Migrantes: masacre presagiada

Cartaz lunes, 10 enero, 2022 12:00 PM

“¿Dónde existen, como no sea en la fantasía de los reformistas dulzones, capitalistas capaces de preocuparse de la situación de las masas?”.

V.I. Lenin. El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo. (1916).

 

Y los negros presagios de más carnicerías persisten. La encarnizada represión desatada contra inermes proletarios migrantes no va a detenerse.

Los portavoces de la burguesía han calificado esa masacre como una “tragedia”, otros como un “accidente”.

Todos los burgueses, a una sola voz, manifiestan su “consternación”, sus “condolencias”. El dictador guatemalteco decretó tres días de luto nacional. No se podría esperar menos de estos grandísimos fariseos.

Todos ellos mienten, tratando de esconder su monstruoso crimen.

Para nosotros esto fue una execrable carnicería perpetrada por el capitalismo. Pero no por el “capitalismo” en abstracto, fantasmagórico, como lo hacen los burgueses liberales, así como los pequeñoburgueses socialdemócratas y revisionistas.

El culpable es el régimen capitalista, ese maldito sistema tangible, de explotación y de opresión que obliga a los miles de esclavos asalariados centroamericanos a emigrar, a salir con sus hijos de forma desesperada de sus países, tratando de escapar del infierno de desempleo y de miseria. Emigrar para no morirse de hambre.

Países que han sido devastados por el bárbaro saqueo que han llevado a cabo las grandes potencias.

Los responsables del cruel sufrimiento de los obreros y de su muerte prematura, son los dictadorzuelos vendepatrias latinoamericanos. Verdaderos testaferros de los dráculas inversionistas extranjeros.

Los culpables son los sanguinarios gorilas: Alejandro Giammattei, de Guatemala; Nayib Bukele, de El Salvador; Juan Orlando Hernández y Xiomara Castro de Honduras, etc., etc. Regímenes gorilas que han entregado las patrias Latinoamericanas a los grandes capitostes de Wall Street. Principalmente.

Tanto el chofer del tráiler como los supuestos “traficantes de personas” no son más que chivos expiatorios tras el cual los miserables burgueses tratan de encubrir su crimen. Cortinas de humo que siempre levantan en estos casos.

También en la masacre de San Fernando, Tamaulipas, en 2010 (en ese entonces el pigmeo panista era el dictadorzuelo en turno), donde 72 migrantes centro y sudamericanos fueron asesinados, se culpó de esa matanza, de inmediato, al “crimen organizado”.

La mafia criminal ha sido usada como cabeza de turco para ocultar que es el sistema capitalista. En concreto, para ocultar que han sido los diferentes gobiernos burgueses los responsables directos de estas espantosas carnicerías.

La supuesta creación del “grupo de acción inmediata contra el tráfico de personas” es pura faramalla. “Grupo” para perseguir fantasmas.

En realidad, un grupo más (como el Grupo Beta) para hostigar y reprimir a los migrantes.

Lo mismo son el ofrecimiento de entrega de visas de permanencia y trabajo. Y hasta el alojamiento gratuito para los emigrantes sobrevivientes del “trágico accidente”. ¡Qué dadivosos resultaron los politicastros morenistas! Pura palabrería huera. Mientras pasa el vendaval.

Testigos hemos sido de cómo esas masas de proletarios en la desgracia han sido permanentemente acosados, agredidos y asesinados por la Guardia Nazional y por los perros rabiosos de la migra mexicana (INM).

Hemos sido testigos de cómo la prensa burguesa ha pintado a los migrantes como una turba de delincuentes. A los cuales no hay que darles ni agua.

La vedad es que los más grandes y peores delincuentes son los burgueses que detentan el Poder.

Veamos algo que publico, recientemente, la revista Proceso: “El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “hay lentitud” de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá para resolver de fondo el problema de la migración desordenada en Centroamérica y reiteró la necesidad de implementar programas sociales para arraigar a las personas y evitar que abandonen sus pueblos por necesidad…ojalá y estas “desgracias” sirvan para tomar conciencia y tomar decisiones “de fondo”. (Proceso. 10 de diciembre de 2021)

Esa “lentitud” que ve el sátrapa morenista no existe. Ni en los gerifaltes yankees ni en los canadienses existe la intención (ni rápida ni lentamente) de resolver el problema de la emigración “desordenada”.

Al contrario, han sido ellos quienes han exacerbado el fenómeno de la emigración.

“Quédate en México (“Remain in México”) no es más que una deportación masiva disfrazada. Que no la ven quienes se tapan los ojos.

Y si los gorilas norteamericanos no deportan a los migrantes a sus respectivos países, se debe al temor que los atenaza que al aumentar el número de gente desempleada y paupérrima el descontento popular se torne en motines populares, y que en Centroamérica se produzca un incendio revolucionario.

Esa es la razón por la cual los avientan a su “patio trasero”; esto es, a su enclave México, donde millares de sanguinarios Guardias Nazionales están con afiladas uñas y colmillos listos para aplastar cualquier motín.

La soberanía y la independencia, de la cual alardea López Obrador, queda a la vista que es pura verborrea.

Queda demostrado lo que siempre hemos afirmado: En América Latina el imperialismo yankee hace lo que le da la gana. Ahí están los hechos. Irrefutables.

La emigración es consubstancial a las colonias de las metrópolis imperialistas. Muestra palpable del grado de explotación y de saqueo que han perpetrado los inversionistas extranjeros en toda Latinoamérica.

Emigración que se torna masiva durante la crisis económica del capitalismo. Como la actual.

Los “programas sociales”, es decir, los “SEDESOL” salinista contemporáneos, son solo aspirinas para el cáncer.

Nosotros los revolucionarios comunistas estaremos siempre del lado de los proletarios migrantes de Latinoamérica y del mundo. Siempre los alentaremos a seguir adelante. A no doblegarse frente al enemigo. Todos los obreros son hermanos. Y todos los reaccionarios burgueses son nuestros enemigos.

A López Obrador, lo clavaremos en la picota eterna. Como a todos los burgueses explotadores. Y lo denunciaremos en todo lugar y en todo momento como un lobo con piel de cordero.

Él, como todos los dictadorzuelos y enemigos del pueblo, irá a parar al basurero de la historia. De eso no tenemos ninguna duda.

 

Atentamente,

Javier Antuna.

Correo: triunfocomunista@gmail.com

Facebook: Voz del Obrero

Comentarios

Tipo de Cambio