Padrino

Columnaz lunes, 1 noviembre, 2021 12:00 PM

Si alguien del gabinete de la gobernadora electa, Marina del Pilar Ávila Olmeda, tiene padrino priista, es el próximo secretario del Trabajo, Alejandro Arregui. Sostenido políticamente en administraciones de cualquier partido, gracias a la intervención de su padrino, el priista y gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat. Aun con el apoyo tricolor, Arregui no había pasado a puestos de bajo calado. Diputado local y delegado del Infonavit (cuando Murat encabezó esa institución en el gobierno de Enrique Peña Nieto, por supuesto), Jaime Bonilla Valdez lo trajo en encargos menores hasta darle la representación del Órgano de Fiscalización del Estado en Ensenada, puerto de residencia de Arregui, quien, dicen en aquel municipio, también la hizo de intermediario del alcalde Armando Ayala con empresarios para “agilizar” cobros por derechos. Después dejó el PRI para ser candidato de Fuerza por México, partido que debutó y se despidió en la elección de 2021 al perder el registro, pero que antes de llegar al día D, se sumaron a la candidatura de Marina Ávila Olmeda y Morena. Y es la gobernadora electa de Baja California, la primera en darle una posición de primer nivel a Arregui, al nombrarlo secretario del Trabajo, lo que para muchos, habla del trabajo del padrino Murat en Morena nacional y a otros los lleva a la decepción, pues creen que, con el espaldarazo de Marina, la “intermediación” de Aguerri con empresarios en Ensenada, a nombre del gobierno de Ayala, quedará impune… o por lo menos seguirá un tiempo más.

Comentarios

Tipo de Cambio