“Nadie será censurado”, dice AMLO y ataca a periodistas

Fotos: Jorge Dueñes
Edición Impresa lunes, 21 febrero, 2022 12:00 PM

La conferencia del Presidente López Obrador en Tijuana el 17 de febrero, se caracterizó por los temas relacionados con el periodismo, a propósito de los asesinatos cometidos en Tijuana en contra de dos comunicadores, así como de las confrontaciones del primer mandatario con líderes de opinión. Periodistas de Baja California se manifiestan y rinden honor a asesinados durante mañanera

Antes de hacer uso de la voz para interrogar al Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre algún tema en específico en la conferencia que ofreció el jueves 17 de febrero en Tijuana, periodistas de la localidad optaron por recurrir a la protesta y aprovechar el espacio para manifestarse ante el primer mandatario por el asesinato del reportero gráfico Margarito Martínez Esquivel y la comunicadora Lourdes Maldonado López, perpetrados en esta ciudad el 17 y el 23 de enero, respectivamente.

Temas como el de la confrontación de López Obrador con líderes de opinión a nivel nacional, o el de la propaganda que le hicieron los gobernadores de la llamada Cuarta Transformación, quedaron de lado y la reportera Sonia de Anda, adscrita a un portal de noticias local e integrante del colectivo Yo Sí Soy Periodista, le manifestó que el gremio informativo en Tijuana “está muy lastimado”, al igual que “en todo” el país, por el clima de violencia al que se ven expuestos los comunicadores.

“Trabajamos bajo la sombra de ser atacados y asesinados por realizar nuestro trabajo”, expuso ante la comunicadora ante el Presidente de la República, a quien recriminó “que los crímenes que se cometen en nuestra contra no se aclaren”.

Le dijo que, desde Tijuana, donde en menos de una semana fueron enterrados Margarito Martínez y Lourdes Maldonado, los comunicadores no dejarán “de exigir justicia”, toda vez que “no se mata la verdad matando periodistas”, asentó De Anda.

La reportera aprovechó para expresar los nombres de los comunicadores que han sido asesinados en el país en lo que va de 2022, menciones que hizo “en voz alta, para que no sean olvidados”. Acto seguido aludió a José Luis Gamboa, Margarito Martínez, Lourdes Maldonado, Roberto Toledo y Heber López. A cada mención, otros reporteros que asistieron a la conferencia matutina de López Obrador expresaron “presente”, con la clara intención de responder a nombre de los periodistas asesinados a un pase de lista, a modo de homenaje.

Al igual que el resto de los funcionarios públicos presentes en el presídium, AMLO atendió a las palabras de la comunicadora de principio a fin.

“Bajo este esquema, señor, me permito preguntarle ya en lo personal si usted está enterado de que se mantienen privadas las audiencias del caso de nuestra compañera Lourdes Maldonado a sugerencia del Ministerio Público”, interrogó finalmente la integrante del colectivo, quien detalló que se trata de “un tema de interés público”.

El mandatario aseguró que la decisión de estar en Tijuana obedecía al objetivo de informar: “Les diría que se está informando sobre Lourdes, sobre este lamentable asesinato más de lo que se acostumbraba o se utilizaba de pretexto con el llamado debido proceso, porque queremos que haya información, no tenemos nada que ocultar, nada absolutamente y no hay impunidad”.

Sostuvo que aun cuando el Ministerio Público no informe, el gobierno a su cargo continúa haciéndolo. Agregó que por lo que a Maldonado López respecta, se ha estado proporcionando información de las fiscalías General y del Estado, así como del equipo integrado (por representantes de instancias federales) el 25 de enero para apoyar en el caso de la comunicadora y en el de Margarito Martínez.

La secretaria federal de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, intervino para recalcar que restringir el acceso a las audiencias no constituye “una medida discrecional”, sino que tuvo que ver con que había riesgo para uno de los testigos (por ser menor de edad).

Por otro lado, López Obrador negó que vaya a haber impunidad ante el homicidio de Margarito Martínez, “estamos investigando todos los crímenes y eso es lo que nos permite tener autoridad moral y dar la cara, porque trabajamos todos los días”.

“Yo personalmente recibo el reporte diario de actos delictivos en el país que sucedieron en las últimas 24 horas, y todos los que estamos aquí, juntos, tomamos decisiones todos los días”, aseveró.

A su vez, el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja, confirmó que una de las líneas de investigación en el homicidio de Martínez Esquivel “apunta a un grupo criminal”. No obstante, se abstuvo de dar nombres. “Lo que sí podemos decir es que están por salir mandamientos judiciales, cateos”, para que se pueda “saber finalmente de quién se trata”, detalló.

 

NADIE SERÁ CENSURADO

En otro orden de ideas, López Obrador aseguró que en México prevalece “el derecho a disentir y protestar” y que durante su administración ningún periodista “ha sido ni será censurado”, trátese de Carlos Loret de Mola, Joaquín López Dóriga, Ciro Gómez Leyva o Carmen Aristegui, con quienes ha sostenido confrontaciones mediáticas.

Sin embargo, recalcó que en la República Mexicana “hay un poder no legal, no legítimo que se erige como grupo de presión para enfrentar los movimientos de transformación o de cambio en beneficio del pueblo, los movimientos en contra de la corrupción”.

A decir del primer mandatario, quienes se constituyen en ese núcleo “conforman un poder mediático para atacar, calumniar, destruir”, y “utilizan los medios de información” para atentar contra todo aquello que se oponga a sus intereses. De ahí que su gobierno plantee que “den a conocer cuánto destinan a esas acciones” para efectos de que “estos periodistas famosos que son alquilados”, hagan públicas sus percepciones económicas, dijo.

“Porque obtienen muchísimo dinero, son mercenarios de alto rango” y “defienden a quienes hacen jugosos negocios al amparo del poder público, a quienes se dedican a la corrupción o a solapar la corrupción”, señaló.

Como supuesto involucrado en el grupo de “intereses creados” mencionó a Claudio X. González (Guajardo), y reiteró que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, fundada por el empresario, recibe dinero del gobierno de Estados Unidos. “Es una actitud injerencista, ningún gobierno extranjero debe intervenir en los asuntos de nuestro país, se debe respetar nuestra soberanía”, asentó AMLO, a la par de sostener que trataría el tema con su homólogo norteamericano, Joe Biden.

También insistió en que el periodista Carlos Loret de Mola percibe 3 millones de pesos al mes y agregó que él puede probar si se lo permite el Instituto Nacional Electoral, “que hay periodistas que ganan más de cinco millones de pesos mensuales”, a quienes calificó de “golpeadores”.

Sobre la negativa del Instituto Nacional de Acceso a la Información a la solicitud que hizo para que el organismo investigara la situación financiera de Loret de Mola, reveló que “ya presentía que (los comisionados del INAI) iban a responder de esa manera”.

El miércoles 16, la comisionada presidente, Blanca Lilia Ibarra, explicó que “el INAI no cuenta con las facultades constitucionales ni legales para realizar investigaciones como la solicitada”. Por tanto, sugirió “respetuosamente” al Presidente dirigir la petición al Servicio de Administración Tributaria, a la Unidad de Inteligencia Financiera y a registros públicos de la propiedad, “a efecto de que como primeros responsables sean quienes puedan pronunciarse al respecto”.

Asimismo, López Obrador consideró que “no dan información, no quieren”, de modo tal que se quedará con la que él tiene de Loret de Mola, e incluso propuso que si el propio comunicador se lo autoriza, la dará a conocer; “nada más para probarle que no es una exageración, que sí puedo probar que recibió en 2021, 35 millones 200 mil pesos”, agregó.

La conferencia matutina se llevó a cabo en las instalaciones de la Zona Militar Número 2, donde el Ejecutivo estuvo acompañado principalmente por autoridades del orden federal.

Con todo y que la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez, se hizo presente en el cuartel y previo al inicio del evento acompañó a AMLO en su trayecto al podio, no ocupó lugar en el presídium, pues ninguno de los asientos disponibles estaba marcado con su nombre. Posteriormente justificó que había acudido al recinto para participar en una reunión de seguridad oficial.

Por parte del gobierno de Baja California figuró la primera mandataria, Marina del Pilar Ávila Olmeda, quien durante la conferencia tomó lugar a un lado del Presidente de México.

 

Comentarios

Tipo de Cambio