Migrantes en la incertidumbre por reapertura de El Chaparral

Foto: Ernesto Eslava.- Alberga a alrededor de dos mil personas.
Uncategorized lunes, 25 octubre, 2021 2:00 PM

La reapertura de la frontera entre México y Estados Unidos el próximo 8 de noviembre, dejó de lado la crisis migratoria que hay en El Chaparral, donde miles de migrantes llevan casi 9 meses esperando su asilo humanitario

Desde hace nueve meses el campamento instalado en la garita de el chaparral en Tijuana, alberga a alrededor de dos mil personas. La mayoría se encuentra en tránsito, en búsqueda de poder cruzar a Estados Unidos por medio de una solicitud de asilo humanitario.

En las últimas semanas se han enfrentado a lluvias, sin que alguna autoridad, acuda a su auxilio. Así lo expresó una mujer de origen hondureño: “no tenemos apoyo de ningún gobierno más que de nosotros mismos”.

En el campamento abundan casas de campaña erigidas con trozos de lonas como techo, y algunas tiendas arriba de tarimas de madera. Una familia de origen mexicano, alrededor de 10 integrantes, contaron que para librar la lluvia se colocaron debajo del puente México, además que instalaron sus casas de campaña sobre tarimas de madera. Ellos vienen huyendo de la violencia que azota a Manzanillo, Coahuila, donde elementos de la policía municipal secuestraron a una joven que trabajaba en una estética; su madre, hermanos y familia cercana fueron amenazados por insistir en la investigación. Ahora se encuentran varados en Tijuana, a punto de tomar la decisión de cruzar ilegalmente a EU.

“No tenemos dinero, la comida para los niños, para el aseo personal, porque hay muchas moscas, pero ¿qué más podemos hacer?”, declaró la madre de familia.

La forma en la que han podido subsistir es porque los menores que acompañan a la familia, todos los días salen a pedir dinero a la garita de San Ysidro; en promedio consiguen entre cinco y seis dólares al día.

“Yo pido basura; a veces me va mal y a veces me va bien. Yo lo que gano se lo doy a mi mamá y me guardo algo para ir al baño. Tengo 17 años, yo no me imaginaba algo como esto que estoy pasando… En Manzanillo trabajaba en un taller, limpiaba contenedores y también despachaba diésel”, declaró uno de los menores que se emplea en la línea.

Uno de los supuestos encargados del campamento, contó cómo se han ido adaptando; cuentan con su propia instalación de agua potable y luz eléctrica. Entre las casas se observaron las tuberías y el cableado a través de las ramas, y sobre la banqueta pasan las extensiones.

“Para el agua ahí están las tuberías, inclusive pusimos filtros para tener agua purificada; nosotros hicimos las instalaciones, ahí están las llaves ahí están las válvulas; también hemos batallado con el agua porque luego sale con mucha presión y se han reventado los tubos”.

Los migrantes que duermen en El Chaparral carecen de vigilancia, por lo tanto, han creado un sistema de autodefensa.

“En beneficio de nosotros nunca se ha visto a la policía, el hecho de que esté parada una patrulla ahí, no significa nada, porque luego se llevan a personas que están aquí que a veces no tienen nada que ver. Con uno hacen lo que les venga en gana, El hecho de que uno no sea de aquí no significa que no tengamos valores, derechos”, dijo el supuesto líder.

 

Nada claro con el destino de los migrantes 

Sobre la reapertura de la frontera terrestre para viajes no esenciales a EU, comentaron no saber nada. No quieren moverse a un albergue, quieren su asilo humanitario para poder vivir y trabajar en Estados Unidos, lejos de la violencia de sus lugares de origen.

El titular de la Dirección Municipal de Atención al Migrante, Enrique Lucero, aseguró que no se ha informado al ayuntamiento sobre cómo se procederá con la gente del campamento luego que se reactiven los viajes esenciales entre México y Estados Unidos. Que ellos solo están coadyuvando en la protección de los derechos humanos, atención médica en especial a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en contexto de movilidad y de desplazamiento interno forzado, con la colocación de un módulo de atención de lunes a viernes de 10 de la mañana a dos de la tarde.

De acuerdo con el director la mayoría de la población en El Chaparral es de desplazados por la violencia del interior del país, más que personas de nacionalidad extranjera. Calculó que hay una población aproximada de mil 600 habitantes, de los cuales 600 son menores de edad

Comentarios

Tipo de Cambio