en un país menos desigual que cuando se aplicaba la política neoliberal, pero además también estamos creciendo”, finalizó.

Comentarios

Tipo de Cambio