Enfermedades cuya etiología son los virus (Tercera parte)

Cartaz lunes, 4 octubre, 2021 12:00 PM

Herpangina. La herpangina, una infección de la garganta, causa ampollas y úlceras con un… No existe una vacuna para prevenir las infecciones por el virus de Coxsackie.

Herpes simple. El herpes simple es una infección viral muy común, caracterizada por la aparición de ampollas llenas de líquido. No existe vacuna, pero sí tratamiento a base de Aciclovir.

Herpes zoster o culebrilla. El zóster es una enfermedad cutánea caracterizada por la aparición de erupciones y ampollas dolorosas en el lado izquierdo o derecho del torso. Esta enfermedad surge cuando, después de haber sufrido varicela, el virus se “esconde” y se mantiene inactivo en el tejido nervioso. Años más tarde, ya en la edad adulta, este virus puede reactivarse y dar lugar al zóster. Se puede utilizar como remedio curativo el Aciclovir, y como profiláctico la vacuna de la varicela-zóster.

Influenza. La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa, provocada por los virus de la influenza que infectan la nariz, la garganta y en algunos casos los pulmones. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave, y en ocasiones puede llevar a la muerte. Existen vacunas eficaces.

Linfoma de Burkitt. Tipo de linfoma no Hodgkin de células B agresivo (de crecimiento rápido) que se presenta con mayor frecuencia en los niños y adultos jóvenes. Es posible que la enfermedad afecte la mandíbula, el sistema nervioso central, el intestino, los riñones, los ovarios u otros órganos. No existe vacuna ni tratamiento, solo paliativos.

Molusco contagioso. El molusco contagioso es una infección de la piel de origen vírico, caracterizada por la aparición de protuberancias redondas en ella. Es más común en niños, aunque la infección se puede dar en cualquier persona. En adultos, suele aparecer solo si tienen el sistema inmune debilitado. No existe vacuna.

Mononucleosis infecciosa o virus del Epstein-Barr. La mononucleosis es una enfermedad vírica que puede tener complicaciones graves para el cuerpo y que se transmite entre personas por contacto directo con la saliva o por objetos inanimados contaminados por el virus. No existen vacunas.

Neumonía viral. La neumonía vírica consiste en la infección por parte de un virus de los sacos aéreos pulmonares, que se llenan de pus, y da lugar a afecciones potencialmente mortales. Los síntomas son los siguientes: dolor en el pecho, tos con mocos, fatiga, fiebre alta, escalofríos, dificultad para respirar, desorientación, etc. Si la infección no se detiene, puede acabar provocando disfunción respiratoria, la cual es mortal. No existe una cura, pero es imprescindible tratar esta enfermedad para evitar complicaciones. Esto puede implicar la hospitalización del paciente para que esté en constante observación. No existe vacuna.

Papiloma. El Virus del Papiloma Humano es un virus de transmisión sexual muy común. Hay más de 100 tipos diferentes, siendo la mayoría responsables de provocar verrugas o cáncer. Existen tres tipos de vacunas, que solo se aplican a mujeres.

Parainfluenza. Hay cuatro tipos de virus de la parainfluenza, de los cuales todos pueden causar infecciones respiratorias inferiores, infecciones de las vías respiratorias superiores, en adultos y niños. El virus puede causar crup, bronquiolitis, bronquitis y ciertos tipos de neumonía. No hay vacunas.

Parotiditis. La parotiditis, conocida popularmente como “paperas”, es una enfermedad vírica que afecta las glándulas salivales cercanas a los oídos. Existe una vacuna llamada triple viral que protege contra el sarampión, rubéola y parotiditis.

 

Atentamente,

Dr. José Fernando Jaramillo Cisneros.

Tijuana, B.C.

Correo: drferja@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio