700 mdp costará expropiación para viaducto

Foto: Jorge Dueñes
Edición Impresa lunes, 21 marzo, 2022 12:00 PM

El arranque de la obra podría ser entre junio y julio de 2022; 170 propiedades del Cañón Zapata serán afectadas. Se trabaja en adecuar el proyecto ejecutivo, conforme a observaciones del SICT SIDURT revisa el expediente y documentos solicitados a Conjunto de Servicios Industriales, SA de CV por la elaboración del proyecto ejecutivo que data a 2020. Esta empresa fue señalada de haber desfalcado a Pemex durante la administración de Emilio Lozoya Austin, en el gobierno de Enrique Peña Nieto

El Gobierno de México destinará aproximadamente 700 millones de pesos para liberar el derecho de vía del Viaducto Aeropuerto-El Soler, cuya construcción afectará 170 propiedades en la zona del Cañón Zapata de Tijuana.

Arturo Espinoza, Director Sidurt

Se prevé que la obra tenga bandera verde para arrancar entre junio y julio de 2022, sin embargo, autoridades todavía no se acercan a los residentes para informar sobre los predios que serán adquiridos por el Gobierno Federal ni el procedimiento a llevarse a cabo, según manifestaron algunos de los pobladores consultados por ZETA.

Fernando Flores, habitante de una de las casas que está frente a la valla metálica que divide a México de Estados Unidos, sobre Avenida de la Juventud y por la que pasará la vialidad elevada, reconoció que ya tiene “mucho tiempo” el proyecto, sin que se cumpla. “Nada más vienen, miden y ya no vuelven a venir. Tiene casi un año que vinieron y no he visto que vengan a hacer papeleos”, expuso.

Recordó que hace tres años, unos abogados le dijeron que la mitad de la casa en la que vive sería afectada -como la mayoría de las ubicadas en esa área-, porque “son 40 metros libres” que debe haber entre la valla y las casas, para construir cuatro carriles.

En aquella ocasión, los licenciados compraron unos predios que nuevamente han sido invadidos, pero no se ve movimiento. “Hay gente que tiene más de 50 años viviendo aquí y ya ni caso les hacen, porque hace años quesque están haciendo la calle”, agregó Fernando Flores.

Otra residente, de nombre Karen, se mostró escéptica de que el gobierno tenga el dinero para comprar todas las casas que requiere la construcción del proyecto: “Los de aquí no van a dejar que los quiten”.

Afuera una casa de madera, asentada a un costado del muro fronterizo, la mujer mencionó que hace algunos años, sólo una señora accedió a vender su predio.

 

PROYECTO EJECUTIVO EN REVISIÓN DE SICT

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) está revisando el proyecto ejecutivo del Viaducto Elevado Aeropuerto-El Soler, el cual tendrá una altura promedio de 5.50 metros, con dos carriles por sentido, cada uno con un ancho que oscila entre 3.5 y 3.8 metros.

La vialidad gratuita comenzará donde se separa la Vía Internacional del cerco fronterizo (cerca del Nodo que conecta el Libramiento Sur y la Calle Segunda), y aún se “está revisando si se amplía un brazo a Playas de Tijuana”.

Arturo Espinoza Jaramillo, secretario de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial, indicó que en un inicio el proyecto ejecutivo (elaborado por la empresa Conjunto de Servicios Industriales, SA de CV) contemplaba un puente para conectar la avenida que lleva al Aeropuerto de Tijuana con la Avenida de la Juventud, donde terminará el Viaducto, pero el planteamiento fue cambiado para que la conexión sea a ras de piso.

“Estamos buscando la geometría de la Glorieta Aeropuerto-Cuauhtémoc para que tenga posibilidad de tránsito. Vas a ir derecho, te subes al viaducto y pasas por todo el Cañón Zapata, por encima”, indicó el funcionario en entrevista con ZETA.

Respecto a si hay suficiente espacio para cuatro carriles en el Cañón Zapata, “va todo por arriba, ahí lo que va a quedar abajo son las columnas y lo vamos a ver todo hacia arriba; no hay espacio, hay que hacer afectaciones a propietarios”, indicó Espinoza, para agregar que la dependencia a su cargo ha entregado información a la SICT para que “empiece a considerar eso en sus costos”.

Además, “se hizo un trabajo, que la verdad está bastante bien hecho, referente a las claves catastrales, tamaño del espacio que vamos a afectar con el proyecto que teníamos; esperamos que no haya mucho cambio y tengamos que hacer un cambio referente a la cantidad de afectaciones”, confió el titular de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (SIDURT).

 

La actual administración estatal empezó a trabajar con la SICT en diciembre de 2021. Entre las observaciones que ha hecho la dependencia federal al proyecto, se encuentran las “pendientes muy pronunciadas, sobre todo en la llegada a Playas de Tijuana”, así como “curvas muy cerradas”, particularmente en la zona de la Garita de San Ysidro, por lo que también se está ajustando eso. En esta área, se prevé que haya una “subida y bajada a la zona de la línea y a la Zona Río”, mediante un nodo vial que se está detallando. “Querían resolver muchos movimientos a varias vialidades, a la línea directamente, y estuvimos retirando algunos movimientos”, abundó el director de la SIDURT.

Por su parte, la SICT está adecuando el proyecto y, una vez que termine, se ingresará a la Secretaría de Hacienda federal para que libere el recurso en un proceso administrativo, dado que la inversión requerida (10 mil millones de pesos provenientes del Fideicomiso de Aduanas) ya está apartada, como revelaría el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Espinoza Jaramillo consideró que las adecuaciones al proyecto ejecutivo podrían terminarse en máximo tres meses, para que entre junio y julio se dé el inicio del proyecto. A partir de entonces podría comenzar la liberación del derecho de vía (adquirir los terrenos), para luego construir el Viaducto Elevado.

“Hay diversas actividades previas al inicio de la obra físicamente, como lo es comprar los insumos y hacer contratos, entre otras”, abundó el funcionario, quien a la par, observó que “la bandera verde” de arranque no significa que en el verano próximo comenzarán a hacerse los hoyos para las columnas que sujetarán la vialidad.

Por otro lado, la SIDURT está revisando el expediente recibido de la anterior administración, así como documentos solicitados a Conjunto de Servicios Industriales, SA de CV por la elaboración del proyecto ejecutivo, con el propósito de validar el finiquito y tener un monto real.

En 2020, la SIDURT -entonces encabezada por Karen Postlethwaite Montijo- contrató por adjudicación directa a Conjunto de Servicios Industriales para elaborar el proyecto ejecutivo del Viaducto Elevado, con un costo al erario de 209 millones 191 mil 339 pesos (IVA incluido).

Ello, pese a que la empresa fue señalada de haber desfalcado a Petróleos Mexicanos durante la administración de Emilio Lozoya Austin, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, entre irregularidades en cuanto a la entrega de obras, falsificación de documentos y señalamientos de corrupción.

En marzo de 2021, la SIDURT reconoció un adeudo por 23 millones 900 mil 775.26 pesos con la empresa.

Comentarios

Tipo de Cambio