Tapachula: hitleriana prisión de migrantes

Cartaz and lunes, 20 septiembre, 2021 12:00 PM

“Proletarios de todos los países, uníos”.

-Carlos Marx. Manifiesto del Partido Comunista. 1848. P. 68

Uno se pregunta: ¿Dónde están los comunistas de Chiapas, en particular, y de México, en general? ¿Dónde se han escondidos esos que dicen ser la “vanguardia del proletariado?

Mientras el criminal dictadorzuelo López Obrador acosa con ferocidad, encarcela tras barrotes de acero, y asesina al proletariado migrante que trata de escapar de ese infierno pinochetista que es Tapachula, los “comunistas” mexicanos permanecen callados ante la barbarie desatada por las fuerzas armadas(FFAA) de la dictadura.

Son los “comunistas” mexicanos unos miserables cómplices de la autocracia amloísta. Perros que se han unido a la jauría de asesinos de la Guardia Nazional y de los feroces migras mexicanos.

Un verdadero revolucionario comunista ya estuviera agitando, en medio de la muchedumbre, con fogosidad, a las masas que permanecen encarceladas en Tapachula, Chiapas.

Agitando y organizando con tesón, con ánimo, de forma constante. Fundidos con las masas. Solo de esa forma es posible romper los barrotes de la cárcel hitleriana en la que mantiene, la dictadura morenista, prisioneros a miles de paupérrimos proletarios migrantes.

Comunistas de pacotilla. Verdaderos revisionistas de las grandes tesis del marxismo-leninismo. Escuchemos: “Los comunistas hacen valer los intereses comunes a todo el proletariado, independientemente de la nacionalidad… En las diferentes luchas nacionales entre el proletariado y la burguesía representan siempre los intereses del movimiento proletario en su conjunto”. (Carlos Marx. Manifiesto del Partido Comunista. 1848. P.44.)

Esos “marxista-leninistas” mexicanos se han limpiado el trasero con las brillantes tesis de los sabios maestros del proletariado mundial.

López Obrador es un sanguinario dictador. Un furioso carcelero del imperialismo norteamericano.

Solamente la pequeña burguesía saltimbanqui, que cambia de chaqueta según el soplido del viento, puede sostener lo contrario. Solamente obnubilados fanáticos pueden considerar al criminal partido Morena un partido de izquierda.

Los migrantes encarcelados en Chiapas no están deseosos de farisaicas palabras de compasión (“¡pobrecitos!”, etc.), tampoco de limosnas (como las ofrecidas por los residuos malolientes del otrora valeroso EZLN).

Los migrantes requieren de la presencia física de animosos y combativos activistas en sus asambleas, mítines y sobre todo en sus marchas. Necesitan el apoyo solidario tangible que los auxilie, que los acompañe permanentemente. Y, que los arme. Con garrotes, piedras y molotovs. Por lo menos y por lo pronto, única forma de poder escapar de ese campo de concentración nazifascista que es Tapachula.

Albergamos la esperanza de que los más puros, firmes, valerosos y combativos comunistas y obreros de vanguardia (aunque fuesen pocos y débiles, por el momento) se unirán a los miles de proletarios migrantes. Pelearán contra las fuerzas armadas de la burguesía. Y unidos a las masas crecerán como gigantes. Batirán al enemigo y romperán las alambradas del campo de concentración.

El ejemplo del pueblo palestino es muestra palpable de que un pueblo que lucha con valor y audacia triunfa. Tarde o temprano. Porque pueblo que no se doblega ante sus sanguinarios enemigos es pueblo que triunfa.

¡Muerte a la dictadura AMLO-morenista fiel cancerbero del imperialismo norteamericano!

¡Victoria para el proletariado migrante!

 

Atentamente,

Javier Antuna.

Correo: triunfocomunista@gmail.com

Facebook: Voz del Obrero

Comentarios

Tipo de Cambio