Víctor Soto Ferrel, “un maestro inolvidable”: Ruth Vargas Leyva

Víctor Soto Ferrel. Foto: Cortesía Daniel Martínez/CECUT
Cultura viernes, 26 noviembre, 2021 7:50 AM

 

Víctor Soto Ferrel fue homenajeado en la inauguración del Encuentro Literario Norte 32 en Tijuana

 

Por su trayectoria como maestro, cineasta y poeta, Víctor Soto Ferrel fue homenajeado en la apertura del Encuentro Literario Norte 32 (antes Festival de Literatura en el Norte), el miércoles 24 de noviembre.

El maestro Víctor Soto “ha sido fundamental para el desarrollo cultural de Baja California y varias generaciones de egresados de la UABC”, destacó el Centro Cultural Tijuana (CECUT), institución organizadora del Encuentro.

Con la participación de Ruth Vargas Leyva y Juan Carlos Zamora comentando la vida y obra del homenajeado, en la Sala Federico Campbell también se reunieron escritores, ex alumnos, funcionarios públicos, amigos, familiares y comunidad cultural en general para agasajar al invitado de honor.

El que le rindió el Encuentro Literario Norte 32 el miércoles 24 de noviembre fue el segundo homenaje para Víctor Soto Ferrel este año, luego del reconocimiento que le ofreció la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) Campus Tijuana, el viernes 12 del mismo mes.

Cofundador de la entonces Escuela de Humanidades de la UABC en 1986, Víctor Soto Ferrel (Durango, 1948) es poeta, cinéfilo, promotor cultural y maestro de casi todas las generaciones de la actual Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UABC, hasta julio de 2021 cuando decidió retirarse de la docencia que ejerció durante 43 años.

Así describió y reconoció la poeta Ruth Vargas Leyva al también poeta Víctor Soto Ferrel durante la ceremonia: “Personaje imprescindible en la vida literaria de la ciudad. Maestro erudito, lleno de anécdotas, con un gran sentido de humor y un fino sarcasmo; con una enorme curiosidad y frescura intelectual que lo hace un maestro inolvidable”.

 

A continuación se reproduce íntegro el texto que leyó la escritora Ruth Vargas Leyva en el homenaje al poeta Víctor Soto Ferrel:

 

“Víctor Soto Ferrel, con estudios de medicina y maestría en Letras por la UNAM, ha sido maestro de tiempo completo en la Escuela de Humanidades desde sus inicios, donde es maestro fundador y perteneció al cuerpo académico “Literatura, Discurso e Identidad”.

“Víctor es un maestro dedicado, erudito en su campo, con una práctica pedagógica que lo ha vuelto muy querido para sus alumnos. Entre los cursos que he impartido en Humanidades están: Literatura Hispanoamericana del Siglo XIX, Literatura Española Contemporánea, Literatura Mexicana, Las vanguardias literarias en Hispanoamérica, Lengua y literatura españolas de la Edad Media, Literatura de los Siglos de Oro, Literatura Colonial, Taller de Minificción, Literatura oriental, Taller de Crónica Urbana, Taller de Poesía y Seminario de análisis de textos narrativos y poéticos

“Ha publicado Sal del espejo (poesía), Ed. Penélope, col. Libros del salmón, México, 1982; La casa del centro (poesía), Fondo Editorial de Baja California/CONACULTA/ICBC, México, 2001; y Arena oscura, Premio Estatal de Poesía, ICBC, 2014. Se publicó en 2015. Está incluido en la multicitada antología Siete poetas Jóvenes de Tijuana. Hemos envejecido, pero él continúa siendo joven. De ello habla su entusiasmo, su narrativa, su mirada atenta sobre la ciudad, su compromiso con otros.

“La obra académica y literaria de VSF gira en torno al cine y la vida cotidiana, a Tijuana como escenario de un tránsito que prolongan sus pasos en la noche. Independientemente del tema que escriba, está presente o subyace la ciudad que Víctor somete a radiografía y graba en la memoria fotográfica para recrearla. Su obsesión es el cine y la literatura, la imagen y el texto; relación compleja, difícil y apasionante que dice dos formatos diferentes que no se reproducen sino se reinterpretan, proponiendo creaciones narrativas diferentes.

“Víctor hace un trabajo de arqueología cinematográfica. Viajó por años a Tecate, Mexicali y Ensenada en camión, con una mochila al hombro y el rollo de una película, como un acto de fe. Lo ha hecho como coordinador del cine club de la UABC desde febrero de 1979 hasta muy recientemente, a punto de jubilarse después de 43 años de compromiso universitario.

“Con una vocación de misionero, Víctor Soto Ferrel ha ampliado la cultura cinematográfica de los bajacalifornianos en colaboración con la filmoteca de la UNAM, Instituto Goethe, IFAL (Instituto Francés para América Latina), Archivo Cinematográfico de Bellas Artes, Cineteca Nacional y Consulado Chino de Tijuana. Al hacerlo ha cambiado sus esquemas cognoscitivos. Él mismo es uno de los personajes cuya vida podría ser llevada al cine, pero se resiste a las cámaras y a firmar autógrafos.

“Maestro de muchos, en variados sentidos, él atesora la ciudad en su tránsito nocturno por las calles, en los bares que dan cuenta de su presencia como un observador que graba imágenes, las edita, las articula en la memoria en una historia que crea y recrea en su poesía. Es un arqueólogo del cine y de la ciudad en el cine.  Es también un crítico, de ello dan cuenta sus trabajos académicos. Se ha dado a la tarea de formar un público receptivo, educado, con capacidad de crítica, lo que le permite tener interlocutores que comenten, que aporten, y aunque lo confronten. Dan cuenta de ello los cursos que imparte en La Escuela de Humanidades: Historia del Cine, Historia y perspectivas del cine documental, Historia, estética y análisis del cine, Literatura y cine, Análisis cinematográfico, Historia del cine, Historia y perspectivas del cine documental, Historia, estética y análisis del cine, Literatura y cine, Análisis cinematográfico.

“Personaje imprescindible en la vida literaria de la ciudad. Maestro erudito, lleno de anécdotas, con un gran sentido de humor y un fino sarcasmo; con una enorme curiosidad y frescura intelectual que lo hace un maestro inolvidable. Me congratulo de gozar de su amistad, de haberlo acompañado en algunos proyectos, de haber gozado sus descripciones de personajes y hechos, descripciones gozosas, llenas de detalles, llenas de comentarios inteligentes y puntuales. Lo comparte todo, solo se ha resistido a darme su receta de eterna juventud. Después de tantos años de conocerlo, Víctor Soto Ferrel, sigue siendo mi queridísimo amigo, personaje favorito”.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio