Sorprende reflexión de “50 o Dos ballenas se encuentran en la playa” en el FICM

Espectáculoz domingo, 31 octubre, 2021 12:49 PM

Morelia, Michoacán. Protagonizada por los jóvenes actores José Antonio Toledano y Karla
Coronado, la cinta “50 o Dos ballenas se encuentran en la playa”, ópera prima del publicista Jorge Cuchí, quien compite en la Sección de Largometraje Mexicano dentro del marco de la décimo novena edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), sorprendió al público por su reflexión contemporánea sobre el juego suicida “La ballena azul” que se viralizó en 2017 a través de las redes sociales, consistente en completar 50 tareas en el mismo número de días, y cuyo último reto era quitarse la vida.

Previo a su estreno en la capital michoacana, el filme mexicano que retrata la historia de Félix y Elisa, de 17 años, que se conocen jugando el Juego de la Ballena Azul, se enamoran y deciden enfrentar juntos el último reto de este juego: suicidarse, se estrenó en el 77 Festival.

Internacional de Cine de Venecia, y también fue reconocido en el Festival Rencontres de Cine Latino Toulouse en Francia con el Premio Especial Ciné+ en Construcción y el Premio Films in Progress Toulouse; al mismo tiempo que ganó el Premio Naguib Mahfouz Award for Best Screenplay en Festival Internacional de Cine de El Cairo la película; y el Premio delJurado Just Films en el Festival Tallinn Black Nights.

Al respecto, Jorge apuntó a ZETA: “En el 2016, yo escucho la noticia de este famoso juego de ‘La ballena azul’, la prensa estaba diciendo que era un juego muy peligroso, y responsabilizando de la muerte de adolescentes del todo mundo, supuestamente en Rusia, cuenta la leyenda urbana, parecía que había un juego que estaba motivando a chavitos a matarse, de hecho hubo un ruso que se echó la culpa y dijo que él había inventado el juego para deshacerse del desperdicio biodegradable, calificando así a los adolescentes. Veo esta noticia y me llama mucho la atención que le está echando la culpa a un juego, de la muerte de chavitos, yo decía ‘si alguien decide suicidarse no va a hacerlo porque se anime a jugar algo’, realmente eso es una decisión que tienes muchísimo antes, y si este juego es real, realmente lo que está haciendo la persona que ya tomó una decisión es simplemente darse 50 días más. El juego consiste, son 50 días, son 50 retos, y el último reto es suicidarse, escucho esta dinámica, me pongo a investigar del juego y veo que los retos son muy claro incluyendo retos que son libres, donde el administrador del juego puede poner de tu creatividad y puede agregar sus cosas, pero realmente es un juego que hace un administrador, invita a jugadores, los jugadores se integran y deciden participar durante 50 días, contestando que sí, empiezo a ver los retos, y hubo un reto que me llamó mucho la atención, uno que dice ‘tener una cita con otra ballena azul’, y a partir de ahí surge una hipótesis y lo que voy a decir no es un spoiler porque lo sabes desde el principio, es que si este juego es real, y empecé a desarrollar esta historia, y vi la gran oportunidad de crear dos personajes muy iguales pero al mismo tiempo muy distintos. Un personaje tiene una historia de vida que te explica muchas cosas del porqué tomó la decisión, y el otro personaje es un personaje completamente enigmático, que la única razón que da para querer matarse es por que esta triste pero no te dice más, y entonces vi la gran oportunidad de tener dos personajes que se conectan, que empiezan a platicar y que a partir de ahí ellos quieren seguir el juego juntos, la película arranca con el juego ya en progreso, digamos que esa es la introducción a estos personajes”.

A lo que Karla Coronado añadió: “Son personajes que están completamente aislados o más bien están inmersos en su mundo en el que tienen relaciones transaccionales con los adultos; somos adolescentes que quieren de alguna manera conectar con alguien mas, que se sienten completamente aislados, que están terriblemente solos y que tienen dolores emocionales muy profundos y creo que se ve bastante bien en la película, desde la manera en que se planteó la dirección y como solo vemos solo a estos personajes todo el tiempo, y eso son adolescentes que están luchando sus propias batallas, intentando encontrarle sentido a algo”, y José Antonio Toledano sumó: “Parte del trabajo que hicimos era encontrar esa vulnerabilidad total a la que uno está expuesto cuando es adolescente, a todo, y además todo lo que recibes lo intensificas y lo vives de una manera como potenciada, creo que una parte que me gusta mucho de la película y que teníamos muy claro, es que estas dos personas son completamente vulnerables y manipulables a todo, obviamente traen un peso emocional y una historia de vida que ya los hace tener unas tendencias, pero muy vulnerables a alguien que les diga ‘Juega este juego’, y que te empieza a poner retos y tú justo te siente parte de algo…, lo de leyenda urbana, es como misticismo, esta cosa ambigua en la que se crea el juego, me gusta mucho que en la película se logra un poco ese paralelismo con la situación de los personajes, y la conexión con la otra persona”.

Respecto al uso de las redes sociales, el tema del suicidio y la juventud, el realizador señaló que quería que a partir de las redes sociales los jóvenes se conocieran, pero que la decisión de acabar con sus vidas fuera previa: “Creo que de repente es muy conveniente ese tipos de juegos a la sociedad por que le podemos echar la culpa a alguien y realmente esa decisión se tomó por otras razones, de hecho hasta cierta forma el juego acaba siendo una especie de bendición porque te da 50 días de plazo para que vivas intensamente y en una de esas hasta te puedes arrepentir porque resulta que le encontraste algún valor a la vida o que a lo mejor te enamoraste y la fuerza del amor fue más fuerte que la fuerza de tu tristeza y de tu depresión, eso habrá que descubrirlo cuando vean la película, pero si me gustaba el tema de recuperar la culpa de como tratamos a los adolescentes, la responsabilidad de los padres, las autoridades escolares también son tratadas igual, como seres que son tan presentes pero que son grandes ausencias que solamente hacen ruido y preguntan las mismas cosas y hablan de las mismas tonterías y me gustaba también el tema de esa sensación que ellos transmitieron de que todo está bien y sabemos que se están encaminando hacia un terreno muy peligroso. Lo que quería era exactamente eso, que la gente tuviera dos lecturas en el tema de cómo se trata a los adultos, una de ellas si es mostrar ausencias que están presente pero que son ausentes y la otra exactamente es una película donde quienes están más unidos son el espectador, Felix y Elisa. Estamos todos en la misma burbuja y nosotros sí sabemos lo que está pasando, incluso el espectador sabe más cosas de las que sabe Félix, es como una complicidad”.

“No es una película que habla de un problema de México, sino que es universal, por ejemplo en Venecia fue una conexión con gente joven, fue impresionante, un chavito se me acercó y me dijo ‘oye esto es lo mejor que he visto en todo el festival’, y básicamente porque la gente conecta mucho sobre todo con estos dos personajes; y en El Cairo el fenómeno de ‘La ballena azul’ si fue muy preocupante, me lo contaron cuando vieron la película, ahí si fue un escándalo, la segunda es, los jóvenes otra vez contactan muchísimo con la película y ahí sí fue donde vi la reacción de madres de familia, que me dijeron al final ‘no pude evitar agarrar el celular y empezar a tocar base con mis hijos para ver si todo estaba ok, porque si me preocupo muchísimo esa desconexión que plantea la película’. En la película lo que se plantea hasta cierto punto es que hay dos fuerzas que se van a encontrar, la fuerza de la tristeza y la fuerza del amor”, dijo Cuchí al semanario.

Comentarios

Tipo de Cambio