Misión cumplida

Foto: Gerardo Andrade
Destacados viernes, 1 octubre, 2021 2:20 PM

Un niño de 9 años, con epilepsia y retraso sicomotor, cumplió con su sueño de ser soldado, fue enlistado al 28 Batallón de Infantería, convirtiéndose en un militar de lujo.

Este 1 de octubre, Omar Torres Rangel, de 9 años, cumplió su sueño de ser soldado gracias su mamá, y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), convirtiéndose en una emotiva misión cumplida.

Omar, quien sufre de epilepsia, la mañana del viernes 1 de octubre recibió todos los honores correspondientes por parte del 28 Batallón de Infantería, escuadrón al que fue dado de alta como soldado honorario.

El menor, quien es originario de Tecate pero reside en Tijuana, pudo presenciar varias disciplinas ejecutadas por el personal militar, así como por parte de la Unidad Canina, todo mientras era acompañado por su familia.

La parte más emotiva, fue cuando el Coronel de Infantería, Jorge Arzola Espina, comandante del 28 Batallón de Infantería, le entregó al niño su placa, para que se la colocara como lo hacen los miles de militares mexicanos a lo largo y ancho del territorio nacional.

El Comandante del 28 Batallón de Infantería, explicó que la Sedena tiene un programa que se denomina “Soldado por un Día”, el cual está destinado a resaltar a niños y jóvenes con situaciones especiales.

Detalló que fue la madre de Omar quien se acercó para informales que su hijo siempre quiso ser soldado, por lo que el personal se reunió con el pequeño, y entonces decidieron que sería el nuevo cabo del 28 Batallón de Infantería.

“Es un acercamiento que tiene la Secretaría de la Defensa Nacional con la sociedad, vemos que todas estas actividades benefician precisamente a jovencitos y a más personas.

“Los involucramos a ellos, como es soldado por un día, todo lo que hacemos desde que nos levantamos hasta que nos vamos a trabajar y salimos, entonces ahorita lo vamos a invitar a desayunar”, dijo el Coronel de Infantería, Jorge Arzola Espina.

Ana Mariela Torres Ramos, madre de Omar, informó que su hijo es epiléptico y tiene un retraso sicomotor, pero actualmente con tratamientos se ha ido recuperando poco a poco.

También dijo que para su hijo fue una experiencia muy grande, el ser nombrado soldado por un día, ya que se emocionó al momento de que lo estaban vistiendo como militar y aseguró que ese detalle motivará a Omar para que continúe con sus tratamientos, pues ya ha podido dar sus primeros pasos.

“Le llamó la atención –ser soldado- por medio de caricaturas, televisión y todas esas cosas…Omar es un niño muy lindo, muy amoroso, él es muy divertido, le gusta mucho jugar más que nada y convivir…la verdad es que desde que llegamos se puso bastante contento, fue mucha emoción para él”, narró la madre.

 

Comentarios

Tipo de Cambio