Julio Scherer y Santiago Nieto niegan denuncias del abogado Juan Collado

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 28 febrero, 2022 5:29 AM

Julio Scherer Ibarra, ex titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, aunque rechazó “inferencias de mala fe”, reconoció, ayer domingo 27 de febrero, haberse reunido con Juan Ramón y María del Mar Collado Dot, hijos del abogado Juan Ramón Collado Mocelo, quien denunció al ex funcionario federal por extorsión, asociación delictuosa, lavado y tráfico de influencias.

“En efecto, recibí a los hijos del señor Collado a solicitud expresa de ellos. Turné el asunto a la Fiscalía General de la República por ser de su competencia. No conozco personalmente al señor Collado, ni estoy enterado de las conversaciones de éste con sus abogados. Todo lo demás, son inferencias de mala fe”, indicó Scherer Ibarra, en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, Santiago Nieto Castillo, ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) .quien renunció a dicho cargo el 8 de noviembre del 2021-, rechazó, ayer domingo 27 de febrero, que durante su gestión hubiera cerrado un expediente en contra del abogado Collado Mocelo, quien afirmó haber pagado 10 millones de pesos en efectivo para ello.

“[…] señalo categóricamente que durante mi gestión al frente de la #UIF no se cerraron expedientes vs ninguna persona. De hecho, institucionalmente presenté dos denuncias contra Juan Collado una el 04/07/19 y la otra el 03/09/20”, afirmó el ex funcionario federal, en su cuenta de Twitter.

Collado Mocelo -quien está preso en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte de la Ciudad de México-, fue imputado con el delito de defraudación fiscal, por supuestamente no pagar 36 millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR), sobre los ingresos obtenidos por el abogado litigante en el ejercicio fiscal del 2015.

Desde la cárcel, el abogado denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR), el 19 de octubre del 2021, al ex titular de la Consejería Jurídico de la Presidencia de la República, así como a tres abogados y un operador financiero presuntamente vinculados a Scherer Ibarra, por los delitos de extorsión, asociación delictuosa, lavado y tráfico de influencias.

Conforme la denuncia, Scherer Ibarra ofreció a Collado Mocelo, excarcelarlo a través de un acuerdo reparatorio, pero de forma simultánea, un grupo de abogados -quienes fueron socios del ex funcionario federal en un despacho- le pedía vender Caja Popular Libertad -de la cual es socio- a Banco Afirme, propiedad de Julio César Villarreal Guajardo, en 900 millones de pesos, aunque su último avalúo de la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (SOFOM) era de más de 3 mil 570 mdp.

Según el testimonio de Collado Mocelo, los abogados Juan Antonio Araujo Rivapalacio, César Omar González Hernández e Isaac Pérez Rodríguez -cercanos al ex funcionario federal-, así como David Gómez Arnau -financiero y representante de Grupo Afirme-, le aseguraron que dicho empresario es amigo de Scherer Ibarra.

Araujo Rivapalacio y González Hernández defendieron a Collado Mocelo durante un tiempo y más tarde a Alonso Ancira Elizondo quien, “coincidentemente”, salió de la cárcel con un acuerdo reparatorio en el que también aparece el “compromiso” del empresario coahuilense para vender sus acciones de Altos Hornos de México (AHMSA) a una subsidiaria de Grupo Villacero, también del citado Villarreal Guajardo.

“Realizaron hechos que tenían como fin utilizar al Estado Mexicano y sus respectivas instituciones, a efecto de que les entregara diversas cantidades de dinero y otros bienes de mi propiedad […] crearon una red de complicidades para obtener beneficios económicos”, señala la denuncia del abogado.

Según lo informó el diario Reforma, el domingo 27 de abril, dicho documento es la base del caso con el que la FGR pretende que sean vinculados a proceso los citados abogados. Sin embargo, el rotativo detalló que Scherer Ibarra es el único contra quien la FGR no judicializó el caso.

En su denuncia Collado Mocelo relata que el ex titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República ofreció al litigante promover su excarcelación a cambio de 2 mil millones de pesos como reparación del daño, lo que cancelaría las acusaciones de delincuencia organizada y lavado que lo llevaron a la cárcel. El primer pago iba a ser el año pasado, por 300 millones de pesos, y en los tres años siguientes los restantes mil 700 millones.

Collado Mocelo vinculó la gestión de Scherer Ibarra con ofrecimientos de los abogados del despacho Araujo, González, Peimbert, Robledo & Carrancá, para despojarle de sus propiedades. No obstante, el socio de la Caja Popular Libertad pagó a dichos litigantes, 10 millones de pesos a cambio de que la UIF, cuyo titular era Nieto Castillo, cerrara una investigación en su contra.

Además, siempre según Collado Mocelo, los abogados le pidieron 3 millones de dólares, de los cuales pagó la mitad, para defenderlo desde su captura en julio del 2019. “Me dijeron que el pago era el único camino a la libertad”, afirmó el también litigante en su denuncia.

Asimismo, Collado Mocelo acusó en su denuncia de hechos, que hubo presión para que la Caja Popular Libertad, de la cual era socio, pasara a manos de Grupo Afirme, de Villarreal Guajardo. “Libertad por libertad”, le advirtió el abogado Araujo Rivapalacio.

Aunado a lo anterior, el litigante denunció que Scherer Ibarra le exigió que redactara una denuncia contra los “enemigos” de la Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, “desde la llegada de Vicente Fox [Quesada] al poder y los videoescándalos, hasta la fecha”.

En total, Collado Mocelo dice haber desembolsado 41 millones de pesos por los servicios de Araujo Rivapalacio y su socio César González Hernández. Es decir, que además del costo por la gestión ante la UIF (10 mdp), los abogados le cobraron por separado unos honorarios de 31 millones 144 mil 200 pesos, mediante un cheque de un millón 381 mil 851 euros con 68 centavos, entregado en España.

“Con esa denuncia, Collado ha solicitado un ‘criterio de oportunidad’ a la FGR que encabeza Alejandro Gertz [Manero], y está en pláticas para definir el monto de una reparación del daño. En su relato ante la Fiscalía, Collado asegura que Araujo le había ofrecido en 2018 una alianza de trabajo, ‘ya que Scherer tendría control de todo el aparato judicial, el cual podría ser utilizado en favor de mis clientes'”, indicó Reforma.

“En mayo de 2019, Collado realizó la boda de su hija y entre sus invitados se encontraban el ex presidente Enrique Peña [Nieto], el líder petrolero Carlos Romero Deschamps, ministros, y otros políticos y gobernantes del PRI. Dos semanas después de la boda llegaron avisos de que la UIF lo estaba investigando. En junio, Araujo y sus abogados resolvieron el problema con la UIF. Le pidieron 20 millones de pesos, pero sólo les entregó 10 millones”, abundó el mismo rotativo.

“A fines de junio de 2019 Collado se fue a España, y un mes después Araujo le pidió que retornara de ‘urgencia’ a México. El 9 de julio de ese año fue detenido cuando salía de una comida con Romero Deschamps. A partir de entonces, según su dicho, vinieron las gestiones con Araujo y sus abogados y después directamente con Scherer, según la denuncia presentada en octubre pasado”, finalizó el citado diario.

¿QUIÉN ES JULIO SCHERER IBARRA?

Hijo de Julio Scherer García, periodista y fundador del semanario Proceso, Julio Scherer Ibarra es abogado de profesión por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Durante las elecciones de 2018, fue elegido como coordinador de campaña del entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, para los estados de Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, en la Tercera Circunscripción Electoral.

Asimismo, Scherer Ibarra es autor de los libros ‘La guerra sucia de 2006: los medios y los jueces’, ‘Impunidad: La Quiebra De La Le’ y ‘El dolor de los inocentes’, además de haber formado parte del Consejo de Administración del semanario Proceso, del cual dimitió en 2019, para unirse al Gobierno Federal.

Sin embargo, el 2 de septiembre del 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó la renuncia de Julio Scherer Ibarra, como titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, y nombró en dicho cargo a María Estela Ríos González, quien trabajó con el político tabasqueño desde que fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

“Quiero dar a conocer que el licenciado Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del Ejecutivo Federal ha decidido dejar el cargo y el encargo porque va a reincorporarse a sus actividades como abogado”, anunció el político tabasqueño.

López Obrador calificó a Scherer Ibarra como su “hermano”, que le ayudó y dijo que forma parte del proceso de trasformación a México. “Por todo eso, creo que dijo que ‘ya ayudé bastante’ y a otra cosa mariposa. Entonces le agradecemos mucho”, dijo el presidente, para para luego dedicarle un aplauso.

Comentarios

Tipo de Cambio