21.2 C
Tijuana
s谩bado, septiembre 30, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

La Corte y la revocaci贸n

La definici贸n de c贸mo se realizar谩 la consulta popular para la revocaci贸n de mandato est谩 en la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n. Hasta el m谩ximo tribunal judicial lleg贸 el tema, luego que el Instituto Nacional Electoral (INE) presentara, ante esa instancia, una demanda de controversia constitucional contra el decreto de Presupuesto de Egresos de la Federaci贸n para el ejercicio fiscal 2022.

El conocido como PEF 2022 fue publicado en el Diario Oficial de la Federaci贸n el 29 de noviembre de 2021, y en el mismo documento, los diputados federales aplicaron un recorte presupuestal de 4 mil 913 millones de pesos al INE sobre lo solicitado por el Instituto.


Publicidad


En ese recorte consideraron al 贸rgano electoral federal, dado que no hubo justificaci贸n alguna para la limitaci贸n presupuestaria, que se concentra en los 3 mil 830 millones de pesos que tiene como costo la realizaci贸n de la consulta popular para la revocaci贸n de mandato.

El INE justific贸 tal gasto de la siguiente forma:

* Mil 471 millones de pesos para la instalaci贸n de 161 mil 490 mesas receptoras, incluyendo insumos como impresi贸n de documentos, materiales, tinta indeleble, crayones.


Publicidad


* Mil 212.3 millones de pesos para la contrataci贸n de 32 mil 541 capacitadores electorales; 5 mil 450 supervisores electorales, personal t茅cnico para visitar a 12 millones de personas sorteadas y capacitar a 807 mil 450 funcionarios de casilla.

* 571 millones de pesos para la operaci贸n de campo para convocar y capacitar a la ciudadan铆a que integrar谩 las mesas receptoras.

* 502.4 millones de pesos para apoyos administrativos, arrendamiento de plantas de emergencia, contrataci贸n de apoyos administrativos y compensaciones.

* 31.8 millones de pesos para impresi贸n de lista nominal de electores, sistema de conteo r谩pido, y participaci贸n de mexicanas y mexicanos en el extranjero.

* 27.2 millones de pesos en campa帽a de difusi贸n para llamar a 92.4 millones de personas a participar de la consulta.

* 4.1 millones de pesos para el desarrollo de m谩s de veinte sistemas para capacitaci贸n y organizaci贸n, seguimiento a la jornada electoral y resultados electorales.

* 3.3 millones de pesos para monitoreo de propaganda y encuestas en medios impresos en las 32 entidades federativas del pa铆s.

* 3.1 millones de pesos en verificaci贸n de las firmas de apoyo a la revocaci贸n de mandato.

* 1.7 millones de pesos para la atenci贸n de visitantes extranjeros que participar谩n en la observaci贸n electoral.

La dimensi贸n de la jornada de consulta popular para la revocaci贸n de mandato, equivale a una jornada electoral para elegir Presidente de la Rep煤blica. Las reglas fueron aprobadas por el Poder Judicial, misma entidad que determin贸 al INE como organizador y garante del proceso de consulta popular.

Eso no tiene nada de extra帽o, de hecho es lo propio que, si se quiere revocar el mandato de un Presidente, por la magnitud de la decisi贸n, se utilice el mismo sistema usado para su elecci贸n. El problema en M茅xico es que se quiere la revocaci贸n de mandato, pero no pagar por ella.

A sabiendas de lo que este proceso significa, los legisladores federales debieron contemplarla en el PEF 2022, como lo solicit贸 el Instituto Nacional Electoral, pero decidieron hacer lo contrario: recortar el presupuesto solicitado, incluso m谩s all谩 de lo que costar铆a llevar a cabo la revocaci贸n de mandato.

Esto se debe, en gran medida, a la animadversi贸n que profesa el presidente de la Rep煤blica, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, por el INE, el mismo que fue el 谩rbitro responsable y neutral de la elecci贸n en la cual 茅l sali贸 triunfante en la carrera por la Presidencia de M茅xico. No en pocas ocasiones el mandatario se ha referido al INE y a sus consejeros con comentarios despectivos, calific谩ndolos peyorativamente de conservadores.

Tambi茅n ha sido una constante, sobre todo desde que se dio a conocer cu谩nto costar铆a la revocaci贸n de mandato, que L贸pez Obrador denueste el proceso, sugiriendo que se podr铆a hacer con m谩s participaci贸n de las comunidades y menos dinero.

Quiz谩 el ejemplo que le llegue a la mente al Ejecutivo federal fue la consulta que, al margen de la Ley, sin rigor cient铆fico ni car谩cter vinculatorio, hizo, por ejemplo, para decidir si continuaba o no con la construcci贸n del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de M茅xico en Texcoco, si iniciaba los trabajos para levantar el Tren Maya, o en el caso de Baja California, la consulta que realizaron para ver si se permit铆a continuar con su inversi贸n a la cervecera Constellations Brands o no.

En todos los casos, el recurso utilizado para el desarrollo de las 鈥渃onsultas鈥 no fue transparente, como tampoco El sistema para la participaci贸n, o la forma en que fueron contabilizados los documentos y los resultados. Fueron, como se dice popularmente, consultas patito que, por estar alejadas de la Ley, los reglamentos y los 贸rganos electorales organizadores, no pasaron de ser una referencia para que el titular del Poder Ejecutivo, a su modo, tomara una decisi贸n que de suyo, ya se hab铆a dado.

La revocaci贸n de mandato no puede ni debe ser una consulta fuera de la Ley, debe contar con todos los instrumentos de desarrollo, participaci贸n, sistemas y garant铆as con las que cuenta cualquier elecci贸n constitucional, porque, se insiste, se trata de revocar un mandato que ya fue votado.

El tema no debe dejarse en manos de la Presidencia de la Rep煤blica, y la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n deber谩 responder con la misma profundidad y magnitud del tema que se trata: la revocaci贸n del mandato presidencial.

Dotar de recursos al INE para materializar la encomienda que la Ley le provee ser铆a lo conducente. Fallar a favor de continuar con la revocaci贸n sin adicionar los recursos para la misma, significar谩 poner en riesgo la democracia.

Por lo pronto, el INE ha detenido, o postergado hasta la decisi贸n de la Corte, todos los trabajos que signifiquen inversi贸n de recursos que no poseen. Actualmente, en las bodegas del Instituto se validan las firmas presentadas para determinar si procede o no una revocaci贸n de mandato.

En total se requiere que 2.7 millones de personas soliciten la revocaci贸n de mandato para que esta pueda llevarse a cabo. Hasta el lunes 20 de diciembre se hab铆an entregado, mayormente por parte de la asociaci贸n Que Siga la Democracia, 6 millones 800 mil 034 firmas, que son revisadas por unas 650 personas.

Para que, si las firmas se validan y el INE obtiene los recursos que requiere para organizar -con seriedad institucional, rigor cient铆fico y cumplir con la Ley- el 22 de abril de 2022 la revocaci贸n de mandato que, a pesar de su investidura, el Presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador promueve con su caracter铆stica insistencia.

Autor(a)

Adela Navarro Bello
Adela Navarro Bello
Directora general del semanario ZETA, Consejero de Art铆culo 19 y del CPJ para las Am茅ricas, entre otros reconocimientos, tiene el Maria Moors Cabot 2021 de la Universidad de Columbia.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas