Fumar afecta tener buen sexo

Foto: Internet
Opinionez lunes, 6 diciembre, 2021 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Este tema ya lo he comentado en algunos de mis artículos anteriores y hoy me voy más directo a detallarlo. Créanme, esto está afectando más de lo que se supone, y muchos fumadores no saben que se ven afectados en sus relaciones sexuales por fumar: el tabaquismo afecta tener buen sexo.

Los especialistas de la salud alertan que el consumo de cigarros puede, por ejemplo, provocar problemas de erección, reducir la calidad y la cantidad del semen que se eyacula, así como disminuir la posibilidad de tener hijos, en el caso de las fumadoras. Tanto hombres como mujeres necesitan de un buen flujo sanguíneo a la hora de una relación sexual, y entre los efectos del cigarro está que daña la capacidad de los vasos sanguíneos, de las venas y arterias para expandirse.

De hecho, hay estudios según los cuales, los componentes tóxicos de los cigarros (la nicotina, el monóxido de carbono y los radicales libres) son los responsables de esa vasoconstricción. Y esto juega un papel en la sexualidad de hombres y mujeres. En ellos uno de los primeros problemas que se pueden presentar es la disfunción eréctil. Y en el caso de las mujeres, tener una mala circulación de la sangre tiene impactos en la lubricación de la vagina, lo que conduce a una sequedad, y por lo tanto limita la excitación sexual.

Sumado a lo anterior, el humo del cigarro también afecta la libido (como a los fumadores pasivos), ya que entre otros efectos reduce la secreción de testosterona. Por tanto, la vieja idea que presumía los cigarros con la masculinidad es contraria a la realidad. Los hombres que fuman son 2.3 veces más susceptibles a padecer de disfunción eréctil que los que no tienen el hábito de fumar. Este trastorno, también conocido como impotencia sexual, implica la incapacidad de obtener y mantener una erección suficientemente duradera como para comenzar y finalizar el acto sexual.

El contenido del cigarro afecta el sistema vascular del pene y causa una alteración notable en el sistema nervioso central. El deterioro de los vasos sanguíneos reduce el flujo sanguíneo al pene, que es lo que provoca la erección. Fumar afecta, asimismo, la sexualidad de las mujeres y, sobre todo, su capacidad para quedar embarazada; las probabilidades de no concebir oscilan entre un 10 y un dramático 40 por ciento por ciclo de ovulación. Los bebés de madres fumadoras tienen menos peso al nacer, lo que se traduce en un mayor riesgo de enfermedades durante la infancia.

Los riesgos para los hombres principalmente son:

1.- Disfunción eréctil: el tabaquismo afecta el bombeo de sangre hacia el pene y su firmeza, que es la dureza obtenida para la penetración sin dificultad;

2.- Arteriosclerosis: es un efecto a largo plazo de fumar que implica el endurecimiento de las arterias del pene, lo que también dificulta el poder lograr una erección;

3.- Espasmos en arterias del pene: la nicotina produce espasmos en los vasos sanguíneos del miembro sexual masculino, restringiendo así el flujo de sangre al área;

4.- Menos espermatozoides: su número en el semen de los hombres fumadores es menor que en los no fumadores y contiene mayor proporción de espermatozoides deficientes; y

5.- Atrofia testicular: esta condición afecta la espermatogénesis o la producción de espermatozoides, lo que afecta directamente la fertilidad masculina y de la pareja.

En cuanto a las mujeres hay afectación en:

  1. Menos excitabilidad: se reduce en un 30 por ciento la respuesta genital ante los estímulos eróticos, poca posibilidad de alcanzar el anhelado orgasmo;
  2. Falta de lubricación: dificultades en la lubricación vaginal, por lo que el coito es poco placentero o incluso doloroso, además de que el área puede inflamarse;
  3. Reducción en rigidez del clítoris: la sangre no fluye bien a la zona;
  4. Menor fertilidad: más tiempo tomará quedar embarazada, las oportunidades de concebir bajan significativamente por el peligroso hábito; y
  5. Complicaciones en embarazo: las que fuman en el periodo de gestación tienen más dificultades, como sangrado, abortos espontáneos, embarazos ectópicos, etc.

Antes de hacer el amor, lávense los dientes; a ninguna le gusta los besos con sabor a cigarro, y olvidarse fumar después de.

 

El Lic. Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Mediación.

Correo: bautista46@hotmail.com

 

Comentarios

Tipo de Cambio